Cambio climático, IPCC. ¿Qué pasa?

Las últimas informaciones sobre los errores científicos del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC en sus siglas en inglés) han causado un gran malestar en el Gobierno británico.Teme que los grupos conservadores que niegan la influencia del ser humano en el cambio climático lo utilicen para obstaculizar un acuerdo internacional ya de por sí difícil de alcanzar.

Debido a la actual polémica en torno al Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de la ONU (IPCC), la revista Nature recogió recientemente en un artículo la opinión de cinco expertos que valoran el futuro de la organización. Los autores recomiendan cambios en el IPCC para recuperar su credibilidad perdida. Esta creciente falta de confianza se debe a los errores detectados en el último informe del organismo, así como al escándalo de los correos electrónicos de científicos que fueron publicados y usados en contra de los propios expertos.

Recientemente se  publicaban datos acerca del posible impacto del incremento de la temperatura en más de tres grados centígrados para mediados de siglo que podría producir la disminución de la capacidad productiva de la tierras cultivables que podría ocasionar una catástrofe alimentaria entre las más de 3.000 millones personas que vivirán en las cercanías del ecuador del planeta, según la información recogida en un especial de la revista Science (12 de febrero de 2010). Aún sin contar con los posibles efectos adversos de un clima más cálido, el crecimiento de la población mundial en más del 30% antes de 2050 representa un notable desafío que obligaría a duplicar la producción de grano.

Sin embargo, el presente invierno se está mostrando especialmente crudo en gran parte del hemisferio norte y especialmente en Europa, pero, aunque esto nos lleva dudarlo, el calentamiento sigue avanzando a escala planetaria.

Un nuevo análisis de la temperatura global en superficie realizado por científicos de la NASA ha encontrado que el pasado año 2009 ha empatado con otros como el segundo más cálido desde 1880, algo más de un siglo. En el caso del hemisferio sur, ha sido el más cálido desde que existen registros.

El período enero de 2000 a diciembre de 2009 fue la década más cálida nunca registrada. Mirando hasta 1880, cuando la instrumentación científica moderna comenzó a utilizarse, una clara tendencia al calentamiento está presente, aunque se produjo una cierta nivelación entre los décadas de 1940 y 1970. Pero en las tres últimas décadas, los registros de temperaturas tomadas por el GISS muestra una tendencia al incremento de 0, 2 grados centígrados por década. En total, el promedio de temperatura global ha subido en 1,5 grados desde 1880.

Es obvio que el hombre usa al planeta en su beneficio (algunos más que otros) pero deberíamos plantearnos cuanto puede durar esta manera de usarlo y si hay forma de cambiar nuestra actitud.

¿A quién le interesa que como en, Copenhague o en Sevilla, no haya acuerdo sobre las acciones a desarrollar en este tema y en que aumente la confusión y la falta de credibilidad?

Imágenes de Galería del New York Times

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hombre, decir que ha “habido errores científicos en los informes” es una manera de decir que han mentido, al afirmar por ejemplo que los glaciares del Himalaya se iban a derretir en el 2035, estando estimado que sea en el 2305, y siendo esta una tendencia que lleva desde los últimos 200 año, ya que los glaciares sufren periodos de deshielo y recuperación, independientemente de la acción del hombre.

¿ Qué a quien le interesa que no haya acuerdo?. A mí, por ejemplo, para que no se gaste el dinero de mis impuestos en enriquecer a ciertos científicos o al gerifalte del IPCC, el tal Pachauri o pachuli o como se llame.

Estoy de acuerdo con Juan Carlos. Incluso aceptando que haya cambio climatico, y que ademas sea debido al ser humano, no veo por que esta tenga que ser al maxima prioridad de la humanidad. Esto es, tiene una importancia relativa. En el peor de los casos Siberia y Canada seran tierras cultivables en cien anyos, sustituyendo a las actuales. Y si la subida del nivel del mar es tan terrible, declaremos zonas catastroficas las costas durante marea alta. Ya se podia poner el mismo empenyo en la distribucion de la riqueza a nivel mundial, en vez de crear psicosis catastrofistas globales tan de moda hoy en dia. En resumen, el cambio climatico es importante, pero hay muchos otros problemas por resolver.

Si fuera solamente ese el único “error” de dicho informe. En dicho informe se puede encontrar los siguientes:

1. el informe utiliza como fuentes científicas informes de grupos ecologistas interesados en el catastrofismo calentológico

http://www.libertaddigital.com/ciencia/el-informe-del-ipcc-cita-16-trabajos-de-wwf-y-8-de-greenpeace-1276384000/

http://www.libertaddigital.com/ciencia/la-produccion-agricola-del-norte-de-africa-caera-a-la-mitad-en-2020-por-el-calentamiento-no-1276383937/

http://www.libertaddigital.com/ciencia/las-fuentes-cientificas-del-calentamiento-estudiantes-y-revistas-de-alpinismo-1276383295/

http://www.libertaddigital.com/ciencia/los-calentologos-predijeron-un-falso-incremento-en-los-costes-de-los-desastres-naturaleslos-calentologos-predijeron-un-falso-incremento-en-los-costes-de-los-desastres-naturales-1276382743/

2. Presenta otros datos falsos como la superficie de Holanda que hay bajo el mar:

http://www.libertaddigital.com/ciencia/el-consenso-cientifico-doblo-la-superficie-de-holanda-que-esta-bajo-el-nivel-del-mar-1276383991/

Y más que irán apareciendo en los próximos meses en cuanto alguien se ha puesto a analizar a fondo el famoso informe del IPCC.

Algunos científicos del IPCC dicen que por qué no han salido antes estos errores. La respuesta es muy simple porque como prueban los famosos correos electrónicos de la CRU al discrepante no se le dejaba publicar. Los gurus de la calentología escribían correos electrónicos (esos que han quedado al descubierto) recomendando a editores de revistas que no se publicansen los trabajos de aquellos científicos discrepantes. De ahí proviene el escándalo que se ha producido.

La base del progreso de la ciencia está en la discrepancia sin ella volveremos a la Edad Media, y a la Santa Inquisición pero esta vez los inquisidores serán sustituídos por los gurús calentológicos.

Parece evidente que el prejuicio cognitivo pone en marcha mecanismos de autocomplacencia ante la falta de costumbre a la hora de asumir responsabilidades a nivel global o planetario. Se puede usar el prejuicio: si hay algún error todo está equivocado. Detrás está la intención de desacreditar cualquier evidencia de responsabilidad. En realidad, si aplicamos este mismo criterio sobre todos los informes, experiencias o experimentos que provengan de instituciones o empresas, la comparación puede resultar devastadora. Sobre todo si tenemos en cuenta que mientras organizaciones como Greenpeace o WWF, defienden la conservación de bienes comunales, patrimonio en definitiva de toda la Humanidad, en especial el medio ambiente, la explotación que la industria realiza de tales bienes globales ha llevado al esquilmado de los recursos naturales, su degradación irreversible y su uso como simple vertedero, partiendo de un principio sencillo: beneficio rápido para unos pocos y reparto de pobreza para todos. Los que defienden el parasitismo salvaje sobre la naturaleza, son los mismos que defienden el parasitismo de unos pocos sobre la mayoría de la población. Muchos miembros de Greenpeace se han jugado la vida para evitar que los residuos radioactivos se viertan en el mar. Otros han muerto en atentados realizados por servicios secretos de paises tan civilizados como Francia.
Vivimos en un mundo donde con la venta de armas, algunos se enriquecen de la guerra, de las amputaciones provocadas por las minas personales. Donde millones de personas mueren de hambre, donde pretendemos proclamar que no somos responsables. Nadie es responsable.
Cuando todos viajamos en esta inmensa nave espacial que es el planeta Tierra resulta difícil contentarse con un final de trasatlántico hundido. Con la miseria vomitiva de los que viajan en primera clase, cerrando el acceso de los pobres a las zonas no inundadas, proclamando que su condición de parásitos bien nutridos les da derecho a ser los últimos a probar el agua del mar.

[...] aumento del escepticismo se ha producido en muy pocos meses. El robo de correos electrónicos de científicos de la Universidad de East Anglia el llamado climagate dio munición a los críticos. Nada de lo que aparecía en ellos demostraba que el cambio [...]

(requerido)

(requerido)


*