Historia de la publicidad en España: Un documental recoge 50 años de publicidad

Una de las mejores maneras de ver la historia es a través de la observación de la publicidad. Así éramos, así vestíamos, asi gesticulábamos, así fumábamos…
     
El mundo de la publicidad guarda sorpresas cuando se mira al pasado. La creatividad era simple, pero llegaba al corazón y al bolsillo. Ahora hemos visto tantos anuncios que apenas nos sorprende. Para los amantes de la publicidad de siempre, este sábado emiten un documental con publicidad de los años 50, 60 y 70. Vean y disfruten.

Canal de Historia, disponible en las principales plataformas de pago, emitirá el próximo sábado un documental que revisa el medio siglo de existencia de la publicidad televisiva en España, que comenzó a emitir TVE en 1957.

El trabajo, realizado por Guillermo Galván, incluye cerca de un centenar de anuncios, de los cuales más de la mitad corresponden a las décadas de los 50, 60 y 70.

El documental ha contado con la participación de expertos como el publicista Santiago Moro, pionero de los “spots” televisivos en España; el periodista Vicente Verdú, el creativo Lluís Bassat y la actriz Teresa Gimpera, uno de los primeros rostros famosos que hicieron publicidad en la pequeña pantalla de este país.

En “50 años de spots” puede verse la evolución de las estrategias publicitarias en paralela al de la sociedad en su conjunto, según explicó en un encuentro informativo la directora de Márketing de Canal de Historia, Angélica Sánchez.

En los años 50 predominan los anuncios de alimentos y electrodomésticos que mejoran el nivel de vida, mientras en los 60 comienzan a aplicarse las técnicas de márketing norteamericano.

Los 70 estarán caracterizados por mensajes más enfocados al ocio y el bienestar y a partir de la década de los 80, la publicidad se convertirá en un instrumento capaz de generar y cambiar comportamientos. En estos años empezarán a verse las primeras campañas institucionales.

De los 90 hasta la actualidad, la publicidad pierde su carácter local y las campañas se diseñan para llegar a públicos más amplios.

Guillermo Galván explicó que el documental ha buscado sobre todo incluir testimonios de los tres vértices de la producción publicitaria: el creador, el realizador y el productor.

Fuente:
http://www.discapnet.es

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Creo que la publicidad a experimentado a lo largo de los años múltiples cambios y pienso que esto se debe al cambio de necesidades de los consumidores.

En los años 50 se debían centrar en anucios para mejorar el nivel de vida cosa que actualmente no tendria mucho sentido porque el nivel de vida de la población, en general, es bastante mejor.

Pienso que hoy en día recibimos demasiada información publicitaria y por ello no la apreciamos lo suficiente.

Me hubiera encantado poder ver el documental del que habla el texto porque me parece bastante interesante conocer las técnicas de persuasión utilizadas por los publicistas hace 50 años y el cambio que han sufrido hasta nuestros días.

El pasado jueves 10 de Enero se proyectó en clase de Historia de la Publicidad el documental de 50 años de publicidad en TVE, me quedé impresionada. En primer lugar, destaco la censura que sufrió en los 60 un anuncio de sillas que bailaban a ritmo de Jazz, con luces de colores, con la excusa de que era provocativo, sin embargo permitieron la emisión del spot, en la misma época, de las galletas "Sultana" en el que una mujer atractiva bailaba durante 30 segundos la danza del vientre, vestida para la ocasión…

Otro spot que me llamó la atención, y que ahora sería impensable, comenzaba con la visita de una mujer de mediana edad a una pitonisa para que determinara qué le ocurría a su marido, ya que todos los días llegaba a casa y ni la miraba, se enfadaba con facilidad, no le dirigía la palabra, rompía cosas e, incluso la pegaba (con escena del bofetón)… La pitonisa interrumpre a la mujer y le dice: "Pare, pare!! no se da cuenta de que sumarido llega cansado del trabajo, para que todo vaya mejor, sirvale, cuando llegue a casa, una copita de cognac!"…

Cuando uno ve como ha evolucionado la publicidad desde los años 50 hasta ahora se da cuenta que, la publicidad actual no es como la de antes, con esto no quiero decir que una sea mejor ni peor, simplemente distintas. Pero si me atrevería a decir que, la publicidad de las décadas anteriores era una publicidad más”simple y natural”, que se ajustaba más a la realidad y a la sociedad existente, pero que en la actualidad la publicidad no se limita a reflejar y hacer atractiva la realidad, si no que, crea su propia realidad, la que interese en ese momento.Es innegable que la publicidad influye sobre nosotros, y que colabora ,más que nunca, en la percepción que tenemos de la realidad ,creando estereotipos que posteriormente son imitados por las sociedad.

Impresionante la evolución de la publicidad en televisión en 50 años en España donde se puede apreciar perfectamente los cambios de la sociedad española en estos últimos 50 años, viendo como en los anuncios de finales de los 50 principios de los 60 se centraban en los productos alimenticios y la llegada de los electrodomésticos a una sociedad machista salida de la posguerra, con spots sencillos de pocos medios en los que apenas existía competencia entre marcas, pasando luego en los 70 a vender productos de todo tipo con canciones pegadizas con el nombre de la marca y el famoso de turno, llegando mas tarde en los 80 y 90 a una publicidad muy elaborada que marcaba las modas de la sociedad.

Sorprende ver como la publicidad ha ido cambiando con los años, debido en gran parte al cambio social y económico de la sociedad.

En los años 50 donde las carencias eran muchas, la publicidad se dirigía al consumo de alimentos principalmente, para pasar en los años 60-70 a anunciar electrodomésticos de todo tipo que aumentaban la calidad de vida en especial de las mujeres. Era una publicidad machista llevada a extremo en algunos anuncios como el de la pitonisa. También jugaba un papel muy importante la censura. La música, es otro elemento importante en la publicidad, en los años 50-70, eran muy pegadizas y resaltaban las cualidades y marcas de los productos anunciados, actualmente la mayoría de los anuncios, he observado, que utilizan música de los años 60-70, quizás por que las personas que escuchaban esa música, son las que ahora tienen el poder adquisitivo.

Resulta muy grato ver como la publicidad se ha ido haciendo "mayor", durante este medio siglo. De caricaturizar los anuncios con jingles pegadizos que repetían hasta la saciedad el nombre del anunciante, o con eslóganes y canciones interpretadas por famosos de la época (resultando a veces cómicos) siendo directos y fáciles de recordar, a realizar anuncios con una estética espectacular en los que solo oímos ingeniosos eslóganes, que te hacen reflexionar (ejemplo: ¿te gusta conducir?), y que cuando acaba no recuerdas ni quien es el anunciante de producto.

Lo que más me llamó la atención del documental fue como antes el anuncio iba dirigido a la mujer, ya que era la responsable de la compra en el hogar (a veces el mensaje era incluso machista), y ahora van dirigidos a todo tipo de público ("amos" de casa, gente joven que vive sola, etc…).

Importante documento para analizar los cambios sociales de cada época. La sociedad está viva y cambia continuamente, no sólo a nivel tecnológico, sino a nivel de ideas y valores sociales. Ese cambio se refleja también en la historia de la publicidad. Resulta interesante ver la evolución del papel de la mujer, de las necesidades de las personas, de los productos a vender y cómo se venden, etc. Pero a mí me ha llamado la atención la evolución de la publicidad a la hora de presentar los productos. En sus comienzos de una forma dirigida más a la parte racional del consumidor y que, sin embargo, ha devenido en un enfoque mucho más dirigido a los sentidos. Parece que no importa tanto vender el producto, sino la sensación que provoca: no pienses, siente. A su vez, intentar crear sensaciones que llamen la atención, ha provocado un cambio más creativo en el arte de la publicidad. No sé si ahora cuesta más recordar un anunció o no, pero los hay realmente interesantes. Y tú ¿cueces o enriqueces?.

