“PATENT PENDING” (ARTHUR C. CLARKE) – LA INVENCIÓN MÁS GRANDE DE LA HISTORIA

Dentro de la búsqueda de obras literarias o literatos relacionados con las patentes, que hemos venido ofreciendo en este blog a lo largo de los últimos dos años (Día del libro de 2015, Congreso en Estocolmo, El agua prometida y Les souffrances de l’inventeur), en esta ocasión hemos encontrado un relato de Arthur C. Clarke (cuya obra más conocida es el guion de la película de culto dirigida por Stanley Kubrick 2001: Odisea del Espacio).

La relación entre el relato y las patentes no ofrece duda alguna puesto que su título es “patent pending”. Se trata de una de las 15 historias cortas que componen el libro “Tales from the “White Hart””, publicado en 1957. El “White Hart” es un pub ficticio que el autor sitúa en algún lugar cercano al Támesis en Londres. Allí se reúnen un grupo de periodistas y editores, otro de científicos y un tercero compuesto por simples parroquianos. Algunos integrantes de estos grupos van contando las historias que constituyen el libro.

Respecto al relato titulado “patent pending”, es preciso aclarar que, a pesar de su título, no se aborda en ningún momento aspecto alguno relacionado con las patentes en sí, sino que se centra en la invención sobre la que supuestamente había o habrá una patente en tramitación, de acuerdo al título.

El invento del profesor Julian (investigador en La Sorbona), según se relata, es la meta natural a la que se había estado dirigiendo la humanidad a lo largo de los últimos 100 años: cámara fotográfica, gramófono, cine y cine sonoro. Julian había asumido ese objetivo como suyo y había inventado la posibilidad de almacenar experiencias vitales de todo tipo hasta su más minucioso detalle y reproducirlas con toda fidelidad. Tras un esfuerzo denodado, es capaz de incluir el “aparato” en una carcasa portátil no más grande que un aparato de TV y es que la electrónica no había alcanzado aún su máximo desarrollo en aquellos años.

Estos serían los antecedentes de la invención de Julian, su estado de la técnica anterior, por así decir, que en cierta medida debería haber figurado en el comienzo de la descripción de una hipotética solicitud de patente sobre la invención:

Si la solicitud de patente se hubiera redactado  hoy, indudablemente se tendría que haber incluido en el estado de la técnica, la realidad virtual, sobre la que tanto se habla últimamente, un campo fértil para las patentes, sin olvidarnos de las llamadas “google glasses”.

Figura de la solicitud de patente US2016093108A1 (realidad virtual)

Una vez definido el invento y construido un prototipo, el primer ensayo se realizó en el campo de la “gastronomía”; Georges, el asistente de Julian, convence a uno de los principales gourmets de la cocina francesa para que deguste sus platos preferidos mientras multitud de cables conectan su cabeza al “invento”. El primer ensayo fue todo  un éxito:

“The Baron needed a lifetime of knowledge and training before he could experience these sensations. But once they were down on tape, anyone, even if in real life they had no sense of taste at all, could take over from there ».

Es decir, el Barón o Gourmet  había necesitado toda una vida de conocimiento y formación antes de ser capaz de experimentar esas sensaciones, pero una vez se grababan, cualquiera, incluso si no tenía ningún sentido del gusto, podría apoderarse de las mismas.

Tras el éxito en el mundo gastronómico, parecía que el siguiente paso tendría que desarrollarse inevitablemente en el mundo del placer sexual. Para ello recurre a su novia:

“’Yvonne, ma cheri’ he said, ‘I have a somewhat unusual request to make of you……..”

El éxito en este campo le lleva a Georges a reflexiones de tipo filosófico:

“This was, without a doubt, the greatest invention in history. He would be immortal as well as wealthy, for he had achieved something of which all men had dreamed…. »

«He also realised that he could now dispense with Yvonne, if he so wished. This raised implications that would require further thought. Much further thought.”

Es decir, piensa en su inmortalidad, su riqueza y la posibilidad de prescindir de su novia…… una vez que todo había quedado grabado.

