Coronavirus: aprendiendo a Danzar

Parte 1. Masterclass de baile o como podemos aprender de los países que nos rodean.

Traducción del artículo de Tomas Pueyo por Antonio Figueras.

Bailar es solo descubrimiento, descubrimiento, descubrimiento. Martha Graham

Hace un mes hicimos sonar la alarma del Coronavirus con el artículo: ¿Por qué debes actuar ahora?. Después de eso, les pedimos a los países que consiguieran tiempo para manejar la situación creada por el Coronavirus y publiqué el artículo El Martillo y la Danza y estudiamos en detalle la situación de los Estados Unidos. Con Coronavirus: Out of Many, One. Juntos, estos artículos han sido vistos por más de 60 millones de personas y traducidos a más de 40 idiomas.

Desde entonces, el número de casos confirmados de coronavirus se ha multiplicado por veinte, de 125,000 a más de 2.5 millones. Miles de millones de personas en todo el mundo están bajo el Martillo: sus gobiernos han implementado medidas de distanciamiento social para sofocar la propagación del virus.

La mayoría hizo lo correcto: El Martillo fue la decisión correcta. Nos dio tiempo para reducir la expansión de la epidemia y descubrir qué hacer durante la siguiente fase, la Danza, en la que relajamos las duras medidas de distanciamiento social de una manera cuidadosa para evitar un segundo brote. Pero el martillo es duro. Millones de personas han perdido sus empleos, sus ingresos, sus ahorros, sus negocios, su libertad. El mundo necesita respuestas:

¿Cuándo termina esto?
¿Cuándo relajamos estas medidas y volvemos a la nueva normalidad?
¿Cuánto costará?
¿Cómo será la vida?
¿Cuándo podremos bailar?

Este artículo explica cuándo y cómo bailaremos. Específicamente, descubriremos:

¿Qué podemos aprender de las experiencias de países de todo el mundo?¿Qué medidas necesitaremos implementar durante el baile, para que podamos volver a una nueva normalidad?
¿Cuánto va a costar?
¿Cómo podemos hacerlas realidad?
Esto es lo que aprenderás:
El Martillo nos ha conseguido tiempo. Se salvaron millones de personas.
Ahora sabemos lo que tenemos que hacer para bailar.
Muchos países nos han mostrado el camino.
Podemos aprender de sus éxitos y de sus fracasos.
De hecho, podemos bailar con poco esfuerzo.
Es probable que no necesitemos mantener cerrados los negocios y las escuelas.
Pero necesitamos saber exactamente cuáles son estas medidas, porque debemos prepararnos para ellas ahora.
Los gobiernos tienen un papel importante que desempeñar.
La mayoría aún no ha hecho lo que es necesario.
Están ansiosos por volver a la normalidad, por lo que se apresuran a levantar las medidas restrictivas de movimiento sin estar preparados.
Muchos tendrán un segundo brote.
Si lo hacemos bien, en unas pocas semanas podemos volver a una nueva normalidad.
Nuestras vidas cambiarán durante aproximadamente un año, pero estos cambios serán razonables.
Nos permitirán evitar tanto las muertes masivas como el colapso económico.

Este artículo se extendió hasta el tamaño de un libro pequeño, por lo que en lugar de lanzarlo de una vez, publicaremos una sección por día. Si no quiere perderse ningún artículo, suscríbase al boletín. Hoy, estamos lanzando la primera parte del artículo: Una Masterclass de baile. Segunda parte aquí.

Vamos a por ello.

1. ¿Cómo está el mundo?

Los casos en todo el mundo siguen creciendo.

Pero ese crecimiento esconde un hecho muy positivo: las situación está mejorando.

Algunos países aún luchan contra lo peor de la crisis. Pero los que se apresuraron a adoptar las medidas que había que tomar salvaron millones de vidas.

