JOY: LA IMPORTANCIA DE PATENTAR

El pasado 8 de enero, se estrenó en España la película “Joy”, protagonizada por Jennifer Lawrence y dirigida por David O. Russell . En esta entrada no nos vamos a ocupar de la calidad cinematográfica de la película, sino en que se trata de un largometraje que ilustra la importancia de patentar las invenciones, sobre todo si se desea obtener beneficios económicos.

La película está basada en la figura de Joy Mangano, una de las inventoras vivas estadounidenses más célebres, aunque sólo el 50% de lo que se muestra sea real. El siguiente enlace proporciona una comparación entre lo que dice la película y lo que realmente ocurrió. La película nos cuenta cómo desde niña, Joy se sentía atraída por el mundo de la invención. Mangano cuenta que en su adolescencia y mientras trabajaba en un hospital de animales ideó un collar anti-pulgas fluorescente para perros con el fin de evitar atropellos, sin embargo, no lo patentó, parece que por falta de apoyo de sus padres. El siguiente año descubrió que la empresa Hartz estaba comercializando un collar para perros muy similar al que ella tenía en mente. Fue la primera lección que recibió sobre la conveniencia de patentar y tratar de explotar las invenciones.

Collar reflectante para perros de Hartz

 En 1989 inventó la llamada “miracle mop” o “fregona milagrosa”, una fregona de hilos de algodón que según anunciaba Mangano en la teletienda de los Estados Unidos en 1996 se podía utilizar una y otra vez, se escurría girando el palo de la misma y se podía limpiar en la lavadora. Según decía el anuncio, sería la última fregona que el cliente se compraría, porque le duraría de por vida. El éxito comercial fue impresionante y tras el primer anuncio televisivo protagonizado por Joy en 1992, se vendieron 18.000 fregonas en menos de 30 minutos. Durante una década, la famosa fregona proporcionó unos ingresos anuales de unos 10 millones de dólares.

Imagén del anuncio de la “miracle mop”-“fregona mllagrosa” en 1996

Sin embargo, por segunda vez, no patentó la invención. De acuerdo a la película, sólo se realizó una búsqueda del estado de la técnica cuando ya tenía desarrollado el prototipo.  También, según la película, como resultado de la búsqueda apareció una patente sobre una invención muy similar, presentada en Texas por un inventor de Hong Kong.  Por ello, tuvo que llegar a un acuerdo con el titular de la patente para la fabricación de la invención. Resulta sorprendente que no se examinara con detalle la supuesta patente y que rápidamente se accediera a pagar un royalty al representante del inventor. Sólo al final, tras descubrir que el representante no estaba pagando al titular de la patente, descubre que su fregona es diferente de la que protege la patente. A pesar del éxito económico que obtuvo con la fregona “milagrosa”, es de suponer que éste habría sido incluso mayor de haberla patentado.

Tras estos dos primeros tropiezos, por lo que se refiere a la protección de la propiedad industrial, sí que parece que después de la fregona milagrosa, Joy Mangano aprendió la lección, y a partir de entonces patentó todas sus invenciones. La base de datos Esp@cenet muestra  74 familias de patentes en las que Joy figura como inventora. Entre ellas aparece una invención dedicada a un soporte para fregonas:

Figura de la patente US5941410

Joy Mangano fundó una empresa de nombre “Ingenious Designs, LLc”, que posteriormente vendió a la empresa de tele-tienda estadounidense “Home shopping network”, donde aún trabaja con un portal web dedicado a ella en exclusiva.  La empresa se ha especializado en el tipo de invenciones que en inglés se denomina “why-didn’t-I-think-of-that-inventions” y su mayor éxito ha sido una invención tan sencilla como la denominada “huggable hanger” o “percha abrazable”, algo tan simple y práctico al mismo tiempo como una percha lo más delgada posible, con el fin de ocupar el mínimo espacio en un armario y con una superficie de “terciopelo” para evitar que resbalen las prendas. Un invento muy, muy sencillo pero que resuelve problemas que nos encontramos todos los días en nuestros hogares. En 2010 fue el producto estrella de la tele-tienda estadounidense, del cual se han vendido alrededor de 300 millones de unidades. Diseñó numerosas variantes de la percha y en esta ocasión, sí que las protegió mediante patentes y diseños industriales.

                      Huggable Hanger                               Figura del diseño industrial USD608099S1                                              

 Algunas de sus invenciones más exitosas se encuentran en el sector de las maletas, con compartimentaciones especialmente adaptadas a las necesidades de hoy en día:

Figura de la patente US2005045500               Figura de la solicitud PCT WO2015164203A1

Indudablemente, Joy Mangano encarna el ejemplo de persona hecha a sí misma, que triunfó a partir de ingenio, determinación y coraje, pero si hubiera protegido sus primeras invenciones mediante la propiedad industrial, ya fueran patentes o diseños industriales, su camino habría sido probablemente más sencillo y en cuanto triunfó fue consciente de ello, como prueban sus cerca de 100 familias de patentes y diseños. Todo emprendedor que desee seguir su ejemplo debe tenerlo en cuenta a la hora de crear su empresa y no dejar sin protección ninguno de sus intangibles, ya sea mediante propiedad industrial o intelectual. En ese sentido recomendamos otras de las entradas del blog dedicadas a temas de interés para inventores emprendedores y les deseamos mucha suerte, porque ello será positivo para usted y para todo el país.

Antes de presentar una solicitud de patente busque en el estado de la técnica

Estimado inventor: recuerde que no debe divulgar su invención si aún no ha presentado la solicitud de patente

La figura del agente de la propiedad industrial

La publicación de las solicitudes de patente: la norma y la excepción

El estado de la técnica y su citación en los informes de búsqueda de patentes

Ya me han concedido la patente, ¿ahora qué?

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Buen ejemplo de la necesidad de proteger las invenciones mediante patente. Sin embargo, en España es difícil ver algo similar. Aquí rigen el enchufismo y el nepotismo.

[...] Fuente: Madri+d [...]

La patente protege la invención; la invención confiere exclusividad en la comercialización ; la exclusividad en el comercio genera beneficios; todo lo anterior anima a investigar nuevas técnicas y productos.
Investigar, descubrir y NO patentar, es poner al servicio de otros la destreza y la propia investigación y da como resultado la perdida de interés por la investigación futura.
Hace poco más de un decenio solicité al ejecutivo de una pequeña empresa, los datos de la Patente de uno de los mecanismos que utilizaban y para mi sorpresa, me contestó que no investigaban ni patentaban nada por el temor de que se lo copiasen; le hice ver lo equivocado de tal actitud y a los pocos meses decidieron cambiar su política de Registros y de investigaciones.
Hoy dicha Empresa tiene registradas decenas de Patentes, marcas y Modelos industriales, y sus productos están implantados a nivel mundial.
Han invertido considerable capital en Propiedad Industrial con el resultado de, haber multiplicado dicha inversión y, lo que es mejor, se han asegurado mercados.

[...] etc; maletes amb compartiments especials; i molts més.  Si teniu més curiositat, en aquest post centrat en la importància de patentar podreu trobar més detalls sobre aquesta [...]

Un artículo muy interesante, el tema de las patentes es todo un mundo! Me ha sorprendido la patente de la fregona “mágica”, demuestra que hace años ya se estaban buscando soluciones de limpiea automatizadas, lo que nos queda por ver aún! Un saludo!

Escribe un comentario

(requerido)

(requerido)


*