Efectivamente a través de la publicidad se puede comprobar como hemos evolucionado, tanto en cuestiones tecnológicas, como en nuestra forma de vestir y pensar, en la actualidad estamos invadidos de anuncios de colonias y productos cosméticos en los que aparecen hombres y mujeres insinuándose, cierto es, que la mayor parte son de mujeres; hace 30 años esto a lo mejor estaría mal visto o incluso censurado, pero en la actualidad esto es algo habitual para nosotros. Algo que he descubierto con este documental es la procedencia de la frase “ Que te fagorices” que se la habia escuchado a algún familiar y no sabía de donde procedía, ahora ya lo sé, electrodomésticos FAGOR. A pesar de los años, muchos de los slogans de aquella época aún los llevamos con nosotros, el del COLA CAO, el de las aceitunas LA ESPAÑOLA, y eso significa que la publicidad de estos productos ha sido muy buena y perdurará en el tiempo.

Tras el visionado del documental me gustaría proponer una reflexión sobre la eficacia de la publicidad. En los primeros tiempos de la publicidad en España, los anuncios se apoyaban en la animación, la música y en insistentes estribillos que repetían la marca que se quería publicitar. Los métodos eran sin duda algo pedestres pero el nombre del producto se quedaba grabado en la mente del espectador.

Con el paso del tiempo la publicidad se ha ido haciendo más sofisticada y algunos anuncios alcanzan la categoría de obras de arte. El problema reside en que los espectadores parecen recordar más los anuncios que el producto que presentan. ¿Podemos hablar de anuncios eficaces en este caso?

La solución reside quizás en el equilibrio: estética y eficacia a la par. Este podría ser el binomio para una publicidad de éxito.

La evolución de todas las partes. El pasado, en el que se usaba a la mujer para conseguir la felicidad del hombre, en el que los productos que se publicitaban eran de primera necesidad, en el que los españoles descubrían con la boca abierta la lavadora, el frigorífico, la televisión,…Y el presente, en el que asumimos que somos parte del llamado primer mundo, en el que cualquier avance nos parece lógico y cotidiano, en el que parece que Internet lleva más tiempo formando parte de nuestras vidas que la fregona. En este presente y parece que futuro más inmediato, la publicidad debe en ocasiones, normalmente por encargo, compromiso o prestigio, hacernos ver la realidad más cruel (accidentes de tráfico, consumo de drogas, maltrato sexista…); y en otras, las más rentables y mayoritarias, llevarnos a la ensoñación. Los publicistas lo tienen difícil, no basta con mostrar al público los nuevos inventos, avances o productos. Somos más incrédulos, el target con el que trabaja la publicidad tiene las necesidades básicas cubiertas, vivimos en un momento en el que da la sensación de que nada sorprende, que todos esperábamos lo que al final acaba sucediendo. Si se publicita un coche, no basta con descubrir las características de su avanzada tecnología, hay que convencer de que ese vehículo transporta a un mundo mejor, que decidir su compra es lo más inteligente, y, y, y…

Llama la atención el reflejo sociológico que constituyen los anuncios. Ciertamente se puede comprobar cómo es la sociedad y cómo evolucionan los comportamientos y los roles sociales. Aunque es cierto que aun persisten ciertos mecanismos del pasado, como puede ser el folclore, sí que se aprecia un cambio en la publicidad, producido por un cambio de las necesidades y del propio mercado. Y desde un punto de vista más estético, a pesar de su sencillez, debo decir que la mayoría de los anuncios expuestos en el documental son maravillosos.

La evolucion de la publicidad desde los años 50 ha sido constante, no solo han cambiado las estrategias publicitarias sino que al evolucionar la sociedad la forma de presentar el producto van variando. Antes se recurria mucho al Jingle musiquilla que acompañaba al anuncio y definia las caracteristicas de este, algunos muy famosos como la cancion del cola cao o el Jingle de las muñecas de famosa.

Me parece interesante la idea de plasmar en un documental la evolución de la publicidad a lo largo de más de 50 años.

La publicidad ha evolucionado mucho y seguira haciendolo para adaptarse a las necesidades de sus clientes.

La publicidad que se muestra en las distintas décadas es un fiel reflejo, de una sociedad que iba modificando sus hábitos de consumo, y por lo tanto, la estrategia de marketing, la manera de captar la atención del público, y la forma de mostrar los productos estaban acordes con el mercado. Actualmente nos encontramos con un público que recibe un bombardeo constante de información, en todos los ámbitos de su vida y, también en éste, de manera que captar su atención se ha vuelto muy difícil. Provocar la necesidad de adquirir un producto, cuando hay tantos similares y más aún, cuando en muchas ocasiones son innecesarios, requiere de una gran estrategia publicitaria, pero aunque un producto llegue a posicionarse muy bien en el mercado –gracias a una buena campaña publicitaria- necesitará siempre seguir publicitándose o pasará al olvido, con más rapidez de lo que probablemente, sucedía con aquellos primitivos anuncios.

En un ejercicio de reflejo de la sociedad española este documental muestra como han ido cambiando los hábitos de consumo y la forma de comunicar en nuestro pais desde los años ’60 hasta la actualidad.

Los primeros anuncios se emitian en el cine y el primer estudio fue la casa de los hermanos Moro, en esta primera etapa era muy importante el jingle y la letra de la cancion repitiendo hasta la saciedad la marca, se anunciaban alimentos, ya que constitua practicamente el 60% del gasto de las familias, tras una durisima posguerra. Ya en los ’70 el auge de los electrodomésticos eran icono de una posición social. Se refleja el comercio con estados unidos dada la "calidad americana" de dichos electrodomesticos con la que se anunciaban los productos.

La publicidad ha pasado de centrarse en diferenciar un producto de otro, a transmitir una emoción o sensación de felicidad, autorrealización que a todos nos gustaria experimentar y careciendo de diálogos exponiendo un look muy internacional

La publicidad en televisión en 50 años en España ha evolucionado mucho, todo ello a su vez, relacionado con la sociedad de entonces y con la de ahora. Hoy en día la Publicidad, muchas veces no sabemos al producto al que se están refiriendo, sin embargo en aquellos maravillosos años, la Publicidad era muy clara y directa, no cabía ningún tipo de duda del producto que se estaba anunciando, la música en ese entonces jugaba un papel muy importante, repitiendo una y mil veces más el producto anunciante, que mayoritariamente era el consumo de alimentos.

Es obvio que la publicidad actualmente va dirigido a todo el público en general, sin embargo en los 50 años de publicidad iba dirigido a la mujer.

No hay nada en esta vida involucionable, y desde luego que la publicidad no podía ser la excepción.

La sociedad cambia, los mercados cambian y la publicidad también, porque no olvidemos que, aunque en muchos casos la publicidad se recubra de arte, al fin y al cabo y desde el principio de los tiempos, la publicidad se inventó para vender algo a alguien, por lo tanto siempre va a depender del mercado al que va dirigida.

La publicidad ha cambiado mucho en España en los últimos tiempos, en los años 50 y 60 se apoyaba mucho en la música para llegar a su mercado, principalmente femenino, como por ejemplo en el famoso anuncio de Philips donde Carmen Servilla decía que una familia Philips era una familia feliz.

Ahora las estrategias han cambiado, el mercado se ha ampliado considerablemente y esto influye notablemente a la hora de realizar un anuncio. Es muy frecuente que el anuncio de ahora a pele a los sentimientos, a las emociones, que “cale” en la persona que lo está viendo, porque si eso llega a pasar, el espectador nunca olvidara ese anuncio.

El video analiza los cambios tanto en la publicidad como en la sociedad, a lo largo de estos años, gracias a esta publicidad se refleja perfectamente el comportamiento habitual de una sociedad, puedes darte cuenta, por ejemplo, de esa mujer totalmente sumisa al hombre, mientras que en la actualidad, la mujer aparece con un rol mucho más fuerte e independiente. Por tanto la publicidad debe adecuarse a la sociedad, estudiarla y conocer cuales son sus necesidades, sus preocupaciones, qué es lo que demanda, para dar respuesta a ello.

