Tendencias de perfiles profesionales en la industria de los nuevos medios


Las tecnologías emergentes fagocita un nuevo escenario al que se ha enfrentar el periodista de nuevo perfil profesional. Asistimos a un panorama donde la convergencia ha dado lugar a una participación activa del lector, quien interactúa con el medio a través de los comentarios de las noticias. Los accesos a los contenidos del medio se producen por la “puerta trasera” o “lateral” de la noticia y no por el titular del artículo y menos por la portada del medio, hechos que obligan a estudiar y diseñar nuevas estrategias para llegar a los usuarios. Este modo que tienen los usuarios de acceder a la informacion puede dar lugar a la creación de un nuevo entorno laboral y/o profesional conocido como “responsable de monitorización de acceso a la noticia”.

Pero esto sólo es el inicio que habrá que definir con detenimiento. De momento, la tendencia es la generación de perfiles, cuya formación viene imbricada por otras disciplinas del conocimiento. Estos perfiles son:

Periodista programador

Es un perfil cuya formación se viene dando en escuelas de periodismo americanas y está íntimamente relacionado con el periodismo de datos. Según Flores (2011c), las tecnologías digitales, con Internet a la cabeza, están cambiando la forma en que narramos las historias periodísticas. Por ello, periodistas, programadores, responsables de medios, estudiantes, docentes e investigadores deben trabajar para lograr una verdadera convergencia, no sólo tecnológica, sino también cultural. La formación de equipos de trabajo ya no sólo es de redactores más fotógrafos (fotoperiodistas) sino de redactores más programadores. Juntos pueden construir el nuevo periodismo (ibídem, 2013). Los expertos en nuevos perfiles coinciden que la colaboración es un aspecto fundamental en la buena relación entre el periodista y el programador para realizar tareas conjuntas, por lo que los programadores pueden tener un sentido periodístico e interpretativo gracias al periodismo de datos.

Aron Pilhofer, director del departamento de Interactive News Technologies del The New York Times, manifiesta que “el mayor desafío del periodista programador es que sus datos cuenten la verdad” (ápud Cairo, 2011). Continúa mencionando la existencia de “una tribu de periodistas que ha permanecido en la vanguardia de la innovación en la última década”.

Según Geoff McGhee, de la Universidad de Stanford: “Algunas redacciones se reorganizan ya para un futuro en que los datos se transformarán en un medio y en que las técnicas narrativas tradicionales se fundirán con presentaciones interactivas complejas” (ibídem). La demostración de que esto es posible viene refrendada por el conocimiento y uso cada vez más frecuente del lenguaje HTML. En sus inicios, este era un lenguaje profano para los no técnicos. En la actualidad, un periodista que se precie de ser “digital” debe tener conocimientos de este lenguaje como un recurso más en el cuadro de conocimientos de los ciberperiodistas.

Diseñador web

Este perfil tiene por función diseñar páginas web en diversos formatos, con sus componentes de textos, imágenes, gráficos, animaciones, vídeo e hipervínculos, utilizando programas de diseño y específicos, disponiendo la información de una forma atractiva, útil, actualizada y organizada para los usuarios.

Según la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía (2012), el diseñador de páginas web se sitúa en el área de servicios para empresas a través de Internet, ayudándoles a establecer una estrategia de comunicación empresarial en la red: “Contar con una plataforma web es un activo de vital importancia para cualquier empresa porque a través de ella podrán dar a conocer sus productos o servicios, difundir su imagen corporativa, la filosofía de la compañía y aportar información sobre los proyectos que han realizado, los retos y objetivos de la compañía, etc., facilitando así el conocimiento mutuo entre los posibles usuarios”.

Este profesional está especializado en la creación de páginas web para empresas y particulares: “Debe tener claro los objetivos que la empresa desea cubrir, tanto a nivel de funcionalidades, de comunicación como estratégicos y diseñar una herramienta funcional que ayude a la compañía a cumplir los objetivos que tiene fijados. El objetivo del diseñador de web debe ser poner en valor la imagen de la compañía u organización mediante el uso de elementos gráficos y textuales que refuercen la identidad visual de la compañía y que ofrezcan una sensación de confianza al usuario. También debe trabajar directamente con el equipo de publicación y gestión de contenidos para poder diseñar una herramienta que satisfaga las expectativas de los usuarios y permitirles encontrar fácilmente cualquier información que estén buscando” (ibídem).

Analista web

De acuerdo con Marketing Directo (2013), este perfil se configura como uno de los empleos más solicitados: “Conocer cuál es el perfil de los usuarios que visitan la página web de una empresa o las características de los lectores de un blog se torna cada vez más indispensable para las empresas.

