Medusas. Apps. Si no puedes luchar contra ellas… cómetelas.

Vuelven nuestras amigas las medusas a estar de actualidad. Ya en el 2008 recogía en el blog la posibilidad de que consumiéramos las abundantes medusas. Incluso recogía una receta. La pasada semana pasada la FAO lazó el lema “Si no puedes luchar contra ellas… cómetelas“. Menos mal que hay en el mercado aplicaciones para móviles y tablets que nos permiten saber donde encontrarlas

Investigadores del ICM-CSIC y la Mediterranean Science Commission han desarrollado iMedjelly, una aplicación para dispositivos móviles que informa en tiempo real de la presencia de medusas en las playas de Barcelona y que ayuda a reconocer qué especie es y cómo actuar en caso de picadura.

La descarga de la aplicación es gratuita y está disponible para móviles iPhone y tabletas iPad, aunque también es posible acceder a los datos a través de Internet.

Además la aplicación también nos informa  sobre la meteorología, el oleaje, las condiciones de las corrientes marinas y el índice de radiación ultravioleta, informa de la especie determinada de medusa que podría estar nadando cerca de la orilla, con fotografías y textos explicativos para saber reconocerla.

 

 

 

Si queremos conocer a que especie pertenece una medusa concreta podemos utilizar la app Medusas Free, que aunque se llama Medusas Free es de pago. La aplicación contiene una galería de fotos de diversas especies  de medusas de todo el mundo. Desconozco si abarca todas las zonas geográficas por lo que no me atrevo a recomendarla.

No olviden que hay varios restaurantes en España que ofrecen medusas en sus cartas como en los países asiáticos donde se cocinan de muchas maneras (que gente más lista). Claro que esto es mejor hacerlo acompañado que solo (por aquello de si a uno le da la risa y se atraganta). No me veo a la estirpe ibérica comiendo medusas pero todo podría ser…

Solo una medusa mediterránea es comestible, la Cotylorhiza tuberculata, conocida también como huevo frito, aunque, para que llegue al consumo humano ha de pasar una serie de pruebas toxicológicas, requeridas por la UE desde el punto de vista sanitario.

 

Y para ser prácticos, si se sufre una picadura, hay que:

* Lo primero limpiar la zona afectada por la picadura.

* Nunca deberemos usar agua dulce, ya que podrá romper las células urticantes, sufriendo otra picadura.

* Para limpiar la zona, el suero fisiológico es perfecto.

* En caso de no haber, el agua salada también podrá ser una solución.

* Durante 15 minutos aproximadamente deberemos aplicar frío a la zona afectada, no aplicar el hielo directamente sobre la picadura, sino cubierto con algún paño o toalla.

* Si hay algún resto de tentáculo adherido a nuestra piel, debemos quitarlo, pero nunca con las manos. Utilizaremos unas pinzas.

* También se administrará un antihistamínico, para la reacción y un analgésico para el dolor.

* En mujeres embarazadas, se deberá prestar especial atención a la hora de administrar el antihistamínico.

* Si el dolor es muy intenso o el estado de la víctima empeora, deberá acudir a un centro médico de inmediato.

* No hay que frotarse ni con toallas, ni con arena, ni con nada que pueda lastimarnos más.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

La verdad es que me ha gustado mucho el artículo, andaba buscando algo sobre una concha que encontré en una obra, que aparenta ser un fósil y vi el artículo, jiji.
La verdad es que yo sí estaría dispuesta a probar las medusas, es una gran modo de paliar las oleadas!

Es un blog muy interesante, y entretenido! Gracias. :)

(requerido)

(requerido)


*