La actividad física relacionado con menor desarrollo de demencias


Una actividad física moderada y regular realizada por adultos mayores puede estar asociado con mayores tamaños del cerebro, concretamente del hipocampo, y como consecuencia un menor riesgo de desarrollo de demencias, ya que esta parte del cerebro esta relacionado con la memoria a corto plazo.

Esta conclusión es parte de un estudio más amplio denominado Framingham, a partir del cual un grupo de investigadores de la Universidad de California (UCLA) han evaluado cómo influye la actividad física sobre el tamaño del cerebro y el riesgo para desarrollar demencia. Los investigadores han observado una asociación entre la baja actividad física y un mayor riesgo de demencia en las personas mayores. Esto sugiere que la actividad física moderada y regular para los adultos mayores podría dar lugar a volúmenes superiores del cerebro y un menor riesgo de desarrollar demencia, fundamentalmente observado en personas mayores de 75 años.

Aunque algunos estudios previos han encontrado una relación inversa entre los niveles de actividad física y el deterioro cognitivo, la demencia y la enfermedad de Alzheimer, otros no han encontrar una asociación de este tipo. Para este estudio, los investigadores de la UCLA analizaron una cohorte poblacional a partir del estudio de Framingham durante más de una década para examinar la asociación entre la actividad física y el riesgo de demencia y los marcadores de resonancia magnética del cerebro subclínicos que pueden caracterizar la demencia.

Estos resultados demuestran que un individuo nunca es demasiado mayor para hacer ejercicio y adaptar la actividad física a la capacidad de cada uno, con lo que se obtienen beneficios, entre otros muchos, también en una mejor salud del cerebro y una reducción del riesgo de desarrollar demencia.

Fuente: University of California – Los Angeles Health Sciences. www.uclahealth.org

Etiquetas:

Un gen que revierte el envejecimiento de células madre adultas


En una serie de experimentos, el gen embrionario Nanog activó ciertos procesos celulares latentes que son fundamentales para evitar huesos débiles, arterias obstruidas y otros síntomas propios de la vejez. El descubrimiento podría llevar a tratamientos para la ateroesclerosis, la osteoporosis, el Alzheimer y otros trastornos relacionados con la edad.

Los resultados de la investigación también parecen prometedores como punto de partida para desarrollar nuevos tratamientos contra trastornos de envejecimiento prematuro, como es la progeria.

La investigación acerca de Nanog realizada por el equipo de Stelios T. Andreadis, de la Universidad en Buffalo (Universidad Estatal de Nueva York) en Estados Unidos, está ayudando a entender mejor el proceso de envejecimiento y ha abierto un posible camino hacia terapias capaces de revertirlo.

Para luchar contra el envejecimiento, el cuerpo humano mantiene una reserva de células no especializadas que pueden regenerar órganos. Estas células son las células madre adultas, y están situadas en todos los tejidos del cuerpo y responden rápidamente cuando se las necesita.

Pero a medida que las personas envejecen, son menos las células madre adultas capaces de llevar a cabo correctamente su tarea, una situación que se traduce en los trastornos relacionados con la edad. Invertir los efectos del envejecimiento sobre las células madre adultas, es decir, “reiniciar su programación” por así decirlo, puede ayudar a superar este problema.

Los investigadores están ahora centrándose en identificar fármacos que puedan reproducir en todo o en parte los efectos positivos del Nanog. Esto les permitirá estudiar qué facetas del envejecimiento es factible revertir, y hasta qué punto se podría combatir por esta vía a ciertas enfermedades como por ejemplo la ateroesclerosis, la osteoporosis o el Alzheimer.

Fuente: Noticias de la Ciencia y la Tecnología

Más información en: http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1002/stem.2452/abstract

Foto: De izquierda a derecha, células madre funcionales, células madre que ya no funcionan debido a la progeria, y células madre que previamente no funcionaban debido a esta enfermedad pero que fueron “reinicializadas” por el gen embrionario Nanog de las células madre. (Foto: Stelios Andreadis) http://www.buffalo.edu/
Etiquetas:

Nuevos estudios revelan el potencial antienvejecimiento de la granada


Pomegranate

La fruta de la granada ha sido tradicionalmente usada en los distintos canales de marketing para ensalzar su potencial antienvejecimiento, lo que ha provocado en algunos casos un escepticismo justificado. Un equipo de científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne en Francia (EPFL) y la compañía Amazentis han estudiado con más detalle las propiedades de esta fruta y han observado que contiene una molécula que en el proceso de digestión se transforma por los microorganismos del intestino y que proporciona unos beneficios más allá de los esperados.

A medida que envejecemos, nuestras células se esfuerzan cada vez más para reciclar los residuos generados por nuestro metabolismo, como es el caso de las mitocondrias que se acumulan en la célula cuando ya no son capaces de llevar a cabo su función vitalEsta degradación afecta la salud de muchos tejidos, incluyendo los músculos, que se van debilitando gradualmente a lo largo de los años. Esta acumulación de mitocondrias “disfuncionales” también podría jugar un papel fundamental en otras enfermedades asociadas al envejecimiento, como es la enfermedad de Parkinson.

Los científicos han identificado una molécula que favorece el restablecimiento de la capacidad celular para reciclar los componentes de las mitocondrias defectuosa. Se trata del metabolito urolithin A, que es generada por la microflora intestinal al digerir los compuestos de la granada. Según el grupo de investigadores, es la única molécula conocida que puede revitalizar el proceso de limpieza mitocondrial, también conocido como mitofagia.

El equipo comenzó ensayando su hipótesis sobre un modelo animal habitual: el nematodo C. elegansEs un modelo muy utilizado en este tipo de investigaciones sobre envejecimiento, ya que después de sólo 8-10 días ya se les podría considerar “mayores”. La esperanza de vida de los gusanos expuestos a urolithin A aumentó en más de un 45% en comparación con el grupo control. Estos alentadores resultados iniciales llevaron al equipo a escalar los análisis sobre modelos animales que tienen más en común con los humanos. Para ello aplicaron los estudios sobre roedores, y en el análisis también observaron una reducción significativa en el número de mitocondrias disfuncionales, lo que les confirmó que se estaba produciendo un proceso de reciclaje de las células. Los ratones más mayores, alrededor de 2 años de edad, presentaron un 42% de mejoría en la resistencia muscular con respecto al grupo control.

Este enfoque de los científicos ofrece una nueva serie de oportunidades para luchar contra la degeneración muscular que tiene lugar a medida que envejecemos, y posiblemente también para contrarrestar otros efectos del envejecimiento, mediante la reactivación del reciclado de los productos de desecho celular. De tal manera que la estrategia que persiguen estos investigadores pasaría por favorecer el reciclado celular y no tanto por generar productos farmaceuticos que ayuden a aumentar la masa muscular durante el envejecimiento.

De todas formas, antes de que todos salgamos corriendo a comprar kilos de granadas, hay que especificar que la fruta por sí misma no contiene la molécula “milagrosa”, sino más bien su precursor. Esa molécula precursora de la granada se convierte en urolithin A por la acción de la microflora del intestino durante la digestión. Debido a esto, la cantidad de urolithin A que se produce en nuestro organismo puede variar ampliamente dependiendo de la especie animal y la microflora intestinal presente y esto esta por ver en nuevos ensayos aplicados a humanos. Algunas personas pueden no producir nada de esta molécula por lo que si eres uno de los desafortunados, es posible que el zumo de granada no produzca estos “grandes beneficios”, aunque sin duda la granada beneficiará en mayor o menor medida nuestra salud.

Referencia: Dongryeol Ryu, Laurent Mouchiroud, Pénélope A Andreux, Elena Katsyuba, Norman Moullan, Amandine A Nicolet-dit-Félix, Evan G Williams, Pooja Jha, Giuseppe Lo Sasso, Damien Huzard, Patrick Aebischer, Carmen Sandi, Chris Rinsch & Johan Auwerx. Urolithin A induces mitophagy and prolongs lifespan in C. elegans and increases muscle function in rodentsNature Medicine, July 2016 DOI: 10.1038/nm.4132

Etiquetas:

Una mirada interdisciplinar a la investigación sobre envejecimiento


La Fundación General CSIC organiza, los días 5 y 6 de septiembre, el encuentro “Una mirada interdisciplinar a la investigación sobre envejecimiento”, que se celebrará en el marco de los Cursos de Verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) de Santander, con el objetivo de analizar aspectos diversos relacionados con el envejecimiento de las personas, como individuos y en la sociedad.

Cada vez cobra más fuerza y vigencia, la constatación de que la contribución de la ciencia a la resolución de los grandes retos sociales exige de investigación interdisciplinar, una investigación diseñada y llevada a cabo por equipos que cuentan con investigadores con conocimientos disciplinares diferentes. Más aún, que para aumentar el impacto social es preciso crear puentes entre la investigación, la política y la práctica. En este contexto, el encuentro reunirá a un grupo relevante de investigadores que, provenientes de distintas disciplinas (sociología, medicina, biología, derecho, etcétera) dedican su actividad estudiar el envejecimiento de las personas en nuestra sociedad.

El encuentro, dirigido por María Dolores Puga González, científico titular en el Instituto de Economía, Geografía y Demografía del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se estructura en tres bloques. En el primero, “Longevidad y salud”, se analizarán las soluciones científicas destinadas a conseguir trayectorias vitales más longevas y saludables. El segundo, “Sociedades capacitadoras e incluyentes”, se preguntará qué puede hacer la ciencia para generar e impulsar sociedades que resguarden, mantengan y promuevan el potencial y las capacidades de individuos con trayectorias de vida prolongadas. Y en el tercero y último, “Bienestar y actividad”, se tratará de dar respuesta a las cuestiones abiertas por la creciente longevidad en su relación con la actividad, la salud y el trabajo, en la búsqueda de una existencia activa y plena de bienestar a lo largo de toda la trayectoria vital.

En definitiva, “Una mirada interdisciplinar a la investigación sobre envejecimiento” es una llamada a  la  reflexión, entre investigadores y asistentes a este encuentro, sobre cuáles son las preguntas relevantes sobre el envejecimiento de la sociedad y de las personas a las que la ciencia ha de intentar dar respuesta, en qué medida las aproximaciones a las mismas son interdisciplinares y cuál debería ser, idealmente, la composición de los equipos que las aborden, cuáles son los retos a los que se enfrentan, o en qué áreas puede tener mayor impacto dicha interdisciplinaridad. En última instancia, contribuir a definir líneas de investigación interdisciplinar en envejecimiento que maximicen el impacto social.

Programa del encuentro
Etiquetas:

¿Mayor esperanza de vida significa mayor tiempo de enfermedad?


La investigación ha demostrado que la esperanza de vida tiene la capacidad de ser ampliada. Pero, ¿esto significa que las personas que viven más tiempo lo hacen durante más años con mal estado de salud? Los resultados optimistas de un estudio publicado en la Revista de la Sociedad Americana de Geriatría, indican que esos años adicionales de vida podrían ser mediante la ampliación del tiempo de buena saludEn un estudio actual de casi 3.000 personas, se observó que la  enfermedad aparecía décadas más tarde en las personas centenarias en comparación con aquellos que fallecían más jóvenes.

La mayoría de las personas presentan una mayor carga de enfermedad y discapacidad a medida que envejecen, pero se observa que los que viven una vida excepcionalmente más larga tienen la ventaja de mostrar períodos más cortos de enfermedad. Los investigadores analizaron el estado de salud de personas cercanas a los 100 años comparándolos entre los participantes de dos estudios: el Proyecto genes de la longevidad (LGP) y el Estudio de Centenarios de Nueva Inglaterra (CNE). En ambas series de comparaciones, los investigadores analizaron las edades a las que los individuos desarrollan las cinco principales problemas de salud relacionados con la edad: cáncer, enfermedades cardiovasculares, hipertensión, osteoporosis y accidente cerebrovascular. El análisis reveló un patrón repetitivo de retardo en la aparición de la enfermedad en los grupos próximos a los centenarios entre los dos estudios.

A pesar de sus diferencias genéticas, sociales y culturales, los participantes de mayor esperanza de vida de los participantes de LGP y NECS resultaron notablemente similar con respecto a las principales enfermedades relacionadas con el envejecimiento. En comparación con los grupos de referencia más jóvenes, se observó un retardo en la aparición de las principales enfermedades relacionadas con la edad, comprimiéndolas en unos pocos años más cerca de los 100. Los hallazgos sugieren que los descubrimientos realizados en un grupo de centenarios se pueden generalizar a poblaciones diversas. Y contradicen la idea generalizada de que un mayor aumento de la esperanza de vida en las futuras generaciones supondrá un mayor gasto en salud y cuidados de más larga duración.

