Delfines

Una de las medidas de la inteligencia que se emplea en el estudio de los mamíferos es la proporción entre el tamaño del cerebro y el del cuerpo conocido como el cociente de encefalización (EQ en inglés).

Imagen de previsualización de YouTube

Según esta medida los humanos obtendrían un siete y el gato un uno. Nuestros primos los chimpancés tienen un 2,3 y entre ellos y nosotros están los delfines con un 4,1. Tienen lenguaje: “Dado que la visibilidad es limitada, los delfines desarrollaron una serie de sonidos que les permitieran estar en contacto con los suyos, unos silbidos de gran complejidad que todavía se están descifrando. Una de las últimas claves la aporta un estudio publicado que asegura que los delfines responden cuando se les apela directamente, al llamarles por su nombre: imitando su silbido, su firma acústica “

Imagen de previsualización de YouTube

Y probablemente cultura. El empleo de una esponja es una táctica compleja para cazar, que en los delfines se transmite de madre a hijo. Comprende un aprendizaje del crecimiento de las esponjas, dónde encontrarlas, cómo escoger las correctas, removerlas con cuidado desde el fondo del mar y usar sus narices para buscar en las areas correctas los peces escondidos en la arena. Los delfines emplean estas “herramientas” más tiempo que los chimpancés cuando usan un palo para hurgar en un nido de termitas.

Imagen de previsualización de YouTube

Son extremadamente sociables y su estructura de grupo es compleja. Us relación con el hombre y otros animales es cuando menos intrigante

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

Han conseguido adaptarse extraordinariamente bien al medio ambiente. “Los delfines ponen en juego una fuerza muscular para deslizarse en el agua entre 6 y 7 veces mayor que los mejores nadadores olímpicos. En un estudio recientemente publicado, los investigadores calcularon con esta técnica la fuerza producida por los animales cuando nadan a ritmo tranquilo y vieron que era de 549 watios. Para hacernos una idea, aproximadamente 1,4 veces la que puede desarrollar un ciclista cuando pedalea a pleno rendimiento. Y cuando aceleraban con rapidez, podían alcanzar los 5.400 watios. Así han logrado demostrar que los delfines tienen la suficiente musculatura para lograr su gran rendimiento en natación, y son mucho más fuertes que los humanos. En concreto diez veces más que los atletas que ostentan marcas olímpicas.”

Imagen de previsualización de YouTube

Nosotros que somos tan inteligentes, ¿seremos capaces de descifrar su lenguaje?

Les invito a una interesante charla (TED talk) sobre el asunto.

Imagen de previsualización de YouTube

Para saber más pueden leer el libro The Dolphins of  Shark Bay o  estos videos, o las dos cosas

Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube Imagen de previsualización de YouTube

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..