Biodiversidad y salud humana

Según “Sustaining Life”, un libro realizado por un centenar de expertos recientemente presentado el Programa de Medio Ambiente de Naciones Unidas, una nueva generación de medicamentos puede desaparecer como consecuencia de la pérdida de biodiversidad.


La naturaleza guarda miles de secretos para el desarrollo de nuevos tipos de analgésicos y métodos desconocidos para la recuperación de tejidos y órganos perdidos. Un buen ejemplo es el caso de la rana australiana Rheobatrachus. Este animal incuba a sus crías en el estómago. Según diferentes estudios, los renacuajos secretan una sustancia que inhibe la acción de ácidos y enzimas. En opinión de los autores de Sustaining Life, el estudio de la rana Rheobatrachus podría haber conducido al descubrimiento de nuevos tratamientos para la úlcera gastroduodenal, que afecta a una de cada 10 personas en el mundo.

Foto Público.

En el mundo marino también tenemos ejemplos de la utilidad de diversas especies para usos biomédicos. Por ejemplo, los cangrejos herradura producen un péptido que inhibe la replicación del Virus de la Inmunodeficiencia Humana. Los ensayos preclínicos muestran que es tan eficaz como la zidovudina, uno de los medicamentos más utilizados contra el sida.

La aniquilación de los tiburones significaría la desaparición de la escualamina, una sustancia con propiedades antibióticas y antifúngicas. Además su empleo permite  controlar el crecimiento de tumores cerebrales en ratas experimentales y prolongado su vida. Esta sustancia ataca los tumores al inhibir la formación de nuevos vasos sanguíneos.

Los moluscos gasterópodos de la familia “Conidae” producen un compuesto con un efecto analgésico 1.000 veces superior al de la morfina, útil para aliviar el dolor a pacientes de sida y cáncer. La ziconotida, una forma sintética del veneno de un caracol de mar manufacturada por Elan Pharmaceuticals, puede aliviar el dolor en pacientes con SIDA o cáncer que no consiguen mitigar el dolor con la morfina u otros analgésicos convencionales, según un estudio publicado en la edición del 7 de enero del Journal of the American Medical Association. Aproximadamente el 53% de los pacientes que recibieron ziconotida experimentaron alivio del dolor de moderado a completo.

Investigadores de la compañía israelí NanoCyte usan las células urticantes de las medusas y las anémonas para suministar medicamentos de forma poco dolorosa y eficaz. Se ha empleado para anestesia y para inyectar  insulina en diabéticos pero se podría utilizar en el caso del acné, las arrugas e incluso para tatuajes.

El caso más conocido  en nuestro país de un medicamento derivado de una especie marina es el de Yondelis® (trabectedina), denominado ET-743 durante su desarrollo. Un agente antitumoral obtenido originalmente del tunicado marino Ecteinascidia turbinata y que en la actualidad se produce sintéticamente. Yondelis® tiene un mecanismo de acción novedoso, resultante de su unión al ADN a través del surco menor, interfiriendo en los procesos de división celular, de transcripción genética y en los sistemas de reparación del ADN.

Yondelis® ha recibido la autorización de comercialización de la Comisión Europea para la indicación de sarcoma de tejido blando avanzado (STB) después de que hayan fracasado las antraciclinas y la ifosfamida, o en pacientes que no pueden recibir tratamiento con estos agentes. Además, Yondelis® se encuentra en ensayo clínico pivotal de fase III para cáncer de ovario. También se están llevando a cabo ensayos de fase II con Yondelis® para cáncer de mama y de próstata y de fase I para tumores pediátricos. Yondelis® ha sido designado medicamento huérfano por la Comisión Europea (CE) y por la Food and Drug Administration (FDA) de Estados Unidos para el STB y el cáncer de ovario.

Lo dicho el mar además de basurero universal es una buena despensa de medicinas.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

hola arianna quiero convencer de que sigas buscando de la salud y biodiversida y no se te valla a olvidar busca de cultura de la promocion de salud.

me gusto
pero espero que cuiden toda la naturaleza
para mejorar nuestra calidad de vida

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*