¿Tijeras a la Ciencia en España? Algunas razones.

Tal como anunciaba en el post que publiqué ayer, se ha convocado una movilización entre los blogueros españoles en contra del tijeretazo en los Presupuestos Generales de Estado destinados a Ciencia. Hoy, los internautas que tengan una web propia darán en ella una razón por la que el Gobierno no debe recortar los presupuestos destinados a investigación, un «tijeretazo» que alcanza el 15%. El objetivo de la iniciativa, a la que ya se han sumado más de 500 blogs (y sigue creciendo), es protestar por la falta de fondos en los laboratorios y respaldar a los científicos que se ven obligados a realizar su trabajo con menos.


Aquí va lo que se me ocurre en contra del tijeretazo a la Ciencia en España.

Muchas veces me planteo para qué y porqué tenemos que pagar Ciencia. La sociedad “cree” que la ciencia es necesaria aunque muchas veces no tiene muy claras las razones de esa necesidad. Asume que la ciencia va a resolver sus problemas. Sus problemas son el cancer y las enfermedades. A continuación viene el cambio climático (datos científicos y películas de catástrofe mezclados) y despues una serie de sentimientos culpables (los delfines, las ballenas, el lince, los osos polares, los osos panda…hasta la extinción de las abejas).

Pocos son los que relacionan la ciencia con el bienestar diario. Productos como los detergentes, las lavadoras, las sartenes antiadherentes, el microondas, las gafas de sol con cristales polarizantes y tantas otras cosas que nos facilitan la vida cada día, provienen de la Ciencia. Incluso de la ciencia española (!!!)

Además los científicos han tenido siempre una voz crítica, que les ha llevado con regularidad a poner en evidencia al gobierno de turno. En España tenemos ejemplos recientes como el derrame de las minas de Aznalcollar o la catástrofe del Prestige en los que la voz de los científicos consiguió que se enderazaran un poco  las cosas.

Por todo esto y muchas cosas más hay que seguir gastando dinero público y privado en Ciencia.

Objetivo: conseguir al menos tantos Premios Nobel como Copas de Europa… Y dejamos fuera los Tour de Francia, los Mundiales varios y las medallas en distintas especialidades deportivas.

Compartir:

Deja un comentario