El plagio como elogio

David ByNAunque los plagios son prácticas siempre denostables, bajo ciertas circunstancias se pueden incluso interpretar como un cumplido. Un ejemplo, la publicación de un artículo en un periódico sobre rayos verdes, arco iris y halos a partir de material que ha sido publicado en esta bitácora.

En realidad me quedo corto. Ha sido un caso típico de “cortar y pegar”, sin dar ningún crédito a la fuente. Veamos el texto en cuestión:

La Capital (30 enero 2008)

Fenómenos del sol y del amor: rayo verde, arco iris y luces de colores

El rayo verde puede verse en ciertas condiciones en el momento en que el sol desaparece en el horizonte del mar y según cuenta la leyenda, dos personas que lo vean a la vez quedan enamoradas. Pero los rayos verdes y los arco iris no son los únicos fenómenos que provoca el sol al interactuar con la atmósfera, mediante la refracción y difracción de la luz.

El tema es tratado desde hace siglos por científicos, escritores y poetas: el origen del rayo verde, el arco iris y otras luces del sol. La novela de Julio Verne “El rayo verde” relataba la difícil búsqueda de un fenómeno óptico, que puede verse en ciertas condiciones en el momento en que el sol desaparece en el horizonte del mar. La leyenda dice que dos personas que lo vean a la vez quedan automáticamente enamoradas la una de la otra. Es un momento mágico en que dos personas descubren el amor a la misma vez. Tras una serie de peripecias, los protagonistas asistían a la visión del mágico rayo verde cumpliéndose de este modo su anhelo.

Hoy la novedad es que además de rayo verde y arco iris, hay halos, pilares, parhelios y arcos de Kern. Aunque a veces extraños y raros, el cielo se puede poblar de luces de colores de aspectos muy diversos. Es el caso de los halos causados por la presencia de cristales de agua. Recientemente se ha fotografiado por primera vez un arco de Kern, un débil círculo alrededor del cénit. Este tipo de fenómenos también pudiera estar presente, con una morfología distinta, en varios planetas del Sistema Solar.

Hace unos días se difundió una bellísima e impresionante imagen de un rayo verde, un fenómeno atmosferico que tiene que ver con la difracción y refracción de la luz solar (o lunar). El arco iris tiene un origen similar, aunque requiere la presencia de gotas de agua. También se ha mencionado el efecto de los pilares. Pero no son éstos los únicos espectáculos que nos brinda el sol. Aunque a veces extraños y raros, el cielo se puede poblar de luces de colores por efecto de cristales de formas diversas.

Algunos ejemplos son:

Hace unos meses se vió un arco circunsolar (o arco a 22 grados). Fue en la ciudad castellana de Sigüenza, en un bonito día de junio. El fenómeno duró bastantes minutos (20 aproximadamente), aunque la intensidad de la corona que mostró el sol varió considerablemente de intensidad.

El arco de 22 grados es un fenómeno bastante frecuente, al igual que los “sundogs” o “perros solares”. De hecho, es bastante probable que, inadvertidamente, hayamos vistos distintos tipos de halos en más de una ocasión y los hayamos confundido con nubes con cierto cromatismo o con segmentos de arcoiris.

Sin embargo, existen otros efectos que se pueden, con fortuna, observar alrededor del sol. Es el caso del arco de 46 grados, supra o infrahalos, o diversos tipos de arcos, entre otros. Algunas de estas estructuras solo se conocen de manera teórica, no se han observado nunca. O no se habían observado hasta ahora.

Este es el caso de el Arco de Kern, un débil circulo alrededor del cenit, cuyo primer avistamiento fue en noviembre del 2007, por Marko Mikkilä.

Por supuesto, estos efectos no tiene porqué limitarse a la atmósfera terrestre. La presencia de diferentes cristales, por ejemplo de amoniaco en las atmósferas Saturno y Júpiter, con formas muy distintas a los cristales de agua, pueden dar lugar a fascinantes formas.


Para ilustrar el ejemplo, la copia de la página publicada en internet:


La página de Internet del artículo publicado en “La Capital, en Rosario, Argentina. Una imagen en alta resolución se encuentra en este enlace. Como fichero en formato pdf, en este enlace.
Como decía al principio, casi se puede interpretar como un elogio del trabajo divulgativo que tanto Benjamín como yo intentamos realizar con esta bitácora. De hecho, estas páginas están bajo una licencia de “creative commons” que explícitamente permite la reproducción y manipulación de sus contenidos, incluyendo las obras derivadas. Nosotros creemos en la gratuidad del acceso a la información y la cultura, cuando sea posible. Solo pedimos una cosa, que se nos dé el debido crédito, al igual que nosotros intentamos darlo a nuestras fuentes.

ENLACES:


Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Con la licencia que usan, además, está la restricción de "no comercial". A mi hace unas semanas me pillaron una foto de Flickr y la pusieron en el resumen del Consejo Económico y Social de Canarias, sin dar crédito tampoco. Este es uno de los problemas de que la gente piense que todo lo que hay en Internet es de dominio público.

Me alegro que lo tomen como un cumplido. Más allá de que el plagio este es una vergüenza, me sirvió para descubrir este excelente blog.

Un abrazo y continuen como hasta ahora.

Gracias por compartir información

Andres

Con lo poco que cuesta citar las fuentes…

http://www.juzamdjinn.blogspot.com

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..