Degradación del plastico en los océanos, Contaminación silenciosa.

Muchos piensan que el plástico es indestructible, pero recientemente algunos científicos afirman que los plásticos en descomposición estan liberando productos químicos tóxicos al océano dañanado todavía más los ecosistemas marinos.


La creencia más extendida sobre los plásticos es que son necesarios de 500 a 1000 años para que el plástico se descomponga, sin embargo los científicos han descubierto que algunos plásticos comienzan a descomponerse en el océano en el primer año liberando bisfenol A (BPA) y otros producos químicos en el agua.

Hasta ahora se habían detectado pequeñas camtidades de producos de degradación del plastico como BPA o un derivado del estireno en el agua de mar. Ambos alteran el funcionamiento de diversas hormonas y causan problemas en la reproducción. Esta es la primera vez que se establece una relación directa entre la descomposición del plástico y los productos de degradación tóxicos en el agua de mar.

Investigadores japoneses  pusieron a punto un método para estimular la degradación del plástico poniendo el poliestireno a 30 grados Celsis en el laboratorio y compararon los productos obtenidos con el tratamiento con muestras de agua y arena del Pacífico. Basándose en la velocidad de descomposición y la cantidad de plástico a la deriva, los científicos conluyen que los productos tóxicos probablemente provengan de la degradación del poliestireno que se usa para para fabricar Styrofoam.

La controversia está servida. Algunos son excepticos con estos resultados ya que si el plástico se hunde y dado que las temperaturas son menos elevadas en el fondo y hay muy poca luz es muy posible que apenas haya degradación. Lo que nadie niega es que debe haber un basurero inmenso en algunos fondos profundos poco explorados. Además las temperaturas de los océanos son  en general muy inferiores a los 30 grados. Otros piensan que aunque se liberen estos productos tóxicos durante la degradación su cantidad es mínima frente a la inmesidad del mar.

El riesgo de los plásticos que llegan al océano sigue siendo que los animales marinos se lo tragan o se enredan en ellos, provocando su muerte. Los estómagos de estos animales no son capaces de descomponer los materiales plásticos, pero los ocluyen  imposibilitando su alimentanción.

La isla de plástico sigue a la deriva. Una especie de sopa de pequeños fragmentos plásticos flotando en el océano. Acerca de las dimensiones de esta “sopa plástica”, está claro que existen divergencias aunque su tamaño no debe ser muy pequeño.

Según Naciones Unidas, la contaminación del océano provoca la muerte de más de un millón de pájaros marinos cada años y de 100.000 mamíferos acuáticos. Jeringuillas, cigarrillos y cepillos de dientes han sido encontrados en los estómagos de muchos animales muertos.

En definitiva todo el planeta está expuesto al plástico y a los productos de su degradación.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*