La necesidad de poder interpretar la ingente cantidad de datos o ‘Big Data’ que genera la web resulta vital para poder mejorar los productos y servicios de las empresas”.
Para Gulberti (2012), el analista web (o Web Analyst) de una empresa es quien se encarga “de analizar los efectos del marketing por Internet. Entre sus funciones está controlar tanto cuantitativa como cualitativamente las visitas a un sitio web. Él o ella es quien debe informar a la empresa de quién entra en su página en términos de localización, canal por el que entra, duración dentro de la página, número de páginas visitadas”.

Las características de este perfil se resumen así:
• “Debe ser capaz, valga la redundancia, de analizar una gran cantidad de datos. Pero también debe ser capaz de interpretarlos, establecer relaciones, etc.
• Debe tratarse de una persona lógica, con capacidad de síntesis y orientado al logro de objetivos.
• Como la mayor parte de nuevas profesiones que están surgiendo en torno al marketing online (Community Manager, Social Media Strategist, SEO) se trata de una posición interdisciplinar. No es un programador, ni un economista. Es un profesional que conoce de SEO, Google Analytics, marketing, redes sociales, ofimática” (ibídem).

Experto en usabilidad

Es uno de los nuevos perfiles laborales más demandados por las pymes tradiciones (Fundación Caja Madrid, 2013). Este tiene por misión “garantizar que todo el mundo, incluidos los discapacitados y las personas con poco conocimiento informático, puedan utilizar fácilmente sistemas de información, de acuerdo con la idea original del creador. Desarrollan ideas para mejorar sistemas de información a fin de maximizar su impacto empresarial y así mejorar la competitividad de la empresa”.

Asimismo, estos expertos se aseguran “de que los productos/servicios sean fáciles de usar para los clientes de forma intuitiva. En el campo de Internet, estos expertos ayudan a garantizar que los sitios web, aplicaciones web, aplicaciones para teléfonos inteligentes y aplicaciones para tabletas sean fáciles y cómodos de usar” (ibídem). El reto está ahora en formar este tipo de perfil en las universidades. Algunas ya vienen implantando cursos, seminarios o asignaturas que profundizan su uso y aplicabilidad en los medios de comunicación, aunque aún queda mucho por hacer.

Gestor de negocios de medios digitales

Desde hace algún tiempo (desde diferentes organismos e instituciones) se viene hablando y debatiendo sobre el fenómeno de emprendimiento. En las universidades también se viene trabajando como línea de investigación. Uno de los últimos eventos de este entorno se dio en el VIII Encuentro de Gestores de Negocios Digitales, organizado por Networkingactivo.com20 En ese sentido, Aldo van Weezel, consultor del International Institute for Media Development, explica que “los medios requieren con urgencia cambiar modelos de negocios, cambiar la cultura organizacional”. Además, asegura que los medios escritos “no van a morir, aunque sí van a cambiar, esto no es vaticinio, es una realidad. Creemos que serán más segmentados, más especializados, de nichos” (ápud Mujica, 2013).

 

Este artículo es un extracto de la obra “Los Elementos del Ciberperiodismo” que se publicará en la editorial Síntesis en 2016  y son parte de las conclusiones  de la investigación“Innovaciones. Metodologías para la Implantación del Observatorio Ciberperiodístico y Medialabs para la Investigación y Formación de Perfiles Netcom” desarrollado durante la estancia de investigación en la Faculdade Arquitetura, Artes y Comunicaçao de la Universidad Estadual Paulista (Sao Paulo, Brasil)  © Jesús Miguel Flores Vivar. Investigador visitante (Fapesp).

 

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Innovación distribuida


La innovación está distribuida. Ésta es una de las primeras conclusiones a las que llega Francis Pisani en su libro de reciente publicación, editado por Ariel y la Fundación Telefónica, titulado “Creadores de futuro. De la innovación en el mundo”.

Francis Pisani, autor, junto a Dominique Piotet, del libro de cabecera “La alquimia de las multitudes” y uno de los más grandes periodistas que ha entendido a la perfección la evolución del ecosistema informativo (así lo demostró durante su participación en el II Congreso Internacional de Periodismo en Red que organizamos en 2007, en la Universidad Complutense de Madrid), considera que Silicon Valley ya no es el único centro del mundo de las tecnologías de la información y de la comunicación. Aunque, es, y seguirá siendo durante largo tiempo, el polo más dinámico; el que más gente atrae, que hace falta conocer y de cuya inspiración se saca el mayor provecho (una inspiración de la que he bebido personalmente en el valle del silicio en 2014  y que intento transmitir en mis clases: “The bigger the problem, The bigger the opportunity”).

