Investigadoras y heroínas: el ejemplo de Lise Meitner

David ByNDe vez en cuando aparecen en diferentes ámbitos personas que son verdaderos ejemplos de consecuencia personal y de coraje. Una de estas personas es Lise Meitner, física austriaca que tuvo un papel preponderante en la investigación nuclear, especialmente en el descubrimiento de la fisión del núcleo. He aquí unos esbozos de su historia como persona, como mujer y como investigadora.

Lise Meiner nació en 1878 en Viena. Justo cuando alcanzó la edad universitaria se levantaron en Austria las limitaciones a las mujeres para que accedieran a los estudios superiores. Allí se doctoró en 1906 (fue la segunda mujer en hacerlo en esa universidad), y partió para continuar sus estudios en Berlín, donde enseñaba Max Planck. Fue la primera mujer en conseguir ser profesora física en una institución universitaria en Alemania. Ocurrió en el año 1926, en el instituto Kaiser Wilhelm (donde inicialmente no la dejaron investigar debido que era mujer).

Curiosamente, cuando la prensa informó de su doctorado (mis fuentes no aclaran si el titulo vienés de 1906 o la posición en Alemania en 1926), reprodujo un título equivocado: en vez de “Problemas de la Física Cósmica”, lo que apareció en los textos fue “Problemas de la Física Cosmética”. Me pregunto si fue un desliz o mala intención por parte del redactor.


Lise Meitner.

Durante los casi 30 años que pasó en Berlín, Lise Meitner realizo contribuciones importantísimas en el campo de la Física Nuclear, identificando nueve nuevos elementos. Además, Lise tuvo un papel preponderante en el descubrimiento de la fisión del átomo, la escisión de éste en dos núcleos de masa mucho menor, con la generación de energía, y en su correcta interpretación teórica. Sin embargo, el premio Nobel de Química fue para su colaborador Otto Hahn, quien publicó los resultados sin darle el debido crédito (ver Piratas Celestes para un caso similar que implicó a Newton y Halley).

El descubrimiento del neutron por James Chadwick en 1932 impulsó una carrera entre los equipos de Enrico Fermi, Ernest Rutherforf, Irene Joliot-Curie y Lise Meitner (en Italia, Reino Unido, Francia y Alemania, respectivamente), para crear elementos mas pesados que el uranio. Sin embargo, Meitner y Hahn conseguirían una fisión con generación de energía y neutrones suplementarios. Lise interpretó adecuadamente las observaciones y se percató de las implicaciones. Para quien quiera buscar más información sobre los procesos nucleares, recomiendo la página “Ciencia y Tecnología Nuclear”.

En los años 30 la vida en la Alemania nazi era bastante complicada para una austriaca de origen judío (aunque su familia se hubiera convertido al cristianismo). La mayor parte de sus colegas judíos habían emigrado, empujados por el clima antisemita. Después de la unión forzada de Alemania y Austria en 1938 (Anschluss), quedó claro la imposibilidad de permanecer en Alemania. Con la ayuda de los físicos holandeses Fokker y Coster escapó a aquel país en julio de ese año, a pesar de que las autoridades nazi habían sido informadas por un colega de su intención de huir. De hecho, la odisea de su viaje es merecedora de la mejor pelicula o novela de aventuras y espionaje.

En enero de 1939 Hahn publicó sus resultados sobre fisión, sin creer tener una explicación sobre los mismos y sin dar crédito a Meitner. Ella publicaría la explicación correcta dos meses más tarde, desde el exilio, acuñando la expresión “fisión nuclear”. También reconoció la posibilidad de producir una reacción en cadena, aunque no quiso colaborar con los aliados para la producción de armas nucleares. Hahn, que permaneció en Alemania, recibiría el premio Nobel en 1944. Aun ahora, se sigue sin reconocer adecuadamente el papel de Lise en el descubrimiento. Un caso sintomático es Wikipedia.

El elemento número 109, creado artificialmente en 1982, ha sido nombrado oficialmente como Meitnerio. Un pequeño homenaje para una gran mujer, para una gran persona.

Murió en Inglaterra en 1968. En su tumba se puede leer: “Lise Meitner: una física que nunca perdió su humanidad”.

ENLACES:


Página principal del “Cuaderno de Bitácora Estelar”

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

horrible

Brindo por que alguien empieza hacer justicia con tantas luchadoras que la historia borro, escondió y olvidó!!!

Hay tantas Hipatías por ser descubiertas, y felicito a quiénes lo destacan. Muchas gracias.

Mónica

En un futuro no muy lejano sabremos que:

El universo crece.

La energía materia se reproduce.

El tiempo es eterno.

El tiempo y el espacio son distintos.

No existen sino tres dimensiones espaciales.

El espacio es infinito, tridimensional e indeformable.

La energía oscura es la materia prima de la materia visible.

No existe la energía oscura.

El universo se expande aceleradamente porque gira sobre si mismo.

La energía se crea y se recicla.

El fondo cósmico de microondas no es el eco del bigbang sino la energía degradada.

El Universo es mucho más grande de lo que siempre se ha creído.

No habrá ni muertes térmicas ni desgarres.

La velocidad de la luz no es constante ni en el vacio.

Los agujeros negros no son eternos.

Todos los agujeros negros explotan.

Las explosiones de rayos gama son también consecuencia de las explosiones de agujeros negros.

No existen realidades ni universos paralelos.

La realidad existe independientemente del sujeto observador.

Ver artículo completo:

http://www.articuloz.com/ciencia-articulos/teoria-optimista-sobre-el-universo-1044310.html

martinjaramilloperez@gmail.com

estuvo bueno lindo sitio los felicito

[...] ByN, Investigadoras y heroínas: el ejemplo de Lise Meitner, Cuaderno de bitácora estelar, Madri+d, [...]

(requerido)

(requerido)


*