Coronavirus. CoVid 19. Verano 2020. La cruda realidad.

Me preocupa que, por la necesidad de incrementar la actividad económica y por las duras medidas de confinamiento que estamos viviendo, bajemos la guardia y perdamos todo lo que estamos ganando con gran esfuerzo y sufrimiento. Aunque aparentemente este primer brote de la enfermedad COVID19 parece haber iniciado su final, en estos últimos días hemos conocido la aparición de nuevos brotes en Corea del SurWuhan (China) y Alemania. Se acerca el verano y con él se multiplican las ganas de ir a la piscina y a la playa. Pero este año las grandes preguntas son: ¿Se podrá? ¿Será seguro?  Las respuestas son que no lo sabemos con certeza y que para incrementar nuestra seguridad, el verano de 2020 no debería ser igual al de 2019. Como co autor del informe del CSIC sobre “Transmisión de SARS-CoV-2 (causante de Covid-19) en Playas y Piscinas” estos últimos días tuve la oportunidad de dar mi opinión sobre como debemos comportarnos para reducir al máximo la posibilidad de nuevos brotes en distintos medios de comunicación. Copio a continuación lo que publicaron en cada medio y enlace a los videos.

Al Rojo Vivo. Antonio García Ferreras. La Sexta.

¿Es seguro ir a playas y piscinas este verano? “Depende de la cantidad de personas”

El investigador del CSIC Antonio Figueras sostiene que el peligro de playas y piscinas no está el agua, sino en las concentraciones de personas: “Se puede ir a la playa, sí. En manada, no”.

Inmersos ya en el proceso de desescalada y con el verano en el horizonte, el CSIC ha publicado un informe en el que concluye que el contagio de coronavirus por contacto con el agua es “muy poco probable”. ¿Podremos entonces disfrutar de playas, ríos y piscinas en los próximos meses? “No podemos ir en manada a la playa, ni a los lagos ni a las pozas”, responde el investigador del CSIC Antonio Figueras, que sostiene que el peligro realmente radica en nosotros, los seres humanos, “los mayores vectores de infección” y en el “contacto” y la “proximidad” entre personas. ¿Es seguro ir a la playa? “Depende de la cantidad de personas que estén en el mismo sitio al mismo tiempo”, asevera el experto, que advierte de que, en el caso de los ríos, “al no haber tratamiento de aguas, el patógeno es capaz de estar más tiempo viable y poder infectar”. No obstante, insiste en que, incluso allí, “todo vuelve a depender del inóculo, y somos los seres humanos”. “Si en una poza estamos tres personas, probablemente no pase nada, pero si en la misma poza estamos 50, probablemente pase algo”, resume. Preguntado por el caso de las piscinas, el especialista sostiene que la diferencia entre el agua con cloro o salina es escasa. “El problema que tenemos es siempre el número de personas que haya en esa piscina”, insiste. “No nos engañemos: la culpa no la tiene la piscina, la culpa no la tiene el agua de mar ni la arena, la responsabilidad es nuestra”, sentencia. “Si se va a la playa, la poza o al lago, van a tener que seguir las mismas medidas de seguridad que tienen en tierra”, indica el científico, que asevera en que “el virus no entiende de agua ni de tierra”. “Se puede ir a la playa, sí. En manada, no”, zanja, instando a las autoridades ha regular esta cuestión y hacerlo ya: “Hay que regularlo ya, no me lo reguléis en julio”, concluye.

“El virus no entiende de agua ni de tierra” Enlace para ver el video de Al Rojo Vivo. Antonio García Ferreras. La Sexta.

Liarla Pardo. Cristina Pardo. La Sexta.

Antonio Figueras (CSIC) alerta de un posible “retroceso” en la desescalada: “La OMS lleva 30 años diciendo que esto iba a pasar”

El investigador del CSIC pide que se haga un plan europeo del virus en aguas residuales y lanza un mensaje claro ante las prisas por avanzar en las fases de desescalada.

