El ciclismo y la Propiedad Industrial

Julio es el mes del Tour de Francia, el acontecimiento ciclista más importante del año. Es por ello que en esta ocasión dedicamos esta entrada a la relación entre el ciclismo y la propiedad industrial. Si hablamos de patentes, esa relación resulta evidente en cuanto que nos acercamos a la Clasificación Internacional de Patentes (CIP). Si en el caso de otros deportes ya abordados en este blog, como el fútbol, el baloncesto o el tenis, se citaban algunos grupos de la clasificación vinculados con los mismos, en el caso del ciclismo se trata de al menos 5 subclases, aunque compartidas con las motocicletas, lo que proporciona una idea del volumen de innovación que ha tenido y sigue teniendo lugar en este sector de la tecnología.

El proceso de innovación que llevó a la bicicleta moderna fue muy prolongado y no se puede hablar de un único inventor pero existe cierto consenso en afirmar que se podría considerar al alemán Karl Drais como el inventor del velocípedo o “draisienne”,  el cual puede considerarse como el primer paso hacia la bicicleta actual. Parece que el principal objetivo de la invención era facilitar su desplazamiento por los campos de caza del Gran Duque de Baden, los cuales supervisaba. Uno de los problemas que presentaba es que se debía elaborar “a medida”. Se afirma que fue patentado en Francia y en Alemania pero no se conocen los números de patente.

La draisienne

El accionamiento mediante pedal se introdujo en la década de 1860, aunque inicialmente sin transmisión y por tanto los pedales se ubicaban en la rueda delantera y posteriormente apareció la transmisión mediante cadena.

El primer dibujo corresponden a la Figura de la patente US59915, la primera sobre un “ciclo” con pedales , siendo el segundo una de las primeras bicicletas con cadena de transmisión, la ROVER.

A finales del siglo XIX se inventó el neumático y a principios del XX se introdujeron el “cambio de marchas” y el “cambio de plato”. Con ello se puede considerar que ya a principios del siglo XX estaba inventada la bicicleta que con pequeños cambios, sobre todo en los materiales empleados y el diseño, es la que utilizamos actualmente.

La primera figura se refiere a patente US435995  de Dunlop sobre el neumático. La  que se encuentra a su derecha a la patente US854599, una de las primeras sobre un cambio de marchas para bicicletas.

Aunque la estructura básica de la bicicleta no ha variado excesivamente a lo largo de los últimos 100 años, la innovación no se ha interrumpido y a continuación exponemos algunas invenciones que se han patentado últimamente:

Un sector en el que se está innovando en los últimos años es el de los platos ovales de desarrollo variable, donde la empresa española Rotor es una potencia mundial. Esta empresa surgió en la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Aeronáuticos de Madrid, donde algunos estudiantes desarrollaron en 1995 un prototipo que permitía eliminar los puntos muertos en la pedalada. Rotor cuenta con 8 familias de patentes que protegen diversos productos disponibles en el mercado, como ROTORSYSTEM2003, PLATOQ2005, DTT2009, PLATOOCP2010. POWER2011, ARAÑAMAS2012, GRUPO2012, MANETADUAL2013. Se puede obtener más información sobre esta empresa y sus patentes en el libro “La Propiedad Industrial y su Influencia en el éxito empresarial” publicado por la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas). Como ejemplo apuntar que Carlos Sastre ganó el Tour de France en 2008 con los platos de Rotor.

Patente ES2343971 T

Otro aspecto en el que se ha innovado considerablemente en las últimas décadas es el de la aerodinámica de los cascos de protección empleados en la alta competición, donde un diseño lo más aerodinámico posible puede permitir arañar unos valiosos segundos en una contrarreloj. También se puede mencionar el casco inflable de las suecas Terese Alstin y Anna Haupt,  por el que fueron finalistas al premio al inventor europeo en su edición de 2014. Protegido por la patente europea EP1947966 validada en España con el número ES2400885T, se trata de una especie de bufanda que rodea el cuello y que al detectar un golpe inminente se infla y transforma en un casco de amplia protección.

Figuras de la patente ES2400885T       Figura de  US2014298570 sobre un casco aerodinámico

En los últimos años se han popularizado las “bicicletas eléctricas”, bicicletas a las que se les acopla un motor eléctrico para ayudar en su avance. La energía procede de una batería que se recarga en la red eléctrica o mediante un panel solar. Su autonomía oscila entre los 35 y los 70 Km. Se trata de un campo muy fértil para las innovaciones. Por ejemplo, ya dedicamos en este blog una entrada a algunas de las principales invenciones del año 2014 según la revista Time, entre las que se encuentra la llamada “rueda de Copenhague”. Consiste en una rueda trasera acoplable a muchos tipos de bicicletas y que incorpora un motor eléctrico accionado mediante una batería recargable. Según sus preferencias, el usuario puede programar el motor mediante una aplicación para móviles; por ejemplo, si desea que actúe en toda circunstancia o únicamente en cuestas. También cuenta con sensores que transmiten información a otros ciclistas sobre las condiciones climáticas y de la carretera.

Figura de la solicitud US2011133542 que protege a la rueda de Copenhague

En las competiciones ciclistas, un campo abonado para la invención es el relativo a los sistemas de hidratación y alimentación. El bidón objeto de la patente española de número ES2255800B1 trata de facilitar la hidratación del ciclista, el cual mediante un simple movimiento de sus labios podrá acceder al líquido contenido en un bidón ubicado en la parte posterior de su casco protector.

Figura de la patente ES2255800B1

Ha costado que el mundo de la informática se incorpore al ciclismo, pero parece que últimamente se están patentando invenciones donde los ordenadores juegan un papel relevante. La patente US8781690 tiene por objeto un sistema que indica al ciclista la altura del sillín y le recomienda su cambio a la más adecuada. Por otro lado, la patente US8781663 protege un cambio automático de marchas para bicicletas eléctricas.

La modalidad del diseño industrial es muy apropiada para la protección del aspecto de las bicicletas, como se aprecia en los siguientes ejemplos:

También numerosos intangibles relacionados con el mundo de la bicicleta pueden ser protegidos mediante el registro de la marca:

Suponemos que le habrá quedado claro al lector la íntima relación existente entre el ciclismo y la propiedad industrial. Ahora sólo queda disfrutar de las etapas del Tour de Francia y desear que algún español suba una vez más al podio.

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Echo en falta un aspecto tecnológico muy vinculado lamentablemente con el ciclismo, (el del dopaje (sustancias) y también los métodos y aparatos que se emplean para su detección.

Me gustaría informarles de una empresa española que está teniendo mucho éxito en el diseño y comercialización de sillines para bicicletas. Su nombre es ESSAX: http://www.essax.eu/?lang=es

[...] Patentes e invención de la bicicleta Recorrido sobre las patentes e invenciones que han llevado hasta la bicicleta tal y como la conocemos. etiquetas: tour, patente, bicicleta usuarios: 1   anónimos: 0   negativos: 0   compartir: sin comentarios ocio karma: 6 (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); [...]

Me produce una gran satisfacción ver que el ciclismo sigue siendo un campo propicio para los españoles, no sólo en el campo puramente deportivo sino también en el tecnológico, donde ROTOR es un claro ejemplo de empresa tecnológica de éxito.

[...] Sourced through Scoop.it from: http://www.madrimasd.org [...]

(requerido)

(requerido)


*