Restricción calórica para prolongar la vida ¿sólo en laboratorio?


HamsterExisten diferentes teorías que afirma que el consumo de una dieta muy baja en nutrientes puede prolongar la vida en animales de laboratorio, un hallazgo que podría dar pistas para la promoción del envejecimiento saludable en los seres humanos.

Los científicos han sabido durante décadas que aplicar una restricción calórica en la ingesta de alimentos reduce la incidencia de enfermedades de la vejez, como el cáncer, y puede aumentar la esperanza de vida. Pero este efecto solo se ha demostrado en los laboratorios, en especies que van desde la levadura hasta moscas o los ratones. También hay alguna evidencia de que se produce en los primates. La teoría más aceptada es que es un efecto evolutivo que se desarrolló para mejorar la supervivencia en épocas de hambruna. Pero ahora un grupo de investigación liderado por el Dr. Margo Adler, un biólogo evolutivo en la UNSW (Australia) creen que la extensión de la esperanza de vida que se produce durante la restricción calórica es más probable que sea un efecto de laboratorio.

El aumento de la vida útil es poco probable que ocurra en la naturaleza, debido a la restricción calórica ya que compromete la capacidad del sistema inmunitario para luchar contra la enfermedad y reduce la fuerza muscular necesaria para huir de un depredador. A diferencia de las condiciones benignas del laboratorio, la mayoría de los animales salvajes mueren jóvenes por parásitos o depredadores. Dado que la restricción calórica parece prolongar la vida en el laboratorio mediante la reducción de las enfermedades de la vejez, es poco probable que tenga el mismo efecto sobre los animales salvajes, que generalmente no viven lo suficiente como para ser afectados por el cáncer y otras patologías en la edades avanzadas.

La restricción calórica, sin embargo, también conduce a un aumento de las tasas de reciclaje de las células y los mecanismos de reparación en el cuerpo. Según los investigadores del UNSW, este efecto evolutivo se desarrolló para ayudar a los animales a continuar reproduciéndose cuando la comida era escasa, de tal manera que requieren menos comida para sobrevivir porque los nutrientes almacenados en las células pueden ser reciclados y reutilizados y esto hace reducir el deterioro y el riesgo de cáncer.

Referencia: Margo I. Adler, Russell Bonduriansky. Why do the well-fed appear to die young? BioEssays, 2014; DOI: 10.1002/bies.201300165

Etiquetas:

Buenas noticias para los deportistas mayores


Run Forest, run

Esta claro que hacer deporte es saludable pero ahora una investigación desvela que además de sus efectos saludables sobre el corazón, el peso, etc, la actividad física también ayuda a regenerar la masa muscular, en etapas avanzadas de la edad cuando lo normal es una progresiva degradación muscular durante el envejecimiento.

En un estudio publicado en la revista Free Radical Biology and Medicine , investigadores de la Universidad de Utah, descubrieron que los ratones que carecen de la proteína Nrf2 (que regula la producción de antioxidantes en el cuerpo) y que se sometieron a un periodo de dos semanas de resistencia al esfuerzo, mostraron escasa regeneración de las células madre del músculo, lo que puede dificultar una recuperación de la masa muscular perdida.

La actividad física moderada es la clave, ya que puede ser una de las principales formas de inducir a las células madre para regenerar el músculo especialmente durante las etapas del envejecimiento, que suele ser una etapa de progresiva pérdida muscular (sarcopenia).

Por razones aún no del todo conocidas, cuando las personas envejecen, el metabolismo produce menos antioxidantes. Esto puede dar lugar a un estrés oxidativo, una condición en la que el nivel de los radicales libres supera a la de los antioxidantes. Cuando esto sucede, la regeneración de células madre y, en consecuencia, la formación de las células musculares no se mantiene en equilibrio y se produce la pérdida de masa muscular.

La proteína Nrf2 es un factor de transcripción que tiene la capacidad de activar y desactivar los genes que producen antioxidantes. Para probar el papel de Nrf2 en la regeneración del músculo esquelético durante el envejecimiento, el grupo de científicos investigó dos grupos de ratones, uno con el gen que codifica para Nrf2 y  otro grupo de ratones sin el gen y por tanto sin capacidad de producir la proteína . Este último grupo mostró una muy limitada capacidad de regeneración del músculo esquelético.

Ante estos datos parece claro que hay un mensaje para los adictos a la televisión: “Si usted no utiliza sus músculos, los podrá perder progresivamente con la edad”.

