Covid-19. Mascarillas, vacunados y la variante Delta

Hace dos meses, los C.D.C. recomendaban que las personas vacunadas no necesitaban usar mascarillas en la mayoría de los espacios interiores, una medida que parecía indicar el fin de la pandemia. En muchos otros países se adoptaron medidas similares.

A medida que la variante Delta del virus causó un incremento de las tasas de infección en todo Estados Unidos, la agencia revisó sus pautas: las personas vacunadas deben volver a usar máscaras en espacios públicos interiores en aquellas zonas en las que el virus está aumentando. Se cree que la variante Delta es más del doble de contagiosa que la versión original del virus. Algunas investigaciones sugieren ahora que las personas infectadas con la variante portan alrededor de mil veces más virus que las infectadas con otras variantes, y pueden permanecer infectadas por más tiempo.

Eso también puede ser cierto para las infecciones de personas vacunadas. Las personas vacunadas pueden portar grandes cantidades de la variante del virus en la nariz y la garganta, lo que sugiere que también pueden contagiar a otras personas. Si ese es el caso, las personas vacunadas pueden estar transmitiendo el virus a otras personas a una velocidad lo suficientemente significativa como para usar mascarillas.

Las vacunas contra Covid-19 siguen siendo muy eficaces para prevenir la hospitalización y la muerte. Sin embargo, cada vez hay más informes de personas vacunadas que se infectaron y desarrollaron síntomas, pero la gran mayoría no enfermó gravemente, lo que sugiere que la inmunidad producida por las vacunas frena rápidamente el virus.

La recomendación de los C.D.C. en la que se afirmaba que las personas vacunadas podrían no emplear mascarillas, se basaron en datos anteriores que sugerían que estas rara vez se infectaban y casi nunca transmitían el virus, lo que hacía innecesario el uso de mascarillas. Pero eso fue antes de que la variante Delta, que ahora representa la mayoría de las infecciones en el país.

A medida que aumenta el número de casos entre las personas no vacunadas, las personas vacunadas estarán expuestas a más y más virus, y las posibilidades de que contraigan una infección aumentan.

Los  C.D.C. también recomiendan que los maestros, trabajadores del sistema educativo, estudiantes y visitantes en las escuelas usen mascarillas, independientemente del estado de vacunación y la transmisión comunitaria del virus.

Esto muestra una vez más que es difícil predecir lo que hará el virus en los próximos meses. Por frustrante que sea, solo tenemos que aceptar el cambio de las pautas a medida que veamos aumentos o disminuciones en las infecciones.

Los C.D.C. recomiendan que los estadounidenses vuelvan a usar mascarillas en áreas donde hay más de 50 nuevas infecciones por cada 100,000 residentes durante los siete días anteriores, o en los que más del 8 por ciento de las pruebas son positivas para la infección durante ese período. Los funcionarios de salud deben reevaluar estas cifras semanalmente y cambiar las restricciones locales en consecuencia, según la agencia.

La agencia dijo que incluso los estadounidenses vacunados en áreas sin sobretensiones podrían considerar usar una mascarilla en entornos públicos cerrados si ellos o alguien en su hogar tiene un sistema inmunológico deteriorado o está en riesgo de una enfermedad grave, o si alguien en el hogar no está vacunado.

Las personas vacunadas, en particular aquellas con sistemas inmunológicos débiles o de alto riesgo, deben considerar usar máscaras incluso en áreas de baja transmisión. Las mascarillas pueden reducir eficazmente la cantidad de virus que respiramos y evitar que nos contagiemos, por lo que aumentan el impacto de nuestra vacuna.

La vacuna ayuda pero no evita que nos contagiemos o contagiemos a otros. Lo mejor es que nos comportemos como si nos estuviésemos vacunados. Lo recomendable es seguir empleando las medidas no farmacológicas: metros, manos, mascarillas y ventilación.

Viral infection and transmission in a large well-traced outbreak caused by the Delta SARS-CoV-2 variant.

Actualización no 427. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 27.07.2021 (datos consolidados a las 14:00 horas del 27.07.2021 ) SITUACIÓN EN ESPAÑA. Ministerio Sanidad.

Semáforo COVID España. RTVE.

COVID 19 Distribución geográfica. ISCIII.

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..