De nuevo supremacía china en la supercomputación

Adelantábamos la semana pasada que el supercomputador chino Tianhe-2, rebautizado como “Milky Way 2”, tomaría el relevo por el puesto #1 en el ranking del Top500 de los supercomputadores. El pasado lunes 17 así se confirmó en la International Supercomputing Conference 2013 (ISC’13). Con ello China vuelve a ocupar, por segunda vez en la historia del Top500, el primer puesto. La primera, y última vez hasta el momento, fue en noviembre de 2010, con el Tianhe-1. En aquella ocasión Estados Unidos vio una amenaza en la escalada que China había conseguido en los últimos años hasta llegar a la cima de la supercomputación. La siguiente gráfica muestra la evolución por países, y se puede observar que China (en azul oscuro), entrando en noviembre de 2001 en el ranking, va escalando posiciones llegando a superar al agregado de la Unión Europea (rojo) y quedando solo detrás de Estados Unidos (celeste) en rendimiento total en el ranking (agregado de todos los supercomputadores de la lista por países).

 Por otra parte, se libra otra batalla, la del uso de aceleradores. Los aceleradores son dispositivos especializados en cómputo paralelo que se integran a modo de coprocesadores de las unidades centrales de procesamiento (CPUs). La inclusión masiva y demostrada del poder de cómputo de estos dispositivos especializados tiene su origen con los IBM Cell Processors a finales de 2007 y fundamentalmente en 2008, cuando llegaron a aportar casi el 10% del rendimiento sumado de todos los supercomputadores del ranking. Ahora ese porcentaje es del casi 35%, es decir, el 35% de todo el rendimiento aportado por los 500 supercomputadores viene originado por los aceleradores incluidos en solo el aproximadamente 50% de los equipos. Esto viene a decirnos que los aceleradores llegaron para quedarse, que energéticamente son muy eficientes, y que empujan el rendimiento de estos monstruos a nuevas cotas. En noviembre de 2012 los Intel Xeon Phi fueron la novedad y los presentamos por estas líneas, hoy han tomado la cima con el Tianhe-2, escalando por encima de los NVIDIA Kepler, que debutaron también en 2012 tras el éxito de su anterior generación NVIDIA Fermi (hoy por hoy los aceleradores aún más utilizados del ranking). Intel además ha aprovechado el tirón mediático de su puesto #1 en el ranking para anunciar sus nuevas familias de los coprocesadores Xeon Phi, con variedad a nivel de eficiencia energética, rendimiento, capacidades de memoria, formatos y dimensiones. Pero esto merecerá otro post. Eso sí, hoy por hoy, los IBM Cell han quedado casi en el olvido (al menos en la 41 edición del ranking), lo que nos recuerda el post de la caída de los titanes.

Etiquetas: , , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios


*