La publicidad de antes conseguía de forma más eficaz meterse en las casas, consiguiendo que los espectadores cantaran las canciones del spot, como aquella canción del Colo Cao, siendo anuncios más entrañables, mientras que ahora son anuncios mas espectaculares, sin un mensaje concreto, que lo que consiguen muchas veces es recordar el anuncio pero no el producto o marca que se intenta vender.

Muy interesante el documental de 50 años de publicidad, nunca antes había podido ver tantos anuncios de la primera época de la publicidad en televisión. Desde entonces hasta ahora, en todos ellos ha quedado muy bien plasmado el cambio sociológico que ha ido experimentado la sociedad. Cambios en el producto que se quiere vender hasta el tipo de consumidor al que va dirigido. Algo que en cambio no ha cambiado mucho son los anuncios escenificados en cualquier lugar que no tiene que ser típico de España. Esto se hacía sobre todo, en la década de los 50 y 60 con productos supuestamente americanos o haciendo creer que los usaban ellos también, con ello querían trasmitir que todo lo viniese de allí era mejor. En cambio, creo que ahora a la sociedad le gusta más y se queda mejor con los anuncios que reflejan algo típico de la forma de vivir de aquí, nos resulta gracioso sentirnos identificados, dejando a un lado si es mejor o no que otros no españoles, al fin y al cabo lo que importa es que el anuncio se nos quede en la cabeza.

La publicidad, como casi todo, ha ido evolucionando con la sociedad. De manera que encontramos cómo en los años 50, tras una etapa de hambruna, era abundante la publicidad de todo tipo de alimentos remarcando especialmente sus características nutricionales. En los 60 y 70, con una mejora del estatus de las familias, los productos más publicitados eran los electrodomésticos. Dos de las características de la publicidad de esta época era el resaltar la marca del producto y exponer en qué se diferencia de sus competidores. Hoy en día la publicidad es muy emocional, lo más importante son las sensaciones que experimentan los espectadores ante la publicidad y que estas se asocien al producto. Además la globalización ha llevado a buscar un “look internacional” de forma que cualquier persona (independientemente de su país, religión, raza, etc.) se identifique con la publicidad.

Es bastante curioso además de interesante ver cómo la publicidad y la sociedad evolucionan a la par.

La publicidad es el mero reflejo de la sociedad, tanto es así, que cómo dice el texto la publicidad es una manera de ver la historia de nuestro país y también de cierta manera cómo influia la sociedad americana al promocionarlos y creer que todos los productos procedentes de allí eran mejor que cualquiera del nuestro.

Con este documental y a través de la publicidad aprendemos que estilo de vida caracterizaba a cada década y cómo hemos cambiado tanto en un corto período de tiempo.

Sin duda la publicidad es parte de nuestras vidas y su evolución se ha ceñido a las necesidades , pensamientos y opiniones de las personas. Cuando vemos el tipo de publicidad que se realizaba años atrás nos damos cuenta que el tipo de anuncios eran claros y precisos y bastante explicativos ya que tenian que dejar muy claro que era lo que vendia y que funciones podría tener, muy diferentes a los que vemos en la actualidad que se centran mucho más en las emociones.

El cambio de la sociedad, por ejemplo como la mujer se ha ido haciendo un hueco en el mundo laboral, como el hombre también realiza las labores del hogar, la influencia de EEUU, el afán de mostrar como eran los españoles y cuales eran sus tradiciones cada uno de estos momentos y situaciones se plasmaban en la publicidad y conseguian llamar la atención de las personas.

Realmente ya nadie nos sorprendemos cuando vemos un anuncio, llevamos toda la vida conviviendo con la publicidad, y lo que antes era novedoso ahora ya se ha quedado en rutina, por eso hay que llegar de una manera especial a las personas de tal manera que despierte de nuevo su interés por la publicidad. Para conseguir esto es necesiario que este en continua actualización y se adapte a la sociedad de cada momento.

UN LIBRO…UN TESORO PARA TU MENTE

Idea clara, para desarrollar tu mente necesitas leer, y el eslogan refleja claramente lo valiosos que son los libros para ello, UN TESORO. En el anuncio, tanto si fuese televisivo como en cartel, se podría hacer una similitud con un gran tesoro escondido, lleno de libros

Grandes cambios….y por supuesto beneficiosos bajo mi punto de vista. Mientras que en los años 50 se demandaban productos alimenticios, el equipamiento del hogar fue el producto estrella en los años 70, en donde se repetía mil veces la marca en el anuncio publicitario, para que se quedara bien grabada en la mente del espectador y se usaba mucho la imagén de famosos. La censura en los primeros años de la televisión hizo mucho daño, ya que bajo mi punto de vista censuraban cosas absurdas, y luego dejaban sin censura algunos anuncios que podrían ser más polémicos para la época, como por ejemplo, me llamo la atención un anuncio que salió en el video donde salia una mujer bailando la danza del vientre y con la indumentaria propia de ese baile, anunciando las GALLETAS SULTANO, y que no fue censurado. Realmente creo que hoy en día los anuncios se recuerdan mucho menos que antes. Ahora en los anuncios casi no hay diálogo, se basan mucho más en sensaciones, impresiones… se busca la autorealización, se hace de la visión del anuncio experiencias emocionantes. La publicidad presenta aspectos sociológicos, pues la publicidad no sólo sirve para producir las mercancias, sino para cambiar comportamientos.

La evolución de la publicidad a ido de la mano con la evolución de una sociedad cambiante, al igual que los lugares y formatos publicitarios. Donde esté el público, estará la publicidad, si el público está en la televisión, la publicidad también, y si, como a pasado en los últimos años, el público se encuentra en internet, pues allí también la encontraremos.

Estimados,

Escribo desde Argentina. Estoy trabajando en mi tesis de licenciatura en Ciencias de la Comunicación de la Universidad de Buenos Aires. Ha sido un grata noticia encontrarme con que existe este documento que toma las piezas publicitarias como "documentos históticos" ya que justamente en esto me encuentro trajando. Quisiera saber donde puedo encontrar algún link para bajar este video.

Desde ya se los agradeceré.

Cordiales Saludos

Mariana

Hola mariana, yo también buscaba el video. No lo he encontrado en Ares, ni en e-mule. Pero yo tuve la oportunidad de verlo en mi facultad de ciencias de la comunicación en Fuenlabrada, Madrid (URJC). Quizá alguien allí pueda ayudarte.

enviar fotografias devigo ociudades de los años 50.70

como ciudaces.videos. canciones .cine.fotos de artistas de cine

saludos jesus

Erase una vez un pequeño medio de comunicación que quería hacerse grande y poder llegar a todo el mundo consiguiendo de las personas distintos comportamientos…

La publicidad cambia, ni para mejor ni para peor, simplemente evoluciona con la sociedad. Si dijéramos que la publicidad actual es peor que la de hace años sería como decir que los necesidades y motivaciones de los consumidores actuales son “tontunas” comparados con los de antaño. Sociedad, comunicación, necesidad, motivación, publicidad, creatividad evolucionan y esto hay que asumirlo si queremos celebrar un nuevo aniversario publicitario.

PORFAVOR EL ENLACE QUE PONE AHI NO SE ME PUEDE ABRIR COMO SI YA HUBIERA CADUCADO, NECESITO VER ESE DOCUEMENTAL PORQUE ESTOY ACIENDO UN TRABAJO AYUDA PORFAVOOOOOOR!!

No creo que exista un medio mejor para que alguien conozca un producto que meterte directamente en su casa, y explicarle sus funciones, y que pueda verlo con sus propios ojos (si no lo veo no lo creo, sabio el refranero). El cambio es evidente con el paso de los años, las técnicas varian, la música, el vestuario, hasta los productos, y todo marcado por el ritmo de la sociedad. Al principio con la escasez economica la primordial era la alimentación, mas adelante cuando la gente iba teniendo un nivel adquisitivo mayor, se fue interesando por los electrodomésticos, siempre de manera directa y dejandonos claro que marca y que producto era.

