El Proyecto Castor, el MIT y la investigación en España

En octubre de 2013  escribimos una entrada en el blog sobre la relación entre la sismicidad registrada en el Delta del Ebro y la inyección de gas en el almacén subterráneo Castor.

Ya en aquel momento escribí “Nadie parece dudar sobre la relación entre los terremotos ocurridos en el delta del Ebro y el proyecto de almacenamiento de gas ubicado frente a las costas de Castellón y Tarragona.  El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha afirmado que “parece ser” que hay una “correlación, relación directa”, entre la inyección de gas en el almacén subterráneo Castor y los seísmos que se están produciendo en los últimos días en municipios del litoral de Castellón, aunque  aún no existe “constancia científica” de la relación causa-efecto. “La gestión humana ha podido provocar un cambio en las propiedades elásticas de la zona. Antes el terreno podía soportarlo y ahora no, se rompe; esto podría ser el origen de la posible sismicidad inducida”, destacó Juan Rueda, jefe del Servicio de Detección Sísmica del Instituto Geográfico Nacional (IGN), aunque no puede predecir si los movimientos aumentarán. “Hay un enjambre de terremotos, no sabemos si serán de más magnitud. En esta zona no había ocurrido uno tan elevado”, dijo con cautela. La falla en cuestión no está cartografiada, pero la distribución de las réplicas es de unos 20 kilómetros, mientras que el hipocentro de los seísmos se encuentra a 3 kilómetros de profundidad”

“El Proyecto Castor aprovecha un antiguo yacimiento petrolífero situado a unos 21 kilómetros de la costa, frente a Vinaròs (Castellón), y a 1.700 metros de profundidad. Se trata de un depósito estratégico, pensado para almacenar una cantidad de gas natural equivalente a un tercio de lo que consume toda España en 50 días. La obra aprovecha la estructura geológica del antiguo yacimiento petrolífero de Amposta (Montsià), y ha sido posible gracias a una inversión de 1.300 millones de euros, aportados por un consorcio de 19 bancos internacionales, cinco de los cuales son españoles. Según Escal UGS, se trata de un emplazamiento estratégico para España, muy necesario para sortear los periodos de escasez en el suministro de gas natural”

Cuatro años más tarde la relación parece confirmada por un estudio realizado al menos por expertos del MIT.  El estudio fue encargado por Enagás, S.A. que actualmente tiene un accionista institucional: SEPI, con una participación del 5% que, lógicamente puede hacer con su dinero lo que quiere.

Lejos de mi la tentación de dudar sobre la calidad de los expertos que realizaron el informe.

Sin embargo no puedo dejar de preguntarme , ¿por qué no han participado investigadores españoles de las Universidades , del CSIC, del IEO o del IGN? Además España cuenta con infraestructuras como el buque oceanográfico Sarmiento de Gamboa equipado para realizar estudios de sismicidad, al menos en 2007, como se puede comprobar en este enlace.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*