Fuente: University of Utah Health Sciences. “Loss of antioxidant protein Nrf2 represses regeneration of muscle lost to aging.” http://healthcare.utah.edu/publicaffairs/news/current/03-07-14RajNrf2study.php

Etiquetas:

Ciclo de Conferencias sobre Envejecimiento Saludable


La Federación de Organizaciones en favor de Personas con Discapacidad Intelectual de Madrid (FEAPS), en colaboración con la Fundación Gil Gayarre, organiza este Ciclo de Conferencias sobre Envejecimiento Saludable bajo el lema “Acompañando a mi familiar con discapacidad intelectual en su proceso de envejecimiento”. Las conferencias, que se desarrollarán entre los meses de febrero y septiembre de 2014, tienen el objetivo de transmitir a las familias y a las personas interesadas algunos de los aspectos médicos, psicológicos y sociales asociados al proceso de envejecimiento, así como la importancia de acompañar a la persona con discapacidad intelectual durante este proceso para que desarrolle su proyecto de vida.

Para más información e inscripciones: FEAPS

 

 

Etiquetas:

Una hormona liberada después del ejercicio podría “predecir” la edad biológica


Científicos de la Universidad de Aston (Reino Unido) han descubierto un posible vínculo molecular entre la hormona denominada irisina, identificada recientemente y que se libera en los músculos después del ejercicio, y el proceso de envejecimiento.

La Irisina, que se encuentra presente de forma natural en los seres humanos, es capaz de reprogramar los adipocitos o células de la grasa del cuerpo para quemar la energía en lugar de almacenarla. Esto aumenta la tasa metabólica y se cree que tiene potenciales efectos anti-obesidad.
El equipo de investigación dirigido por el Dr. James Brown han demostrado que existe una relación significativa entre los niveles de irisina en sangre y uno de los más famosos marcadores biológicos del envejecimiento, la longitud de los telómeros. Esta longitud se ha relacionado con muchas de las enfermedades relacionadas con la edad como el cáncer, enfermedades del corazón y la enfermedad de Alzheimer.

La investigación analizó un grupo de población de individuos sanos, no obesos y encontraron que aquellos individuos que tenían niveles más altos de irisina también disponían de los telómeros más largos. El hallazgo proporciona un posible vínculo molecular entre el desarrollo de un envejecimiento activo y más saludable con los que tienen los niveles más altos irisina.

Muchas investigaciones recientes sugieren que el ejercicio puede proteger a las personas de la decadencia física y mental que desarrolla el envejecimiento. Con esta investigación se sugiere un posible respuesta molecular entre el ejercicio y la consecución de un envejecimiento activo y saludable.

Referencia: Karan S. Rana, Muhammad Arif, Eric J. Hill, Sarah Aldred, David A. Nagel, Alan Nevill, Harpal S. Randeva, Clifford J. Bailey, Srikanth Bellary, James E. Brown.Plasma irisin levels predict telomere length in healthy adultsAGE, 2014; DOI: 10.1007/s11357-014-9620-9

Etiquetas:

Señales de mejora cognitiva en personas mayores con la alimentación


Blueberry seasonLa disminución de las propiedades cognitivas necesarias para pensar, recordar y aprender son normales en el proceso de envejecimiento. De hecho, este deterioro cognitivo en mayor o menor grado, se produce en un alto porcentaje de las personas mayores.

Actualmente las terapias para mejorar la salud cognitiva de los adultos mayores son muy importantes para conseguir mantener el rendimiento mental según avanza la edad. Mientras que la actividad física y el entrenamiento cognitivo son algunos de los entranamientos cerebrales destinados a prevenir o retrasar el deterioro cognitivo, otras estrategias complementarias como las modificaciones en la dieta y los suplementos alimenticios han generado recientemente mucho interés en la comunidad científica.

Un estudio de la Universidad del Sur de Florida (USF) informa que un ensayo clínico con una fórmula de nutrientes ricos en antioxidantes y otros componentes naturales ha demostrado un aumento de la velocidad a la que los cerebros de los adultos mayores procesan la información.
El suplemento nutricional desarrollado, que contiene extractos de arándanos y té verde en combinación con vitamina D3, aminoácidos y carnosina, se puso a prueba por los investigadores en un grupo de población de 105 adultos sanos, de edades comprendidas entre 65 y 85 años de edad.
El estudio clínico evaluó durante 2 meses los efectos de la fórmula alimenticia, sobre el rendimiento cognitivo de los adultos mayores, que no tenían diagnosticados trastornos de la memoria. Se asignaron al azar un grupo de 52 voluntarios que recibieron el suplemento alimenticio comprobándose mejoras leves en la velocidad de procesamiento cognitivo, mientras que los 53 voluntarios asignados al azar para recibir un placebo no demostraron esta mejora.