Hoy dia ese estilo directo se ha perdido, muchas campañas no mencionan hasta el final del spot cual es el producto que nos están anunciando, deja mucho mas a la interpretación y a los sentimientos.

Lo que esta claro es que donde este la gente, estará la publicidad, y que si la sociedad evoluciona y reuiqere de ciertos productos, la publicidad nos ofrecerá esos productos.

La publicidad, como todo a lo largo de los años va evolucionando, y en el caso de la publicidad, que es un medio de persuasión del público, esta evolución ha ido en función de los cambios en la mentalidad y en la necesidades de la sociedad.

Lógicamente, en los años 50 lo que la gente necesitaba más, no eran productos caros, o lujos innecesarios, sino que lo que mas se necesitaba era comida, de ahí que esos anuncios predominasen, a medida que las necesidades evolucionaban los anuncios evolucionaban, y se adaptaban a los individuos, hasta que ha llegado un momento en el que las necesidades de los consumidores, muchas veces se adaptan a la publicidad.

La pregunta es, ¿qué nos depara el futuro?, lo que está claro es, que hay que estar en constante evolución para seguir al pie del cañón.

Y es que ya lo dijo el poeta, "renovarse o morir"

Además de todas las cosas que se han ido comentando y que sin duda alguna llaman la atención del más pintado (como el machismo, la censura en ocasiones muy subjetiva, el cambio de lo español a un look más internacional, los diálogos, las marcas, lo americano, la felicidad, las emociones, etc.), quiero destacar algo que me ha sorprendido profundamente.

Y es que se deja claro en el documental, que antes no valía sólo con tener una buena idea. La creatividad rebasaba todos los límites, tenía que ir más allá de lo puramente conceptual, de decidir cómo se quería comunicar al público tal o cual producto. El publicista tenía que ingeniárselas para crear los spots, con sus propios y escasos medios.

Sorprendía escuchar a Santiago Moro, por ejemplo, explicando cómo iban a los hospitales a pedir radiografías, y las dejaban toda la noche a remojo para conseguir borrar lo que había en ellas y así poder volver a utilizarlas para crear imágenes en movimiento. O cómo realizaban animaciones de una copa que se movía, cortando distintas copas a alturas diferentes y grabando luego diversos planos, cosa que hoy en día podría hacerse con cualquier programa de ordenador. Había que tener muy aguzado el ingenio, y por supuesto saber de otras muchas cosas ¡hasta de química!

La evolución de la publicidad española a lo largo de estos 50 años se nota bastante. Si antes los anuncios eran diálogos, familiares, de dibujos animados, te explicaban el uso de los productos…, ahora pretenden llegar a nosotros, al público, a los clientes, a través de los sentimientos, quieren motivarnos de alguna manera para que consumamos ese producto. La sociedad ha cambiado y eso también se refleja en los spots.

Un factor importante en la publicidad es la música. Antes las canciones se adaptaban al producto, era una canción hecha a propósito y, en ocasiones, con “gancho”, que se te quedaban grabadas. Sin embargo, en la actualidad suelen usar canciones famosas, y pocas veces son inventadas para el anuncio.

En mi opinión, este documental está muy bien y me ha resultado interesante conocer las tendencias de aquellas décadas.

Nada tiene que ver la publicidad que podemos ver hoy en la televisión con la de hace 50 años. Los sptos actuales son mucho más artísticos, intentan jugar con las sensaciones, etc. Pero sin embargo, los anuncios más pobres y sencillos de hace 50 años se recordaban mejor. Quizá es porque había menos, o porque eran mas directos y no dejaban de repetir en todo el anuncio el nombre o la marca del producto.

Esta claro que la publicidad de ahora no puede ser igual que antes, porque la sociedad ha cambiado y si nos pusieran algunos de los anuncios de entonces nos escandalizaríamos. Aún así, si fuera publicista creo que me replantearía la situación, porque el objetivo de la publicidad sigue siendo el mismo convencer a los consumidores de que compren o hagan una determinada cosa y aquellos anuncios de hace unos años funcionaban mejor que los de ahora.

La publicidad si, ha evolucionado, todos lo sabemos… ver a Carmen Sevilla vestida de folclórica anunciando las cocinas “Filis” es casi tan impactante como ver a la mujer sumisa a su marido por que no le da por la noches su copita de coñac de… ¿Qué marca? eso sin contar ese marido que toma la deliciosa sopita que le ha hecho su mujer gracias a las cocinas… ¿Qué cocina era?

Bueno, esta claro que los medios han mejorado, los primeros anuncios eran de dibujos animados, las canciones que los acompañaban eran por encargo, cómo explicaban el funcionamiento de los electrodomésticos, etc. Actualmente las empresas se decantan por la “publicidad emocional”, poner canciones de éxito y ritmos que se quedan todo el día en la cabeza, pero hay cosas que no cambian, sea por la música, la originalidad, quién lo anunciaba, el impacto que crea, sea lo que sea uno no se acuerda del producto que anuncian… Cómo hemos dicho en clase multitud de veces, un buen anuncio se queda en el anuncio en sí, no en el producto que vende.

Es chocante ver como en una sociedad como la nuestra que cada vez se vuelve más racional (aunque muchas veces no lo parezca), los anuncios publicitarios cada vez sean más emocionales. Me viene entonces a la memoria un anuncio de Nike, dirigido por Michael Mann, que ví hace poco sobre fútbol americano; No me gusta el fútbol americano y aun me pregunto que anunciaba Nike en ese anuncio… pero el spot es espectacular, con una buena elección en el tema musical que te hace recordarlo siempre que escuchas la melodía.

Es entonces cuando me doy cuenta que una publicidad emocional puede ser más efectiva que la racional. No necesitan venderte un producto, ni anunciarte sus características como antiguamente; el cliente actual esta bien informado, sabe lo que quiere, lee reseñas en revistas o Internet, pregunta en foros, etc. Es con anuncios como estos en los que las marcas pueden dejar una huella o marca en los consumidores, remover sentimientos o emociones para generar un estimulo positivo que se puede traducir en más ventas.

¿La parte negativa? Muchas veces –y como se ve en el documental- recordamos perfectamente el anuncio, peor no recordamos el producto que nos venden y esto es algo que todo publicista debe evitar a toda costa.

Que la publicidad en televisión ha evolucionado en estos últimos 50 años es algo evidente. Desde siempre ha sido el reflejo de la propia sociedad, de sus costumbres, hábitos y valores, por lo que nos damos cuenta que la sociedad (por suerte) ha cambiado.

La publicidad de antaño destaca por sus diálogos pausados y su ritmo lento y sencillo. Anunciaban aquello que más demandaba la sociedad o aquellos otros inventos que empezaban a incorporarse a la vida de los españoles. El anuncio era como un libro de instrucciones donde se explicaba absolutamente todo. Las canciones adaptadas para cada anuncio también es otro de los elementos importantes. Eran canciones sencillas, pegadizas, que contenían la marca de lo que anunciaban, y que en muchas ocasionas todavía se recuerdan, al igual que esos míticos anuncios de los 60 y 70 que todos conocemos.

La publicidad de hoy en día, al igual que la vida, tiene un ritmo frenético, hay que anunciar en poco tiempo, y por supuesto convencer. Ya no hay tanto diálogo, todo se basa en lo visual y sobre todo se busca despertar emoción, sentimientos o sensaciones en los consumidores.

La publicidad antigua era menos compleja, menos minuciosa y menos estudiada. Pero tan competente como la de nuestros tiempos.

Cada momento tiene lo que le toca, sus medios, costumbres y relaciones comunicativas. Es evidente que a medida que pasa el tiempo se va evolucionando y perfeccionando.

