CITES, Extinción y pesca

Esta última semana se ha registrado la captura de grandes tiburones en el norte de España. En la playa de Cariño, se capturó un tiburón peregrino de cuatro metros de longitud y casi 300 kilos de peso. A pesar de su aspecto agresivo, este escualo es totalmente inofensivo. Apenas tiene dientes y se alimenta única y exclusivamente de plancton. Es el segundo ejemplar de estas características que se pesca en la costa Ártabra en los últimos quince días, después de que una embarcación de Pontedeume hubiese capturado un ejemplar de dimensiones similares hace dos semanas. Un pesquero con base en el puerto de Zierbena (Vizcaya) atrapó el 20 de Marzo otro tiburón de unos cuatro metros de longitud, que trasladó al puerto para tratar de liberarlo, aunque el escualo falleció posteriormente.

“El tiburón peregrino (Cetorhinus maximus) es una especie de elasmobranquio carcarriniforme de la familia Carcharhinidae. Es el segundo pez más grande del mundo y alcanza los 10 metros de longitud y las cuatro toneladas de peso. Aunque su silueta recuerda a la de un tiburón cazador, con forma hidrodinámica y hocico agudo, se alimenta filtrando el agua. Nada con la boca abierta hasta hacerla redonda y filtra el agua a través de unas inmensas branquias. Se mueve muy lentamente.”

“Divisados a menudo cerca de las costas, los peregrinos son un objetivo frecuente de los ecoturistas, pues son vistos comúnmente en la superficie y además son muy tolerantes con la presencia de humanos, por lo que éstos van al encuentro de aquéllos en un corto viaje en bote. Al igual que varias especies de tiburones, los peregrinos, especialmente por los factores anteriormente citados, han sido objeto de una intensa caza por parte de pescadores. Su enorme tamaño los convirtió en el pasado en animales altamente rentables para los barcos de pesca comercial; tan sólo uno de ellos puede generar hasta una tonelada de carne y 400 litros de aceite, y su hígado, rico en vitaminas, puede representar hasta el 25% del peso total del animal. Por su gran persecución y explotación en el pasado, los tiburones peregrinos están ahora protegidos por ley en la mayoría de los países.”

“La organización internacional de conservación marina Oceana ha calificado a la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES) de “tragedia para los océanos” tras su fracaso a la hora de proteger a ninguna de las cuarenta especies marinas cuya inclusión en los Apéndices I y II se ha debatido en las dos últimas semanas en la XV Conferencia de las Partes. En concreto, CITES ha fracasado en la prohibición del comercio internacional de atún rojo atlántico y en regular el comercio internacional de ocho especies de tiburón y 31 de corales rojos y rosas, todas ellas esenciales para los océanos y para economías y medios de vida locales.”

“Bajo el aplastante peso de las vastas sumas de dinero que Japón, China y otras potencias comerciales han obtenido del comercio sin gestionar y la explotación de especies marinas amenazadas, los mismos cimientos de CITES están amenazados de colapso”.

“La sobrepesca y la demanda internacional están conduciendo al atún rojo y a diferentes especies de tiburones y corales al borde de la extinción. El atún rojo atlántico, que se exporta principalmente a Japón para sushi y sashimi, es una de las especies más valiosas y vulnerables de los océanos. Según la Comisión Internacional para la Conservación del Atún Atlántico (ICCAT), la biomasa reproductora del atún rojo del Atlántico Norte ha sido diezmada a menos de un 15% de la que había antes de que se pescara, con el declive más acusado en la última década. Oceana y MarViva reclamaban a CITES una última oportunidad para la protección del atún rojo atlántico.”
Imagen de previsualización de YouTube
“Muchas poblaciones de tiburones de todo el mundo han registrado un declive de hasta el 99% en las últimas décadas. El jaquetón oceánico, el tiburón trozo, el tiburón arenero, la mielga, el cailón y las cornudas común, cruz y negra se encuentran amenazadas por la demanda internacional de aletas, piel, carne y aceite de hígado. Solo el comercio internacional de aletas de tiburón constituye un negocio multimillonario que está empujando a muchas especies al borde de la extinción, mientras la demanda de sopa de aleta sigue creciendo en Asia.”

“Esta reunión ha sido un fracaso”, señala Rebecca Greenberg, científica marina de Oceana. “Pongo en duda que CITES tenga el coraje político de proteger especies marinas económicamente valiosas como los tiburones. El apoyo científico a la inclusión de estas especies no ha sido capaz de competir con sucias maniobras políticas”.

“Uno de los escasos éxitos de CITES, la inclusión del cailón en el Apéndice II, ha sido reconsiderada y derrotada en el plenario de hoy. Este tiburón, relacionado el gran blanco, se encuentra amenazado por la demanda internacional de su carne, principalmente importada por Europa. Su inclusión en el Apéndice II hubiera asegurado que el comercio internacional se mantuviera en niveles sostenibles.”

“Los corales rojos y rosas, para los que por segunda vez se había propuesto protección comercial en CITES, también han fracasado en obtener una mayoría favorable de dos tercios de los votos para que se regulara su comercio bajo el Apéndice II, debido a la creciente demanda internacional para joyería y souvenirs. En los últimos 50 años, la captura de coral rojo y rosa ha caído en más de un 80% debido a los declives de población que ha provocado una severa explotación.”

“La cumbre de Doha sobre el comercio con especies amenazadas vivió ayer por la tarde un momento surrealista, pero significativo. La presidencia pidió a los delegados de los 137 países presentes en la capital de Qatar que apretaran el botón del sí para comprobar que el sistema de votación funcionaba. Siete votaron que no.”

“Los miembros de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas (CITES), bajo el paraguas de la ONU, volvieron ayer a apretar el botón del no y rechazaron aumentar la protección del tiburón oceánico y de tres especies de pez martillo, todas en caída libre por la brutal demanda de ingredientes para elaborar la sopa de aleta de escualo; y también tumbaron la propuesta de endurecer las condiciones para exportar mielga, el tiburón con el que se prepara el fish and chips británico.”

“Las organizaciones de conservación presentes en Doha estallaron. El director de la campaña de tiburones del Pew Environment Group, Matt Rand, explicaba con rabia a Público: “Se han impuesto los intereses económicos, el rechazo está científicamente injustificado”. Según sus datos, la venta de aletas se cobra 73 millones de tiburones al año. El kilo alcanza los 100 euros en las lonjas de Hong Kong.”

“El secretario general de la Confederación Española de Pesca, Javier Garat, aplaudió las decisiones de Doha. “Nos parece estupendo que no entren especies marinas en CITES, porque para gestionarlas ya existen las organizaciones regionales de pesca”, declaró. La flota española es responsable del 95% de las exportaciones de aleta de tiburón de la UE, aunque casi la totalidad procede, según Garat, de especies no amenazadas, como la tintorera y el marrajo. España se convirtió el 1 de enero en el primer país europeo que prohíbe la pesca de tiburones martillo.”

Imagen de previsualización de YouTube

Poderoso caballero es don dinero…

Imagen de previsualización de YouTube
Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Excelente presentación. El paso difícil es acercarse a la mentalidad ociosa del público general. Y es imprescindible.

Gracias.

Espero no le moleste que haya tomado su artículo y lo haya subido a nuestro portal.
envío liga

http://www.bionero.org/sociedad/cites-extincion-y-pesca

saludos desde Mexicali, Baja California, México.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..