Pero, copiar a Silicon Valley ya no lleva a ninguna parte. Para Pisani, aquellos que deseen internarse en la innovación tecnológica pueden empezar, indudablemente, por darse una vuelta por San Francisco (y yo añado, especificamente, por el distrito de La Mission, en donde Google ha abierto oficinas), Menlo Park, San José y Fremont, pero ya no pueden ignorar Nairobi, Tel Aviv, Berlín, San Petersburgo, Bangalore, Singapur o Shanghái, por mencionar unas cuantas paradas ineludibles. De ahí que, en coincidencia con el autor de la obra:

Hoy, la innovación está distribuida en lo que respecta a las tecnologías. Aún más evidente si uno no se preocupa tan solo de las máquinas y de sus programas, sino también de los seres humanos y sus sociedades. Sin embargo, tal distribución no impide que Silicon Valley conserve una ventaja considerable, cuyos principales elementos son:
• Universidades de muy alto nivel.
• Disponibilidad de abundante capital, ágil y listo para asumir riesgos en un simple encuentro, tras un «pitch» de pocos minutos.
• Gran capacidad para atraer las diásporas creativas procedentes del mundo entero.
• Apoyo considerable de los gobiernos federal y local.
• Buen tamaño del mercado natural y de un pool de early adopters.
• Concentración en un área delimitada donde las conexiones son fáciles.
• Extraordinaria diversidad de industrias instaladas alrededor de la bahía de San Francisco, donde se reagrupan actividades de todo tipo, que contribuyen a su estupenda
capacidad de renovación.

Aunque Silicon Valley se interesa cada vez menos en cambiar el mundo, el afán de lucro perdura y la cultura se transmite todavía con la suficiente fuerza para que se continúe indagando en busca de nuevas perspectivas, de formas novedosas de mejorar o de conquistar nuevos mercados, de ganar más. En Silicon Valley circula una premisa que quien no innova o no inventa  antes de los treinta años, ya no tiene nada que hacer. Esto nos da una idea de la carrera por la innovación inmersa, principalmente, en los jóvenes que buscan la oportunidad de hacer algo grande.

Pero, el resto del mundo también lo hace, como lo entendieron los inversores más emprendedores y más abiertos como Dave McClure con sus 500Startups.co y sus GeeksOnAPlane.com a quienes lleva hacia los cuatro puntos cardinales en busca de golpes oportunos.

El libro completo de Francis Pisani AQUI

Etiquetas: , , , , , ,

La Ciencia e Innovación, como valores fundamentales del ciberperiodismo y los nuevos medios


El periodismo de calidad recobrará su esplendor incorporando dos pilares fundamentales: la Ciencia y la Innovación. Esta inclusión es consecuencia de la evolución constante, convertida ya en una de las características de la profesión periodística.

Por ello, el Internet Media Lab ha incorporado estas disciplinas como unidad especifica y trasversal en el desarrollo de los nuevos medios.  Las bases de la inclusión de esta unidad en el Internet Media Lab, se deriva por un lado, con el desarrollo del proyecto “Estudio y Experimentación de los Nuevos medios para la Consolidación del Periodismo en Línea”, realizado en el Center for Science and Innovation Studies de la Universidad de California Davis, se ha llegado a la conclusión que la incorporación de los factores de la Innovación y de la Ciencia bajo el paraguas de las Tecnologías digitales de información, el periodismo evolucionará hacia una disciplina del conocimiento que requerirá un tratamiento cada vez más profesional y más científico.

Por otro lado, el desarrollo del curso “Ingeniería de la Comunicación” (basado en la interdisciplinariedad de la Ciencia y Tecnología en la construcción de la nueva comunicación) de la Escuela Complutense Latinoamericana, hace hincapié en la transversalidad del conocimiento científico y tecnológico para la pervivencia del periodismo y comunicación. Para ello, se parte de la base que el trabajo desarrollado en el ámbito de la comunicación e información ha sido hecho por profesionales de conocimiento vertical (periodistas, comunicadores, reporteros, documentalistas, infografistas). Actualmente, el método utilizado en la construcción de la información ha sufrido enormes transformaciones dando lugar a la intersección entre la tecnología (ingenieros, informáticos, programadores, diseñadores) y el periodismo o comunicación, situación que adquiere un papel relevante puesto que dibuja un panorama con grandes oportunidades de desarrollo profesional para ambos entornos (tecnólogos y comunicadores) y, sobre todo, porque imbrica estas disciplinas en un conjunto de conocimientos que ya se conoce como la tecnocomunicación.