Indudablemente, la posibilidad de traspasar a una memoria exterior todos los recuerdos y pensamientos de un cerebro (“mind uploading” o “transferencia mental”) ha sido un tema recurrente en la ciencia ficción desde los años cincuenta y representa una forma de inmortalidad que podría alcanzarse en los próximos siglos, si se tiene en cuenta el progreso exponencial que el software y hardware vienen experimentando.

Fuente: https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AArtificialFictionBrain.png

A continuación, Georges desea ir un paso más y probar la invención con profesionales, aunque el presupuesto no daba para excesos:

“He did not go anywhere near the Place Pigalle, because that was full of Americans and prices were accordingly exorbitant…….. »

« Hercule and Susette promised Georges that they would give him every cause for satisfaction ».

Los profesionales no le decepcionaron:

“When this piquant episode was finished, Georges had very little money left, but he did possess two recordings that were quite beyond price.”

Una vez confirmada la viabilidad de la invención, debería haberse presentado una solicitud de patente, aunque el relato, a pesar de su título, no menciona nada al respecto. Habitualmente, una vez se ha constado el correcto funcionamiento de la invención y ésta se encuentra protegida mediante la correspondiente solicitud de patente, el siguiente paso es la búsqueda de inversores.

Tras las primeras conversaciones con potenciales compradores, resulta evidente que el principal potencial comercial de la invención se encuentra en el mundo del sexo. Ello recuerda en gran medida lo que está ocurriendo en estos momentos con la “realidad virtual”.  Se vislumbra que la principal dificultad para su comercialización se va a encontrar en el puritanismo de las sociedades anglosajonas:

“The Mother’s Union, The Daughters of the American Revolution, The Housewives League and all religious organizations would rise as one”

Según los abogados, lo que podría salvarles es que nadie habría pensado que algo similar pudiera existir y las leyes existentes no podrían aplicarse:

“The lawyers were looking into the matter very carefully, and as far as could be seen the regulations that still excluded Tropic of Capricorn from the mails of the English-speaking countries could not be applied to this case__ for the simple reason that no-one had thought of it.”

Incluso pensaban los empresarios que el negocio sería más rentable si llegara a prohibirse la venta de la invención.

“In fact, as one of the directors pointed out, if the recordings were banned, so much the better “

En algún momento se piensa en el estado de Nevada conocido desde hace tiempo por sus leyes liberales, como lugar adecuado para la explotación comercial de la invención.

Georges se encontraba totalmente absorbido por la invención y estaba abandonando sus otros intereses:

“Georges had neglected his usual interests…..He was working literally night and day”

Yvonne, su novia, se sentía víctima de lo que podría considerarse el primer caso de “infidelidad cibernética”:

“And one of the interests he had had to neglect was Yvonne……For Georges had become so remote and cold. He was no longer in love with her.”

Y ello dio lugar a un dramático desenlace………..que se prefiere no desvelar.

Conclusión

Se trata de un relato ligero que gira alrededor de una gran invención y describe a grandes rasgos las situaciones que habitualmente acompañan a una innovación realmente rompedora; la investigación de laboratorio, el ensayo, la construcción de un prototipo, la búsqueda de inversores, los problemas legales y un inventor que lo abandona todo en pos de su proyecto. A pesar del título, se echa de menos todo lo relativo a la solicitud de patente que indudablemente debería haber existido en un caso como este.

 

 


Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] del libro de 2015, Congreso en Estocolmo, El agua prometida , Les souffrances de l’inventeur y “patent pending”), en esta ocasión hemos encontrado una novela del escritor norteamericano Charles L. Harness [...]

[...] dedicadas a la literatura de ciencia ficción como “the Venetian Court” de Charles L. Harness y “Patent Pending” de Arthur C. [...]

[...] – Patent Pending (Arthur C. Clarke) [...]

[...] - Patent Pending (Arthur C. Clarke) [...]

[...] - Patent Pending (Arthur C. Clarke) [...]

(requerido)

(requerido)


*