Este gráfico muestra una fila por país. Para cada país, cuanto más rojo es el día, más se acerca al número máximo de casos diarios. Los países con el color más rojo a la derecha todavía están en sus peores días en términos de nuevos casos oficiales, mientras que los países con más días amarillos / verdes hacia la derecha de la tabla han dejado atrás lo peor. El formato es por fila, por lo que cada fila tiene todo los grados de verde a rojo. Muestro casos absolutos, no relativos a la población (es decir, no “per cápita”), porque no juzgo la respuesta del país, sino más bien si se trata de un brote que se está controlando. Eso es independiente de la población del país. Elegí países en lugar de regiones o ciudades porque son el nivel político que puede tener el mayor impacto en la gestión de la crisis. No muestro los cambios porcentuales diarios porque están sesgados hacia el crecimiento temprano. Hay que tener en cuenta que esto representa casos oficiales: eso significa que los países que tienen un aumento reciente en las pruebas verán un aumento reciente en los casos. Puede que no represente un brote, solo la información sobre el mismo. Sigo pensando que esta es la representación relevante, porque los casos verdaderos son desconocidos, los casos oficiales se comunican claramente y no hay suficiente detalle sobre las pruebas por día por país para dar cuenta de ese efecto. Puede parecer que algunos países están muy bien solo porque no están realizando muchos tests en los últimos días.

Mirando este gráfico, la primera pregunta que me viene a la mente es: ¿Qué hicieron? ¿Qué podemos aprender de la experiencia de diferentes países, tanto los que superaron la crisis como los que la evitaron por completo?

Para eso, necesitamos saber dónde se sitúan los diferentes países en el Martillo y las fases de la Danza.

Links: flag icons from VathanxNPIs from Johns Hopkins via epidemicforecasting.orgNPIs from ACAPS

Los países bajo el Martillo representan casi el 60% de la población mundial. Miles de millones de personas han perdido su libertad de movimiento y sus medios de vida. Necesitan comenzar la vida de nuevo, pero tienen miedo o simplemente no pueden.

Es por eso que muchos países en la fase de Martillo planean abrir su economía poco a poco. Algunos han comenzado a abrir escuelas, otros a sus negocios. Pero la mayoría aún no lo ha hecho.

¿Cómo pueden los países en la fase de Martillo descubrir cómo será en el futuro la fase de Danza? ¿Cómo pueden elaborar un plan que reduzca a los enfermos y los muertos, mientras que la población puede estar segura de que un segundo brote no volverá y destruirá nuevamente sus vidas?

Mediante el uso de una máquina del tiempo.

Se llama internet.

Y el futuro se llama Taiwán, Hong Kong, China y Corea del Sur.

2. La Masterclass de baile: un viaje hacia el futuro

El túnel en el que estamos es largo y oscuro, pero hay luz al final. Lo sabemos, porque hemos visto cómo algunos otros países ya están en la luz.

Si queremos saber qué sucederá después del Martillo, la primera parada de nuestro viaje debe ser el único país que ha dejado atrás un Martillo. Entonces, saltémonos la prohibición de viajar y visitemos China.

La danza de China después del Martillo

Artículo que narra detalles del caso de China aquí. Cronología de eventos aquí.

China pasó de un pico de cerca de 6,000 casos nuevos por día a menos de 60. Eso es alrededor de 2,000 veces menos casos diarios que los Estados Unidos per cápita. Han logrado eso a través del Martillo más pesado que el mundo haya visto. La experiencia de esta persona describe sucintamente cómo fue. La esencia de todo: todo estaba cerrado, todos en casa, todo el tiempo, durante semanas, en todas partes.

¿Cómo es la vida ahora? Este hilo de Twitter muestra imágenes de Beijing a partir del 10 de abril.

La gente vuelve a caminar por las calles, con máscaras. La mayoría de las compañías, estaciones de medio de transporte público o negocios tienen puntos de control para el código de temperatura y salud de las personas.

Los son códigos asignados por el gobierno. Si su código es verde, puede ir a todas partes, pero si es amarillo o rojo, debe ponerse en cuarentena o aislarse y no podrá entrar en la mayoría de los edificios.

Se cree que el gobierno centraliza todos los datos de estas aplicaciones (ya sea de forma centralizada o regionalmente), para saber dónde estuvo cada persona y rastrear a todas las personas que podrían haber sido infectadas por una contagiosa.

Los viajes siguen estando muy limitados, pero hay algunos, con muchas pruebas y, para los trabajadores, equipos de protección personal (EPP) mucho más allá de las máscaras.

Las escuelas permanecen cerradas, pero algunas volverán a abrir a fin de mes.

Los otros países y regiones que son más relevantes para nosotros son Corea del Sur, Singapur y Taiwán.

Corea del Sur es relevante porque es el primer país que ha vencido con éxito un brote y ahora está bailando con éxito, sin bloqueos en todo el país. Singapur es relevante porque bailó durante mucho tiempo con éxito. Podemos aprender de sus errores. Y Taiwán es relevante porque nunca tuvieron un brote a pesar de estar extremadamente cerca de China.

