Posts etiquetados con ‘Pintura’

Ganadores del I Concurso PintaTaurus 2015

El jurado del Concurso de Pintura y Escultura “Pintaurus 2015” ha emitido su fallo, declarando vencedor en la categoría de Pintura al artista español radicado en Francia, Marcos Lozano Merchán, por su obra “Mi tierra amada”, una obra realizada al óleo sobre tabla, con unas medidas de 80×60, en la que se aprecia la figura de un toro bravo.

Por su parte en la categoría de Escultura el premiado ha sido César Orrico Méndez, por su obra “Knosos”. Ha sido realizada en bronce a la cera perdida y madera y sus medidas son 95x25x25. El autor describe su obra como “Una figura desafiante de toro torero encajado en madera”.

Cada concursantes recibirá un premio 3.500 € y ambos autores tendrán la posibilidad de exponer el conjunto de su obra en la sala “Antoñete” de la plaza de toros de Las Ventas durante la temporada 2016 y en la galería Modus Operandi, en la exposición “Tauromaquia” que ésta organiza anualmente. Además, estas dos obras ganadoras junto con el resto de obras finalistas del I Concurso “Pintaurus 2015” podrán verse en la sala “Antonio Bienvenida” de la Plaza de Toros de Las Ventas los domingos 19 y 26 de abril y los días 1, 2 y 3 de mayo,  durante la hora previa al festejo que se celebre ese día.

PinTaurus 2015

El Concurso fue convocado este año por primera vez por la Consejería de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, que preside  el Consejero y Portavoz del Gobierno, Salvador Victoria, quien además preside el Consejo de Asuntos Taurinos. El certamen estaba dirigido a estimular la participación de jóvenes artistas en la creación pictórica y escultórica taurina, ofreciéndoles un marco de proyección de nuevos pintores y escultores taurinos. En su convocatoria se ha contado con la  colaboración de  la Galería Modus Operandi.

El Jurado, integrado por artistas de prestigio en el mundo del arte, ha valorado la creatividad y calidad de las obras presentadas, cuyo tema de inspiración ha sido el toro bravo y su entorno, así como las fiestas taurinas tanto en la plaza como en la calle.

Premio Escultura

Etiquetas: , , , ,

Macchiaioli. Realismo impresionista en Italia

(Giovanni Fattori en tu taller, 1866-1867 Gallerie d’Italia, Piazza Scala, Milán © Photo Paolo Vandrasch, Milán)

Que el arte tiene filtro temporal es ya una máxima. Basta repasar el anecdotario para recordar las decenas de casos de autores que murieron sin que su obra fuese reconocida.

Eso mismo se nos dice en el catálogo sobre los “macchioli”, nombre peyorativo que la crítica endosó a un grupo de jóvenes florentinos a mediados del siglo XIX.

Les llamaron manchistas por la “esbozada esencialidad” de sus creaciones, así que de nuevo el tiempo pone en su sitio a la crítica. Las pinturas que se contemplan en la muestra (retratos, paisajes, escenas de costumbres e históricas) reflejan la sociedad de la época con realismo y tienen uno de sus atractivos en los formatos, no en el tamaño sino en la buscada horizontalidad o verticalidad. Se disfruta con la pintura en todos los temas, y en especial a mi modo de ver con esos paisajes diminutos de luz asombrosa.

Pero entre todos los cuadros hay uno que rompe los esquemas, el que tal vez sea la verdadera muestra del realismo: “Sala de locas en el hospital Bonifacio de Florencia”. Hacia tiempo que no me quedaba contemplando un cuadro tanto tiempo, recreándome en los detalles. Miradas perdidas, gestos muertos, resignaciones, y un grito tan profundo como el de Munch. Hay una mujer que transmite el sufrimiento con los brazos cruzados, la cabeza inclinada hacia detrás y la boca abierta. Lo pintó Telémaco Signorini en 1865, y el que por entonces llamó “manchista” a esta obra debía ser idiota.

Hago un salto mental para dedicar unas palabras a las fotografías que se muestran y a las que inspiraron al grupo, que sin estar presentes se adivinan por todas partes, como bien indica el comisario: “innovaciones estéticas llegan desde la fotografía”. En una vitrina se expone la albúmina con la imagen de Alaide Banti, realizada por Cristiano Banti hacia 1870. Apenas habían pasado treinta años y la foto ya era el documento para memorizar la escena. Junto a la foto se encuentra el delicioso óleo que reproduce la escena, cambiando el objeto que la dama tiene en la mano (tal vez otra fotografía) por una flor blanca a la que se nos van los ojos.

Si quieren que el otoño les cale hasta los huesos vayan a ver la exposición de los “Macchiaioli”, y cuando salgan del palacete que la alberga acérquense entre los puestos de la Feria del Libro Viejo por el  Paseo del Prado hasta la Fuente de Apolo, esa que nadie mira. Si no sienten entonces que hay otro mundo, mal vamos…

 

Fundación MAPFRE

Del 12 de septiembre al  5 de enero de 2014

¡Es gratis!

Etiquetas: , , , ,

Chagall o la belleza de los colores

El siglo XX tiene en Marc Chagall uno de los genios del arte. Su obra es una gran fábula ilustrada, un cuento plagado de sueños e ilusiones, pintado en colores, rico y expresivo y al mismo tiempo desconcertante (como la mayoría de los misterios). Su infancia en Rusia y las vivencias posteriores en París están en los circos, en los bodegones, en los animales fabulosos, y por supuesto en las esculturas y cerámicas.
La sala que la Fundación Caja Madrid dedica al Circo está plagada de payasos listos y tontos, de malabares, de mujeres desnudas, de focos, pero sobre todo de colores, de esa intensidad que brota de los primarios y que caracteriza la exposición. Esos colores puros de Chagall saturan el espacio y hacen de puente para que la mirada pase de un óleo a otro aunque el tema cambie radicalmente. Y luego los libros, las litografías para Las mil y una noches y Longo Dafnis y Cloe, y los aguafuertes Et sur la terre… escrito por André Malraux.
Preside la sala de la Fundación el óleo dedicado a la guerra, una alegoría pintada entre 1964 y 1966, años en que los vietnamitas vivieron el Apocalipsis. Allí están reflejadas la destrucción, la huída, la muerte, pero ni siquiera en este caso aparecen los colores negros. Chagall vivió casi un siglo entre 1887 y 1985, por lo que tuvo tiempo para asistir a muchos circos. Sin embargo optó por pintar el de verdad, el denominado “mayor espectáculo del mundo”.

Fundación Caja Madrid
Museo Thyssen-Bornemisza
14 de febrero-20 de mayo 2012

Etiquetas: , , , ,