A esto se suma, por un lado, al debate y discusiones del VIII Seminario de Sociología e Investigación en Ciencia Politica, realizado en el Real Colegio Complutense de la Universidad de Harvard con la ponencia “El periodismo de datos, redes interdisciplinares y el acceso abierto como paradigmas en la consolidación de la sociedad democrática” y, por otro lado, al proyecto de investigación “Innovaciones. Metodologías para la Implantación del Observatorio Ciberperiodístico y Medialabs para la Investigación y Formación de Perfiles Netcom” desarrollado durante la estancia de investigación en la Faculdade Arquitetura, Artes y Comunicaçao de la Universidad Estadual Paulista (Sao Paulo, Brasil).

En este contexto, la Unidad de Ciencia e Innovación del Internet Media Lab busca analizar e imbricar el Periodismo y la Comunicación con otras ramas de las Humanidades, de la Ciencias Sociales e Ingenierías, generando la experiencia necesaria para la formación de equipos interdisciplinares idóneos con capacidad para crear y desarrollar una planificación estratégica en el uso de los sistemas de información. Con todo esto, se busca contextualizar las relaciones entre las Tecnologías, la Ciencia y la Innovación como bases para la construcción de un modelo comunicacional que aporte calidad al nuevo periodismo.

Estos factores hacen que sea perceptible la incorporación de los estudios de la Ciencia y la Innovación como un pilar fundamental del Periodismo. Este es el objetivo del Internet Media Lab.

Este artículo es un extracto de un análisis más amplio que forma parte de la investigación “Innovaciones. Metodologías para la Implantación del Observatorio Ciberperiodístico y Medialabs para la Investigación y Formación de Perfiles Netcom” desarrollado durante la estancia de investigación en la Faculdade Arquitetura, Artes y Comunicaçao de la Universidad Estadual Paulista (Sao Paulo, Brasil)  © Jesús Miguel Flores Vivar. Investigador visitante (Fapesp).

Etiquetas: , , , , , , , ,
Categorias: Internet Media Lab

¿Cómo crear una unidad de periodismo de datos?


En los medios de comunicación a nivel global, crece la necesidad de disponer de un equipo de investigación especializado en trabajar con los datos.

El periodismo de datos es un tipo de periodismo que muchas organizaciones de noticias ya lo perciben como una área importante en las salas de redacción por lo que la forma de estructurar el trabajo y definir el perfil se considera una acción vanguardista para el desarrollo del periodismo del presente milenio.

Cada vez más investigadores docentes, profesionales y estudiantes de periodismo no descartan la idea de profundizar en este entorno, tanto desde una perspectiva académica como profesional.

Pero, independientemente de la formación especifica que se dan a través de cursos especializados como el Curso de verano Big data, Transparencia y Periodismo de datos (o sólo Periodismo de Datos) que se imparte anualmente en la sede de verano de El Escorial UCM o asignaturas como el que se imparte en el máster multimedia profesional dela Universidad Complutense de Madrid, el reto consiste en como disponer de un buen equipo de profesionales en la que se conjuguen todas las técnicas que potencien esta especialización.

Al respecto, un articulo publicado por Scout Klein, editor de Propublica y fundador de Document Cloud, da algunas pautasen un artículo  (titulado: 8 pasos para crear una unidad de periodismo de datos en las redacciones)  que publica en el Nieman Lab de la Universidad de Harvard. En las siguientes líneas se reflexiona sobre el aporte que hace Klein sobre la composición de un equipo y el perfil profesional del periodismo de datos.

Este artículo es un extracto de un análisis más amplio que forma parte de la investigación “Innovaciones. Metodologías para la Implantación del Observatorio Ciberperiodístico y Medialabs para la Investigación y Formación de Perfiles Netcom” desarrollado durante la estancia de investigación en la Faculdade Arquitetura, Artes y Comunicaçao de la Universidad Estadual Paulista (Sao Paulo, Brasil)  © Jesús Miguel Flores Vivar. Investigador visitante (Fapesp).

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Estudio sobre usos y prácticas de las redes sociales en el periodismo de internet


Las redes sociales en Internet se han consolidado en los medios de comunicación online y en una forma de realizar periodismo que ha tomado fuerza en el segundo lustro de la década pasada.

Investigaciones sobre los diferentes medios sociales que se han dado a conocer a través de libros y artículos dan fe de la consolidación de estos recursos en la vida de las personas, de las instituciones, empresas y con más fuerza, en los medios de comunicación. El periodismo no ha sido ajeno a la influencia de las redes sociales. De hecho, se ha visto fagocitado tanto así, que su uso marca un antes y un después en la profesión periodística.