Revisemos que hicieron.

La danza eterna de Taiwán

Se suponía que Taiwán sufriría un brote masivo debido a su proximidad y estrechos vínculos con China. En cambio, a partir del 19 de abril ocupa el puesto 104 en número de casos de coronavirus, con aproximadamente 400 en total y solo un par de casos nuevos por día. Andorra, 300 veces más pequeña en términos de población, tiene el doble de casos.

Taiwán logró esto a pesar de no tener cierres de negocios, cierres preventivos de escuelas y prohibiciones de reuniones sociales. Taiwán simplemente no necesitaba sufrir los costos masivos que otros países han tenido que soportar. ¿Cómo lo hicieron? Esto te puede ayudar a comprender lo que hacen:

En esta historia, un viajero narra su experiencia desde el aterrizaje en Taiwán hasta la increíble cuarentena por la que pasó. Algunas citas de la cuarentena:

8:30 de la mañana del día siguiente, me despertó una llamada por la mañana. Era del consejo del gobierno local para confirmar dónde estoy, que soy quien soy, y verificar mi historial de viaje y los problemas y síntomas de salud actuales.

14:30 Por la tarde, recibí otra llamada aleatoria del consejo local para consultar conmigo. “Comprobación aleatoria estándar Sr. Chen. El oficial le hará una visita en su casa a las 15:00. ¿Estás bien?

“Estoy bien, respondí. Y pregunté ¿ hacéis llamadas aleatorias para asegurar que nos quedamos en casa?”.

“Sí, lo hacemos, 2–3 veces por día. No deje su casa y tome las precauciones necesarias para proteger a su familia. Si sale de casa, me temo que la policía lo buscará.

Pregunté: “Pero, ¿cómo sabéis que la gente sale de casa? ¿No fui rastreado por GPS ya que no he recibido ningún dispositivo de rastreo para llevar en el aeropuerto?

“No. Solo le damos un teléfono móvil si no tiene uno. Dado que tiene su propio teléfono, asegúrese de tenerlo encendido en todo momento durante los próximos 14 días. Si pierde su señal, póngase inmediatamente en contacto con nosotros por otros medios, de lo contrario de la policía iría a su casa … “.

“¿Quiere decir que ya estoy siendo controlado …?” “

“Sí, nos proporcionó su número y eso es suficiente”.

Recibí un mensaje más tarde a las 20:30, pidiéndome que llamase a un número de teléfono. Llamé y pregunté por qué tenía que hacerlo, ya que no había violado ninguna regla.

“Es posible que haya perdido la señal temporalmente o no haya hecho ningún movimiento durante un período prolongado de tiempo, por lo que el sistema pensó que podría haber dejado su teléfono en casa y no podemos arriesgarnos a que salga”. Por tanto, su sistema puede detectar que se está inactivo o si alguien no se mueve mucho…

Debo decir que este programa de cuarentena es impresionante …

— Jonathan Chen

El nivel de preparación de Taiwán es asombroso. Esta es una lista de más de 100 medidas que tomaron antes de marzo. Aquí hay algunos ejemplos, de la lista y otras fuentes:

- Prohibiciones de viaje tempranas y estrictas, actualizadas todos los días.

- Centralizaron la gestión de la producción de máscaras, comenzando en 2.4 millones por día (el doble de su necesidad de 1.3 millones en ese momento).

- Establecimiento del precio para evitar la especulación, inicialmente a 0.50 USD $ por máscara.

- La multa por aumento en los precios de máscaras y otros artículos clave se convirtió en 1–7 años en la cárcel y una multa de hasta 167,000 USD $ .

- La difusión de noticias falsas podría ser multada con 100,000 USD $ .

- Detección proactiva de casos: diagnosticaron a todas las personas que previamente habían tenido síntomas de gripe pero dieron resultado negativo para la gripe, encontrando algunos pacientes con coronavirus.

