Océanos. Millones de virus.

Los océanos están repletos de virus. Esto es lo que se podría pensar de los hallazgos de publicados recientemente por un equipo internacional de investigadores. Han identificado cerca de 200.000 nuevos virus marinos, una cifra muy superior a los 15.000 conocidos hasta ahora, según un estudio publicado en la revista científica Cell. No olvidemos que en un litro de agua de mar hay mil millones de virus.

Estos investigadores describieron exactamente 195.728 virus distintos. Hasta ahora sólo se habían identificado 15.000 virus marinos diferentes, por lo que el catálogo ha aumentado un 92%, con 180.448 nuevas poblaciones virales.

La explicación de por qué han encontrado tal variedad, está en el método que han empleado y en la propia definición de especie que se aplica a los virus. Los virus son  “agentes infecciosos microscópicos no celulares que solo puede multiplicarse dentro de las células de otros organismos.”

“Las especies se separan por la incapacidad de dos ejemplares para generar una descendencia fértil. En los virus, esto no es así. Para clasificarlos hay que analizar su genoma. El problema es que los virus pueden replicarse y mezclar sus genes cuando infectan a una misma célula. Así evolucionan y multiplican su diversidad sin que apenas presenten cambios aparentes.”

Los investigadores tuvieron que darle nombre (anotar) a miles de secuencias génicas muy cortas y con genes de función desconocida. Esto permitió obtener un número tan alto de virus desconocidos hasta ahora. Los resultados se han puesto a disposición de la comunidad científica a través de la base de datos Global Ocean Viromes (GOV 2.0).

“Sin embargo, sólo han podido aplicar estas técnicas a los virus formados por ADN. De su análisis han excluido los virus ARN (otra forma de material genético implicado en la síntesis de proteínas). Este tipo de virus forma parte del 50% del total de las partículas virales del agua del mar, por lo que la mitad de los virus de los océanos está aún por investigar”

“El trabajo muestra que los virus marinos se distribuyen en cinco zonas bien diferenciadas: el océano Ártico, el Antártico, las aguas superficiales y templadas próximas a los trópicos, las capas intermedias a profundidades de entre 150 metros y 1.000 metros y, por último, las zonas más profundas hasta llegar al fondo marino. Los datos de esta última zona provienen de la expedición española Malaspina, realizada entre 2010 y 2011, que recogió microbios y virus a hasta 4.000 metros de profundidad.”

“Entre esas cinco áreas hay dos zonas con una diversidad viral mucho mayor que el resto. La primera es la zona templada, la segunda: el océano Ártico. La diversidad de especies de la mayoría de seres vivos es mayor cuanto más cerca se está del ecuador y disminuye hacia los polos. Los resultados del Tara muestran que esta teoría es válida para los virus en el océano Antártico, donde hay comparativamente menos que en las zonas templadas, pero una vez cruzado el ecuador la diversidad sigue aumentando y es casi igual en las gélidas aguas que rodean el Polo Norte. Los autores destacan que precisamente es este el océano que más rápido está cambiando por el cambio climático.”

Tranquilos. Podemos seguir nadando.

Fuentes:

El País

El Mundo

Para saber más:

The virome hunters

Hundreds of thousands of marine viruses discovered in world’s oceans

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*