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , ,

9 innovaciones del MIT Medialab (Instituto Tecnológico de Massachusetts) que han cambiado el futuro


Durante los últimos 30 años, el Laboratorio de Medios (MIT Media Lab) del Instituto Tecnológico de Massachusetts ha sido un caldo de cultivo para el progreso tecnológico que ha empujado al mundo hacia el futuro. Pantallas táctiles, e-Ink, GPS, wearables, etc., son tecnologías que tienen sus inicios cerca de la sede central del Massachusetts Institute of Technology (MIT) -77 Massachusetts Ave, Cambridge, MA, Estados Unidos.

El Laboratorio del MIT es conocido por su enfoque interdisciplinario a la investigación. Uno de los fundadores del Media Lab fue Nicholas Negroponte, autor del best seller Being Digital (1994) traducido al español como Mundo Digital (1995). El actual director del MIT Media Lab es Joi Ito. La revista Wired, en diciembre de 2015, le hizo una entrevista  para hablar acerca de algunas de las mayores contribuciones del laboratorio en las últimas tres décadas. Para Ito, son 9 las innovaciones que han realizado en el Media Lab que han cambiado el futuro.  El resultado de la entrevista con esas innovaciones fue publicado en video alojado en el site de la prestigiosa revista. No tiene desperdicio!

Etiquetas: , , , , , , ,
Categorias: General

Ecosistema del periodismo de datos


Internet nos ha traído un flujo sin precedentes de noticias e información. Pero también ha desestabilizado los viejos modelos de negocios que han sostenido al periodismo de calidad durante décadas. Buenos periodistas a lo largo y ancho del país están perdiendo sus trabajos o se están adaptando a un ambiente de noticias en línea radicalmente nueva.

La historia del periodismo de investigación nos hace ver como estos periodistas, en muchos casos, han realizado trabajos que han hecho tambalearse a un gobierno o han desentrañado casos de corrupción que estaban vaciando las arcas del Estado. Ahora los nuevos periodistas de investigación que escudriñan en datos públicos cuentan cómo les ayudan las tecnologías digitales y online, por lo que es necesario hacer una reflexión, en el actual contexto de crisis de los medios, el futuro del periódico de papel y las posibilidades que brinda la web.

El artículo titulado: “Ecosistema del periodismo de datos. Como combinar fuentes, datos,contenidos, tecnología y mashups en el desarrollo del data journalism en la Red”, muestra cómo emerge y se realiza el periodismo de datos en los principales medios de comunicación. Los periodistas de datos son una fuerza creciente del periodismo de investigación que se ha venido practicando desde tiempos remotos.

Por ello, desde una perspectiva más actual que se basa en el saber hacer del periodismo profesional sumado al conocimiento y habilidades tecnológicas, encontramos el antecedente del data journalism en el perfil profesional conocido como data delivery editor. Este ha sido –y es– uno de los perfiles profesionales emergentes, cuyo entorno de trabajo se basa fundamente en la construcción de mashups, un híbrido que combina contenidos e información más tecnología y que tiene múltiples aplicaciones.

La crisis que viven los periódicos impresos actualmente es real y palpable. Hace aproximadamente una década que este proceso comenzó, suponiendo la constante pérdida de lectores a costa de sus versiones online. Y es que según la Newspaper Association of America, el consumo de los diarios impresos en Estados Unidos bajó en la primera mitad del 2008 un 15% con respecto al 2007. Algo que, sin duda, repercute  y mucho en la publicidad. Ignacio Ramonet (2005) apuntaba en un informe sobre la crisis de los medios, publicado en Le Monde Diplomatique, que la prensa a nivel global perdía un 2% de lectores cada año.

La clave frente a esta revolución de las comunicaciones está en la rapidez para adaptarse a los cambios, algo de lo que carecen gran parte de empresas y universidades donde se imparte periodismo. Después están los profesionales en activo, que en vez de afrontar el nuevo panorama tecnológico que se les presenta, así como todas las posibilidades que éste ofrece, prefieren mirar al pasado con nostalgia, aceptando el mínimo de cambios posibles. Por su parte, las empresas periodísticas han decidido huir de la ‘inversión’, optando por la solución más fácil: recortar gastos.

Sin embargo, como afirma James O’Shea, exdirector de Los Angeles Times, nadie puede asegurar que esta estrategia llevada a cabo por los grandes colosos informativos sea la correcta: “incluso en los tiempos más duros, las inversiones sabias y no los recortes son la respuesta a largo plazo de los problemas de la industria”.