Todo lo anterior sucedió ANTES de que Wuhan incluso se apagara. Luego, continuaron:

  • Se movilizó al Ejercito para producir máscaras.
  • El precio oficial de las máscaras finalmente se redujo a ~ $ 0.20 para fines de febrero.
  • Finalmente, aumentaron la producción a 10 millones de máscaras por día (para una población de 23 millones) antes de finales de marzo. Las máscaras fueron racionadas y su exportación prohibida.
  • Las bases de datos de viajes y atención médica estaban conectadas, para que los profesionales de la salud pudieran saber quién estaba en mayor riesgo de infectarse. Los CDC taiwaneses podían rastrear lo que estaba sucediendo en en tiempo real.
  • Se clasificó a los viajeros en función de su riesgo, desde la entrada gratuita al país con autocontrol hasta las cuarentenas obligatorias.
  • Apoyo a la cuarentena con alimentos y mensajes de ánimo.
  • Aplicación de la cuarentena a través de las señales telefónicas existentes de las personas. Si no tienen teléfono, el gobierno les proporciona uno. Se envía una alerta a las autoridades si el teléfono está apagado por más de 15 minutos.
  • Las personas que no cumplían con las órdenes de cuarentena domiciliaria fueron entregadas a las fuerzas del orden y seguidas por agentes de policía. Una pareja fue multada con 10,000 USD $ por violar la regla de cuarentena domiciliaria de 14 días.

Si el mundo fuese una clase y cada país un estudiante que hacía un exámen de coronavirus, Taiwán está aprobando con una nota excelente. Y está ofreciendo su ayuda. Si fuese otro estudiante, aceptaría esa oferta.

Hay un par de cosas a destacar. Primero, el país pudo hacerlo porque los CDC taiwaneses estaban listos y tenían amplios conocimientos, poder y capacidad de reacción de su experiencia con el SARS en 2003.

En segundo lugar, actuaron rápida y con fortaleza, imponiendo nuevas medidas a nivel nacional todos los días.

Tercero, conectaron los datos de atención médica con los datos de viaje y enviaron los positivos a la policía. Parecen utilizar técnicas de rastreo humano estándar, combinadas con datos de atención médica y viajes, pero no con datos de movilidad basados en teléfono o tarjetas de crédito, hasta donde sabemos, a menos que esté infectado. Solo han sufrido alrededor de 400 casos hasta el 20 de abril, lo que hace que su carga de trabajo de pacientes sea manejable.

El pequeño martillo y el bisturí de Corea del Sur

Corea del Sur fue el primer país del mundo en vencer un brote de coronavirus sin usar el Martillo en todo el país. No se cerraron restaurantes, fábricas, tiendas en todo el país. No hay confinamiento global. Prohibieron los eventos por encima de cierto número de asistentes.

¿Qué hicieron? Utilizaron un pequeño Martillo y un bisturí.

El brote principal ocurrió en una ciudad llamada Daegu, después de que el ahora famoso Paciente 31 extendió el virus a lo que finalmente serían más de 5,000 personas vinculadas a la iglesia Shincheonji, aproximadamente la mitad de la casos totales en el país hasta ahora.

Fuente Reuters

En Corea del Sur, el gobierno no cerró negocios, pero la población tenía experiencia de un brote de MERS en 2015 y sin embargo abandonó las calles:

Los centros comerciales, restaurantes y calles en Daegu, la cuarta ciudad más grande del país con una población de 2.5 millones, estaban en gran parte vacías en escenas que los residentes y usuarios de redes sociales compararon con una película de catástrofe.

“Es como si alguien arrojara una bomba en el medio de la ciudad. Parece un apocalipsis zombie “, dijo a Reuters por teléfono Kim Geun-woo, un residente de 28 años.

Las autoridades de Daegu , clausuraron escuelas y cerraron bibliotecas públicas, museos, iglesias, guarderías y tribunales.

Pero eso no sucedió fuera de Daegu. Las cuarentenas se limitaron a las áreas de brotes y no afectaron agresivamente la economía.

Una forma de medir el impacto de estas medidas es a través de la movilidad: ¿cuánto se han movido los surcoreanos en los últimos meses? Una excelente manera de verlo es comparando su movilidad con la de un país que usó el Martillo de una forma masiva y contundente: España.

Entonces, ¿cómo controló Corea del Sur la epidemia sin usar el Martillo de una forma masiva y contundente? Sabiendo exactamente quién está enfermo y poniendo en cuarentena a todos sus contactos.

Para saber quién está enfermo, se debe diagnosticar a tantas personas como sea posible.

Todos hemos visto su impresionante manera de realizar una gran cantidad de pruebas, desde las pruebas en el automóvil, hasta las cabinas telefónicas, que pueden realizarse en 7 minutos.

Imagen de previsualización de YouTube

Elegimos el % de pruebas que resultan positivas porque es la mejor manera de evaluar los buenas que son las pruebas. Lo presentamos en nuestro último artículo, Coronavirus: Out of Many, One. El número total de pruebas no tiene sentido porque depende de si un país es grande o hay muchos casos. Las pruebas per cápita no tienen sentido si hay pocos casos. Pero un bajo porcentaje de positivos indica que un país está probando a muchas personas en comparación con la magnitud del problema. Algunas personas están de acuerdo.

Los países que están sobrepasados por el número de casos, como Francia o el Reino Unido, no tienen suficientes kits para diagnosticar a todos. Incluso países como Alemania o Singapur, que solían poder diagnosticar a casi todos, ya no pueden informar sobre sus brotes.

Mientras tanto, países / regiones como Taiwán, Hong Kong, Vietnam o Corea del Sur están realizando suficientes diagnósticos como para que menos del 3% de sus pruebas sean positivas. No solo están evaluando a personas con síntomas. Están realizando tests a todas las personas que han estado en contacto con ellos. ¿Cómo lo saben? En el caso de Corea del Sur, a través de uno de los sistemas de rastreo de contactos más avanzados fuera de China.

El gobierno de Corea del Sur tiene acceso a datos de teléfonos móviles, datos de tarjetas de crédito y datos de CCTV durante epidemias, es el resultado de una ley aprobada después del brote de MERS:

“Se revisaron las leyes para priorizar la seguridad social sobre la privacidad individual en momentos de crisis de enfermedades infecciosas”. — Dr. Ki, a través del New York Times

Con esa información, saben a dónde fue la gente. Luego, divulgan esa información públicamente (sin identificadores personales) para que otras personas puedan descubrir si podrían haberse cruzado con una persona infectada. Detallan hora por hora, a veces minuto por minuto, los horarios de los viajes de las personas infectadas: qué autobuses tomaron, cuándo y dónde subieron y bajaron, incluso si llevaban máscarillas.

También usan esa información para enviar alertas de emergencia a los teléfonos móviles de las personas cada vez que se descubren nuevos casos cerca. Se insta a las personas que piensan que pueden haberse cruzado con un paciente a que acudan a los centros de evaluación y control de la enfermedad.

Este no es solo un amplio sistema de alerta para cualquiera que esté en el área. Está dirigido. Cuando se identifica a un paciente infectado, los equipos de rastreadores de contactos usan sus registros de salud, datos de transacciones de tarjetas de crédito, CCTV y ubicación de teléfonos móviles para rastrear sus movimientos anteriores y encontrar sus contactos. Aquellos que se determine que han estado cerca del individuo infectado reciben estas alertas telefónicas.

Si su prueba resulta positiva, lo envían a un centro de aislamiento del gobierno donde recibe asistencia médica básica y observación, o en un hospital, o en su hogar, según los síntomas.

Si eres negativo, si te recuperas o si estás potencialmente expuesto, estás en cuarentena en casa. Debes descargar otra aplicación que le dice a la policía si sales. Este servicio es controlado por un equipo de monitoreo local que llama dos veces al día para asegurarse de que permanezca en su lugar y para preguntarle sobre sus síntomas. La multa por salir es de $ 8,000 y hasta un año en la cárcel.

Otras medidas que se siguen son controles de temperatura en la entrada de los edificios, desinfectante de manos en todas partes y uso masivo de mascarillas. El 98% de las personas afirma que a veces usan mascarillas fuera de casa, y el 64% siempre lo hace. Después de un aumento masivo de la demanda de mascarillas, el gobierno intervino para administrar el suministro.

Un aspecto positivo del brote temprano en Corea del Sur es que tenía una severa prohibición de viajar. A mediados de marzo, la mayoría de los países aplicaron una prohibición de viajar hacia y desde el país. Irónicamente, podría haber salvado muchas vidas en Corea del Sur, como veremos más adelante.

Lo que está funcionando en Corea del Sur es que está diagnosticando, rastreando contactos, realizando aislamientos, cuarentenas, higiene, mascarillas y prohibiciones de viajar. No necesitaban un Martillo pesado porque usaban principalmente un bisturí.

Errores cruciales en Singapur

La respuesta de Singapur al coronavirus fue muy similar a la de Taiwán. Su cronograma de decisiones es igualmente asombroso. Hizo casi las mismas cosas que hicieron Taiwán o Corea del Sur. Pero no funcionó. ¿Por qué? Hubo pequeñísimos detalles diferentes que hicieron que el resultado no fuese exactamente el mismo.

