Newton, el esoterismo y los medios de comunicación

David ByN

Perplejo me dejan, una vez más, ciertos medios de comunicación. Esta vez, buscando, nuevamente la parte sensacionalista de una no-noticia, sobre un viejo escrito de uno de los padres de las matemáticas y de la física modernas, Isaac Newton.

Newton inició, junto a un puñado de científicos de los siglos XVI y XVII, entre los que también destaca Galileo, una verdadera revolución científica y cultural (aunque son caras de la misma realidad). Sin embargo, también debía tener una personalidad muy compleja y unos intereses muy variados, entre los que se encontraba la alquimia y el esoterismo. Además, también se vio envuelto en un escándalo financiero. Después de todo, los científicos también somos seres humanos y tenemos derecho a equivocarnos en nuestras creencias.

Ayer leí, en la red, en un par de periódicos, una noticia sobre unos manuscritos de Newton en los que trataba de teología y en los que “calculaba” la fecha del fin del mundo, fundamentándose en la Biblia, y más concretamente en el Libro de Daniel, escrito durante la época helenística, entre el final del siglo –IV (tras la muerte de Alejandro Magno) y el –II. Por supuesto que el cálculo es del todo irrelevante, de igual manera que lo es, basándose en fuentes similares, aquellos que estiman la fecha de la formación del Universo (según el libro del Génesis, que habría acontecido en el milenio –V, otro disparate).

A continuación, adjunto una muestra del diferente (o no tan distinto) tratamiento de algunos medios escritos:

20 minutos
El País
Univisión
El Universal
ABC
El Periódico

Lo que me llama la atención es que una conocida cadena de televisión, en España, que tiene millones de televidentes, saque la noticia… ¡en primera plana! Sí, durante los resúmenes iniciales, como una de las noticias más importantes de la jornada.

Un equipo científico tiene que realizar un descubrimiento extraordinario para que el equipo de redacción de algún medio de comunicación se fije en la noticia (aunque he de decir que hay excepciones y profesionales del periodismo que trabajan duramente para trasladar la ciencia al público de manera asimilable y rigurosa). Sin embargo, la noticia de Newton, que solo tiene interés académico (y que ya era conocida) salta a los titulares. Claro, hablar de la destrucción del mundo, aunque sea una especulación sin fundamente, llama la atención.

Sí, Newton fue un gran científico. Pero como el resto de las personas, se equivocaba de vez en cuando. Y tenía derecho a sus creencias, que están fuera del ámbito del conocimiento científico. Personalmente, yo le admiro como científico, aunque como persona    queda muy lejos de tener mis simpatias.

No, el mundo no terminará en el 2060, como pronosticó. Aunque a este paso, es posible que terminemos con nuestro entorno antes, debido a la pésima gestión de los recursos naturales.

PD:

Newton “estimó” que la destrucción del mundo se produciría 1260 años después de la  creación de Sacro Imperio Romano Germanico, despues de la coronación de Carlomagno como emperador  de Occidente en el año +800, en Roma. Por supuesto,  el profeta Daniel, que vivió unos mil años antes de este evento, nada sabía de Carlomagno, de Occidente y su historia post-romana, ni del cristianismo. Newton realizó un reinterpretación a posteriori de los hechos, como suele ser el caso en este tipo de situaciones.

Compartir:

5 comentarios

  1. Yo lo reformularía de una manera distinta… Si el mundo termina en el 2060, poco tendrá que ver con que lo postulase Newton.

    Un saludo,

    Daniel

  2. no recuerdo donde haberlo leido, pero decia algo asi como que Newton se saco el dia del juicio final de la manga (explicandolo con teorias mas o menos dificiles de contrarestar) para quitarse a unos cuantos moscones de encima

    que dicho al caso, viene a ser como cuando siendo un niño, los padres te cuentan una historia aun mas inverosimil que la pregunta para que dejes de preguntar

    quizas Newton era mas inteligente (aun) de lo que se piensa

  3. Hay que ponerse en la piel de Newton. Cualquier científico de aquella época y de las anteriores era considerado un alquimista, un mago, un … Así que no es de extrañar que junto con sus teorías científicas surgiesen teorías de otra índole. Muchas veces olvidamos que el entorno influye en nuestras vidas, y así como ahora tachamos de charlatanes a los futurólogos, no hace mucho tiempo eran imprescindibles para los gobernantes para dirigir a sus pueblos. Al igual que se encargaban hermosos cuadros para perpetuar el ego de la nobleza, también se encargaban estudios de lo más variopinto. Quizás fuese uno de esos encargos, y nada más.

    Por otro lado, la prensa sólo busca sensacionalismos. Más de una vez he alucinado con la publicación de determinadas noticias, véase el caso del revuelo que hubo cuando la MIR hizo su reentrada en la atmosfera y el diseñador de moda que vacticinó el fin del mundo (es más, dijo que caería sobre París)…

  4. In this site have now more things for the work but we cant cool easily bored here because of the article.

Deja un comentario