Y, si observamos con detenimiento, los medios que mejor se están enfrentando a la revolución mediática provocada por la red de redes son, precisamente, aquellos que han sabido realizar inversiones arriesgadas. Por ello, el éxito de nuevos perfiles profesionales como el data journalism (o data delivery editor) ha dejado claro que hay que adaptarse o morir.

En este articulo no solo se estudia y describe el funcionamiento de este nuevo fenómeno que está causando furor en la red; sino que analizamos su área de influencia en el mundo de la información y sus posibles futuras aplicaciones en la profesión periodística.

El objetivo de este trabajo ha sido hacer un seguimiento de la actividad de estos periodistas y ver cómo en su trabajo les pueden ayudar – o no – las nuevas tecnologías, si en el medio se fomenta su actividad investigadora y demostrar que este periodismo es, como dice Mercado, “higiénico democráticamente”.

El artículo ha sido publicado en la revista Comunicação & Sociedade, Vol. 34, No 1 (Flores Vivar, 2012), editado por la Universidad Metodista, Brasil.

DESCARGA DEL ARTICULO COMPLETO EN ACADEMIA

Etiquetas:
Categorias: General

La enseñanza disruptiva en la formación periodística


Vía Internet Media Lab.- En España, donde existen más de cuarenta facultades de periodismo y comunicación, muchos  estudiantes tienden a preguntarse si encontrarán trabajos o pasantías (como se les denomina en América) o prácticas profesionales cuando se gradúen. Otros, lamentan la profesión que eligieron. ¿Quién puede culparlos?. Desde que empezó a implantarse el Grado en Periodismo (sustituyendo a la Licenciatura) en las universidades españolas hace poco más de un lustro, la industria de medios informativos se ha convertido en un terreno tan inestable como arenas movedizas. Desde empresas periodísticas a seleccionadores (reclutadores) de personal pasando por orientadores profesionales, están de acuerdo en que los estudiantes de periodismo, particularmente aquellos que están en el último año de carrera, se enfrentarán a extraordinarios desafíos consiguiendo trabajos en un terreno que ha sido altamente competitivo, incluso, antes de la caída de la economía. Sin embargo, estos mismos orientadores profesionales también dicen que hay claras tendencias en la industria de los medios que ofrecen -y ofrecerán cada vez más- oportunidades e información para que los jóvenes buscadores de trabajo en periodismo permanezcan competitivos y formados en nuevas técnicas innovadoras.

Ernest Sotomayor [1], asistente del Decano de servicios profesionales de la Graduate School of Journalism de la Columbia University, dice que todos los estudiantes de su programa Master of Science de la Escuela de Periodismo de la Universidad de Columbia, se gradúan con destrezas multimedia básicas por lo que de cara al entorno laboral “lo multimedia puede significar muchas y diferentes cosas”. En algunos casos, ello sólo significa el ser capaz de grabar sonido. En otros, significa ser capaz de producir una noticia de radio con todas las técnicas necesarias. Independientemente de estas situaciones, esto significa poder salir a la calle y traer la noticia, escribir en formato online, filmar video, editar desde el mismo sitio en donde ocurre un hecho y actualizar contenidos para la edición impresa.

Pero, no todos los programas de periodismo han puesto en marcha sus programas de enseñanza multimedia. En esta línea, Joe Grimm (2010), un columnista de Poynter Institute [2] y antiguo reclutador (seleccionador) de periodistas desde hace más de 18 años en el Detroit Free Press, en un artículo [3] titulado Columbia’s New Dual Degree Program Aims to ‘Redefine Journalism As We Know it afirma que los estudiantes no necesitan esperar hasta que sus facultades les ofrezcan cursos sobre tecnología, puesto que ellos pueden fácilmente hacerlo solos. Para Eldra Gillman, directora de contrataciones y educación para CBS Corp., citado por Grimm (2010) “cualquier estudiante con destrezas tecnológicas se encuentra muy por encima de quien necesita entrenamiento”.

