¿Qué esperan las facultades de comunicación para formar en los nuevos entornos de periodismo y programación?

En un artículo publicado anteriormente en este blog, Cultura de Red, en 2016, sobre la importancia del periodismo como profesión y disciplina del conocimiento, hacía referencia al análisis sobre el estado de la formación periodística en las facultades de comunicación. En dicho escrito, sugería una reestructuración de los planes de formación con un giro radical de 180 grados, dado que la mayoría de facultades de comunicación, de donde egresan miles de graduados, sus planes de estudios no se adecuaban a la demanda de la nueva industria de la información, transformada ya por el impacto de las tecnologías digitales en constante evolución. A la fecha, lamentablemente, poco se ha avanzado. 

Urge, por tanto, un cambio estructural de los planes formativos en donde se aborde la enseñanza de aplicaciones propias en el desarrollo del periodismo de datos tanto desde una perspectiva crítica, reflexiva, teórica como práctica. Mi propuesta es que en la currícula de estudios debe incluir, al menos de forma introductoria, por ejemplo, el diseño, creación y desarrollo del algoritmo aplicado a los nuevos medios y al nuevo periodismo basado en los datos.

 La razón de todo este cambio es más que elocuente: en el desarrollo del periodismo de datos se vienen utilizando una serie de recursos online, unas veces gratuitos, otros de pago y otros que se crean de forma compartida. Distintas aplicaciones hacen que el periodismo de datos funcione. Así, este tipo de periodismo, ha de pasar por distintas fases y en cada fase, ha de utilizarse un tipo de recurso o aplicación informática que nos lleve hasta el objetivo de la publicación de la información. Dichas fases son: la obtención de datos; limpieza de datos; análisis; verificación; visualización.

Lamentablemente, insisto, esto no se viene haciendo en la universidad española por lo que el grado de conocimiento que tienen los estudiantes sobre el uso de aplicaciones de periodismo datos al terminar la carrera, es casi nulo.

Hace falta una mayor especialización. Para ello, es necesario reflexionar que los cambios formativos deben pasar por buscar un mayor acercamiento entre las organizaciones de noticias (empresas informativas) y la universidad. En este emergente ecosistema formativo, no se trata de quien busca a quien sino que ambas se necesitan, por lo que una estrategia puede ser la creación de unidades de trabajo (Task force) encargados de diseñar el nuevo orden curricular. Muchas veces los cambios en la currícula de estudios están realizados única y exclusivamente por académicos, sin tenerse en cuenta lo que realmente demanda el mercado de los medios para el ejercicio del nuevo periodismo basado en los datos.

Cada vez más, las facultades españolas seguirán la senda que demanda el mercado en este tipo de formación. Es una tendencia dado que esta situación, que demanda los cambios propuestos, no sólo pasa en las universidades españolas y europeas, sino, también, en las escuelas estadounidenses. En las facultades estadounidenses, la inscripción de estudiantes que optaban por periodismo, está cayendo – de manera espectacular, para los programas de postgrado -. En contrapartida, está aumentando las inscripciones en nuevos centros de formación u otras instituciones que ponen el énfasis en los medios digitales. Y es que las nuevas formas de enseñanza en línea y nuevas credenciales amenazan todo del monopolio de la educación superior que otorga el crédito académico de las universidades. En España, podemos ver el caso de escuelas de periodismo, creadas por los propios medios.

En el contexto actual, nos encontramos con un abanico de herramientas y recursos online que, en algunos casos, causa cierto desasosiego a periodistas y otros profesionales de la comunicación, sobre todo, aquellos cuya incursión en el campo tecnológico data de pocos años atrás. Diversos estudios muestran cómo emerge, se realiza y se consolida el periodismo de datos, su uso por los principales medios de comunicación españoles, las distintas leyes y reglamentos que hacen posible la expansión, el auge de proyectos e iniciativas, el tipo de tecnologías utilizadas, el proceso de comunicación generado por algoritmos y el rol de la universidad en la formación y transferencia de nuevos conocimientos para la consolidación del nuevo perfil profesional.

Y esto es solo el comienzo….

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*