Coronavirus. Ómicron (silenciosa). ¿Qué va a pasar? ¿Cuándo se termina la pandemia?

Apenas 2 meses después de su inicio, la ola Omicron ya está retrocediendo en algunos países. Aunque afectó a un gran número de personas, causado trastornos masivos y dejado exhaustos a muchos trabajadores sanitarios, también está dejando algo inusual a su paso: una sensación de optimismo sobre la trayectoria de la pandemia. Según los científicos, en países donde muchas personas han sido vacunadas o infectadas, lo peor finalmente puede haber pasado.

Según Hans Kluge, director de la Región Europea de la Organización Mundial de la Salud (OMS) “Anticipamos que habrá un período de calma antes de que COVID-19 pueda regresar hacia fines de año, pero no necesariamente el regreso de la pandemia”. En el Reino Unido, donde la ola de Omicron alcanzó su punto máximo temprano, esta semana se eliminarán muchas restricciones, incluidas las mascarillas obligatorias en espacios públicos interiores y los pases de vacunación COVID-19.

El optimismo es compartido, aunque con precaución, incluso por algunos científicos y expertos en salud pública que han enfatizado los riesgos de la pandemia desde el principio e implorado a los políticos que tomen medidas más estrictas. La ola de Omicron no solo ha alcanzado su punto máximo en varios países, sino que su número de víctimas ha sido menor de lo que se temía. Y es probable que la ola de infecciones haya aumentado la inmunidad de la población, lo que significa que las futuras oleadas pueden causar incluso menos estragos.

Aún así, los investigadores insisten en ser cautos. Omicron ha demostrado que incluso una ola relativamente leve en casos graves y fallecimientos, puede suponer una enorme carga para los sistemas de salud y las sociedades en su conjunto, y no está claro cuánto durará la inmunidad de Omicron, cómo evolucionará el virus a partir de ahora y con qué frecuencia las infecciones conducirán a problemas de salud a largo plazo.

Por ahora, Omicron todavía se está extendiendo por todo el mundo y su impacto es muy diferente de un país a otro. Las primeras esperanzas de una ola mucho más leve desaparecieron en los Estados Unidos, en parte porque su tasa de vacunación es relativamente baja. Se están produciendo más de 2000 muertes diarias, tantas como durante el pico de la ola Delta. Aunque los casos ahora están disminuyendo en Nueva York, Florida y California, la ola todavía se está acumulando en otros lugares.

Los países con una alta cobertura de vacunación, como Dinamarca, también han tenido un número asombroso de infecciones, pero con enfermedades y muertes mucho menos graves. Es posible que Dinamarca, a pesar del número récord de casos, levante pronto todas las restricciones. En muchos países europeos los sistemas de salud también se están salvando.

Sudáfrica, donde se secuenció por primera vez Omicron, experimentó un pico de casos a mediados de diciembre. Aunque las muertes siguen aumentando, el impacto general también ha sido relativamente leve. Es poco probable que Omicron represente más del 5% de las muertes por COVID-19 en el país, en comparación con aproximadamente el 50% de Delta. El impacto de Omicron es difícil de medir en otras partes del mundo, donde los datos suelen ser más incompletos.

Una encuesta serológica que dirigió en la provincia de Gauteng, hogar de una cuarta parte de la población de Sudáfrica, mostró que cerca del 70% de las personas no vacunadas portaban anticuerpos contra el SARS-CoV-2 al comienzo de la ola Omicron. En la próxima encuesta, espera que ese número haya subido al menos al 85%, un nivel que debería preparar a Sudáfrica para un futuro posterior a Omicron.

De hecho, los datos hasta el momento sugieren que la respuesta inmunitaria humana es mayor con cada exposición a la proteína espiga del SARS-CoV-2. Pero el pico de Omicron es tan diferente de las variantes anteriores que aún no está claro cuánta inmunidad agregará la onda de Omicron o cuánto durará. Y la inmunidad podría disminuir, lo que llevaría a un nuevo aumento en la cantidad de personas susceptibles a la infección.

Este impredecible virus puede tener otro comodín guardado. Lo que la OMS ha denominado “Omicron” en realidad comprende tres linajes virales ligeramente diferentes. BA.1, el linaje que dominó desde el principio, parece estar dando paso a un linaje hermano llamado BA.2 en Dinamarca, Reino Unido, Singapur e India. Según los expertos, esto sugiere que BA.2 es un poco más transmisible. Incluso si lo es, “es poco probable que BA.2 cause una ola separada”, “pero puede causar una onda en la onda Omicron o ralentizar el declive en los países donde el pico ha pasado”.

Según la OMS, la nueva variante, BA.2, tiene 32 mutaciones en común con BA.1, que es la variante omicron original. Sin embargo, también existe la BA.3, que es otra subvariante de la variante omicron. En Europa, parece que está más extendido en Dinamarca, pero eso puede deberse a que la nación escandinava tiene un sólido programa de secuenciación del genoma del virus.

En Dinamarca, ahora representa casi la mitad de todos los casos de Omicron. Otros países como Reino Unido, Noruega y Suecia también están experimentando un aumento de casos de BA.2, aunque no en la misma medida.

Según el Statens Serum Institut de Dinamarca, un centro de investigación de enfermedades infecciosas administrado por el gobierno “El análisis inicial no muestra diferencias en las hospitalizaciones para BA.2 en comparación con BA.1

“Los análisis sobre la infectividad y la eficacia de la vacuna, etc., están en curso, incluidos los intentos de cultivar BA.2 para realizar estudios de neutralización de anticuerpos. Se espera que las vacunas también tengan un efecto contra enfermedades graves tras la infección por BA.2”.

Delta también podría regresar. Eso depende en parte de cuánto más transmisible sea realmente Omicron que Delta. Se está propagando tan rápido ahora porque puede evadir la inmunidad existente de las personas. Pero a medida que aumenta la inmunidad a Omicron, esa ventaja se desvanecerá y las variantes pueden competir en igualdad de condiciones, si Omicron no elimina a Delta antes de esa fecha.

Según algunos virólogos, las dos variantes también podrían recombinarse para producir un virus que incorpore los estretegias de evasión inmune de Omicron y la gravedad de Delta. Es probable que también aparezcan variantes de preocupación completamente nuevas, incluidas las que se relacionan con nuevas combinaciones de mutaciones que eluden la inmunidad humana.

La proliferación de reservorios animales también es preocupante. Una teoría sobre el origen de Omicron es que el SARS-CoV-2 infectó a algunas especies animales, acumuló una serie de mutaciones y luego volvió a aparecer en la población humana como un virus muy diferente. Los hurones, los leones, los ciervos y muchas otras especies se han infectado con el coronavirus y podrían proporcionar ese trampolín. Hong Kong sacrificó a más de 2000 hámsters a principios de este mes después de que 11 hámsters en una tienda de mascotas dieron positivo por SARS-CoV-2. (Los animales se convirtieron en sospechosos después de que un grupo de casos humanos fue rastreado hasta un trabajador de una tienda de mascotas).

Un escenario en particular podría poner fin al nuevo optimismo: la aparición de una variante capaz de evadir no solo los anticuerpos humanos, sino también la respuesta de las células T, que protege de enfermedades graves y la muerte. Ninguna variante hasta ahora ha hecho eso. La mayoría de los expertos opina que “La probabilidad de que eso suceda, creo, es bastante escasa”. Pero si sucede, “entonces realmente estamos lidiando con otra pandemia”.

https://www.science.org/content/article/after-omicron-some-scientists-foresee-period-quiet?utm_source=sfmc&utm_medium=email&utm_campaign=DailyLatestNews&utm_content=alert&et_rid=614992954&et_cid=4087554

https://www.washingtonpost.com/health/2022/01/24/covid-omicron-ba2/

https://www.euronews.com/next/2022/01/21/stealth-omicron-is-subvariant-ba-2-a-more-transmissable-strain-of-covid-and-should-we-be-w

https://en.ssi.dk/news/news/2022/omicron-variant-ba2-accounts-for-almost-half-of-all-danish-omicron-cases

 

 

Compartir:

Deja un comentario