Medusas, cambio climático, Mediterráneo ¿soluciones?

Confieso que el asunto de las medusas me tiene preocupado.

En un primer momento pensé que la industria del turismo español se iba al garete. Imagínense las urgencias de los hospitales de la costa atestadas de bañistas urticados. Y no es broma alguno podría padecer seriamente los efectos dañinos de estas picaduras

Y, lo que es peor, después de leer todas las noticias y oir a nuestros expertos nacionales, podríamos llegar a la conclusión de que esta “plaga” va a aparecer año tras año y solo aquí, por lo que todos los turistas cogerán el portante y se largarán a otros lares donde, aunque no tengan “tinto de verano” y “totilla” o “paela” (del original) tendrían las aguas limpias de tan desagradables bichitos.

Y no es un asunto para no preocuparse y si no lo creen, a ver que les parece este bloom de medusas en otro lugar del planeta.

Pero por suerte o por desgracia, no tenemos la exclusividad de la superabundancia de medusas.

Desde hace unas décadas esto de los “blooms” (proliferaciones) de medusas, “jellyfish” en inglés, es un fenómeno global y se detectan en lugares tan distantes como el Mar Negro, el Báltico, el Golfo de México, el de Alaska, el Mar de Bering y nuestra parte del Mediteráneo y en otras como la costa de Croacia y zonas de Italia. Hasta cerca de Irán ha habido proliferaciones de medusas.

Desgraciadamente apenas hay registros para comparar la situación aunque aparentemente este evento ha incrementado su frecuencia en las últimas décadas. Por otra parte nuestro conocimiento sobre como los factores ambientales afectan a las poblaciones de medusas es muy escaso. La actividad humana ha introducido numerosos cambios en el Océano que hipotéticamente pueden favorecer a las medusas, tales como la eutrofización, la reducción de las poblaciones de peces y el calentamiento global. Además de los cambios antropogénicos, los ciclos climáticos naturales pueden afectar a las poblaciones de medusas.

En un artículo científico en el que se revisan los blooms de medusas, se ha podido relacionarlos en once ocasiones (en ecosistemas muy diferentes: subtropicales, templados y  subárticos)  con temperaturas elevadas. Sin embargo también hay excepciones en las que las temperaturas altas causan grandes mortalidades de  medusas. En condiciones experimentales  se ha observado que las medusas se reproducen mejor a temperaturas elevadas. El calentamiento del Océano podría ayudar a que cambiar los rangos geográficos de distribución  y ampliar la aparición en las estaciones del año.

Esperemos que el  Plan Medusa anunciado por el Gobierno, sea un éxito y que además de sacrificar toneladas de gelatinosos urticantes (¿que harán con las medusas que pesquen los voluntarios?), nuestros científicos aprendan los suficiente como para entender las razones de tan misterioso suceso y propongan soluciones que no solo consistan en pescar medusas para que no lleguen a la costa.

No olvidemos que en los ecosistemas todo tiene su función.  De la misma forma que se critica a los biólogos moleculares por hacer transgénicos (juegan a Dios dicen algunos ecologistas) lo mismo se podría decir de estas medidas con las que se intenta resolver una “jugarreta” de la naturaleza.

El Ministerio de Medioambiente de España tiene una página en Internet (tarda en cargar pero carga) en donde se puede aprender mucho (si uno es capaz de leer la pequeña letra en la que aparece, ¿será más cara la letra grande?) y en donde se puede descargar un tríptico de diseño con todo lo que usted quiso saber sobre las medusas y nunca se atrevió a preguntar.

Antonio Figueras

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

deberian ver en venezuela- sucre- quetepe en temporadas como semana santa eso se fulmina de me¡dusas como no hay ideas tienen que ver esto pero sera para el año que viene eso estaba que no se podia bañar nadie muchas medusas habitaban en ese carril.

pues si

En Japón, desde 2002 tienen un serio problema con las nomuras. Se alimentan de fitoplacton, el cual persiguen tanto de dia (en superficie) como de noche (en las profundidades). Estas medusas, además de quitar el alimento a los peces, es tal su cantidad, que acaban picando a los peces.

Se aprobó una caceria indiscriminada de medusas. Tanto por parte de los pescadores, como por parte del gobierno. Y pese a las toneladas de medusas que se mataban, año tras año, aparecian más y más.

Se ha estudiado su forma de reproducción y han descubierto que una sola nomura hembra tiene miles de huevos. Y un solo macho, es capaz de soltar, cada vez, millones de espermatozoides. No se sabe que las influye a reproducirse o cuando es la época pero en estudios recientes, se ha descubierto que el estres que las produce la muerte, es el mayor afrodisiaco para ellas. Cuando se ven proximas a morir, las hembras, en un afan de supervivencia de la especie, sueltan todos los huevos q poseen en su interior. Lo mismo hacen los machos con el esperma.

Con lo cual, lo que se consigue con esta matanza se lo pueden imaginar.

Por eso, este es un problema bastante serio y que debería afrontar con mucho cuidado

Muchas gracias por el interesante comentario.

No hay nada en el mundo que sea sencillo.

Lo de las medusas es un problema complejo y su solución debería afrontarse con cautela.

Saludos

lasmedusas son espectacularmente bellas…… lastima q sten en peligro de extincion…… me encantn

MUY BUENO LEER TAM´BIÉN LOS COMENTARIOS

Este año ya he cojido 20-30 medusas con las redes, hay una plaga.

(requerido)

(requerido)


*