La reducción de la velocidad de procesamiento cognitivo, puede dar lugar a ralentizar el pensamiento y el aprendizaje y se asocia con la edad en muchos de los casos. El estudio, realizado en el USF Health Byrd Alzheimer’s Institute, aparece en la revista científica Rejuvenation Research.

Referencia: Brent Small, Kerri Rawson, Christina Martin, Sarah Eisel, Cindy D Sanberg, Cathy McEvoy, Paul Sanberg, R. Douglas Shytle, Jun Tan, Paula C Bickford.Nutraceutical Intervention Improves Older Adults’ Cognitive Functioning. Rejuvenation Research, 2013; 131017084344003 DOI: 10.1089/rej.2013.1477

Etiquetas:

Conexiones entre la dieta y la demencia


omega 3 fatty acids

La enfermedad de Alzheimer es una afección degenerativa que supone entre un 50-70% de todos los casos de demencia. Se caracteriza por un proceso de muerte neuronal lento y progresivo que provoca pérdida de memoria y confusión y que se agrava con el tiempo.
Un proyecto de investigación europeo está logrando progresos importantes con los que frenar la enfermedad a través de la dieta.

Este proyecto, financiado con fondos europeos y titulado LIPIDIDIETTrapeutic and preventive impact of nutritional lipids on neuronal and cognitive performance in ageing, Alzheimer’s disease and vascular dementia»), está desarrollando una dieta lipídica que podría retrasar o prevenir la aparición del Alzheimer y de otras demencias. Una dieta de este tipo, basada por ejemplo en lípidos omega-3, también contribuiría a mantener la función cognitiva normal durante el proceso de envejecimiento y reducir el riesgo de padecer afecciones cerebrovasculares, según afirmaron los socios del proyecto.
Desde su puesta en marcha en 2008, LIPIDIDIET ha descrito en detalle varios factores de riesgo genéticos, del estilo de vida y de la dieta y combinaciones de ellos que se corresponden con un aumento del riesgo de padecer demencia.

Los socios del proyecto, coordinados por la Universidad del Sarre (Alemania), también han ampliado considerablemente el conocimiento que se posee sobre las rutas moleculares y celulares que conducen a la demencia. Los genes, el metabolismo de lípidos y la inflamación se han descubierto como factores en este grupo. El innovador planteamiento adoptado por el equipo le permitió aislar nuevos mecanismos por los que las moléculas amiloides, responsables de la demencia, interfieren en la transmisión sináptica (el traspaso de un impulso neuronal de una fibra nerviosa a otra) y la diferenciación y la función celulares. De sus resultados destaca la capacidad de los lípidos ingeridos en la dieta para reducir dicha interferencia.
El conocimiento extraído de este estudio contribuyó a que el equipo de LIPIDIDIET crease formulaciones y métodos dietéticos en principio capaces de reducir el riesgo de afrontar un mayor declive cognitivo con el paso de los años.

Los datos obtenidos por LIPIDIDIET redundarán en beneficio de pacientes y médicos y además resultarán útiles para la industria alimentaria al aportar una justificación científica a los beneficios sanitarios de algunos productos. Una dieta más sana además aumenta el bienestar entre los más mayores.

El equipo trabaja ahora en nuevas dietas experimentales que someterán a ensayo clínico y para las que ya cuentan con sujetos dispuestos a someterse a estudio.

Este proyecto recibió de la UE una financiación cercana a los 6 millones de euros.

Para más información, consulte la ficha del proyecto, aquí.

Fuente: Cordis

Etiquetas:

Las nueces ¿Fruto seco que favorece la longevidad?


Nuts!Es la conclusión que resumen un estudio observacional de expertos de la Universidad norteamericana de Harvard publicado online en la revista The New England Journal of medicine que ha recopilado datos de una muestra de población de unas 120.000 personas durante un periodo de 30 años, concluyendo que en aquellos que consumían nueces y otros frutos secos se ha producido un 20% menos de mortalidad en comparación con la muestra de población que no lo consumían habitualmente.

El equipo de investigadores de Harvard también expone que aquellas personas que se alimentan frecuentemente de nueces tienden a llevar una vida más saludable de forma consciente, incluyendo hacer ejercicio, no fumar y comer más verduras, hortalizas y frutas.

Según el estudio, el consumo de nueces una vez por semana desarrolla un menor riesgo de mortalidad por alguna enfermedad crónica. Ya existían otros estudios observacionales que intentan demostrar los beneficios del consumo de frutos secos frente a enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2 (también se han desarrollado estudios sobre sus beneficios en la función renal, la función cognitiva, la aterosclerosis, el síndrome metabólico y los biomarcadores inflamatorios), pero no se tenía claro la asociación con la disminución de riesgo de mortalidad general. Según el estudio se estima que el riesgo de mortalidad por enfermedad cardíaca disminuyó 29% y por incidencia del cáncer bajó al 11%.

Las nueces, debido a su composición nutricional es saludable consumirlas con frecuencia. Un consumo de entre 30 a 50 gramos tres veces por semana es una cantidad adecuada. Las nueces contienen grasas no saturadas, proteínas de alta calidad, fibras, vitaminas, minerales y fitoquímicos que confieren propiedades cardio-protectoras, antinflamatorias y antioxidantes.

ReferenciaYing Bao, M.D., Sc.D., Jiali Han, Ph.D., Frank B. Hu, M.D., Ph.D., Edward L. Giovannucci, M.D., Sc.D., Meir J. Stampfer, M.D., Dr.P.H., Walter C. Willett, M.D., Dr.P.H., and Charles S. Fuchs, M.D., M.P.H.; The New England Journal of medicine 2013.

 

Etiquetas:

Inaugurado en el Reino Unido un nuevo centro de investigación focalizado en la demencia


neurons

En 2020 habrá en todo el mundo un millón de personas afectadas por distintos tipos de demencia. A pesar del trabajo científico dedicado a dar con tratamientos efectivos, aún no se ha logrado dar con ninguno que detenga ni invierta el proceso de deterioro de la enfermedad. La mayoría sólo reduce los síntomas y frena su progresión, por lo que resulta fundamental dar con opciones que solucionen este problema cada vez más acuciante.

En este contexto, la creación de un centro de investigación en el que se administren tratamientos nuevos y experimentales podría resultar determinante. En 2011 se puso en marcha una iniciativa en este sentido a través de la mayor subvención concedida nunca por la Fundación Wolfson (Reino Unido). El Centro de Neurología Experimental Leonard Wolfson (LWENC) abrió sus puertas esta semana y recibirá a sus primeros pacientes a principios de 2014.

Su objetivo es apoyar la excelencia científica, médica, sanitaria, educativa y artística. Con esta subvención los responsables del proyecto se propusieron llamar la atención sobre la insuficiente financiación relativa que recibe la investigación de las enfermedades neurodegenerativas.

En este centro de investigación se han invertido 24 millones de euros y se realizarán ensayos clínicos que nunca antes se han probado en humanos. El personal al cargo investigará terapias nuevas e interesantes para enfermedades como la de Alzheimer y Parkinson -y muchas otras formas de demencia-, pero sobre todo tratará sobre inmunoterapia para el Alzheimer.

Este centro estará ubicado en el Hospital Nacional de Neurología y Neurocirugía del Reino Unido, instituto al que se remiten los pacientes de este país afectados por enfermedades neurodegenerativas. El personal científico del LWENC contribuirá al trabajo que realizan especialistas y pacientes del hospital, pero también se beneficiará del gran cantidad de conocimientos y experiencia que posee la Universidad Global de Londres (UCL) en materia de neurociencias. 

La financiación aportada por la Fundación Wolfson se destinará, además de al centro de neurología experimental, a crear un programa científico y formativo que ofrecerá oportunidades de formación para las siguientes generaciones de investigadores dedicados a las enfermedades neurodegenerativas.

Para más información, consulte:
LWENC: http://www.ucl.ac.uk/lwenc

Fuente: Cordis

Etiquetas:

El ejercicio aeróbico no solo mejora la condición física sino también la función cerebral y la memoria


Senior Residents from the Positive Ageing Calendar 2012

Un estudio realizado por investigadores del Centro de Brain Health en la Universidad de Texas (Dallas) publicado on-line en la revista de Open accessFrontiers in Aging Neuroscience found” plantea que la participación de adultos sanos mayores de 50 años en un programa de ejercicio físico ayuda a este grupo de población a mejorar su salud cerebral y la memoria, además de su condición física general. Este hallazgo es significativo teniendo en cuenta que entre los adultos mayores de 50 años, su mayor preocupación es “mantenerse fuertes mentalmente”, siendo esta la principal prioridad en las encuestas de la población mayor en los Estados Unidos.

El envejecimiento disminuye la salud mental y la memoria de forma progresiva. Esta investigación muestra el gran beneficio del ejercicio aeróbico en la memoria de una persona y demuestra que el plan de ejercicios planificado correctamente puede reducir las consecuencias biológicas y cognitivas del envejecimiento, según los investigadores de este estudio.

En este estudio, se seleccionaron adultos sedentarios con edades comprendidas entre 57 a 75 y fueron asignados al azar a un entrenamiento físico y otros a un grupo control. El grupo de entrenamiento físico participó con supervisores en una bicicleta estática o cinta durante una hora, tres veces a la semana durante 12 semanas. Se hizo un seguimiento y evaluación de los participantes, analizando el flujo sanguíneo cerebral, y la aptitud cardiovascular antes de comenzar el régimen de ejercicio, a las 6 semanas, y al final del estudio a las 12 semanas.La medición del flujo sanguíneo cerebral se analizó con técnicas no invasivas, mostrándose una de las regiones clave donde se apreciaron aumentos más significativos en el flujo sanguíneo cerebral en el Cortex del cíngulo anterior, lo que indica una mayor actividad neuronal y una mayor tasa metabólica. Esta zona cerebral se ha relacionado con una mejoría de la memoria cognitiva durante la vejez.

Los participantes que mejoraron su rendimiento de la memoria también mostraron un mayor aumento en el flujo sanguíneo cerebral en el hipocampo, la región clave del cerebro afectadas por la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores destacan que utilizando técnicas no invasivas de imagen cerebral, se identificaron cambios en el cerebro antes que las mejoras de la memoria, lo que implica que el flujo de sangre del cerebro es un prometedor indicador de beneficios para la salud del cerebro a través de programas de ejercicio adaptados.El ejercicio físico puede ser una de las terapias más beneficiosas y rentables para los sistemas sanitarios de los países como una herramienta de prevención y mejora del rendimiento de la memoria. Estos resultados deben motivar a los adultos de todas las edades para comenzar a hacer ejercicio aeróbico.

ReferenciaSandra B. Chapman, Sina Aslan, Jeffrey S. Spence, Laura F. DeFina, Molly W. Keebler, Nyaz Didehbani, Hanzhang Lu. Shorter term aerobic exercise improves brain, cognition, and cardiovascular fitness in agingFrontiers in Aging Neuroscience, 2013; 5 DOI:10.3389/fnagi.2013.00075

Etiquetas:

Programas de ejercicio en mayores: menos caídas, y menos lesiones al caer


Senior Residents from the Positive Ageing Calendar 2012Está más que claro que en personas mayores se recomiendan programas de ejercicio activo para ayudar a prevenir caídas. El ser personas activas y mantener las capacidades físicas ayuda tanto a caerse menos veces como a saber reaccionar en caso de caída.

Ahora tenemos más datos sobre el tema. Una revisión sistemática que ha analizado diversos estudios sobre el tema obtiene la conclusión de que los mayores que realizan programas de ejercicio físico sufren menos caídas y, en caso de caerse, las consecuencias son de menor gravedadque las personas mayores que no hacen ejercicio.

La revisión sistemática se quedó finalmente con 17 estudios que abarcaban un total de 4305 participantes que se seleccionaron para el meta-análisis. Analizando los datos, se comprobó que el ejercicio tenía efecto significativo como mecanismo reductor del riesgo de caídas; además, en caso de producirse caídas, las lesiones ocasionadas son de menor gravedad.

Diversos factores pueden explicar esto último: bien la persona, al estar más en forma, puede recibir el impacto sin sufrir lesiones más graves, o bien al estar más ágil, tanto física como mentalmente, a pesar de caerse es capaz de reaccionar, agarrarse, y sufrir un impacto más leve.

Lo que no se señala es qué programas de ejercicio son los más efectivos. En general en estos casos se suelen recomendar ejercicios que impliquen componente cardiovascular, pero que también trabajen fuerza, coordinación y agilidad.

Fuente: Vitónica

Referencia Bibliográfica: BMJ Journal

Imagen: Campbelltown City Council

Etiquetas: