Estaban todos en la Biblioteca Nacional, menos mal

Se revisaron cerca de 700.000 documentos en una semana

Juan C. Marcos Recio

Hace dos semanas anunciábamos que la Biblioteca Nacional se disponía a hacer un recuento de sus documentos. Para ello, requería que durante siete días, parte de su personal se dedicara a estos menesteres. Son casi cuatro millones de documentos los que la Biblitoeca Nacional ha revisado en cuatro años. Y, sí, están y en buenas condiciones. Esa es una buena noticia para los amantes de la cultura. Pasen y lean. Pasen y comenten los datos.

El recuento anual certifica que las colecciones
de la Biblioteca Nacional de España están al completo

La Biblioteca Nacional de España ha llevado a cabo el recuento anual de sus colecciones durante la semana del 17 al 22 de enero y no ha detectado ninguna falta o mutilación en sus fondos. Durante la semana se han revisado alrededor de 700.000 documentos, y se han realizado diversas tareas que resulta imposible llevar a cabo cuando hay que servir los libros para las consultas en las salas: traslados y recolocaciones para ganar espacio, evaluación de las colecciones que se llevarán a los depósitos de la Biblioteca en Alcalá de Henares a lo largo de 2011, instalación de códigos de barras a gran escala, cambios en las cajas deterioradas que contienen documentos, así como correcciones en la señalización.

Como se indica en el Blog de la Biblioteca: La revisión se realiza en equipos de dos personas, que analizan las estanterías del depósito documento a documento, verificando que están bien colocados, en buen estado y que están reseñados en nuestro Catálogo. Cada equipo de trabajo dispone de un listado impreso de los títulos a recontar, donde se marcan con una “x” las diversas incidencias que puedan surgir: “posible traslado a otro depósito”, “necesita encuadernación”, etc. Una vez finalizada la jornada, estas plantillas se entregan a las personas encargadas de obtener los resultados y más tarde pasan a los catalogadores, que van corrigiendo todos los errores detectados en el Catálogo. Por último se remite al Departamento de Conservación y Preservación, que toma nota de las incidencias para planificar las tareas de restauración y encuadernación.

La mayor parte de las incidencias, en un fondo de más de 28 millones de documentos, provenía de obras mal colocadas.

Tras los recuentos de los últimos cuatro años, la BNE ha revisado 3.900.000 documentos.
El próximo inventario se llevará a cabo en enero de 2012.

Compartir:

Deja un comentario