Esto no ha hecho nada más que empezar”. Así arranca su intervención en Liarla Pardo Antonio Figueras, investigador del CSIC y uno de los autores del informe sobre la transmisión del coronavirus en playas y piscinas. Adelanta que “es muy probable que haya retrocesos” si se produce un repunte de casos y cree que no habrá una vacuna segura hasta que pasen, al menos, dos años. Figueras opina que lo único que podemos hacer es “jugar con la enfermedad” hasta que se encuentre un tratamiento adecuado. Su duro mensaje continúa cuando asevera que ”no hay otra especie tan tonta” como el ser humano. “Perdonad que sea tan crudo. Te están diciendo que es peligroso, que han muerto 30.000 personas, también gente joven, no hemos hablado de las secuelas de la enfermedad, que las hay; vemos que los coreanos usan mascarillas a diestro y siniestro… Y los españoles, que somos tan listos, queremos llegar a la fase 3 cuanto antes”, añade. Cree que el problema no es pasar o no de fase, sino saber “cuántos muertos puede soportar este país y cuánta pobreza puede soportar”. “Ya está bien de marear la perdiz. Esta es una enfermedad seria”, prosigue. “No aprendemos. La OMS lleva diciendo 30 años que esto iba a pasar, ¿y no aprendemos?”, afirma. Por último, pide que se lleve a cabo un plan europeo de detección del virus en aguas residuales para poder anticiparse a posibles actuaciones.
 Enlace para ver el video de Liarla Pardo. Cristina Pardo. La Sexta.

La cruda respuesta de un experto del CSIC a si será seguro ir a la playa o a la piscina. “La pregunta es cuántos muertos y cuánta pobreza puede aguantar este país”.

Antonio Figueras, investigador del CSIC, ha pasado por Al Rojo Vivo, de La Sexta, donde Antonio García Ferreras le ha hecho la pregunta clave: ¿será seguro ir a la playa en los próximos meses?

El experto ha advertido de que todo depende de la cantidad de personas que estén en el mismo sitio al mismo tiempo. “Si en una poza estamos tres personas, probablemente no pase nada, pero si en una poza estamos 50 personas probablemente pase algo”, ha resumido. Figueras ha subrayado que el virus no es peligroso por el agua, sino por la proximidad y el contacto entre personas. “No podemos ir en manada a la playa. Ya está. Ni a los lagos ni a las pozas”, ha resumido. El investigador ha alertado de la necesidad de que los responsables, del nivel que sean, saquen cuanto antes una regulación y digan claramente qué va a ocurrir tras asesorarse con científicos que les digan la verdad. “Y si la verdad escuece, pues lo siento”, ha avisado. “Si se va a la playa, a la poza o al lago pues van a tener que seguir con las mismas medidas de seguridad que en tierra. No hay diferencia, parece que el agua tiene un factor purificador. Pues no. ¿Se puede ir a la playa? Sí. ¿En manada? No. Pero hay que regularlo, pero hay que regularlo ya”, ha apremiado. Figueras ha sido muy crudo al afirmar que la pregunta real que hay que hacerse es “cuántos muertos y cuánta pobreza puede aguantar este país”. “Entonces, si no queremos volver atrás está claro que tenemos que seguir los mismos criterios que en tierra”, ha sentenciado. El investigador ha alertado, además, de que existe entre buena parte de la sociedad “una sensación de falsa seguridad” y ha recalcado que “aquí no ha cambiado nada” porque “siguen muriéndose varios aviones todos los días o cada dos días”. “El tema de fase 1, fase 2, número de camas… pero vamos a ver, señores, que es el número de infecciones por cada 100.000 habitantes, ya está, no hay mas historias. Si tienes 300, 400 por 100.000 no los mezcles con los que tienen cinco porque los que tienen cinco van a acabar todos muertos. Siento ser tan crudo”, ha rematado

El peligro no es el agua, sino la gente bañándose. Pablo Linde. El País.

Playas y piscinas, más seguras que ríos y pozas si se evitan aglomeraciones. Además de respetar la distancia de seguridad, en estas zonas también se recomienda el control del número de bañistas. Cristina G. Lucio. El Mundo.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..