Archivo de agosto, 2015

Mirar la Arquitectura. Fotografía monumental en el siglo XIX

Biblioteca Nacional (del 3 de julio al 4 de octubre de 2015)

Comisarios: Helena Pérez Gallardo y Delfín Rodríguez

Que la fotografía es documento es una tautología. He aquí uno de los paradigmas de la función documental de la fotografía, la magnífica exposición (un regalo a los visitantes de la Biblioteca Nacional) sobre la Arquitectura a través de la cámara. Deslumbrante por sus contenidos (álbumes y originales de los mejores autores del XIX, en una relación interminable), la presentación es impecable. Diría que incluso sus valores trascienden el título: deslumbrante, atractiva, precisa… Los monumentos aquí son cada uno de los artefactos seleccionados, teniendo en cuenta que en cada álbum abierto contemplamos dos imágenes y se intuyen otras tantas. Esto es investigar para difundir. Déjen que me detenga ante una pieza que parece diminuta en el conjunto, el libro de Alfred Leopold Gabriel, Lavigne y Sevaistre (1859), titulado Itinerario descriptivo, histórico y artístico de España y Portugal, que fue propiedad de la reina Isabel II y que se conserva en la Biblioteca del Palacio Real. Se abre por una página con una  pequeña fotografía que muestra una vista de Segovia con la imponente catedral al fondo ¿Se imaginan ustedes lo que debió sentir el fotógrafo cuando en la oscuridad del laboratorio vio aparecer esa maravilla?

Pasen y vean, miren la arquitectura, contemplen el quehacer de los Clifford, Laurent, Spreafico, Le Clerq, Levy, Garzón, conde de Lipa. Baldus, Beato, Atkinson, Tenison, Masson, Vernay… y tantos otros. Las fotografías, como las bicicletas, también son para el verano.

Etiquetas: , , , , , ,

Latin Fire. Otras fotografías de un continente (PhotoEspaña)

Colección Anna Gamazo de Abelló

Centro Cibeles (Plaza de Cibeles)

 

JMSV

Es esta una magnífica exposición por la calidad de la obra y la cantidad de autores de diversos países. Se presenta una miscelánea entre lo documental y lo creativo que puede contemplarse en su conjunto, por temáticas o autores. Al ser tan diversa, los intereses son varios y es difícil no encontrar un asunto que no impacte en el visitante.

Destacan los autores clásicos, incluidos los mitos como Korda. Es complicada la selección, pero citaré a Milagros de la Torre y la serie “Los pasos perdidos” de 1996, que se clava como los objetos que fotografía. Me interesa también la aportación de Antonio Cabello, productor, director y fotógrafo de más de quinientas fotonovelas,  género poco estudiado. Pero como indico, son solo dos ejemplos, dos gotas de agua en el inmenso río de propuestas. Latin Fire es una de las mejores exposiciones de PHotoEspaña 2015. Alexis Fabry y María Wills, comisarios de la muestra, señalan: “La selección de fotografías expone ciertos rasgos comunes que se tejen a través de temáticas candentes, presentes en la región en periodos de alta efervescencia política y social en las décadas que van de mediados del siglo XX hasta principios del nuevo milenio”. Pasen y vean.

Etiquetas: , , , , , , ,

El cuento no es un género literario tan “chico”

JC Marcos Recio

Grandes narradores dedicaron parte de su vida al cuento. Hubo quien denostó este género literario y quien no dejo de alabarlo. Para el argentino Borges, su obra era un cuento que se asemejaba a las novelas, pero el primera valor era el seguro. Ahora que los tiempos de lo audiovisual nos recuerdan algunos de esos cuentos, adaptados de mejor a peor manera, la lectura de alguno de ellos es una garantía de que el verano nos hará sentirnos mucho mejor. Pequeñas historias. Grandes personajes. Hay intriga, aventura, acción, romanticismo y amor, mucho amor y ternura.

