Un mundo sin peces

Hace poco hemos asistido a la polémica sobre si era necesaria la inclusión del atún rojo en la lista de especies protegidas CITES. ” La Unión Europea defiende, prohibir el comercio internacional del atún rojo, una especie que pescan mayoritariamente barcos europeos para exportar después hasta el 80% de las capturas a Japón.

CITES son las siglas en inglés “The Convention on International Trade in Endangered Species of Wild Fauna and Flora” (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres).

Se trata de un acuerdo internacional entre gobiernos, redactado como el resultado de la resolución adoptada en 1973 en una reunión de los miembros de la “Unión Mundial para la Defensa del Medio ambiente” (World Conservation Union) (IUCN). Su propósito es el de asegurar que el comercio internacional de especímenes de animales y plantas salvajes no amenace su supervivencia en su medio natural. Los acuerdos son de varios grados de protección, y cubren a más de 30.000 especies de animales y plantas.

Ninguna de las especies protegidas por la CITES se ha extinguido a consecuencia de su comercio, desde que el Acuerdo entró en vigor en 1975.”

Imagen de previsualización de YouTube

Oceana acaba de hacer públcia una nota que reproduzco a continuación.

Oceana reclama que CITES proteja 40 especies marinas, incluyendo la prohibición del comercio internacional del atún rojo bajo el Apéndice I y que se regule el comercio de 8 especies de tiburón y 31 de corales rojos y rosas mediante el Apéndice II. Un equipo de científicos y expertos de la organización internacional de conservación marina se encuentran desde ayer en Doha (Qatar). Allí asisten a la 15ª Conferencia de las Partes de CITES (Convención sobre el comercio internacional de especies amenazadas), que persigue evitar la extinción de especies como consecuencia del comercio internacional.

El atún rojo atlántico ha sido propuesto para su inclusión en el Apéndice I de CITES debido a que la pesca ilegal y el comercio internacional están empujándolo al colapso. Los atunes rojos se encuentran entre el pescado más valioso del mundo y su carne se utiliza para el sushi y el sashimi. En los últimos años, casi todas las capturas declaradas en el Mediterráneo se han exportado a Japón y el stock de atún rojo atlántico occidental se ha visto reducido en más del 82%. Oceana y MarViva demandan su protección bajo el Apéndice I, el cual prohíbe el comercio internacional de especies que estén casi amenazadas de extinción.

Ocho especies de tiburones han sido propuestas para el Apéndice II de CITES, lo que exigiría permisos de exportación. La demanda internacional de productos de tiburón, particularmente aletas, está llevando a muchas poblaciones al borde de la extinción. Por esta razón, Oceana apoya la inclusión del jaquetón oceánico y la cornuda común, así como de “especies similares” –tiburón arenero, tiburón trozo, cornuda gigante y cornuda cruz–, además del cailón y la mielga.

Imagen de previsualización de YouTube

También para el Apéndice II, la Unión Europea y Estados Unidos han propuesto 31 especies de corales rojos y rosas. Estos corales se explotan intensivamente para atender la demanda internacional de joyería y otros productos, y su eliminación deja a otras especies sin alimento ni refugio. Desde los años 80 del pasado siglo, los desembarcos han disminuido más de un 60-80% y las poblaciones de pólipos han caído en torno al 80-90%. Oceana apoya su inclusión en el Apéndice II de CITES, necesaria para asegurar el futuro de estas especies y los hábitats marinos que conforman.”

“La Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ha rechazado finalmente este jueves una propuesta lanzada por el Principado de Mónaco en la que se pedía prohibir las exportaciones de este pez.

La decisión ha sido adoptada en Doha, la capital de Qatar, durante una conferencia de la CITES. La votación ha sido secreta, a petición de Noruega, uno de los 175 países que son miembros de esta organización.”

The end of the line es un interesante documental sobre la situación de la pesca en el mundo y que debemos hacer. ¿Es la acuicultura responsable un complemento imprescindible?

Imagen de previsualización de YouTube
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La caida en picado de capturas de atún de almadraba, comenzó cuando se dio salida a la producción al mercado japonés, pues hasta ese momento su pesquería era sostenible al abastecer al mercado nacional.
Otro pez a considerar como en serio riesgo es el MERO (ephinephelus guaza) masacrado con los arpones de los submarinistas que han acabado con muchos grandes machos reproductores que refrescaban genéticamente a la especie y siendo sustituidos por ejemplares juveniles de menor porte, que a su vez pasan al punto de mira de los pescasub. No estaría mal una prohibición de su captura para que vuelvan a repoblar amplias zonas donde está prácticamente desaparecido.

Hasta los años 90 a los atunes rojos grandes, sólo se les capturaba en almadraba o con palangre.La entrada de la tecnología de jaulas de engorde hizo que se construyeran cerqueros potentes para capturar por todo el Mediterraneo grandes atunes.
La pesca de atunes gigantes hace que el potencial reproductor de la especie decrezca rapidamente.
El atún rojo tiene un futuro muy dificil si no ponemos remedio a tiempo.Una solución sería reserva total en Baleares.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..