El borrador del genoma del mejillón, aka “el marciano”

El mejillón gallego, el Mytilus galloprovincialis, es un marciano.
“Solo así puede explicar su asombrosa capacidad de resistencia, que le ha evitado sufrir episodios de mortalidad masiva, a diferencia de sus primos hermanos del Atlántico, Mediterráneo y de otras latitudes, y le ha permitido soportar situaciones de estrés producidas por la contaminación por metales pesados e hidrocarburos o relacionadas con el aumento del nivel del mar o la acidificación de las aguas derivadas del cambio climático.”
“Los numerosos estudios sobre  la especie han permitido comprobar esta suerte de superpoderes, pero ¿de donde vienen? La clave está en su genética privilegiada y esto es lo que hemos constatado  científicos del Instituto de Investigacións Mariñas (CSIC) y de la Universidade de Vigo que acabamos de publicar la primera versión del genoma del Mytilus galloprovincialis, publicada en la revista científica Plos One. De momento, hay muy pocos genomas de moluscos bivalvos. El más completo es el de la ostra japonesa (Crassostrea gigas). El segundo, será el mejillón en su versión gallega (Mytilus galloprovincialis, que se extiende hasta el País Vasco, Francia y el sur de Inglaterra y alcanza el Mediterráneo), un organismo bastante más complejo genéticamente.”
“Aún queda por delante un importante trabajo para descifrar por completo los secretos del ADN de una especie que se está caracterizando como de una enorme complejidad, mucho más que la del rodaballo, cuyo genoma también se realizó en Galicia en cooperación con científicos del CNAG de Catalunya.”
“Los primeros datos, por los que también están esperando investigadores de países productores de este molusco bivalvo en todo el mundo, han arrojado conclusiones significativas. La primera hace referencia a la identificación de genes asociados a su privilegiado sistema inmune, que confiere al mejillón gallego una mayor resistencia a enfermedades frente a otros, como el Mytilus edulis del Atlántico, el más parecido al gallego, pero distinto. El genoma del mejillón será la base para desentrañar los misterios de una especie tan cercana como alienígena, resistente hasta el extremo y prácticamente incapaz de desarrollar cánceres.”
“Así podemos comprobar qué genes del sistema inmune le dan esta especial robustez, lo que nos dará pistas para ayudar a solucionar, por ejemplo, los problemas de mortandad que tienen en Francia, porque el mejillón gallego tiene una fortaleza muy por encima de la de su primo hermano.”
“También nos ha permitido detectar genes asociados a la respuesta a compuestos tóxicos, tanto a la contaminación por hidrocarburos como por metales pesados, o a situaciones de estrés asociadas con el cambio climático. Su aparato detoxificador es excepcional y la clave, una vez más, está en su ADN. Pero puede ocurrir que, con el tiempo, esta resistencia llegue a su límite en cuanto el escenario ecológico o ambiental sea mucho más extremo que ahora, si se agravan los efectos del calentamiento global. Por ello, la identificación de los genes relacionados con esta fortaleza pueden resultar vitales para  adaptarse a la adversidad.”
Tal y como ya se está empezando a trabajar con el rodaballo, el genoma del mejillón gallego podría servir para mejorar el cultivo de la especie. Por ejemplo, mediante la identificación de marcadores que permitan seleccionar a los mejores reproductores, a los que tengan un crecimiento más rápido, a los que ofrezcan más proteínas o a los que mejoren incluso su sabor. El abanico de posibilidades es muy amplio. Pero este no es el objetivo inmediato de la investigación. Y no lo es porque implicaría cambiar el sistema de producción para adaptarlo a un ciclo completo de cautividad, como en la acuicultura más convencional. Tampoco tendría sentido hacerlo ahora porque el sistema actual funciona.
Galicia es, después de China, la segunda productora mundial de mejillón, con 210.000 toneladas anuales, una facturación de 150 millones de euros, 11.500 puestos de trabajo directo y 7.000 indirectos. Esta producción constituye el 80% del total de la acuicultura marina de España.
La mejora genética de la especie aún no es necesaria, pero más tarde o más temprano podrá ser necesario “domesticar ” la especie y mejorar este recurso, de momento una especie salvaje.  El genoma del mejillón podrá valer, entre otras cosas citadas anteriormente, para esto.
Fuentes:
Murgarella M, Puiu D, Novoa B, Figueras A, Posada D, et al. (2016) Correction: A First Insight into the Genome of the Filter-Feeder Mussel Mytilus galloprovincialis. doi:
La Voz de Galicia
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*