[1] http://www.journalism.columbia.edu/profile/287-ernest-sotomayor/10

[2] http://www.poynter.org/author/jpgrimm/

[3] http://www.poynter.org/how-tos/career-development/ask-the-recruiter/104901/columbias-new-dual-degree-program-aims-to-redefine-journalism-as-we-know-it/

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Opinión pública, medios interactivos y redes sociales


A lo largo de la historia hemos podido apreciar la definición sobre “opinión” de los grandes filósofos, como Platón, Gorgias de Leontini, Aristóteles,  Kant, Rousseau, etc. Desde una perspectiva más actual, considero que:

“Opinión significa decir o pensar una idea de algo o tener un concepto de alguien, descrito razonada y subjetivamente”

Definir la opinión pública es referirse a una expresión de los pensamientos de la población en general sobre un tema en particular. Así, en lugar de decir ‘la opinión de Juan” o “la opinión de María”, decimos “opinión pública” con el fin de representar a una opinión común o popular sobre un tema en particular. La opinión pública se ve reflejada en las encuestas (de opinión). Por ello, la opinión pública es una herramienta útil en la política y se utiliza a menudo para referirse a cuestiones de interés para la sociedad. Puede ser utilizado para tratar un tema fiscal (como el déficit presupuestario), un problema social (como las prestaciones sociales o la inseguridad ciudadana). En las sociedades democráticas, los políticos prestan especial atención a la opinión pública, dado que el público juega un papel crucial en la toma de decisiones políticas y puede inclinar la balanza de un candidato a favor de otro en época electoral.

Impacto de las tecnologías digitales en la opinión pública 

Las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) han impactado en todo el ecosistema mediático y por consiguiente también en el entorno de la opinión pública que, al mismo tiempo, constituye la audiencia de los medios de comunicación. Las Tecnologías de la Información y Comunicación, abanderas por Internet, representan el paradigma de esa influencia. Las redes telemáticas han encontrado en la opinión publica su elemento más activo, dado que el uso masivo de las TIC genera una masa crítica de interés ciudadano que es explotado por los creadores de los medios tecnológicos.

En 2002, el periodista y director de Le Monde Diplomatique, Ignacio Ramonet dio una conferencia en Venezuela que tituló: El Quinto Poder. El argumento esgrimido era que la mundialización es también la mundialización de los medios de comunicación masiva, de la comunicación y de la información. Los grupos de comunicación se han convertido en megagrupos cada vez más preocupados por preservar su gigantismo, razón por la cual les obliga a cortejar a los otros poderes. Estos grandes grupos han dejado de actuar como un contrapoder a los otros poderes por lo que ya no se proponen ser un “cuarto poder” ni denunciar los abusos contra el derecho, ni corregir las disfunciones de la democracia para pulir y perfeccionar el sistema político. Más aun, si llegado el caso, los grupos multinacionales constituyeran un “cuarto poder real”, éste se sumaría a los demás poderes existentes -político y económico- para aplastar, como poder suplementario y poder mediático, a los ciudadanos.

En este contexto, según Ramonet, la cuestión cívica que se nos plantea de ahora en adelante es: ¿Cómo reaccionar? ¿Cómo defenderse? ¿Cómo resistir a la ofensiva de este nuevo poder que, de alguna manera, ha traicionado a los ciudadanos y se ha pasado al enemigo? Es necesario, decía, crear un “quinto poder”. Un “quinto poder” que nos permita oponer una fuerza cívica ciudadana a la nueva coalición dominante. Un “quinto poder” cuya función sería denunciar el superpoder de los medios de comunicación, de los grandes grupos mediáticos, cómplices y difusores de la globalización liberal.

Pero, ¿como plantar cara a los megagrupos de comunicación? ¿Qué armas podrían tener ese Quinto poder emergido en el seno de los ciudadanos? El concepto Quinto Poder ha tenido respuesta, en los años siguientes, con el surgimiento de los medios tecnológicos como los blogs y las redes sociales. Estas tecnologías han dado voz a los sin voz, han dado palabra a los sin palabra. Es decir, las TIC, representadas por los blogs y otros medios sociales, se han constituido en elementos imprescindibles en la opinión pública convertida en Quinto poder que anunciara Ramonet en 2002.  Hoy, la opinión pública ejerce gran influencia a través de las TIC, representada por Internet y todos sus recursos y herramientas. No existen sociedades democráticas que no tengan acceso a las tecnologías de la información, por lo que en mayor o menor medida, estas utilizadas bajo el concepto DiY (Do it Yourself) por la opinión pública ejercen influencia ante los gobiernos y otros estamentos.

La opinión pública y los medios interactivos

En los tiempos actuales, la opinión pública a la que llamamos usuarios, se ha modificado considerablemente en distintos aspectos, fagocitada por las tecnologías de la información digital e interactiva. La interactividad, como tecnología disruptiva, ha generado un modus operandi por parte de la opinión pública. Por ejemplo, respecto a los medios y periodistas, el público ya no se conforma con aceptar las noticias que publican los periódicos. Ahora accede a cualquier tipo de información y además la contrasta. Y cuando encuentra algo que no es verdad, lo dice y su voz es escuchada a través de los medios sociales, que dependiendo de la magnitud del hecho, se viraliza rápidamente a través de estos mismos medios.

