LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGÍA DESDE LA UNIVERSIDAD A LA SOCIEDAD: LAS “SPIN-OFF” Y LAS PATENTES.

Las denominadas “spin-off” suelen ser consideradas el mecanismo más completo y eficaz de transferencia de tecnología desde la universidad hacia la sociedad. Al constituirse estas empresas, las universidades u organismos públicos licencian patentes a investigadores que figuran como inventores en las mismas para que se creen empresas de base tecnológica, que en caso de prosperar crearán empleo de calidad. De ese modo, las patentes cumplen con una de sus justificaciones; la contribución al desarrollo económico y social.

Según el estudio “el spin-off universitario en España como modelo de creación de empresas”  estas empresas cuentan inicialmente con una muy pequeña dimensión: entre dos y tres trabajadores. Asimismo, la creación de una “spin-off” requiere una alta dedicación por parte de los fundadores, normalmente personal universitario, de alrededor de 40 horas semanales. Como en la mayoría de los casos de creación de empresas, el principal problema al que se enfrentan las “spin-off” es el difícil acceso a la financiación. No obstante, cuando una spin-off se asienta, suele generar nuevas patentes.

A continuación se exponen brevemente algunos casos de empresas españolas que se pueden clasificar como “spin-off’s” universitarias donde las patentes jugaron un papel fundamental al incentivar la transferencia de tecnología y que se han divulgado en diversos medios de comunicación.

Advancell

Advancell es una compañía española de biotecnología. Surgió como la unión de dos “spin-off” en 2001, una procedente de la Universidad de Barcelona y otra de la Universidad de Valencia. En 2004 obtuvo la licencia de una cartera de patentes de la Universidad de Santiago que dieron lugar a la unidad de nanopartículas y de una cartera de patentes de la Universidad de Barcelona en relación con la molécula “Acadesina” para el tratamiento del cáncer. Tiene varios medicamentos en fase I/II destinados a  diversas formas de cáncer.

Patente europea concedida sobre la “Acadesina”

Fractus

La empresa Fractus está especializada en la generación de tecnología relacionada con antenas optimizadas para aparatos inalámbricos (móviles, tabletas, inalámbricos de corto alcance, automoción e infraestructuras). Explota su tecnología de dos maneras; mediante licencia directa de sus patentes a grandes multinacionales tecnológicas y a través de la comercialización de sus productos utilizando grandes distribuidores internacionales. La empresa fue creada en 1999 como un spin-off de la Universidad Politécnica de Catalunya, a partir de una primera solicitud de patente presentada en 1995. Desde entonces se ha convertido en un referente mundial en la utilización de antenas en dispositivos de pequeño tamaño y multibanda. Recientemente ha sido nominada al premio al mejor inventor europeo en la categoría de PYMES.

Datos bibliográficos de la patente sobre la que se fundó Fractus

Venter-pharma

Se trata de una empresa farmacéutica que nació en 2003 a partir de la patente desarrollada por la Universidad Autónoma de Madrid y el CSIC (Centro Superior de Investigaciones Científicas – Centro público de investigación) sobre el principio activo gaxilosa que se emplea bajo el nombre comercial Lactest para el diagnóstico de la intolerancia a la lactosa.

La gaxilosa en el libro de DCI’s (Denominaciones Comunes Internacionales) para productos farmacéuticos

Nanoimmunotech

Es una empresa biotecnológica creada 2009 como una “spin-off” que nace de la colaboración del Centro de Investigación Biomédica (CINBIO) de Vigo y el Instituto de Nanociencia de Aragón (INA) y posteriormente obtiene la licencia de una serie de patentes de la Universidad de Zaragoza. Es líder en la caracterización y funcionalización de sistemas nanométricos.

Figura de la patente ES2397909 de Nanoimmunotech

Ingeniatrics

Se trata de una empresa fundada como spin-off en 2001 por un grupo de investigación de la Universidad de Sevilla liderado por el investigador Alfonso Gañán Calvo, partiendo de una cartera de patentes de dicha universidad. Actualmente, Ingeniatrics es una empresa líder en tecnología destinada a la manipulación de fluidos para dar lugar a aerosoles, suspensiones, emulsiones y espumas, a escala micro y nanométrica.  Alfonso Gañán Calvo recibió en 2009 el premio nacional de transferencia de tecnología Juan de la Cierva por su descubrimiento del fenómeno “flow focusing” y el posterior desarrollo de aplicaciones transversales a diferentes ámbitos industriales.  El flow focusing es una tecnología que utilizando la hidrodinámica (producción de microchorros capilares que son enfocados hacia un orifico), sin necesidad de campos eléctricos como ocurre en el electrospray, produce sprays de gran calidad con partículas muy homogéneas. Su principal aplicación es en el encapsulado de medicamentos.

Técnica “Flow-focusing”

Win inertia

Esta spin-off de la Universidad de Sevilla nació en 2007 del grupo de Investigación de Tecnología Electrónica. Su principal éxito es la “Ferrolinera”, que mediante la utilización de un sistema de almacenamiento híbrido distribuido, basado en la última tecnología de supercondensadores y baterías de última generación, almacena la energía procedente del freno  regenerativo de los trenes, con el fin de utilizarla para la recarga de vehículos eléctricos, y el sistema se encuentra protegido mediante las patentes ES2405762 y ES2405538.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Agradezco esta noticia positiva sobre la universidad pública española, pues últimamente hay una campaña de desprestigio contra la misma y según se puede observar, también desarrolla una labor positiva y de fomento de la economía.

Me entra la duda de si estas empresas reciben las patentes de manera gratuita o si deben compensar a las universidades una vez obtienen beneficios. Si no lo hacen, deberían compensar a la universidad de algún modo.

Creo que en este artículo se ha simplificado un poco el tema de las “spin-off”. Es más complejo de lo que parece, muchas fracasan y todo el entramado legal detrás de las mismas es muy, muy complicado.

(requerido)

(requerido)


*