El Instituto de Ciencias del Mar (ICM) del CSIC está detrás de Observadores del mar’, un proyecto de ciencia ciudadana que inició su andadura hace tres años. Esa cantidad de tiempo en contacto con el medio marino es lo que hace que la aportación de muchos ciudadanos sea valiosa para esta iniciativa.

“La propuesta, que ahora se completa con el estreno de un audiovisual en el que, a lo largo de los 7 minutos, varios testimonios se intercalan para explicar en qué consiste el proyecto y dónde radica su importancia. “Yo no entiendo la vida sin el mar; la mirada al horizonte azul, si no la tengo, la echo de menos”, explica el investigador Joaquín Garrabou. Junto con Elisabetta Broglio, también del ICM, Garrabou incide en lo importante que es para los científicos entender cómo funcionan los ecosistemas y así proponer medidas que puedan garantizar la buena salud de los océanos.”

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=W-FmDYzcUOM[/youtube]

“Cualquier ciudadano puede contribuir con sus observaciones en este proyecto. El objetivo es determinar el impacto del cambio climático sobre los ecosistemas marinos y evaluar las transformaciones que está sufriendo el mar mediante la colaboración de la sociedad. Los interesados en participar pueden acceder a toda la información en la web www.observadoresdelmar.es.”

“En este portal pueden visualizarse “los datos aportados por los ciudadanos y que han sido validados por expertos”, explica Broglio, que subraya cómo ‘Observadores del mar’ sigue creciendo desde su puesta en marcha. En la actualidad el proyecto cuenta con 742 observadores y 3713 observaciones registradas.”

“Los investigadores esperan recabar observaciones sobre la presencia de especies (nativas e invasoras) en las playas; la mortalidad de determinados organismos; la mayor o menor proliferación de medusas; los cambios en la distribución de las especies o la acumulación de basura en el mar.”

“Más allá de los resultados, los científicos buscan establecer un diálogo con la sociedad, una especie de colaboración recíproca. Ellos validan los datos recibidos, pero también contestan las dudas que les formulan los ciudadanos a través de la web. En este aspecto incide Garrabou, partidario de cambiar el paradigma según el cual “los científicos están encerrados en sus centros y no se comunican con la sociedad”.

“Este proyecto, que se inició de forma piloto en Cataluña y trabaja en red con otros países mediterráneos, ya se ha ampliado a otras regiones españolas y cuenta con el apoyo de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT).”

Ojalá tenga continuidad.

Fuente: CSIC

Compartir:

Un comentario

  1. Hola, soy observador internacional de l’ICCAT. actualmente estoy en L’Ametlla de Mar, soy Italiano, si necesitas alguna informacion soy disponible por qualquier cosa. me gusta tus projecto.
    CIAO

Deja un comentario