Los “trolls” y la opinión pública.

Primero, una aclaración sobre los “trolls”. El término se usa frecuentemente para desacreditar una posición contraria bajo el argumento ad hominem. Los trolls son desestabilizadores. Decir que alguien es un trol significa hacer suposiciones sobre sus motivos que pueden no ser correctas. Los “trolls” difunden mensajes sin contrastar si es verdad o no. Su intención radica en expandir rumores sobre cuestiones, subjetivas, que creen pueden alcanzar cierto grado de importancia en la red. En mi opinión, utilizan una estrategia quijotesca “Los perros ladran Sancho, señal de que avanzamos”. Es decir, no importa que la gente hable bien o mal del mensaje difundido. Lo importante es que hablen.

Con este objetivo, los mensajes (emitidos por “trolls” en su mayoría, anónimamente) controvertidos tienen muchas posibilidades de atraer una respuesta correctiva, protectora o violenta de aquellos que no distinguen entre las comunidades físicas reales.

Los participantes experimentados en foros en línea saben que la forma más efectiva de disuadir a un trol normalmente es ignorarlo, ya que las respuestas animan a los auténticos trolls a continuar escribiendo mensajes disruptivos en dichos foros: de ahí el frecuente aviso de “Prohibido dar de comer al trol”. Muchos de los trolls están presentes en los medios de comunicación, a través de sus foros o participando en los comentarios de una noticia. La actitud debe ser ignorar al trol, pero muchas veces, dada la naturaleza humana de las personas que forman parte de la opinión pública, es difícil no responder o comentar ante un mensaje hostil de un trol.

Redes sociales y medios periodísticos

¿Cuánto han cambiado los medios de comunicación con la llegada de las redes sociales? ¿Cómo se materializa el poder de las redes sociales en la opinión pública? (campañas, leyes…) ¿Las discusiones, propuestas y debates de la audiencia en las redes sociales definen la agenda setting de los medios?

Rotundamente sí. Existen muchos casos que los medios sociales definen y, en muchos casos, modifican la agenda setting de los medios. Twitter es el principal exponente, tanto así que ya abundan investigaciones y tesis de maestría y doctoral sobre este fenómeno.

Actualmente, no existe un artículo que no este enlazado a través de una red social (Facebook, Twitter). Las noticias que emiten los periódicos se viralizan rápidamente a través de los medios sociales y ese es el objetivo que buscan los medios, dado que es la forma que tienen de demostrar que los accesos a sus contenidos de información va en aumento. Hay que tener en cuenta que la característica del periodismo en internet es definido como la gran conversación. El periodismo es una conversación que se da a través de los diferentes dispositivos que tienen los usuarios, a los recursos que proporcionan los medios sociales e internet y a la práctica de la interactividad cada vez más consolidada.

Así como en 1984, asistíamos a ver la Mediamorfosis, término acuñado por Roger Fidler, que define el proceso de cambio y transformación de la infraestructura de los medios de comunicación, de la misma forma, las redes sociales, emblema de la web 2.0, ha generado una transformación en la creación de las noticias.

Yo le denomino Infomorfosis, que, básicamente, significa el proceso de cambio y transformación de la información en su forma y contenido.

Es un hecho cada vez más real y expansivo, que se da escala global. Sucede en muchos países y en distintas sociedades. Tenemos casos muy sonados como la Primavera Árabe (Túnez, Egipto), el 15 M (España), Yo soy 132 (México), etc. Todos estos casos, y los que vendrán, son ejemplos de cómo las tecnologías disruptivas que conforman las redes sociales cambiaran el panorama político, social y económico de las sociedades democráticas.

Etiquetas: , , , , , , ,

Modelo cambiante en el negocio de los medios: los ingresos por compra de periódicos supera a los ingresos por publicidad


Un año más, el WAN-IFRA (World Association of Newspapers and News Publishers) uno de los principales Think-tank que estudia el estado de los medios a nivel mundial, publica su  informe de tendencias 2015. El World Press Trends, coordinado por Mira Milosevic y Teemu Henriksson, ofrece una instantánea acerca de la industria de la prensa mundial, con agregación de datos internacionales sobre circulación de periódicos, publicidad, lectores, títulos, beneficios, plataformas digitales y más. El informe se extrae de la base de datos del World Press Trends de WAN-IFRA e  incluye, además, informes nacionales  y herramientas para exportar los datos en informes personalizados. Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , , , ,