¿Es tan difícil hacer periodismo sobre temas científicos?

David  Barrado y Navascués

 

Siempre es agradable ver que los medios de  comunicación, especialmente periódicos y cadenas de televisión, se hacen eco de las noticias relacionadas con descubrimientos científicos. Lamentablemente, no siempre  de una manera adecuada

No creo ser un purista. Reconozco que el lenguaje periodístico es bien distinto al que utilizamos los científicos, en el cual prima la precisión y concisión frente a cualquier otra consideración. Pero en ocasiones  nos encontramos con  artículos periodísticos plagados de sensacionalismo. Incluso son  perniciosos por la imagen que dan de la Ciencia. Como muestra, se puede ver el comentario de Benjamín Montesinos de hace unos días en este “blog” sobre los “planetas habitables”, o una reciente noticia que se centra en las  enanas  marrones, objetos cuasiestelares que tendrían propiedades entre las propias  de los planetas y aquellas de las estrellas (tema sobre el cual he centrado gran parte de mi actividad investigadora). Este artículo ya  comienza con inexactitudes en el primer párrafo, al referirse al tamaño de las enanas marrones. En el tercero y en el cuarto confunde la masa con el tamaño. En el quinto afirma que los eclipses de las enanas marrones  son un fenómeno muy común, a pesar de ser ésta la primera vez que se detecta este tipo de sucesos. Más adelante se dice que las estrellas de menos de diez millones de años se agrupan en la Nebulosa de Orión, lo cual no es cierto; y, para terminar, se cierra el artículo dando temperaturas en grados Celsius, cuando en  realidad son en grados Kelvin (existe una diferencia de 273 grados entre ambas escalas).

 

Todas estas inexactitudes, medias verdades  o, sencillamente, mentiras no tendrían gran importancia si no revelaran el escaso cuidado que se presta al redactar el artículo,  la escasa formación científica de gran  parte de la sociedad, y la casi inexistente participación de los científicos en la  divulgación. ¿Les cuesta  tanto a los periodistas contactar con científicos para contrastar sus informaciones o pulir sus escritos?

 

Al igual que a Benjamin, me entristece pensar que si detecto tantos errores en un artículo periodístico de unas escasas líneas en un tema que conozco, ¿cuántos errores aceptaré en aquellos temas que me son más lejanos, dentro y fuera de los ámbitos científicos?  

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Como estudiante de periodismo aficionado a los temas científicos, coincido en la preocupación por la divulgación de estos temas en los medios de comunicación. Aún así, consultados algunos profesionales, la información científica suele ser bien tratada, si bien es verdad que es muy escasa. El problema está en que cuando el periodista especializado en estos temas falta (o simplemente no hay tal periodista en el medio en cuestión, que no se ha preocupado por tener un redactor apropiado) de la sección se ocupa un lego que se limita a transcribir la noticia y a rellenar con imaginación el resto o lo que desconoce.

Entiendo la pregunta y comparto la preocupación que se desprende de la respuesta. Pero, en sentido estricto, ni una ni otra están correctamente formuladas. La cuestión es: ¿Es tan difícil hacer periodismo? Y la respuesta, visto lo que se ve y leído lo que se lee, es que debe ser extraordinariamente difícil. Y eso es grave, muy grave.

Hacer periodismo científico exige especialización por parte del redactor y sensibilidad en los medios. El público existe objetivamente y acepta las propuestas de los medios. Pero lo mismo ocurre en la prensa económica, tecnológica, musical o deportiva. Lo curioso del caso, y también lo lamentable, es que en ninguno de estos cuatro casos se aceptan errores, no los acepta ni el medio ni el público, mientras que en información sobre ciencia sí.

Esta es una cuestión sobre la que se ha debatido mucho. Al final he llegado a la conclusión de que tenemos un grave problema de valores y de percepción. La ciencia no forma parte, todavía, de los intereses sociales y, por consiguiente, tampoco de los medios. Es probable que algún día, si alguien invierte de verdad en educación, cambie la perspectiva. Y eso ha ocurrido, efectivamente, en los últimos 20 años: entonces publicar ciencia era una rareza; hoy puede ser una proeza, pero es ya más común. El problema es que tal vez se necesiten otros 20 años para que no se publiquen errores o para que un becario no formado y sin interés se vea obligado a escribir sobre un tema tan lejano para él como Orión del resto de los mortales. Juntar la ignorancia con la falta de inteligencia (en algunos lugares recibe el nombre de idiotez), que es lo que se hace desde determinados medios, es algo tan simple como hacer el imbécil. Y en esas estamos.

Tristemente, estoy de acuerdo con vosotros. Los periodistas científicos profesionales, obviamente suelen cometer muchos menos errores (de todo hay en la viña del señor), pero frecuentemente te entrevistan jóvenes legos no formados para estás lides. Durante la década de los 90, el gabinete de prensa del CSIC se empecinó en enviarme a los medios interesados en materias de cambio climático. Tras leer tres noticias en las que el redactor decía expresar "mis ideas u opiniones", no volví a aceptar ninguna entrevista. La TV, también resultó ser otro peligro: te graban varios minutos y emiten unos segundos cortando aquí y allá, hasta desnaturalizar todo. Al final argumentos sólidos mal cortados pueden dar lugar a verdaderas barbaridades.

Desde entonces solo admito entrevistas en directo o noticias que pasen por mi censura. Si me equivoco, lo hago yo.

Inquieto y un poco frustrado comenté este tema a Salvador de Aza, por aquel entonces Vicepresidente del CSIC. Me comentó que visto lo visto, la presidencia de mi institución hacía lo mismo pero a demás para evitar polémicas solo admitía entrevistas si se gravaban las entrevistas.

Lo dicho el periodismo científico es una cosa (habas contadas) y otra bien distinta las noticias de la prensa (mayoría) contadas por jóvenes inexpertos. Ellos, en la mayor parte de los casos no son responsables. Lo son quien les envié, sabiendo que no están maduros. Es decir los responsables superiores de los “media” a los que les importa más la prensa rosa, usando la ciencia como relleno. Muy lamentable.

Juanjo Ibáñez

Entonces,¿cual es la solución? ¿Encerrarnos en nuestras torres demarfil? Ese es un error que ya nos achacan, y en muchos casos con razón. Creo que debemos enfrentar el problema directamente, denunciar cuando haya que hacerlo, pedir rectificaciones. Educar tanto a los medios como a la sociedad. Y pedirnos a nosotros mismos un poco más de compromiso.

La responsabilidad de la comunicación también va en sueldo del investigador, por lo menos si este suledo es público. No vale callarse bajo la disculpa de que el periodista es un ignorante. Es un deber comunicar y medios hay para hacerlo.Como, por otra parte, lo hacen muchos en este blog.

Tema distinto es el plantea Xavi sobre el desinterés de los medios, pero también hay maneras de enfrentarse a él. Denunciemos las mentiras, las medias verdades y la falta de rigor. DESDE AQUI INVITO A LOS EXPERTOS DE ESTE BLOG A LLAMAR A LAS COSAS POR SU NOMBRE Y A DENUNCIAR A LOS MERCACHIFLES DE LA CIENCIA EN LA PRENSA

Ya ha salido este tema en las weblog de lqa CAM en diversas ocasiones. Yo mismo lo he denunciado en la mia. Ahora bien, pelearse contra los periodistas en los propios periódicos cuando inorman mal o deficientemente es otro problema, ya que muchas veces tienes más que perder que ganar. Al fin y al cabo son ellos los que tienen la sarten por el mango ("la última palabra"). O volvemos a explicar el caso de Antonio Brú.

Dice Susana que los investigadores tenemos la obligación o responsabilidad de comunicar. Debería ser así pero no lo es. Durante 4-5 años como representante electo del Comité Científico Asesor del CSIC, tuve que mantener varias discusiones con algunas autoridades de esa institución a las que al parecer se les había olvidado que un investigador puiede opinar libremente en los media en tanto en cuanto no hablara de la institución. No voy a contar casos lamentables. No se puede pecar de ingenuos.

Nadie me dirá que en mi weblog no comunico, divulgo y denuncio. Ahora bien imaginar que estamos en una "sociedad libre", es mucho imaginar. No voy a pecar de tal ingenuidad. Sé que cada vez que denuncio algo con dureza "me la juego" y mis amigos van detras de mi diciendo que debeía aprender a cerrar la boca.

Quien ahora o en el pasado estuviera en organos de política científia sabe muy bien lo que digo.

A la consideración que hace DByN tan solo apuntar que desde mi weblog doy tanta caña o más que cualquiera y por el deber que considero que tengo de informar y divulgar. Quizás no lo sepais pero cuando a algunos contratados se les ocurrio hacer un "full monthy" en una discoteca, se les identificó (al menos a muchos) y luego (sin comentarios). Y digo sin comentarios porque alguono de aquellos a los que defendí luego ha intentado cerrarme la boca de la misma narera que hicieron con el. ¿Vale?.

No se trata de estar en una Torre de Babel, que me lo digan a mí y si no que vean mi tarea de denuncia y sino os explico cosas que no se pueden decir aquí (no hay respaldo documental para poder avalarlas si me levaran ante un tyribunal) en persona.

Claro que se puede divulgar, pero no cuenta para la ley del "publica o perece". Yo ya puedo permitirme con cautela ciertos lujos, pero otros no y ellos lo saben, so pena de las replesalias (mobbing etc.). Y no digo más porque me caliento demasiado

Juanjo Ibáñez

(perdón por la ortografía pero cuando me "cabreo" tecleo y prefiero no mirar atrás).

DByN espero y deseo que paséis a formar parte de la plantilla de un OPI y si luego accedeis a un cargo de responsabilidad ya veréis como se las gastan muchos: DEMASIADOS.

En el último suplemento dominical de uno de los diarios nacionales de mayor difusión venía MAL, pero MAL, MAL, la segunda Ley de Mendel (dibujo incluido). [Se estudiaba en de 1º de BUP, ahora en 4º de ESO]

En el último suplemento dominical de uno de los diarios nacionales de mayor difusión venía MAL, pero MAL, MAL, la segunda Ley de Mendel (dibujo incluido). [Se estudiaba en de 1º de BUP, ahora en 4º de ESO]

Estimado Ludovico

Eso me recuerda que hace ya anyo, uno de esos dominicales publico un articulo sobre companyeros que se dedican a la busqueda de planetas extrasolares. El titular decia algo asi como:

"Astrologos, cazadores de planetas."

Astrologo es el peor insulto que se le puede dedicar a los profesionales de la Astrofisica, claro.

Ante las quejas ante el defensor del lector de numerosos astrofisicos y creo recordar que de la Sociedad Espanyola de Astronomia, hubo una minuscula rectificacion en un sitio escondido de un numero del diario. Eso si, afirmando que tampoco era para tanto, que total eran palabras muy similares (!?). No tengo palabras ni ahora ni entonces. Pero desde luego, el sistema funciono mal a todos los niveles dentro de dicho diario, que afirma ser el lider de la difusion cultural y cientifica en nuestro pais. Lamentablemente, esta confusion esta generalizada en la poblacion espanyola, que piensa que la astrologia es una ciencia tan valida como cualquier otra.

PD: siento la falta de acentos y enyes, pero estoy escribiendo desde un teclado anglosajon.

Creo que el problema de la mala o nula revisión de la información publicada en los medios es general. Hace cosa de un año ví un ejemplo aún más escandaloso que los que mencionáis. Era en una noticia deportiva sobre un partido de baloncesto y la noticia decía más o menos así "Se llegó al descanso con 11 puntos de diferencia (52-39)." Ví la misma noticia publicada exactamente igual en ¡siete! medios distintos. Si no fueron capaces de ver una cosa tan elemental como que los números restaban 13 y no 11 como van a poder apreciar puntois científicos de detalle.

Hace ya varios años, la Sociedad Española de las Ciencias del Suelo realizó su Reunión Anual en Salamanca. Al acto inaugural, en el paraninfo de la prestigiosa y querida Universidad de esta ciudad, asistió un avezado periodista de la prensa local.

Los edafólogos denominamos “roca madre” o “material parental” a la roca que da lugar a un determinado suelo mediante el proceso de “edafogénesis”. En alguna de las conferencias inaugurales alguien debió mencionar el térmico “roca madre”.

Al día siguiente, en un titular de la prensa local podía leerse en el encabezamiento de una noticia. “Científicos Españoles Descubren que Todos los Suelos son Hijos de una Misma Roca Madre”

Sin comentarios

Juanjo Ibáñez

Estimado DB y N:

Perdonad que añada otra, grave por venir de dónde venía..

Boletín del Colegio de Doctores y Liecenciados en CIENCIAS y Letras del D. U. de Madrid. Señala como una de las secciones de la biblioteca "Astrología" Por supesto sus libros eran de astronomía.

P.S. Fue hace años.

Sí, existen numerosos ejemplos de errores por desidia, por búsqueda de titulares sensacionalistas o por pura ignorancia. También hay que reconocer que existen periodistas (no los suficientes) que realizan una labor más que digna. Supongo que para evitar este tipo de problemas, se trataría de establecer canales de colaboración más fluidos entre periodistas, divulgadores y científicos. También habría que solicitar a las respectivas asociaciones profesionales de científicos, y a las universidades, un papel más activo

bueno a mi me parecio muy bien porque nos esta enseñando quien inbento el calendario.

solo busco imagenes mas no essto

I’m still learning from you, as I’m trying to reach my goals. I absolutely enjoy reading everything that is posted on your site.Keep the stories coming. I enjoyed it

I am always looking online for posts that can aid me. Thank you!

Well I really enjoyed reading it. This subject offered by you is very practical for correct planning.

I’m still learning from you, while I’m improving myself. I definitely liked reading everything that is written on your website.Keep the information coming. I liked it

Wow, suprisingly I never knew this. I have been reading your blog alot over the past few days and it has earned a place in my bookmarks.

I cling on to listening to the rumor lecture about getting free online grant applications so I have been looking around for the finest site to get one. Could you advise me please, where could i find some?

(requerido)

(requerido)


*