Cuando comparamos Singapur con Taiwán o Corea del Sur hay tres cosas que llaman la atención: prohibiciones de viaje, rastreo de contactos y uso de mascarillas.

Primero, prohibiciones de viaje. Como se puede comprobar, Singapur fue bastante rápido, antes del 29 de enero, en prohibir los viajes de los visitantes de Hubei, cuando ya había 6,000 casos. Un poco más tarde, tres días después, el 1 de febrero, cuando había 12,000 casos, prohibieron viajar a todos los visitantes China.

Pero después no actuó lo suficientemente rápido. No prohibió los viajes desde Italia, Francia, España y Alemania hasta el 16 de marzo. En ese momento, estos países acumulaban en total más de 50,000 casos reportados, que probablemente eran muchos más. Se prohibieron todos los viajes una semana después, el 23 de marzo. Para entonces, el mundo tenía 150,000 casos fuera de los países con limitaciones de viaje.

Este retraso en la acción provocó un inicio dramático de nuevos casos. A finales de marzo, un 80% de los casos en Singapur provenían del extranjero. En una semana, el número de casos importados cayó a cero, pero era ya demasiado tarde. Estos casos fueron suficientes para iniciar la transmisión local que explotó en las siguientes semanas. Si hubieran cerrado sus fronteras alrededor del 10 de marzo, es probable que este brote no hubiera ocurrido, o no hubiera sido tan grave.

En la tercera Parte de este artículo, en un par de días, entraremos en detalles sobre cómo decidir qué restricciones de viaje son las más adecuadas.

La segunda gran diferencia con países como Corea del Sur es el rastreo de contactos. La operación de Singapur no era en realidad de mismo nivel. Hasta finales de marzo, sus equipos solo podían rastrear alrededor de ~ 600 contactos. Eso era así porque su proceso fue extremadamente rudimentario. Los trazadores tuvieron que depender de entrevistas o cámaras de CCTV para hacer su investigación. Sin datos de teléfonos móviles, sin datos de tarjetas de crédito, sin conexión entre la atención médica y los datos de viaje, por lo que hemos podido encontrar. No está claro si la capacidad de los investigadores es mucho más fuerte o más débil que la de Taiwán, o si sus herramientas son mucho mejores o peores. Pero Taiwán nunca se sintió sobrepasado por la llegada masiva de casos extranjeros.

A fines de marzo, el país lanzó TraceTogether, una aplicación móvil que las personas pueden descargar y, a través de bluetooth y encriptación, anónimamente controla a todas las personas que ha encontrado, para que pueda recibir una notificación si una de ellas da positivo.

 La idea es genial, pero solo tiene un 20% de aceptación y uso (1 millón de usuarios frente a 5,6 millones de ciudadanos). Esto no es suficiente. Para que se registre un contacto, ambas personas deben tener la aplicación funcionando. Si una persona al azar tiene una probabilidad del 20% de tenerla, dos personas al azar tendrán una probabilidad del 20% * 20% = 4% de tenerla. Dicho de otra manera, solo el 4% de los contactos se registrarán a través de la aplicación.

Y eso suponiendo que el 20% se refiere a que la aplicación funcione correctamente. Si el 20% se refiere solo a descargas, como es habitual cuando los desarrolladores quieren promocionar el éxito de su aplicación, muchas de las personas que descargaron la aplicación no la abrirán, muchos de los que la abran no la configurarán, y muchos de ellos no tendrán el bluetooth encendido todo el tiempo.

En este gráfico supongo una penetración del 30%, que es un 50% más alta de lo que Singapur ha comunicado. Más notas dentro de la tabla. Enlace al modelo.

Todavía es pronto: Singapur lanzó la aplicación hace cuatro semanas. Con suerte, su penetración aumentará en las próximas semanas. Pero podría decirse que el país se encuentra entre los mejores del mundo para convencer a su población de usar la aplicación: el uso del móvil es enorme, el país es pequeño y la ciudadanía confía en el gobierno. Si Singapur no puede hacer más del 20%, ¿quién puede? Ellos mismos dicen que en este momento esto no puede reemplazar el seguimiento manual de contactos.

