La clave está en el mar. Interesantes fósiles de peces o algo así…

Muchas veces hemos leído que el origen de la vida está en el mar. Recientemente varios grupos de científicos han publicado sus hallazgos sobre distintos fósiles que pueden ser nuevas piezas del interesantísimo puzzle de la vida y su relación con los océanos.


Hace unos días un equipo de científicos australianos ha presentado en la revista Nature, los restos fosilizados de la madre vertebrada más antigua jamás descubierta, un pez placodermo –peces prehistóricos con armadura externa– con su embrión aún unido por el cordón umbilical. El fósil prueba que las especies antiguas ya tenían una avanzada biología reproductiva, comparable a la de los modernos tiburones o rayas

“El animal medía unos 25 centímetros y vivió hace 380 millones de años en la hoy llamada Formación Gogo en el noroeste de Australia, entonces un arrecife marino. La nueva especie ha sido bautizada como Materpiscis attenboroughi, nombre que alude a su condición materna y al primer científico que llamó la atención sobre este rico yacimiento del periodo devónico, el naturalista inglés y productor de documentales de televisión David Attenborough.”

Los placodermos, suelen denominarse ‘los dinosaurios de los mares’, dominaban los mares y lagos del mundo durante casi 70 millones de años. La mayoría de especies de peces con caparazón eran bastante pequeñas, pero algunos superaban los seis metros de longitud. Los placodermos vivieron en  periodo Devónico tardío, en el que surgieron los primeros animales terrestres, a partir de los peces.

“Los dinosaurios disfrutaron de su reinado antes de que su extinción facilitara la expansión de los mamíferos. Pero antes de unos y otros, los placodermos fueron los reyes de la Tierra o, mejor dicho, del agua: estos peces prehistóricos dominaron las aguas dulces y saladas de todo el planeta en el periodo devónico de la era paleozoica, entre 420 y 350 millones de años atrás.”

“Los placodermos eran sobre todo depredadores que poblaban los fondos marinos y lacustres. Tenían en común una armadura de placas que protegía la parte anterior de su cuerpo. Posiblemente, formaron la rama más antigua de vertebrados con mandíbulas, en un grupo hermano al que daría origen a los peces óseos y los tiburones. Los placodermos se extinguieron al final del Devónico por causas aún desconocidas, aunque probablemente los cambios en sus ecosistemas fueron determinantes.”

El cordón umbilical mineralizado y una estructura que podría corresponder a un saco vitelino indican que el pez era vivíparo –daba a luz crías ya formadas–, como algunos tiburones y rayas actuales. Hasta hoy, el caso más antiguo conocido de viviparismo en vertebrados era el de algunos reptiles del jurásico, 200 millones de años más tarde. El hallazgo prueba que la fecundación interna apareció en la evolución antes de lo sospechado: “Es la prueba más temprana de sexo con cópula en vertebrados”,

Más recientemente un estudio publicado en la revista científica británica “Nature” anunciaba el descubrimiento de un fósil muy bien conservado del  tetrápodo acuático  Ventastega curonica, que vivió hace más de 300 millones de años, aporta nuevas claves para comprender cómo fue la transición de los animales acuáticos a los terrestres, según  Esta especie tiene el cráneo como el de un primitivo tetrápodo, pero sus proporciones son más parecidas a las de un pez y su mandíbula está a medio camino entre ambos. El Ventastega ya ha experimentado cambios en la forma de la cabeza con respecto a sus antepasados, con los ojos y el morro más grande y un cráneo que empieza a encoger.

“Los científicos aseguran que esta especie ocupa el hueco  evolutivo entre el pez de aletas lobuladas Tiktaalik y los primitivos tetrápodos, como Acanthostega e Ichtyostega. La evolución de animales vertebrados acuáticos a terrestres ocurrió durante el último periodo Devoniano -hace 380 a 360 millones de años- y requirió muchos cambios fisiológicos y morfológicos. En los veinte últimos años, los científicos han comenzado a unir piezas para saber cómo ocurrió esta transición aunque los avances son lentos debido al mal estado en el que se encuentran los fósiles.”

Pues eso, que la clave de muchas cosas está en el mar. No nos debería extrañar ya que  prácticamente el 80% de nuestro mundo es agua y lógicamente muchas cosas pasen o hayan pasado allí.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Saludos Cordiales: alguna tecnica casera para unir partes que componen un fosil en piedra, tengo doas estrellas de mar fosil, de las cuales una se fracturo al momento de extraerla de la piedra que la contenia

son bastantes buenos jijajejoju

Yo creo que es muy interesante la vida marina los animales acuaticos de la era primaria ó paleozoica creo que deverian segir con la ciencia marina es muy interesante y expetacular yo admiro su trabajo…………………………………….””’?¿vida marina……..?

Yo creo que es muy interesante la vida marina los animales acuaticos de la era primaria ó paleozoica creo que deverian segir con la ciencia marina es muy interesante y expetacular yo admiro su trabajo…………………………………….””’?¿vida marina……..?

son demaciado buena me fasinan

estan geniales las fotos felicidades por su trabaj9o y gracias

Deseo por favor la posibilidad de que me ayudes a clasificar un fosil que compre de un pes en placa, me podrias enviar un email para enviarte una foto gracias,

Por favor si alguien me puede decir que valor tienen dos fosil en piedra estrella de mar. gracias

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..