La ciencia es el futuro

Hoy me van a disculpar los lectores del blog, pero voy a abrir un paréntesis para cambiar el tercio y hablar de un virus que ha penetrado en las mentes de los dirigentes de nuestro país y que, entre otras actividades, afecta a la ciencia en España: el recortavirus (RCTV).

El RCTV es neurotrópico y se transmite por contacto. Al parecer se adquiere con facilidad en reuniones y cumbres internacionales. Los síntomas son: fiebre por recortar servicios públicos, ceguera ante los efectos de los recortes para el futuro del país, insensibilidad ante el sufrimiento ajeno, incoordinación con el mandato constitucional, colisión con los derechos de las personas,  sumisión ante los poderes financieros y pérdida de soberanía. No hay tratamiento ni vacuna. Es peligroso para todo aquello que tenga que ver con el gasto público, desde las pensiones hasta la sanidad y la educación públicas, pero en un foro como este no podemos sino centrarnos en una de las actividades que más están sufriendo sus efectos: la investigación científica, o I+D, o simplemente, la ciencia.

En este blog hablamos de virus emergentes. Creemos en la divulgación científica de calidad. Hay que explicar que para ello es necesario que exista una buena investigación que nutra esta actividad. Sin esa conexión, la divulgación pierde, y así pierde la sociedad. Aquí se habla de virus emergentes porque el que suscribe trabaja a diario con esos virus, los investiga y  sigue su evolución, y lo hace porque determinadas instancias, públicas y privadas, españolas e internacionales, han considerado que vale la pena financiar esos estudios. Sin esa financiación, no hay ciencia, ni divulgación, y poco a poco se pierde un valor importante para una sociedad, que es el conocimiento basado en la evidencia, algo que hace que una sociedad avance. Pues bien, lo que está ocurriendo con la ciencia en España es un cambio de tendencia muy preocupante en torno a la inversión pública en I+D: Después de aproximadamente una década de esfuerzo por intentar alcanzar a los países más desarrollados (que precisamente lo son principalmente por su nivel de inversión en I+D)  aumentando de forma lenta pero constante este capítulo de los presupuestos del Estado, en los últimos 3 años este capítulo ha disminuido drásticamente (disminución acumulada de cerca del 30%). Estos recortes comprometen muy seriamente la actividad científica de nuestro país. La actividad científica no es algo que se pueda parar y volver a empezar cuando se quiera. Es como una gran rueda que cuesta mucho esfuerzo poner en marcha, y que hay que engrasar continuamente para que funcione, y cuando se para se pierde todo ese esfuerzo.

No creo que sea necesario persuadir a los lectores de un blog de contenidos científicos que la ciencia es el futuro. Solo cabe reflexionar sobre por qué está pasando esto. Desde luego, disminuir los presupuestos públicos en I+D no debería ni entrar en la cabeza de ningún dirigente que pretenda el mejor futuro para sus conciudadanos, porque sabe que estará dinamitando la mejor (quizá la única) forma de salir de la crisis económica que nos está afectando. Abandonar la ciencia es suicidarse como sociedad. Es abonarse a un futuro de subdesarrollo y dependencia del exterior. Es volver atrás muchos años.

Sé que esta visión la comparten algunos dirigentes con responsabilidad en esta tarea de dirigir la ciencia en España. Así pues solo me cabe achacar la actual situación a una infección por recortavirus. Espero que se generen los anticuerpos adecuados que neutralicen a este virus, y que lo hagan pronto. El futuro de nuestra sociedad está en juego.

 

 

 

Enlaces:

Para firmar la carta por la ciencia: http://www.investigaciondigna.es/wordpress/firma

Información sobre movilizaciones hoy 14 de junio por la ciencia en España: http://conimasdmasihayfuturo.com/14j-salvemos-la-investigacion/

Colectivo “Carta por la ciencia” (formado por la confederación de Sociedades Científicas de España, entre otros colectivos): Web del colectivo “Carta por la Ciencia”

Naukas: campaña “Sin ciencia no hay futuro”: http://naukas.com/2012/04/25/sinciencia-no-hay-futuro/

 

 

 

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Hola Miguel, no podia estar más de acuerdo, y creo que este recortavirus, lleva camino de pandemia..
Bueno espero que con gente como tú y otros que luchan cada día para hacer ciencia,este pais no acabe haciendo sólo ciencia ficción.
Por que eso es lo que parece que el recortavirus nos quiere dejar como ciencia.
Un abrazo

Gracias por tu comentario, Lola. Para atajar la pandemia de recortavirus hay que aplicar una vacuna de coherencia: si un organismo como la OCDE asegura con toda clase de datos que los factores básicos que determinan el grado de desarrollo de un país son su inversión en educación, en la salud de sus ciudadanos y en I+D, es evidente que recortar en esos tres conceptos no es coherente con una política dirigida a mejorar nuestro desarrollo como país y como sociedad.
Un abrazo.

[...] hace tiempo, en un tono más ligero, sobre la fiebre por recortar y la posible implicación de un “recortavirus” que afectaría a las decisiones de nuestros políticos. Hoy ya no estamos para más bromas. Los [...]

[...] país. En esta sección se reproduce un post publicado previamente en este blog, titulado: “La ciencia es el futuro“, rebautizado para la revista como “La amenaza de los recortavirus” tras [...]

[...] La ciencia es el futuro. [...]

[...] relacionados:  La ciencia es el futuro Luto por la ciencia: 17 de [...]

[...] del blog, los virus emergentes, para hablar sobre un aspecto ya tratado en otros posts (este y este, por ejemplo), como es la extrema dificultad en la que se viene desarrollando últimamente la [...]

[...] posts en este blog sobre la precaria situación de la ciencia en nuestro país (véase este, este y este post). El tiempo va pasando y el problema, lejos de mejorar, empeora. La situación actual [...]

(requerido)

(requerido)


*