Tomándole las medidas al Océano. El problema de la longitud.

En tiempos de conquista y descubrimiento marítimo, la determinación precisa y sencilla de la longitud era un serio problema que las coronas francesa y española intentaban solucionar otorgando premios a inventores. Pero fueron los ingleses los que se llevaron el gato al agua con el descubrimiento de diversos métodos, a cada cual más preciso. Cualquier marino que se precie puede calcular la latitud mediante la duración del día o la altitud del Sol, o bien según las estrellas indicadoras conocidas…