Esa manera en que los cuentos cuentan la historia, enredando y desenredando la madeja, obedece a técnicas creativas reflejo de la sociedad en la que se han escrito y sobre todo a una gran agudeza por parte del autor. En la mayoría de ellos, se deja al lector que piense varias opciones para que luego se encuentre con la que no había pensado. El cuento no es un género literario tan “chico”. Es una obra que nos mueve a actuar, a ser generosos, a desarrollar nuestro intelecto, a convertirnos en héroes o en villanos, pero no nos deja indiferentes. Quien no haya leído cuentos con regularidad, no habrá vivido lo suficiente y estará condenado al fuego eterno a leerlos, porque los libros que contienen cuentos no arden en el infierno, siguen vivos en la mente de quien los creó y más en la de cada lector que los encubra más allá del cielo y el infierno.

No quiero hacer una lista de los grandes que han escrito cuentos. Siempre quedarían autores fuera. Cualquier de ustedes la tendría en una búsqueda sencilla en Internet. Les pondré algunos de los que yo he leído y sigo releyendo. Los rusos Dostoievski y Tolstói, Antón Chéjov por supuesto, me sorprendió en mi estancia en México. Los franceses: Charles Perrault, Alphonse Daudet, Guy de Maupassant, Charles Nodier,  Julio Verne y Émile Zola, a los que he leído en diferente etapas de mi vida. Y también recuerdo con especial disfrute a nuestro Pedro Antonio de Alarcón, del que aprendí a ver una España diferente.

Pero estas líneas obedecen a un libro especial que tengo entre manos. Es una edición del Fondo de Cultura Económica y la UNAM, en su sección: Clásicos del Fondo. Apareció hace unos meses. Se trata de la obra: “Cuentos Populares Mexicanos”, recopilados y reescritos por Fabio Morábito. Casi todos los Estados de México aportan historias breves, pero intensas, llenas de puro sabor mexicano. Acabo de leer: “Juan Turulete”: “Yo soy Juan Turulete, que de un golpe espanta a ocho y maya a siete”, pero anoche disfruté con el titulado: “Los cargadores del mundo”, una versión de porque la envidia termina con el ser humano y le pone a trabajar.

En fin, el cuento es siempre un apoyo literario, listo para el disfrute, apresto para enseñarnos y libre porque cada lectura nos da otra visión de la vida. Den un giro en su vida. Vayan a una biblioteca (incluso las hay en la playa). Pidan un cuento. Compren un cuento. Lean y disfruten un cuento.

Etiquetas:

“Alberto Corazón. Diseño: La energía del pensamiento gráficos, 1965-2015”

Exposición

Fundación Telefónica

Se trata de una muestra de las creaciones de Corazón aplicadas a la industria: carteles, logos, portadas de libros y revistas, estaciones, instalaciones, etc. Una retrospectiva, tras cincuenta años de profesión, en la que el creador reflexiona sobre el camino recorrido. La obra de Corazón se caracteriza por la diversidad de temática, pero con el denominador común de su impronta. Como escribe en el folleto: “el andamiaje básico ha seguido siendo el mismo, traducir la realidad a un lenguaje de signos adaptándose a las evoluciones del encargo”. El diseño es el protagonista, si bien la idea es lo que cuenta.

Etiquetas: , , , , , , ,

“Constelaciones de lo intangible”, de Luis González Palma

Exposición fotográfica

Fundación Telefónica (PhotoEspaña)

González Palma (Guatemala, 1957) presenta sus reflexiones sobre la mirada, que interroga la historia y la conducción humana. La geometría está presente en toda la exposición sin duda por su formación como arquitecto. Hay una serie que titula la mirada crítica, con tres modelos iguales enmarcados, dejando un espacio para que el Voyeur invente su imagen. En ocasiones, los montajes desplazan o mejor se convierten en la propia creación, caso de las torres luminosas en círculo con distintos temas. En el desplegable que resume el contenido de la exposición, Alejandro Castellote explica: “sus imágenes se nutren de elementos prestados de la imaginería teatral y católica, incluyendo también códigos cinematográficos y recursos que provienen de las antiguas técnicas de la fotografía, la arquitectura, la danza o la música”. Como ven la visión es múltiple y por ello el visitante, sea cual sea su interés, verá recompensada la visita.

Etiquetas: , , , , ,