Para ser claros, esto no significa que la tecnología sea mala. Por el contrario, el bluetooth en teléfonos inteligentes ofrece grandes posibilidades para resolver el problema del rastreo de contactos. El problema es la penetración y aceptación de una app. Es muy difícil lograr que mucha gente use una aplicación. Corea del Sur no lo requiere, y pueden rastrear los contratos mucho más fácilmente. Cubriremos en profundidad todos estos temas en la Parte 2 de este artículo, que llegará en uno o dos días. Suscríbase al boletín para recibirlo.

Tercero y como conclusión, uso de mascarillas. Hasta el 3 de abril, Singapur solo recomendaba mascarillas para los enfermos. Como vimos antes, eso contrasta tanto con Taiwán (con mascarillas administradas centralmente) como con Corea del Sur (con el 98% de las personas con mascarillas al menos a veces y el 64% siempre que salen).

Esto es importante porque, como veremos en la Parte 3 de este artículo en unos días, las mascarillas son fundamentales para detener el virus.

Este gráfico ilustra la importancia de estos tres factores juntos: restricciones de viaje, rastreo de contactos y mascarillas:

Esta es la representación gráfica de todos los casos en Singapur tal como se conocen.

Los puntos rojos son casos activos y los puntos verdes se curan. La cantidad de casos rojos es abrumadora. Esto destaca lo reciente que es el brote.

Al inspeccionar algunos casos, se puede ver esto:

Este es un caso que ha sido investigado adecuadamente. Desafortunadamente, la mayoría de los casos ahora se ven así:

Esto ilustra la cantidad de contactos que necesitan ser rastreados que los investigadores no pueden manejar. Este caso no ha sido investigado a fondo. La mayoría de los casos son así.

Se han formado racimos rojos alrededor de áreas específicas: dormitorios. Miré todos los grupos para ver cuáles son lugares donde se concentran muchas personas:

La respuesta es: la mayoría.

En su mayoría están habitadas por trabajadores emigrantes. Como señalamos antes, Singapur tardó mucho en promulgar prohibiciones de viaje y, a fines de marzo, importó más del 80% de los casos.

Pero luego, estos casos importados comenzaron a extenderse porque no había límite para el tamaño de las reuniones sociales y no había mascarilas.

Incluso después de que se aprobó un límite del tamaño de las reuniones sociales por encima de 10, esta es una fotografía de uno de los dormitorios:

Mucha gente, y no todos con mascarillas.

Parece que los pasos en falso de Singapur incluyen prohibiciones de viaje tardías, establecimiento tardío de número de personas en las reuniones sociales, retraso en el requisito de uso universal mascarilla universal tardía y sistema de seguimiento de contactos manual sobrepasado. Esto permite dirigir las medidas básicas que cada país necesita para combatir el coronavirus.

Aquí está la lista de medidas que cada país debe considerar. Hay cuatro tipos:

  • Medidas muy baratas que podrían ser suficientes para detener la epidemia.
  • Medidas algo caras que aún podrían ser necesarias
  • Medidas costosas que no son necesarias
  • Medidas sanitarias

Es hora de que nos adentremos con profundidad en ellas.

 

 

 

 

 

 

 

 


Esta fue la Parte 1 de nuestro artículo, Coronavirus: aprender a bailar. Aquí está la Parte 2, sobre las medidas que todos los países pueden tomar, tanto ciudadanos como empleados y gobiernos. En la Parte 3, definiremos el núcleo de las medidas que cada país necesita adoptar: pruebas, localización de contactos, aislamientos y cuarentenas. Le daremos recomendaciones específicas sobre cada uno, incluida una advertencia: la mayoría de los países no se están aproximando correctamente al rastreo de contactos. Si continúan su camino actual, terminarán como Singapur.

Si le interesa recibir los próximos artículos, apúntese aquí a la newsletter.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] la Parte 1, describimos las estrategias que los diferentes países de Asia Oriental usaron durante su baile [...]

[...] de 60 millones de visitas y han sido traducidos a más de 40 idiomas. Esta entrega es la parte 3 (parte 1 y parte 2) de nuestro cuarto artículo, Aprendiendo a Danzar, una serie que se centra en los [...]

[...] es la Parte 5 de Aprender a Danzar (Parte 1, Parte 2, Parte 3. Parte 4 inédita), una serie en la que profundizamos para comprender lo que [...]

[...] anteriores, Coronavirus: Why You Must Act Now, The Hammer and the Dance, Out of Many, One y muchos otros, han conseguido más de 60 millones de visitas y se tradujeron a más de 40 [...]

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..