Referencia: Khadija Ismail, Lisa Nussbaum, Paola Sebastiani, Stacy Andersen, Thomas Perls, Nir Barzilai, Sofiya Milman. Compression of Morbidity Is Observed Across Cohorts with Exceptional LongevityJournal of the American Geriatrics Society, 2016; DOI: 10.1111/jgs.14222

Etiquetas:

Nuevos datos sobre la perdida de memoria durante el envejecimiento


Un estudio europeo liderado por el departamento de “Integrative Medical Biology” de la Universidad de Umeå, liderados por el profesor Lars Nyberg, ha demostrado que el receptor D2 del neurotransmisor dopamina, está vinculada a la memoria a largo plazo relacionada con los sucesos autobiográficos (momentos, lugares, emociones, etc) que se ve alterada con la edad y debido a la demencia. Estos nuevos datos pueden contribuir a comprender que aspectos son claves para entender los trastornos de la memoria.

Estos datos han sido obtenidos a partir de tecnologías de imágenes cerebrales (PET y MRI), pruebas de memoria y análisis estadísticos en un grupo de población de 181 individuos sanos entre 64 y 68 años, para captar lo que sucede en la memoria durante el proceso de envejecimiento. El neurotransmisor dopamina es de gran importancia para las funciones motoras, memoria y otras funciones cognitivas, relacionándose su receptor D1 con funciones mediadas por el lóbulo frontal, pero hasta ahora no se conocía en profundidad el papel específico que tenía el receptor D2. Los investigadores pudieron observar que el receptor D2 de la dopamina estaba vinculado con la memoria de largo plazo, pero en menor medida con la memoria a corto plazo. Los investigadores también pudieron ver que el sistema D2 afecta el funcionamiento del hipocampo en el cerebro. Los resultados por tanto, vinculan el receptor de dopamina D2 con la memoria a largo plazo, probablemente a través del funcionamiento del hipocampo, por lo tanto, el deterioro del sistema de la dopamina es crucial para comprender las bases de la alteración de las capacidades cognitivas debido al envejecimiento.

Referencia: Lars Nyberg, Nina Karalija, Alireza Salami, Micael Andersson, Anders Wåhlin, Neda Kaboovand, Ylva Köhncke, Jan Axelsson, Anna Rieckmann, Goran Papenberg, Douglas D. Garrett, Katrine Riklund, Martin Lövdén, Ulman Lindenberger, Lars Bäckman. Dopamine D2 receptor availability is linked to hippocampal–caudate functional connectivity and episodic memoryProceedings of the National Academy of Sciences, 2016; 201606309 DOI: 10.1073/pnas.1606309113

Etiquetas:

Uso de vitaminas para combatir el envejecimiento del cerebro


Según una nueva investigación de la Universidad McMaster en Canadá, un suplemento dietético que contiene 30 vitaminas y minerales, todos ingredientes naturales ampliamente disponibles en los comercios de alimentos para la salud, ha mostrado unas notables propiedades antienvejecimiento que podrían prevenir e incluso revertir la pérdida masiva de neuronas.

Esta mezcla, según las conclusiones del equipo de investigación, algún día podría retardar el progreso de enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer, esclerosis lateral amiotrófica o el Parkinson.

El equipo de Jennifer Lemon y Vadim Aksenov, de la Universidad McMaster, espera que este suplemento pueda frenar el deterioro cognitivo provocado por algunas enfermedades graves y en definitiva mejorar la calidad de vida de los pacientes.

La fórmula, que contiene ingredientes comunes, como las vitaminas B, C y D, el ácido fólico, el extracto de té verde, aceite de hígado de bacalao y otros “nutracéuticos”, fue diseñada por primera vez por científicos en el Departamento de Biología de la Universidad McMaster, en 2000.

Diversos estudios publicados a lo largo de los últimos años han mostrado los beneficios de la fórmula en ratones, tanto en aquellos normales como en los específicamente criados para tal investigación porque envejecen rápidamente, experimentando en cuestión de meses un declive acelerado en la función motora y la cognitiva.

Fuente: http://noticiasdelaciencia.com/

Foto: PHOTO BY JD HOWELL

Etiquetas:

Investigaciones revelan una correlación entre una dieta rica en fibra y un envejecimiento más saludable


Hamster food

Ya se conocía que una dieta alta en fibra puede equilibrar el nivel de colesterol, puede prevenir el cáncer de colon, combatir las subidas de glucosa en sangre y también ayudar a regular el transito intestinal. Pero ahora, un equipo de investigadores australianos (Instituto Westmead) han descubierto una ventaja más de este componente de la dieta a menudo infravalorado, ya que han encontrado una correlación que puede ayudar a un envejecimiento general más saludable.

Utilizando los datos recopilados en un estudio llamado Blue Mountains Eye Study, el cual se basa en el seguimiento de en una muestra poblacional de más de 1.600 adultos de más de 49 años, los investigadores exploraron la relación entre la nutrición de carbohidratos y el envejecimiento saludable, mediante el estudio de distintos hábitos e indicadores, como el consumo de carbohidratos, la ingesta total de fibra, el índice glucémico, la carga glucémica, y la ingesta de azúcar. Tras el seguimiento de la población de estudio durante más de 10 años, el análisis de los resultados muestra que el mayor consumo de fibra es la variable con una mayor probabilidad (80%) de tener una mayor esperanza de vida y más saludable. Los individuos con mayor consumo de fibra eran menos propensos a sufrir hipertensión, diabetes, demencia, depresión, e incapacidad funcional.

A priori los investigaciones esperaban que el nivel de consumo de azúcar podría tener el mayor impacto sobre el envejecimiento, aunque los investigadores señalaron que el grupo estudiado fueron adultos mayores cuya ingesta de bebidas carbonatadas y azucaradas era bastante baja.

Este estudio respalda hallazgos recientes similares por parte de los investigadores, que ponen de relieve la importancia de la dieta y especialmente la fibra sobre el envejecimiento saludable.

Referencia: Bamini Gopinath et al. Association Between Carbohydrate Nutrition and Successful Aging Over 10 YearsThe Journals of Gerontology, Series A: Biological Sciences and Medical Sciences, May 2016 DOI:10.1093/gerona/glw091

Etiquetas:

¿Existe alguna correlación entre la jubilación y longevidad?


Pensioners at work - Playing ChessExiste una gran controversia sobre si conviene o no retrasar un poco la edad de jubilación. Hay muchos factores que intervienen a la hora de adoptar una postura en el debate. Al margen de ellos, está también la cuestión de si todas las personas que se jubilan mantienen un nivel de actividad física lo bastante alto como para evitar los efectos negativos de un estilo de vida sedentario. Además, en algunos, la jubilación provoca una cierta depresión que no ayuda nada a mantener un sano nivel de actividad. Por otra parte, el descenso de ingresos económicos que sufren bastantes personas al jubilarse puede reducir su acceso a servicios médicos. Una investigación ha profundizado en estas cuestiones.

Trabajar más allá de los 65 años podría llevar a una vida más larga, mientras que retirarse temprano podría ser un factor de riesgo que implicase morir antes, según indica este nuevo y controvertido estudio.

El equipo de Chenkai Wu, de la Universidad Estatal de Oregón en Corvallis, Estados Unidos, ha comprobado que los adultos sanos que se retiraron un año después de los 65 tuvieron un riesgo un 11% inferior de morir por cualquier causa, incluso teniendo en cuenta la demografía, el estilo de vida y los problemas de salud. Los adultos que se describieron como poco sanos también tenían una mayor probabilidad de vivir más tiempo si continuaban trabajando, según muestran los resultados del estudio, lo cual indica que otros factores aparte de la salud inicial podrían afectar a la tasa de mortalidad posterior a la jubilación.

Es evidente que esto no es aplicable a todos los casos, pero el equipo de Chenkai Wu piensa que el trabajo trae muchos beneficios sociales (y también económicos en naciones donde las pensiones de jubilación son demasiado bajas) a quienes se mantienen en activo profesionalmente, y tales beneficios pueden influir de manera significativa en su esperanza de vida.

La edad idónea de jubilación es un tema de debate en todo el mundo, incluyendo Estados Unidos. La mayor parte de las investigaciones en esta área se han centrado en el impacto económico de retrasar el retiro. El investigador señala que podría ser bueno examinar también el impacto en la salud.

La gente en los Estados Unidos tiene una mayor flexibilidad sobre cuándo jubilarse en comparación con lo que sucede en otros países, así que el equipo de Wu consideró razonable revisar los datos de este país.

Una salud pobre es una razón por la que las personas se jubilan antes y también puede llevar a una muerte temprana, así que los investigadores tuvieron en cuenta esto a la hora de hacer su análisis.

Durante el período de estudio, murieron alrededor del 12% de los jubilados sanos y el 25,6% de los que padecían mala salud. Los sanos que trabajaron un año más tuvieron un riesgo un 11% inferior de mortalidad, mientras que los de salud precaria que también trabajaron un año más tuvieron un riesgo de mortalidad un 9% menor. En resumen, trabajar un año adicional tuvo un impacto positivo en la tasa de mortalidad de los participantes del estudio, sin apenas importar su estado de salud.

Fuentehttp://noticiasdelaciencia.com

ReferenciasJ Epidemiol Community Health doi:10.1136/jech-2015-207097

Etiquetas:

¿Se puede medir nuestro nivel de envejecimiento?


Blood

Los metabolitos existentes en nuestro organismo creados a partir de los distintos procesos metabólicos, pueden proporcionar una gran cantidad de información acerca del estado general de nuestra salud o enfermedad, de nuestra dieta o del estilo de vida. Ahora también podrían proporcionarnos aún más información relacionada con el envejecimiento.

Un grupo de investigadores del Instituto de Ciencia y Tecnología de Okinawa y de la Universidad de Kyoto han detectado metabolitos que están relacionados directamente con el envejecimiento y que podrían arrojar luz sobre como el cuerpo humano envejece. Con el fin de encontrar y analizar estos metabolitos, el grupo de investigación obtuvo muestras de sangre, incluyendo los glóbulos rojos (*), de 30 individuos sanos: 15 adultos jóvenes (29 ± 4 años) y 15 adultos mayores (81 ± 7 años). A partir de estas muestras se identificaron los metabolitos a partir de técnicas avanzadas de detección (**) y se identificaron aquellos que habían aumentado o disminuido en los adultos mayores respecto a los jóvenes. De este análisis encontraron 14 compuestos relacionados con la edad, específicamente la mitad estaban relacionados con la disminución en antioxidantes y con la fuerza muscular y la otra mitad relacionados con la disminución de la función renal y hepática, por lo que el nivel de estos metabolitos podría acercarnos a conocer con más precisión nuestra edad biológica y nuestro estado de envejecimiento.

Ahora que estos metabolitos relacionados con la edad han sido identificados, la disminución de los antioxidantes y la fuerza muscular sugieren los investigadores que es importante el consumo de alimentos ricos en antioxidantes y acompañados con hábitos saludables como el ejercicio, especialmente después de los 65. Esto podría ayudar a aumentar los niveles de los metabolitos relacionados con la edad. Según los investigadores, existen todavía muchos componentes desconocidos que pueden determinar una mayor longevidad y más saludable, por eso el equipo de investigación continuará los estudios para intentar detectar todos estos metabolitos que aporten más información sobre el envejecimiento saludable.

(*) Anteriormente, los glóbulos rojos se han pasado por alto en este tipo de investigaciones, pero a medida que los glóbulos rojos representan aproximadamente la mitad del volumen de la sangre, los investigadores creyeron que valía la pena explorar.

(**) Se utilizaron técnicas de cromatografía de líquidos y espectrometría de masas (LC-MS), que son técnicas para separar los líquidos y detectar sustancias como los metabolitos en la sangre.

Referencia: Romanas Chaleckis, Itsuo Murakami, Junko Takada, Hiroshi Kondoh, Mitsuhiro Yanagida. Individual variability in human blood metabolites identifies age-related differencesProceedings of the National Academy of Sciences, 2016; 201603023 DOI: 10.1073/pnas.1603023113

Etiquetas:
Categorias: General