A mi realmente me sorprende que uno de los valores que tenía la publicidad en decadas anteriores, eran las canciones simples pero pegadizas que en nuestros tiempos poco se ve. Y me parece una tecnica bastante eficaz, dotar de una canción determinada al producto y por lo tanto identificarlo con ésta. Actualmente se utiliza basicamente en la publicidad para niños, pero las pocas que lo usan en publicidades distintas tienen gran relevancia, un ejemplo claro es la canción típica de "Bosch" que aparece en todos sus anuncios. A mi criterio fortalece el valor de marca

¿Condiciona la publicidad a la sociedad o es la sociedad la que marca las pautas publicitarias? Los defensores de una u otra afirmación puede ser que nunca se pongan de acuerdo, pero lo que es evidente es que forman un binomio que se retroalimenta mutuamente. Los primeros anuncios publicitarios televisivos en España carecían de medios económicos, técnicas y profesionales, así como la sociedad de la época, anquilosada aún en los años de posguerra y amarrada a los dictámenes morales de crucifijo y sumisión, recurrían al ingenio y al esfuerzo personal para sobrevivir y evolucionar con apenas recursos.

Medio siglo después aquellos fragmentos nos sorprenden, nos hacen reír, recordar, identificar prototipos y roles sociales, analizar los procesos económicos e históricos que desde entonces se han producido, y como era su objetivo, también nos traen inevitablemente a la memoria marcas. Si eran mejores o peores aquellos anuncios es difícil de determinar pues son muchos los factores que habría que tener en cuenta; lo que sí es verdad, es que pasado el tiempo nos resulta más sencillo asociar las marcas y anuncios que vimos hace veinte años que los que vimos hace dos días: quién no relaciona el borreguito del lazo rojo con Norit, los hipopótamos azules con Dodot de Ausonia, o tararea automáticamente escucha los pies «Qué buenas son,… las galletas Fontaneda», «Leche, cacao, avellanas y azúcar,… Nocilla», «Somos los Conguitos… y estamos réquete bien», y ahora que llega la Navidad el archiconocido «Las muñecas de Famosa… se dirigen al portal». Sin recurrir al típico «tiempo pasado fue mejor», de vez en cuando surgen pequeñas joyitas (por su repercusión) como los anuncios de la ONCE: «Si tienes la ilusión de hacerte millonario, o compras el cupón de la ONCE o haces la canción del verano» con sus pintorescos actores cantando la canción de los chopitos, la cremita, la sombrilla o la medusa del amor, el «Si la vida son dos días» de Lolita, o «El premio más heavy de la ONCE» con The final countdown, de Europe, sonando de fondo mientras que en una playa llena de heavys se promociona el extra de verano.

Música, originalidad, en muchas ocasiones sencillez, pueden ser algunas de las claves que hagan que un anuncio funcione o no. Lo que está claro, y no sé hasta que punto lo tienen en cuenta los publicitarios a la vista de lo que hacen, es que actualmente la capacidad crítica del público, consumidor, target, o como lo quieran llamar, dista mucho de la que podían tener estos hace cincuenta años.

La publicidad ha ido cambiando a lo largo de estos años al igual que nuestra sociedad.

En la década de los años 50 (después de años de hambre) es lógico que la publicidad fuera básicamente de alimentos, y esto se vio reflejado en que el 50% del gasto de las familias fuese destinado básicamente en productos de alimentación después de haber vivido en España años de pobreza.

Con el transcurso de los años, la publicidad empieza a sufrir cambios. Se ofrece una imagen en la que comprando determinados productos, el ama de casa puede disponer de más tiempo de ocio para sí misma y disfrutar de cierto “status”.

Pero en nuestros días, la publicidad que se nos ofrece es diferente, ya no es sencilla ni tan creíble. Ha pasado de ser una publicidad racional a ser una publicidad de tipo emocional.

Lo que se nos intenta vender hoy en día son experiencias, un ideal de felicidad a través de la autorrealización de las personas.

Los anuncios son más difíciles de recordar, pero si más bonitos y de mejor calidad.

Es increíble el giro que ha dado nuestra publicidad con el paso de los años, en él no sólo se refleja el progreso de la sociedad, sino la censura de la época, el machismo, o la orientación de la publicidad sobre todo a mujeres, dado que eran éstas las encargadas del carro de la compra. Sorprende ver anuncios como el de Soberano, en el que no sólo se justifica sino que se culpa a la mujer de que un hombre la pegue, esto es algo impensable a día de hoy. La censura prohibía anuncios por motivos que aún a día de hoy son incomprensibles.

En cada anuncio que podemos ver durante el documental, vemos el progreso de la técnica para hacer publicidad a la vez que vemos el avance día a día de nuestra sociedad.

A diferencia de aquella época, la publicidad actual utiliza cada vez menos a famosos en sus anuncios, ya no es creíble; ahora escasea el diálogo mientras que proliferan las emociones.

En la publicidad actual vemos auténticos prodigios audiovisuales, auténticas obras de arte, pero, realmente qué es lo que anuncian?

¿Quién no recuerda la canción del negrito del colacao?, ¿o a las muñecas de famosa dirigiendose al portal? Es una prueba clara de que a pesar de tener menos medios, y seguramente ayudado por la no masificación publicitaria que hay hoy en dia en los mercados, la primera publicidad español era efectiva. Ahora es bastante más dificil captar la atención, ya no es una novedad como lo era antes y cuesta más sorprender. A pesar de todo, tanto antes como ahora publicidad y sociedad van unidos de la mano`, y e cierto que la una es reflejo de la otra y viceversa

Recuerdo cuando era pequeña que me gustaba ver los anuncios, y no sólo verlos, sino que me aprendía las canciones de cada uno, "yo soy aquel negrito del áfrica….", "las muñecas de famosa…", es un claro ejemplo de cómo, en mi caso, siguen vivos los recuerdos de esos anuncios por sus canciones, incluso sin recordar en algunos, cuál es el producto que representaba.

No es sorprendente ver el tipo de publicidad que se hacía entonces, simplemente era una publicidad que respondía a la época y sociedad de entonces, como lo hace hoy en día.

La evolución es evidente y los mecanismos y estrategias han ido cambiando al mismo tiempo que lo hemos hecho nosotros, antes la publicidad era muy sencilla, con apenas diálogos, la marca del producto se citaba o cantaba continuamente, y ahora es completamente diferente; es el fiel reflejo de nuestras inquietudes, necesidades, ideas, sueños…con distintos enfoques según la época.

Ver este tipo de documentales es divertido, nos hace reír, recordar y escandalizarnos ante anuncios, por ejemplo machistas que ahora son impensables visualizar, pero es historia, y como tal forma parte de nosotros y de lo que un día fue.

Dentro de la historia de la publicidad, la española tiene un papel modesto aunque no irrelevante. España, tras la sombra de los países europeos en cabeza, siguió con retraso y algunas dificultades las inclinaciones de esas naciones más avanzadas. Como todo en la vida, la publicidad ha ido evolucionando y lo ha hecho prácticamente a la par que la sociedad. En un primer momento, como bien se apunta en el artículo, se trataba de productos encaminados a satisfacer primeras necesidades como podrían ser los alimentos, pero el carácter de estos fue cambiando con el tiempo y se dio paso a los remedios curativos, los productos de belleza, los seguros… hasta llegar a la publicidad actual en la que encontramos un amplio espectro de productos capaces de satisfacer un sinfín de necesidades, una publicidad cada vez más personalizada ya que, hoy día, contamos con multitud de medios tanto para crearla, realizarla, producirla y ubicarla (tv, cine, radio, prensa escrita, publicidad exterior, internet, product placement, videojuegos, móviles…).

El documental que se menciona en el artículo, del cual he tenido el privilegio de poderlo ver, es de gran interés para todos aquellos que nos apasiona el mundo de la publicidad. En él se cuentan multitud de anécdotas y curiosidades sobre ciertos spots a la vez que nos permite emprender un viaje por la historia de la publicidad y, por la historia general, de nuestro país. La publicidad es un expositor de modas pero al mismo tiempo es generadora de ellas…

Estoy de acuerdo en la opinión de algunos compañeros en que ciertos spots eran muy de género, machistas…pero, no sé realmente de lo que nos escandalizamos, la verdad, ya que todo eso se sigue dando en la publicidad actual, aunque es cierto que con respecto a determinados temas, como el del machismo, no en el mismo grado. Como bien ha recordado una compañera, un anuncio de este tipo es el de un cognac en el que es claramente identificable ese tinte social machista en el que se muestra la idea de que la mujer debe permanecer sumisa al hombre. Antiguamente, se veían muy pocos anuncios femeninitas que menospreciaran la figura masculina cosa que, actualmente, si se da y muy pocos se escandalizan de ello….no sé si me explico a dónde quiero llegar…

Otra cosa que me gustaría apuntar es que hay gente a quien le provoca cierta gracia, risa, etc. ó como se quiera llamar, ciertos spots que forman parte de nuestra historia publicitaria y, sinceramente, no comparto para nada esa posición puesto que no creo q lo más propio sea reírnos de nuestra propia historia…y mucho menos de la que se supone que va a ser nuestra profesión. Puede que existan campañas, spots…con los que estemos más a favor o en contra, que nos guste más a o menos su creatividad, su estrategia…, pero, bajo mi punto de vista me resulta aberrante la idea de que algunos que se supone que deberían amar esta profesión vean en sus inicios un motivo de burla… De hecho, algunos de mis anuncios favoritos son de esos años, y algunos de ellos independientemente del producto, creatividad…

En verano me aburría e hice un blog sobre publicidad, http://publicidadviva.blogspot.com, y un apartado lo dedique en la historia de la publicidad con 100 fotografías de los anuncios, es increíble como ha evolucionado el Cola cao, Norit… estoy orgullosa como futura publicista de que se haya evolucionado tanto, en cada spot podíamos apreciar lo que ocurría en nuestro país, democracia, frnaquismo…cada etapa se nota, porque la publicidad va por delante de la sociedad, marca tendencia y vida, porque la publicidad esta VIVA en los años que sea.

La sociedad ha evolucionado, en consecuencia, la publicidad se ha ido adaptando a estos cambios. No podemos decir que la publicidad ha cambiado desde los años 50 hasta ahora, es que todo ha cambiado, y si la publicidad se hubiera quedado como en sus primero años, sería lo que nos llamara la atención.

Las personas ya no buscan la felicidad, buscan la autorrealización, y de eso debe hacerse eco la publicidad y ofrecer productos de forma adecuada para llegar a esta autorrealización, ya sabemos como se utiliza todo lo que hay en el mercado, lo que debe buscar es que sea lo mejor, más atractivo, con más botones….algo que las personas que ya tenemos todo digamos ¡lo quiero, seré mejor que los demás!

El documental “50 años de spots” nos muestra la evolución que ha ido produciéndose en los anuncios publicitarios. Nos define la publicidad como el arte de convencer o enamorar a los consumidores.

La primera publicidad que se hacía eran dibujos. En el año 1955, los hermanos Moro crearon el primer estudio especializado en animación. Los recursos que tenían eran limitados, tenían que trabajar con radiografías usadas.

La música, que en publicidad se llama gingle, es un elemento muy importante de la publicidad, tiene que tener gancho y la gente tiene que poder recordarla.

En el documental se hace también un recorrido a través de las décadas destacando las características de la publicidad en ese periodo de tiempo.

En los años 50-60 la publicidad iba enfocada fundamentalmente a la alimentación, debido a que se salía de una época de hambre y la sociedad estaba mal alimentada. Podemos observar que se explican mucho las cosas porque son muy novedosas.

En los años 60-70 los anuncios que predominan son los de los electrodomésticos que provocan un cambio de vida y eran el símbolo del estatus social. Lo que llama la atención de estos anuncios es que constantemente están diciendo la marca que están anunciando. También observamos que se aplican técnicas de marketing norteamericano. Se pensaba que lo americano era lo mejor.

En los años 80-90 los anuncios iban ya más enfocados al ocio y a vivir mejor. Se intenta hacer que la sociedad cambie sus hábitos o comportamientos y se quiere llegar a un público más amplio.

La censura también hizo presencia en la publicidad. Se censuraban cosas que no se entiende bien por qué eran censuradas y, por el contrario, había publicidad que no se censuraba que en la actualidad sería un escándalo y está prohibida como por ejemplo publicidad sobre el tabaco o publicidad en la que se observa la violencia de género.

La publicidad inicialmente iba dirigida a la mujer, pues era ella quien hacía las tareas del hogar y la compra. Cuando la mujer adquiere independencia económica los anuncios se dirigen tanto a hombres como a mujeres.

La idea de conseguir la felicidad siempre está presente en la publicidad y esa idea va cambiando a lo largo del tiempo, actualmente esa idea sería la autorrealización mientras que antes era conseguir el bienestar.

La mayor diferencia entre la publicidad de antes y la actual es que los productos que se anunciaban tenían diferencias con los productos de su competencia. Actualmente la publicidad es como muy sentimental, se basa en sensaciones, son anuncios más complejos y se recuerdan peor, se suele recordar el anuncio pero no lo que se anuncia. Antes se recordaban mejor los anuncios, todos recordamos el anuncio del colacao y el de las aceitunas la española, por citar alguno de ellos. Parece que se ha perdido la confianza en la publicidad.

En muchas ocasiones la publicidad puede llegar a ser incluso molesta por la gran cantidad de publicidad que hay y porque puede llegar a agobiar. Mucha gente lo que hace es cambiar de canal para evitar la publicidad, pero la publicidad nos persigue porque donde haya público habrá publicidad porque hay en programas y series de televisión que se incluye publicidad.

La historia nos sirve para saber de donde venimos, para comprender el mundo en el que vivimos , la publicidad también tiene su historia y tenemos que conocerla para poder conocer cómo la publicidad que nos rodea ha llegado a ser lo que es. No le damos importancias hasta que ves que algunos de los carteles publicitarios podrían fácilmente encontrarse en las calles hoy en día , fotografías hechas en los años 70 que son mas originales que las que vemos actualmente. La historia sirve de referencia y si la pasamos por alto será difícil que nos convirtamos en buenos profesionales de la publicidad. La publicidad en cada momento a representado a la sociedad y hay que entenderla desde ese contexto. Pero aunque parezca mentira no creo que diste tanto la publicidad de antaño a la de ahora , hay muchas ideas utilizadas en el pasado que actualmente siguen vigentes. El desconocimiento de nuestra historia es uno de los impedimentos que hace que no podamos avanzar hacia una nueva publicidad.

Antes de empezar a estudiar publicidad nunca hubiera imaginado que a través de ella se pudiera apreciar tan claramente la evolución de la publicidad. Tuve la posibilidad de ver dicho documental gracias a Raúl Eguizabal y al visualizarlo me emocione bastante ya que plasma muchos aspectos de la vida de esos años que yo ya conocía por historias de mis abuelos o padres. Pero además, hace un par de años tuve la oportunidad de visitar los estudios Movierecord, donde con una amabilidad indescriptible me explicaron en qué consistía su trabajo (la gestión de la publicidad en las salas de cine), e incluso me pusieron varios videos con anuncios desde los años 60 hasta la actualidad. Eran unos anuncios realmente magníficos, cuyas características más destacables son: su larga duración (parecían pequeñas películas) hasta que Jolinten, alrededor de los años 60, importó desde Inglaterra el “filmet”, que consistía en una película de 15 segundos; el empleo de dibujo animados creación del propio Jose Luis Moro; y su extremada sencillez que derivaba en un resultado exquisito. Un bueno ejemplo es el “zapateado de las botellas de Tío Pepe”, anuncio grabado con el empleo de una cámara paso a paso y en el que las copas se mueven a un ritmo que va en perfecta consonancia con la música, la cual, a su vez, era creada específicamente para el spot. También era muy usual en los 60 el empleo del formato denominado “prefabricado”, el cual consiste en una película corta que presenta unos 9 metros durante los cuales en los 7 primeros se presenta una situación genérica y en los dos últimos la situación particular. Un ejemplo muy típico son anuncios del tipo “todo esto le sienta mucho mejor a tu mama, que se viste en…”, siendo el final distinto en función del anunciante. En última instancia, quiero hacer una especie de reivindicación o de llamamiento en relación al desuso o a la infravaloración que desde la absorción de Movierecord por Antena 3, en el 2003, se hace de todo el material que tienen tanto en la videoteca como almacenado en cajas. Prefiero pensar que es por desconocimiento y no por falta de interés ya que es un verdadero reflejo de nuestro patrimonio y sería muy interesante y útil que tanto la Filmoteca Nacional como las Universidades les compraran parte de esta valiosa documentación.

Es espectacular el recorrido de la publicidad española desde los años 50. Me pongo a ver en internet diferentes anuncios desde entonces hasta ahora y me quedo alucinada, es como un vicio verlos. De los años 50 me ha encantado el de "la aceituna española". El sonido, la imagen, los actores (un dibujo animado de una aceituna risueña que habla), es completamente distinto a lo utilizado en la actualidad. Incluso da risa de lo gracioso que es. Parece que tanto los que hacían publicidad en esta época como a los que destinaban la misma, eran fabulosas personas, gente buena y sencilla (digo esto por los valores que se ven reflejados y la estrategia usada). Es impactante ver como refleja a la sociedad de un país la publicidad. Por ejemplo, durante la guerra civil los careteles publicitarios llevaban al fomento de los diferentes bandos ( el frente popular y el republicano) y refleja claramente cómo era la sociedad del momento e incluso como trataba ya esta publicidad de persuadir mostrando en cada cartel la imagen de un hombre fuerte dispuiesto a todo, un hombre ganador. http://www.sbhac.net/Republica/Carteles/Main.htm

Podemos derivar de la publicidad de cada momento histórico, una personalidad y un modo de vivir de cada sociedad.

Es impresionante observar todo el cambio que ha sufrido la Publicidad hasta la actualidad, a través de una secuencia de imágenes.

Hace unas semanas he recibido como regalo un libro donde puedo encontrar diferentes formas de hacer Publicidad, distinta creatividad, ideas, pero sobre todo diversos períodos. Este libro fue publicado en un concurso en una Universidad madrileña y ganó el premio.

Se trata de una recopilación de Publicidad más tradicional,hasta la más abstracta y surrealista.

Con esto quiero decir que cada período por el que ha caminado la comunicación comercial ha pasado por diferentes etapas sociales y se adaptado a todas ellas, intentando educar a la sociedad del momento.

Ha habido problemas, crisis o épocas de grandes bonanzas, y todas ellas las ha vivido la Publicidad, la cual ha influido, en unos casos intentando solucionar los obstáculos, y en otras, mejorando el panorama.

Los anuncios eran menos creativos, pero eran lo suficientemente buenos para llegar a nuestros abuelos y todos sus ascendientes.

Hasta hace 10 años, la Publicidad y la televisión en general, con sus programas eran más deficientes en cuanto a escenarios y contenido, y si no, es cuestión de echar un vistazo a algún vídeo de la década de los 90. ¡Notaréis una enorme diferencia!

La Publicidad tiene bastante personalidad y estilo y sabe lo que va necesitando con el paso del tiempo. Hoy, con la ayuda de las tecnologías, en concreto Internet, está alcanzando grandes posiciones y es consciente de ello. Por eso, es su gran compañero.

Ojalá pudieramos observar más documentales de este estilo, porque aprendemos bastante y nos damos cuenta de lo que fuimos, somos e incluso, hacer una estimación de lo que seremos.

Todos lo que estudiamos este mundo deberíamos ser conscientes de su historia, y para eso contamos con dos grandes asignaturas: "Historia de la comunicación publicitaria" e "Historia de la publicidad en España". ¡No se pueden dejar pasar! ¿no creéis?

La Publicidad ha evolucionado junto a la sociedad para sofisticarse como ha hecho hasta ahora. Al ver anuncios de hace décadas podemos entender y descubrir parte de las tradiciones y nuevas costumbres que fueron surgiendo a lo largo del siglo XX. Vemos, entonces, que el hecho de esa simpleza de los anuncios de la que se habla, provocaba un mayor acercamiento al consumidor y seguramente lo impregnaba más. Sin embargo, hoy en día no se puede hacer una Publicidad de ese calibre porque estamos ante un mundo que, en tan solo medio siglo, ha avanzado de tal forma que ni siquiera podemos imaginar como será ni la Publicidad ni la sociedad dentro de 50 años. Lo que sí podemos deducir, es la importancia de conservar los documentos publicitarios de hoy para que nos ayuden en un futuro a entender la evolución que seguirá su curso, tal y como se ha venido haciendo y como observamos en este caso.

Estoy deseando verlo, aunque como soy pobre y me he enterado un año y pico más tarde, no podre hasta que alguien me lo deje jeje, pero la verdad es que es muy instructivo ver como ha cambiado no solo la publicidad, sino la sociedad española en general. El pueblo que no aprende de su historia esta condenado a repetirla, aunque en el caso de la publicidad, a veces repetir los grandes anuncios es realmente lo interesante.

¡Sí! ¡Sí! ¡yo sí como patatas!

¡Eso si es un anuncio sobre el que podría hacer comentarios sagaces!, sin embargo,

¿Qué puedo comentar de forma original y llamativa a cerca de un documental sobre 50 años de publicidad?

Pues nada… que me parece muy oportuno, que sí, que parece que la publicidad actual está a años luz de lo que en su momento se consideraba publicidad y persuasión de masas, que es verdad, que la publicidad de aquel entonces deja patente estilos de vida y demás costumbres que no hemos podido conocer por otros medios, pues también, que me gustaría verlo, ¡por supuesto!

Y con esa llamada a que visionemos el documental corto y cierro.

Los primeros signos de publicidad en España nos desvelan un mercado nuevo por descubrir, un nuevo mundo por explorar, el cual se dedica a una gama de productos más específicos, que comparándolos con la publicidad emitida hoy en día nos deja entrever ese gran muro el cual hemos superado. La publicidad en la actualidad se dedica a abrir nuevos canales, nuevas formas de llegar al consumidor, aplicado todo ello a la nueva era digital y tecnológica en la que nos encontramos, pero sin olvidar su verdadera base la cual data de los años 50.

Hola, buenas tardes. Soy una estudiante de publicidad y como trabajo tenemos que hacer un estudio sobre un tema que nos parezca interesante y lo vamos a hacer sobre la publicidad española sobre la decada de los 50-60 y me gustaria saber, donde podria conseguir este documental que nos serian de gran ayuda… muchas gracias. Saludos

Hola,

Soy un estudiante danés y estoy trabajando con mi tesis que trata de como se refleja el cambio de consumidor español en la publicidad. Por eso, igual que Miriam y mucha otra gente, me gustaría mucho echar un vistazo a este documental ya que tiene mucho en común con el tema mio de tesis. ¿Pero dónde lo encuentro?

Agradezco cualquier ayuda me pueden dar.

Un saludo desde Dinamarca,

Anders Hastrup

TODO ES UNA BASURA

¡Hola!

Soy una estudiante de publicidad, y la verdad es que estoy bastante interesada en encontrar este documental. Me sería muy útil en mis proximos examenes de septiembre. En youtube donde suele haber este tipo de documentales no hay rastro, también he probado en eMule y no ha habido suerte. Cualquier ayuda me seria muy útil.

Muchas gracias.

un beso

El documental además de curioso, destaca varios puntos interesantes como; la música y la letra, los anuncios con dibujos… Pero sin duda lo que mas llamó mi atención, fue que la mujer es un símbolo publicitario en lo que a temas de hogar se refiere, pero siempre aparecía muy arreglada a diferencia de lo que vemos hoy en dia, los anuncios de productos de hogar, electrodomésticos, etc. muestran una mujer normal, con ropa cómoda. También la censura es algo impactante, como se ve una mujer que está recibiendo una bofetada por su marido y no ocurre nada (hoy en dia eso sería impensable), sin embargo si sale un escote, estaba totalmente prohibido. Lo cual quiere decir que hay cosas que no han cambiado, como por ejemplo la utilización de famosos en la publicidad, pero hay otras que se han alejado mucho de la actualidad.

Un anuncio es el arte de convencer a los consumidores. Por ello, este documental hace un breve repaso por la historia de la publicidad en Televisión en nuestro país recuperando gran parte de los spots de los 50, 60 y 70 y reflejando los cambios experimentados en la sociedad, en la estructura familiar, en el papel del hombre y de la mujer dentro y fuera del hogar, y en los hábitos de consumo. Por último, termina con una reflexión acerca de la eficacia de los anuncios en la actualidad, donde hay una mayor difusión de los productos y un público más exigente.

Mientras que actualmente hay infinidad de campañas publicitarias (de las que nos cuesta recordar la inmensa mayoría), durante los años 60 y 70, no había tantas, debido a la falta de creatividad, por lo que éstas se repetían una y otra vez, teniendo una continuidad en su reutilización. Por otro lado, anteriormente la publicidad estaba destinada a la mujer, quien se encargaba de la compra y de las labores del hogar y, hoy por hoy, no hace apenas distinciones en la mayoría de los anuncios.

En mi opinión, son muchos los anuncios que nos impactan a lo largo de nuestra vida como telespectadores. Pueden ser pocos los anuncios que recordamos, pero cuando vemos un documental así, caemos en la cuenta de que, generalmente, recordamos infinidad de ellos.

Sorprende del documental, no tanto la idea que transmite de la mujer y la censura del régimen, que a veces resulta ilógica, sino el poder de influencia que llega a tener la televisión y en este caso la publicidad, o que por lo menos ha llegado a tener. Digo esto porque son aquellas generaciones que veían de jóvenes ese tipo de publicidad la que ahora sale en los sucesos de los telediarios y en las secciones de los periódicos cuando se menciona muertes por violencia de género.

Otro aspecto interesante resultan las declaraciones de los publicitarios, sobretodo cuando se habla de las técnicas rústicas que usaba la publicidad en las décadas anteriores y cuando se habla del futuro de la publicidad.

Interesante documental, mediante el cual se observa claramente la evolución de la publicidad a lo largo de la historia de la televisión. Me ha parecido muy curioso como ha cambiado el papel de la mujer en la publicidad, y la censura que había antes. Ha cambiado mucho la música de los anuncios y la forma de transmitir los mensajes. Por otra parte, pienso que antes la publicidad estaba mejor valorada ya que se hacían menos anuncios y se emitía menos tiempo de publicidad, no como en la actualidad, que se hacen muchos anuncios y los tiempos de emisión de los mismos son muy largos.

El documental se comenta sólo. La evolución de la publicidad es patente y camina en paralelo a los cambios que la sociedad ha experimentado en estos 50 años. Desde los ingenuos anuncios de los 50 hasta las melopeas oníricas y asépticas de la actualidad. Todo sin olvidar la evolución técnica que supone pasar de la mera artesanía de los Hermanos Moro hasta la potencia del ordenador y las 3-D; esto demuestra su capacidad de adaptación a un mundo que ha visto incrementados sus recursos profesionales no sólo en la tecnología de los medios sino con los nuevos flujos del lenguaje.

Pero al mismo tiempo vemos que la publicidad sigue fiel a su principal propósito: convencer sobre la conveniencia o cualidades de un producto o servicio. Aquí vemos también como la esencia no ha variado sino que ha reelaborado las motivaciones básicas del consumidor: la alimentación, la salud, la comodidad… En estos marcos de referencia actúan el amor, el poder, el sexo, la belleza…

En cualquier caso, estoy de acuerdo con la frase final acerca de que la publicidad existirá siempre aunque de otros modos.

Puede parecer un tópico, pero es pura verdad: la publicidad no es más que el reflejo de la sociedad, de una sociedad española identificada con marcas históricas como Cola-Cao, Nestle o Ybarra. El discurso publicitario que nos acompaña en los medios no es más que el día a día de sus consumidores.

La década de 1950 se caracterizó por la publicidad de productos alimenticios (explicados al más mínimo detalle), mientras que la de los 60 fue por los productos del hogar(con las legendarias FAGOR y PHILIPS). Como se deduce, la publicidad no es más que nuestra tarjeta de presentación.

Suelen pasar inadvertidos, sobre todo para aquellos que no estamos formados en las técnicas publicitarias, pero hay temas (importantísimos) que saltan, te llegan y tras visionar muchos anuncios los “ves venir”. Me refiero a la representación de la mujer en la publicidad, los anuncios machistas, ideológicos, políticos o sexuales que de forma implícita se revelan, pero solo los que tienen olfato en la materia los puedes reconocer. Pues bien, con este documental los hemos visto, analizado y caracterizado, gracias a sus interlocutores (expertos cualificados en el ámbito) que nos han guiado por un camino que va más allá del simple entretenimiento visual para llegar al fondo y a los engranajes de los mismos. Nos han contado las diferencias entre la publicidad de hace 50 años (irracional con un enfoque sencillo) y la actual (marcada por la calidad técnica, donde se transmiten sensaciones y se agudizan los sentidos sin necesidad de diálogos), pero la pregunta que subyace, la verdadera incógnita, es descubrir la publicidad de los próximos 50 años.

La publicidad es siempre reflejo del momento social en que se emite. Resulta curioso ver hacia donde se enfoca ésta últimamente mostrándonos un mundo de experiencias sensoriales globalizadas al que podremos llegar con una simple compra de un electrodoméstico. Y como, pese al hastío generalizado por el bombardeo constante de los medios de comunicación, la publicidad se sigue reinventando así misma estando presente allá donde este el consumidor.

En general se trata de un trabajo muy bien acabado, donde parece sacar los documentos audiovisuales de los que se nutre directamente de los recuerdos el espectador.

jiijijiji la publi molaaa

me encanta la publicidad, de echo la estoy empezando a estudiar. ¿sabeis el año en el que transmitió el primer anuncio de televisón en España? he buscado por internet, pero siempre oscilan entre el 52, el 56, el 57… cuando vi este blog pensé que quizá vosotros lo sabriais exáctamente.

GRACIAS :)

yo tambien se mucho de esas cuñas publicitarias de los años 50-60. Os acordais de ese que decia:
Mamita dile a papa que compre un piso en Moratalaz, que tiene cines, tiene colegios y tiene sitios para jugar, quiero vivir en Moratalaz, jajajaja
O este otro:
Mi papa ha comprado un piso en Moratalaz, y en toda la familia reina la felicidad, compre su piso en Moratalaz.
Pues estos los grabe yo, cuando tenia solo 11 añitos, que cosas, eh? y tambien recuerdo uno que me tire como 2 horas sin parar repitiendo:
En mi casa comemos bacalao, en mi casa comemos bacalao………..y asi, mucho tiempo, siempre lo mismo.
esos, si que eran spots, los recuerdo con mucho cariño, aunque a mis vecinos, no les hiciera mucha gracia, hubo un tiempo que solo se escuchaba esa cuña en la radio, daba igual que emisora sintonizases, yo siempre estaba alli.Ahora, es diferente todo, la television nos marca los caminos y nos lleva de la mano, antes, teniamos que ir solos.
Seria bonito volver a escuchar algun dia los anuncios de antaño.

Aquí un actual homenaje a esa épocado dorada!

http://www.youtube.com/watch?v=T6kk5i_tiwY

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*