Hospital del Rey


Introducción


Hospital del Rey


Las primeras décadas del siglo XX son un tiempo de especial interés en la investigación y la asistencia de las enfermedades infecciosas. En estas condiciones se desarrolló la construcción de un entramado de centros de investigación y hospitales, así como la creación en 1907 del Real Patronato de Dispensarios e Instituciones Antituberculosas, para la dirección y organización de todos estos centros.


El Hospital del Rey, estuvo emplazado donde hoy se levanta el Campus de Chamartín del instituto de Salud Carlos III, originado por diversas y sucesivas ampliaciones sobre el antiguo recinto del hospital. El conjunto cuenta con un denso espacio ajardinado en su interior y, además, está parcialmente rodeado (aún en la actualidad) por el Parque de la Ventilla, que en su época aportaba el aislamiento necesario de la ciudad y le dotaba de suficiente aire puro para el cuidado de los enfermos infecciosos, mayoritariamente tuberculosos.


El Hospital contaba con salas y habitaciones aisladas para pacientes con diferentes enfermedades infecciosas entre las que destacan la viruela, el sarampión o la escarlatina, además de la tuberculosis. A finales del siglo XX el recinto se integró en el Instituto de Salud Carlos III.


 


Alexia Olga Aguado Rodríguez