¿Como influye el cambio en el tracto intestinal sobre el envejecimiento?


P6d_008_cécums pyloriques_pyloric caeca_ Acipenser gueldenstaedtiiUn grupo de científicos y médicos han llevado a cabo el primer estudio detallado de cómo nuestros cambios en el tracto intestinal determina nuestra salud a medida que envejecemos. La digestión de los alimentos y la función del intestino juega un papel fundamental en la programación de nuestro sistema inmune, y proporciona una barrera eficaz a las bacterias potencialmente patogénicas. En particular, las células inmunes que recubren el intestino tienen como función mantener la luchar contra la invasión de microbios patógenos, y además el mantenimiento del equilibrio que proporciona un ambiente saludable para las bacterias beneficiosas.

Se sabe que nuestro sistema inmunológico disminuye con la edad, haciéndonos, no sólo más susceptibles a las infecciones, sino también aumentar nuestro riesgo de padecer otras enfermedades. Pero hasta ahora, no hemos comprendido completamente cómo los cambios en la estructura y la función de la barrera intestinal contribuyen a estos procesos.

Para intentar esclarecer este área de conocimiento, científicos del Instituto de Investigación en Alimentación (IFR) y de la Escuela Médica Norwich (ámbas del Reino Unido), en colaboración con científicos de la Universidad de Siena (Italia), estudiaron muestras tomadas de voluntarios sanos y los compararon con las muestras de personas de diferentes edades que visitaron los Hospitales integrantes del proyecto, sometiéndolos a exámenes de endoscopia rutinaria. En este proceso los científicos encontraron que los órganos intestinales más envejecidos presentaron un incremento en la secreción de un regulador específico (glucoproteína) del sistema inmunitario llamada interleucina 6 (IL-6) para activar la inflamación. Esto provoca una inflamación crónica de bajo grado se ve aumentada a medida que envejecemos. Además esto facilita “fugas” en la barrera intestinal a pequeñas moléculas que podría contribuir a nuestro aumento de la susceptibilidad a las infecciones a medida que envejecemos.

Los próximos pasos de la investigación se centrarán en esclarecer los factores desencadenantes de estos cambios en la permeabilidad de la barrera intestinal, la respuesta inmune y la secrección aumentrada de la IL-6 y en desarrollar estrategias para prevenir estas fugas y en consecuencia muchas de las enfermedades del envejecimiento.

Referencia: Angela Man, Eugenio Bertelli, Silvia Rentini, Mari Regoli, Graham Briars, Mario Marini, Alastair Watson, Claudio Nicoletti. Age-associated modifications of intestinal permeability and innate immunity in human small intestineClinical Science, 2015; DOI:10.1042/CS20150046

Etiquetas:

A mejor genética inflamatoria, mayor longevidad


Cheddar wonders what's out there...Una de las causas por las que se produce el envejecimiento es debido a los subproductos generados en el metabolismo del oxigeno que genera las denominadas especies reactivas del oxígeno (ERO o ROS por reactive oxygen species) incluyen iones de oxígeno, radicales libres y peróxidos tanto inorgánicos como orgánicos. Entre estas, existen aquellas ROS generadas por el propio sistema inmunológico al combatir las infecciones. Una familia de proteínas denominada CD33rSiglec conocidas por su función para ayudar a proteger las células cuando se producen daños colaterales inflamatorios, por lo que cabría preguntarse sí esta familia de proteínas tiene alguna influencia directa sobre la longevidad.

Los genes CD33rSIGLEC codifican receptores Siglec que unen a los ácidos siálico (moléculas de azúcar que se encuentran en muchas células). Estos receptores Siglec sobresalen como antenas en la superficie exterior de las células inmunes, sondeando la superficie de otras células “propias” en el cuerpo. Cuando los ácidos siálicos se unen a receptores Siglec, transmiten el mensaje al interior de la célula. Este interruptor de señal pone un freno a la activación de las células inmunes. De esta manera, los receptores CD33rSiglec ayudan a amortiguar la inflamación crónica y las ROS en el cuerpo.

En un estudio publicado el 7 de abril por eLife , un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de California (San Diego) estudió la correlación entre el numero de copias del gen CD33rSIGLEC y la longevidad en 14 especies de mamíferos. Además, encontraron que los ratones que carecen de una de las copias de ese gen CD33rSIGLEC no viven tanto como los ratones normales, tienen mayores niveles de ROS y mayor exposición al daño molecular.

Según los investigadores “Aunque no es definitivo, este hallazgo es alentador. Por lo que sabemos, es la primera vez que la vida útil se ha correlacionado con el número de copias de un gen simple”, dijo el Doctor Ajit Varki, Profesor Distinguido de Medicina y Medicina Celular y Molecular y miembro del Centro de Cáncer Moores UCSD. ”Dado que las personas también varían en el número de copias del gen CD33rSIGLEC, será interesante ver si estos genes influyen en las variaciones de la esperanza de vida humana como lo hacen en los ratones.” Para profundizar más, los investigadores recurrieron a un modelo de ratón específico que le faltaba un gen CD33rSIGLEC. En estas variedades aparecen signos de inflamación temprana y mostraron signos de envejecimiento acelerado (pelo gris, desorientación, piel fina), apareciendo niveles más altos de ROS y menor longevidad que los ratones normales.

Las diferentes especies de mamíferos llevan diferentes números de los genes CD33rSIGLEC en sus genomas. En este estudio, los investigadores analizaron 14 genomas de mamíferos diferentes, incluidas las de los elefantes, perros, monos y seres humanos, y encontraron que el número de genes CD33rSIGLEC presentes en el genoma se correlaciona con la máxima vida útil. En otras palabras, las especies con más copias tienden a vivir más tiempo, incluso cuando los investigadores controlaron otros factores que favorecen el envejecimiento.

Referencia: Flavio Schwarz, Oliver MT Pearce, Xiaoxia Wang, Annie N Samraj, Heinz Läubli, Javier O García, Hongqiao Lin, Xiaoming Fu, Andrea García-Bingman, Patrick Secrest, Casey E Romanoski, Charles Heyser, Christopher K Glass, Stanley L Hazen, . Nissi Varki, Ajit Varki, Pascal Gagneux receptores Siglec afecta la vida útil de los mamíferos mediante la modulación del estrés oxidativo . eLife , 2015; 4 DOI: 10.7554 / eLife.06184

Etiquetas:

Seminario de difusión del Proyecto Cero “BCI-Ageing”


El pasado 26 de marzo tuvo lugar el seminario de difusión de resultados del Proyecto Cero “Aplicación de Sistemas Brain Computer Interface (BCI) al entrenamiento cognitivo y al control domótico para prevenir los efectos del envejecimiento“. Este seminario se desarrolló en el Centro de Referencia Estatal (CRE) de Discapacidad y Dependencia de San Andrés de Rabanedo (León), ya que en él se realizaron todas los ensayos del proyecto con usuarios del centro (personas con discapacidad grave) y personas mayores sanas (edad superior a los 60 años).

Este proyecto, conocido por las siglas BCI-AGEING, ha sido financiado por laObra Social “la Caixa” y gestionado a través de los Proyectos Cero por laFundación General CSIC (FGCSIC). El proyecto BCI-AGEING ha tenido una duración de tres años y ha sido desarrollado por tres grupos de investigación: el Grupo de Ingeniería Biomédica de la Universidad de Valladolid (líder del proyecto), el Grupo de Bioingeniería del CSIC y el propio CRE Discapacidad y Dependencia. El objetivo del proyecto era desarrollar nuevas aplicaciones mediante sistemas BCI aplicadas a minimizar los efectos del envejecimiento y facilitar la vida diaria de las personas mayores. Se pretendía, por un lado, prevenir o minimizar el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento y, por otro lado, facilitar el acceso de las personas dependientes a los dispositivos presentes en el hogar.

En el seminario, organizado como una jornada de difusión abierta a todo el público, se expusieron en primer lugar los resultados de la aplicación de control domótico a partir de la actividad cerebral mediante BCI. Seguidamente, se realizó una presentación sobre la plataforma de entrenamiento neuro-cognitivo para minimizar los efectos del envejecimiento. Finalmente, se realizaron en directo varias demostraciones prácticas de la aplicación domótica y las aplicaciones de entrenamiento cognitivo para que los asistentes pudieran comprobar su funcionamiento.

Las jornadas fueron un éxito por el número de asistentes, más de 75 personas, así como por la gran cantidad de preguntas e interés despertado por la temática del proyecto. A los asistentes al evento se entregó un DVD multimedia donde se presenta de forma interactiva todos los objetivos, resultados y demostraciones del proyecto, así como las numerosas publicaciones científicas que ha dado lugar.

Etiquetas:
Categorias: General

Un plan de alimentación saludable y entrenamiento físico y mental, retarda el envejecimiento cognitivo


Grandma's handsUn programa integral que proporciona a las personas mayores en riesgo de demencia, una guía de alimentación saludable y un plan adaptados de ejercicio físico y mental, además del control y gestión de factores metabólicos y de riesgo vascular parece ralentizar el deterioro cognitivo, según un estudio de intervención geriátrica desarrollado en Finlandia para prevenir el deterioro cognitivo. Investigadores dirigido por el profesor Miia Kivipelto del Instituto Karolinska en Estocolmo (Suecia), el Instituto Nacional para la Salud y Bienestar en Helsinki (Finlandia), y la Universidad del Este de Finlandia, evaluó los efectos sobre la función cerebral en una intervención integral dirigida a abordar algunos de los factores de riesgo más importantes para la demencia relacionada con la edad, como el alto índice de masa corporal y la salud cardiovascular.

El estudio se desarrolló sobre una muestra de población de 1.260 personas de toda Finlandia, de entre 60 a 77 años, con la mitad del grupo asignados aleatoriamente al grupo de intervención y medio asignado a un grupo de control. Todos los participantes del estudio fueron considerados con riesgo de padecer demencia, en base a resultados de exámenes estandarizados.

La intervención intensiva consistió en reuniones regulares durante dos años entre los médicos, enfermeras y otros profesionales de la salud y los participantes del estudio que recibieron asesoramiento integral en el mantenimiento de una dieta saludable, programas de ejercicios que incluían tanto ejercicio físico personalizado, entrenamiento cognitivo, y la monitorización de parámetros metabólicos y vasculares como factores de riesgo a través de análisis de sangre periódicos.

Tras dos años de el estudio, se analizó la función mental de los participantes mediante  pruebas estándar de test neuropsicológicos, donde una puntuación más alta corresponde a un mejor funcionamiento mental. Los resultados obtenidos en el grupo de intervención fueron un 25% mejores que en el grupo control. En algunas pruebas concretas, la diferencia entre los grupos fue aún más sorprendente, por ejemplo en las pruebas para determinar la capacidad del cerebro para organizar y regular los procesos de pensamiento, las puntuaciones fueron de un 83% mejores en el grupo de intervención, y la velocidad de procesamiento cognitivo fue en torno al 150% mejor. Sin embargo, basándose en un análisis pre-especificado, la intervención parecía no tener ningún efecto sobre la memoria de los pacientes. Aunque en base a análisis a posteriori, hubo una ligera diferencia en las puntuaciones de memoria entre los grupos de intervención y control.

Investigaciones previas habían demostrado que existen vínculos entre el deterioro cognitivo en las personas mayores y los factores como la dieta, la salud cardiovascular y la forma física. Sin embargo, este estudio es el primer ensayo controlado aleatorio en una gran muestra de población que es capaz de demostrar que un programa intensivo destinado a abordar estos factores de riesgo podría ser capaz de prevenir el deterioro cognitivo en las personas de edad avanzada que se encuentran en riesgo de demencia.

Referencia: Tiia Ngandu, Jenni Lehtisalo, Alina Solomon, Esko Levälahti, Satu Ahtiluoto, Riitta Antikainen, Lars Bäckman, Tuomo Hänninen, Antti Jula, Tiina Laatikainen, Jaana Lindström, Francesca Mangialasche, Teemu Paajanen, Satu Pajala, Markku Peltonen, Rainer Rauramaa, Anna Stigsdotter-Neely, Timo Strandberg, Jaakko Tuomilehto, Hilkka Soininen, Miia Kivipelto. A 2 year multidomain intervention of diet, exercise, cognitive training, and vascular risk monitoring versus control to prevent cognitive decline in at-risk elderly people (FINGER): a randomised controlled trialThe Lancet, 2015; DOI: 10.1016/S0140-6736(15)60461-5

Etiquetas:
Categorias: General

La Fundación General CSIC suscribe un convenio hispano-luso para analizar el envejecimiento poblacional


La Fundación General de la Universidad de Salamanca y la Fundación General del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (FGCSIC), por parte española, y la Universidad del Algarve y la Dirección General de Salud del Gobierno, por parte portuguesa, han suscrito hoy un acuerdo en Salamanca para impulsar actuaciones relacionadas con el envejecimiento de la población. A través de proyectos de investigación y de su transferencia a la sociedad, el objetivo de este convenio es aprovechar una circunstancia que supone un gran reto para la sociedad, pero también una oportunidad para su desarrollo.

“Queremos ser referencia internacional en materia de formación y también facilitar la comprensión del envejecimiento”, ha afirmado en declaraciones recogidas por DiCYT Daniel Hernández Ruipérez, rector de la Universidad de Salamanca y presidente de la Fundación General, que ha apelado a la investigación y la innovación como pilares para encontrar respuestas sostenibles que mejoren la calidad de vida de la población a la vez que pueden suponer un desarrollo económico.

El anfitrión del encuentro ha recordado que en apenas un siglo la esperanza de vida de la población española ha pasado de 35 a 81 años, una transformación radical de la sociedad que verá cómo de aquí a 30 años una de cada tres personas tendrá más de 65 años.

El caso de Portugal es similar, de acuerdo con los datos que aportó Francisco George, director general de Salud del Gobierno de Portugal. A día de hoy ya el 20% de los portugueses supera los 65 años, mientras que un 10% tiene más de 75 y un 2% más de 85. Desde el punto de vista de la salud pública, el aumento de la media de edad de la población tiene consecuencias importantes, como el aumento de los casos de cáncer. “Estamos interesados en estudiar la relación entre el envejecimiento y la incidencia de cáncer y hay mucho trabajo por hacer”, señaló. En este sentido, explicó que existe una “dimensión biológica” y a una “dimensión social” del problema.

El rector de la Universidad del Algarve, António Branco, destacó la importancia de este convenio dentro de las dos estrategias que ha emprendido la institución académica que representa: la internacionalización y poner el conocimiento a disposición de la sociedad. “La función de las universidades es responder a las grandes cuestiones de la humanidad y, si no encontramos respuestas, al menos debemos hacer buenas preguntas”, comentó. Teniendo en cuenta que el envejecimiento es una tarea multidisciplinar, el rector de la Universidad del Algarve aseguró que esta línea de investigación afecta a todas las áreas estratégicas de la institución y destacó la importancia económica que tienen las personas mayores como sector de la población.

Por último, Miguel García Guerrero, director general de la Fundación General del CSIC, destacó que el envejecimiento de la población es una consecuencia lógica de los adelantos científicos y técnicos de los últimos siglos, que han permitido una mayor longevidad y que, llegados a este punto, la idea es “vivir más y sobre todo vivir mejor” . Como entidad de apoyo al CSIC, la Fundación General siempre ha apostado por el “envejecimiento activo” y las oportunidades de investigación en este campo que abarca disciplinas muy diversas. “La interdisciplinariedad es imprescindible”, aseguró, algo que en su opinión no casa bien con el modelo de financiación de la investigación en España.

Fuente: Agencia de Noticias para la divulgación de la Ciencia y Tecnología del Instituto ECYT de la Universidad de Salamanca (Dicyt).

Etiquetas:

La acumulación de metales podría acelerar el envejecimiento


Se sabe ya desde hace tiempo que algunos metales, como el hierro, se acumulan en los tejidos durante el envejecimiento y que los altos niveles de hierro pueden resultar tóxicos y se relacionan con enfermedades neurodegenerativas, incluyendo la enfermedad de Parkinson. Desde hace tiempo la ciencia ha sostenido que la acumulación de hierro ocurre como resultado del proceso de envejecimiento. Para indagar más sobre este proceso, un grupo de investigadores del Buck Institute for Age Research han desarrollado una experimentación mediante la modificación de la dieta de nemátodos C. elegans (modelo animal de experimentación) en la que se muestra que la acumulación de hierro en sí, también puede contribuir significativamente al proceso de envejecimiento, causando una alteración de las proteínas implicados en estos procesos.

Los investigadores encontraron que los niveles de calcio, cobre, hierro y manganeso aumentaron a medida que los nematodos envejecían pero el hierro se acumulaba en mayor proporción que el resto de metales. Al intervenir y alterar la dieta del nematodo, el exceso de hierro acumulado aceleró el proceso de envejecimiento, causando la alteración y la agregación de proteínas que ya han sido asociados anteriormente con este proceso.

Parece que el mantenimiento de el equilibrio apropiado de los metales en la dieta es la clave para una buena salud durante toda la vida, y que es bastante obvio que este delicado equilibrio puede irse alterando con la edad. Este es un fenómeno que no ha sido estudiado ampliamente por los investigadores del envejecimiento y es un área que podría tener potencial de exploración científica.

Referencia: Gordon J. Lithgow et al. Iron promotes protein insolubility and aging in C. elegansAging, September 2014

Foto: «CrawlingCelegans» por Bob Goldstein http://labs.bio.unc.edu/Goldstein/movies.htmlTrabajo propio. Disponible bajo la licencia CC BY-SA 3.0 vía Wikimedia Commons.

Etiquetas:

¿Sentirse más joven prolonga la vida?


Según un estudio publicado en la revista online Archives of Internal Medicine sentirse más joven de la edad real, puede disminuir la tasa de mortalidad sobre la muestra de personas sobra la que se realizó este estudio, en el cual las personas mayores que se sentían por debajo de tres años de su edad cronológica tenían una tasa de mortalidad menor en comparación con los que opinaban que se sentían más mayores de su edad real.

El efecto que la edad autopercibida puede facilitar la evaluación de la salud, y puede influir positiva o negativamente sobre la mortalidad. Los autores utilizaron datos de un estudio sobre el envejecimiento, que incluyen a 6.489 individuos, cuyo promedio de edad cronológica fue de 65,8 años, pero cuyo promedio de edad autopercibida era de 56,8 años. La mayoría de los adultos (69,6%) se sentía por encima de los tres años más joven que su edad real, mientras que el 25,6% tenían una percepción subjetiva de edad cerca de su verdadera edad y el 4,8% se sentía más de un año mayor que su edad cronológica.

Las tasas de mortalidad durante un seguimiento medio de 99 meses fueron del 14,3% en los adultos que se sentían más jóvenes, el 18,5% en aquellos que se sentían cerca de su edad real y el 24,6% en aquellos adultos que se sentían mayores, de acuerdo con los resultados. Además el estudio muestra una relación entre la edad autopercibida y la muerte cardiovascular pero sin embargo no pudo percibirse una asociación entre la edad y la percepción subjetiva de muerte por cáncer.

Los mecanismos que subyacen a estas asociaciones merecen mayor investigación. Las posibilidades incluyen un estudio que incorpore un conjunto más amplio de comportamientos de salud que aquellos que se miden en este estudio (tales como el mantenimiento de un peso saludable, los seguimientos de hábitos saludables y los consejos médicos), y una mayor capacidad de resistencia, sensación de dominio y voluntad de vivir entre los que se sienten más joven que su edad. La edad autopercibida tiene el potencial de cambiar, por lo que las personas que se sienten más mayores de su edad real podrían ser objetivo de intervenciones dentro de los sistemas de salud pública dirigidas a promover conductas saludables y actitudes positivas hacia el envejecimiento.

Referencia: Isla Rippon, Andrew Steptoe. Old Feeling vs Viejo Ser . Archives of Internal Medicine , 2014; DOI: 10.1001 / jamainternmed.2014.6580

Imágen: Ian Livesey (Young Love)

Etiquetas:
Categorias: Publicaciones

Metilación del ADN y su papel en el envejecimiento de las células


A pesar de que el ADN es similar durante toda la vida de un individuo, su funcionamiento va cambiando en función de la edad.

Cuando las personas envejecen, se producen cambios importantes en los patrones de metilación del ADN, que actúa como un “segundo código” con la capacidad de bloquear genes al estilo de un interruptor biológico. Sin embargo, las consecuencias de estos cambios es por ahora un misterio.

Para empezar a descifrar este proceso, una investigación desarrollada en el Wake Forest Baptist Medical Center ha estudiado los patrones de metilación en las células de la sangre de 1.264 personas mayores de  entre 55 a 94 años que participaron en un Estudio Multiétnico de Aterosclerosis (MESA).

A partir de este  estudio se ha publicado un artículo en el último número de la revista Nature Communications, donde se explican las diferencias relacionadas con la edad en los procesos de metilación del ADN en el 8% de los 450.000 sitios probados en todo el genoma. La mayoría de estos cambios no parecen afectar al silenciamiento o activación de otros genes.

Sin embargo, este equipo de  investigación sí encontró un pequeño subconjunto de cambios en la metilación del  ADN vinculados a la edad en 1.794 de los 450.000 sitios analizados, que se asociaron con la expresión de genes alterados. Fuera de este subconjunto, 42 sitios se asociaron con la presión del pulso, una medida de la salud vascular que se conoce que varía con la edad.

Este trabajo de investigación sugiere que la mayoría de los cambios asociados con la edad en la metilación del ADN no tienen un efecto obvio en la función celular, en este caso, la alteración de la expresión génica. Los sitios de metilación que están vinculados a la alteración de la expresión génica son buenos candidatos como potenciales conductores de los efectos negativos del envejecimiento, especialmente el pequeño subconjunto vinculado al pulso y presión sanguínea. En los estudios futuros que propone este grupo de investigación se tratará de probar la relación entre estos sitios de metilación y resultados específicos sobre la salud. Con el tiempo, los científicos esperan ser capaces de atacar y revertir los sitios específicos que están involucrados en este proceso con las enfermedades relacionadas con la edad.

Refernecia: Lindsay M. Reynolds, Jackson R. Taylor, Jingzhong Ding, Kurt Lohman, Craig Johnson, David Siscovick, Gregory Burke, Wendy Post, Steven Shea, David R. Jacobs Jr., Hendrik Stunnenberg, Stephen B. Kritchevsky, Ina Hoeschele, Charles E. McCall, David M. Herrington, Russell P. Tracy, Yongmei Liu. Age-related variations in the methylome associated with gene expression in human monocytes and T cellsNature Communications, 2014; 5: 5366 DOI:10.1038/ncomms6366

Etiquetas:

Informe sobre la contribución social de las personas de entre 50 y 69 años en España


El llamado envejecimiento activo, el nuevo paradigma que predomina en la investigación social sobre envejecimiento, es entendido por los autores de este estudio no sólo como el logro de una mayor participación de los trabajadores de edad en el mercado de trabajo, sino como su contribución activa a la sociedad a través del trabajo voluntario y los cuidados familiares. Con una esperanza de vida a los 65 años, de 20 años o más, las circunstancias de las personas mayores en España han cambiado radicalmente respecto a los últimos veinte años: la expectativa de vida tras la jubilación se ha incrementado notablemente y, con ello, han ganado años de autonomía y, potencialmente, de desarrollo participativo. A partir del estudio del doble contexto –general (envejecimiento) y específico (jubilación)– del envejecimiento activo, la presente investigación se centra en el análisis de las tres formas concretas en que se traduce la actividad participativa: el tiempo de cuidados y otros apoyos informales, el tiempo lúdico-formativo y el tiempo cívico. Para analizar la participación social, el estudio se basa en una encuesta dirigida a una muestra aleatoria estratificada a escala estatal de 1.001 personas comprendidas entre los 50 y 69 años de edad.

Referencia: Rodríguez, G./ et al. Las personas mayores que vienen. Autonomía, solidaridad y participación social. Estudios de la Fundación, nº 1, Madrid, Fundación Pilares para la Autonomía Personal, 2013, 275 págs.

Fuente: SIIS – Fundación Eguía-Careaga Fundazioa

Descarga del informe completo.

Etiquetas:
Categorias: Publicaciones

En busca del lado positivo del envejecimiento de la población


70+ years later and still cracking each other upMultitud de estudios muestran el envejecimiento mundial de la población. En promedio, la esperanza de vida en los países desarrollados ha aumentado a un ritmo de tres meses al año, y la fertilidad ha caído por debajo de la tasa de reemplazo en la mayoría de Europa y en otros países desarrollados. La mayoría de estos estudios y análisis poblacionales se centran en los potenciales problemas del envejecimiento de la población, incluyendo desafíos de los sistemas de pensiones, el crecimiento económico, y los costes sanitarios.

Pero según un nuevo estudio publicado en la revista PLOS ONE, nos muestra una perspectiva positiva del envejecimiento ya que extrae los potenciales efector positivos para la sociedad. Según estos investigadores (Instituto Max Planck en Rostock, Alemania, y la Universidad de Washington, USA), para tener una fotografía completa sobre el envejecimiento de la población no solo es suficiente con pronosticar y analizar los efectos adversos, sino también los efectos positivos.

Los investigadores decidieron usar a Alemania como un caso de estudio debido a que el país se encuentra en una etapa avanzada de la transición demográfica, con una disminución de la tasa de fertilidad actual y una población más envejecida que el promedio mundial. Se identificaron cinco áreas en las que el envejecimiento de la población podría traer beneficios netos, cuando se considera en combinación con otros factores demográficos, como son:

  • Aumento de la productividad: Aunque el envejecimiento de la población probablemente conducirá a una disminución de la fuerza de trabajo, los aumentos esperados en los niveles de educación de los trabajadores pueden compensar en parte este descenso a través de una mayor productividad.
  • El envejecimiento podría ser bueno para el medio ambiente: Los cambios en la estructura de edad y un tamaño de población en declive están asociados con la reducción del consumo de productos de alto consumo energético y una reducción de las emisiones de dióxido de carbono.
  • Se compartirá la riqueza con las generaciones más jóvenes: A medida que aumenta la esperanza de vida, las herencias de sus antecesores se hacen cada vez más tardías en promedio, por tanto en edades más avanzadas y potencialmente podrían utilizar o destinar estas herencias para financiar la jubilación o ayudar a sus hijos a financiar otros proyectos. Por otra parte, ya que las familias tienen menos hijos, la herencia se divide entre un menor número de personas, por lo que, siendo todo lo demás constante, los individuos recibiría más financiación en promedio.
  • Salud: Como las personas viven más tiempo, también se mantienen saludables por más tiempo.
  • Calidad de vida: El estudio sugiere que la relación entre el ocio, el trabajo y las tareas del hogar cambiará en el futuro, obteniendo el tiempo de ocio cada vez mayor peso en promedio.

Mientras que el estudio se centró en Alemania, los investigadores dicen que los hallazgos son aplicables a muchas de las sociedades que envejecen actualmente. El estudio proporciona una nueva perspectiva en un momento en el envejecimiento de la población se está generalizando en muchos países de todo el mundo.

Referencia: Fanny Kluge, Emilio Zagheni, Elke Loichinger, Tobias Vogt. Las ventajas de Cambio demográfico después de la onda: Menos y más viejo, pero más saludable, más verde y más productivo? PLoS ONE , 2014; 9 (9): e108501 DOI:10.1371 / journal.pone.0108501

Etiquetas: