Plástico en los bebés recién nacidos. ¿Vamos a parar esta locura?

Recientemente se encontraron microplásticos en las placentas de los bebés recién nacidos. Ya sabemos que el plástico no es indestructible. Nos rodea tanto  plástico que lo comemos y aparece en nuestras heces. De hecho “se encontraron partículas de policloruro de vinilo (PVC), polipropileno, tereftalato de polietileno (PET) y hasta una decena de plásticos diferentes en muestras de heces de personas de países tan distantes y distintos como Reino Unido, Italia, Rusia o Japón.

Los resultados muestran que, de los 10 plásticos buscados, encontraron nueve de ellos. Los más comunes fueron el propileno, básico en los envases de leches y zumos, y el PET, del que están hechas la mayoría de las botellas de plástico. La longitud de las partículas oscilaba entre las 50 y las 500 micras. De media, los investigadores encontraron 20 microplásticos por cada 10 gramos de materia fecal.”

El impacto de los microplásticos en nuestra salud aún se desconoce. Este trabajo apunta la posibilidad de que las sustancias químicas que los componen podrían causar daños a largo plazo o alterar el sistema inmunológico del feto.

Las partículas se encontraron en las placentas de cuatro mujeres sanas que tuvieron embarazos y partos normales. Se detectaron microplásticos tanto en la parte fetal como materna de la placenta y en la membrana dentro de la cual se desarrolla el feto.

Se encontraron una docena de partículas de plástico. Sin embargo, solo se analizó alrededor del 4% de cada placenta, lo que sugiere que la cantidad total de microplásticos era mucho mayor. Todas las partículas analizadas eran plásticos que habían sido teñidos de azul, rojo, naranja o rosa y pueden provenir originalmente de envases, pinturas o cosméticos y productos de cuidado personal.

Los microplásticos tenían en su mayoría un tamaño de 10 micras (0,01 mm), lo que significa que son lo suficientemente pequeños como para ser transportados por el torrente sanguíneo. Es posible que las partículas hayan entrado en los cuerpos de los bebés, pero los investigadores no pudieron evaluar este aspecto.

En el estudio, publicado en la revista Environment International, los investigadores concluyeron: “Debido al papel crucial de la placenta en el apoyo al desarrollo del feto y en actuar como una interfaz con el entorno externo, la presencia de partículas plásticas potencialmente dañinas es una cuestión de gran preocupación. Es necesario realizar más estudios para evaluar si la presencia de microplásticos puede desencadenar respuestas inmunes o puede conducir a la liberación de contaminantes tóxicos, resultando en daños para los bebes a lo largo de su vida ”.

Los efectos potenciales de los microplásticos en los fetos incluyen un crecimiento fetal reducido. Las partículas no se encontraron en las placentas de otras dos mujeres en el estudio, lo que puede ser el resultado de una fisiología, dieta o estilo de vida diferente, según los investigadores.

La contaminación por microplásticos ha llegado a todas las partes del planeta, desde la cima del Monte Everest hasta los puntos más profundos de los océanos. Ya se sabe que las personas consumen pequeñas partículas a través de los alimentos y el agua, y también que las respiran.

Se desconoce su efecto en el cuerpo, pero los científicos afirman que es urgente evaluar el alcance del problema, especialmente para los bebés. En octubre, los científicos revelaron que los bebés alimentados con leche de fórmula en botellas de plástico ingieren millones de partículas al día. En 2019, los investigadores informaron del descubrimiento de partículas contaminantes del aire en la parte fetal de las placentas, lo que indica que los bebés también están expuestos al aire contaminado producido por el tráfico de automóviles y la quema de combustibles fósiles antes de nacer.

Los investigadores italianos utilizaron un protocolo sin plástico durante el parto con el fin de evitar cualquier contaminación de las placentas. Los ginecólogos y las matronas utilizaron guantes de algodón para ayudar a las mujeres durante el parto y solo se utilizaron toallas de algodón en la sala de partos.

Otro estudio reciente mostró que se detectaron nanopartículas de plástico inhaladas por ratas de laboratorio preñadas en el hígado, pulmones, corazón, riñón y cerebro de sus fetos.

¿Podemos dejar de usar plástico, comenzando por el de un solo uso?

 Saber más:

 Qué es la placenta: todo sobre el único órgano temporal que se forma durante el embarazo

Plasticenta: First evidence of microplastics in human placenta

Plástico, microplásticos, nanoplásticos: amenaza fantasma

Reaching New Heights in Plastic Pollution—Preliminary Findings of Microplastics on Mount Everest

Microplastics contaminate the deepest part of the world’s ocean

Human Consumption of Microplastics

 Synthetic Polymer Contamination in Global Drinking Water

Ambient black carbon particles reach the fetal side of human placenta

Nanopolystyrene translocation and fetal deposition after acute lung exposure during late-stage pregnancy

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Me encanta este blog

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..