La Tierra: El Vertedero Azul


residuos-fondo-del-mar-japanesehighschool2

Cultura por la borda. Fuente UBrain TV

Tremenda la noticia que os ofrecemos hoy. Francamente comienzo a dudar si debo continuar redactando post, o cierro el Blog. Leer noticias de prensa acerca del estado de medio ambiente impacta tanto como las que proceden de la esquilmada África, que en muchos territorios, se me antoja a un infierno en la Tierra. Nuestro Planeta Azul, está siendo devastado por las actividades humanas. La noticia de hoy nos informa de que los pisos o suelos oceánicos son ya, en muchos, lugares un gigantescos vertederos. Al ritmo actual, la superficie terrestre, sobre y bajo las aguas atesorará más extensiones que pueden calificarse de vertedero que espacios, digamos que naturales, aunque con mucha cautela. Un gran programa de exploración profunda ha demostrado que “ninguna de las muestras recogidas se encontraban libre de las inmundicias humanas”, detectándose diversos enclaves en donde tal basura era superior en masa a la de la vida que allí habita, sufriendo las irresponsables consecuencia de las actividades del hombre. Eso sí, al margen de los ya denominados “mares de plástico” que ocupan inmensas extensiones superficies en ciertos vórtices generados por la circulación general oceánica, este nuevo estudio nos informa de que lo mismo ocurre en sus fondos, es decir los pisos o suelos oceánicos. Perítenme emplear una expresión grosera, pero ilustrativa. Disponemos de mierda que flota, otra que suele resultar invisible (contaminación química, por ejemplo) y finalmente la que se hunde en el mar y de pronto es descubierta (como la corrupción, digamos que en España, por citar un país) En el mar, tal estercolero es producto del tráfico marino, empero para la mayor parte, habría que recordar que contaminación del suelo finalmente se traduce en la del mar, vía el enfermo sistema vascular de Gaia. Añadamos luego los desastres generados por las explotaciones petrolíferas, accidentes de buques que transporten este u otros productos tóxicos, pero sin olvidar la futura minería de sus fondos que terminará por rematar esa bella inmensidad azul desconocida para la inmensa mayoría de los mortales.

No entraré a explicar la noticia que os ofrecemos abajo, ya que se encuentra exquisitamente escrita, y además el estudio científico que describe se encuentra en acceso abierto. En su lugar, os ofrezco una ficción con el Planeta rojo, es decir Marte. Supongamos que en un futuro muy lejano, una civilización de otros mundos explorara la superficie de la Tierra, como hoy se encuentra Marte (en ausencia de agua superficial). No haría falta más que echar un vistazo como sus sensores más pedestres, como para aseverar que el antaño Planeta Azul, se encontraría recubierto por doquier con residuos “tecnológicos” de todo tipo. Los integrantes de aquella civilización probablemente pensarían que otra especie inteligente había utilizado las Tierra, para evacuar sus desechos con vistas a no contaminar su mundo. Obviamente errarían en sus conclusiones. ¿Deberían considerarse culpables? Francamente creo que no, por cuanto para seres verdaderamente inteligentes  sería difícil de imaginar una especie tan asquerosamente socia como la nuestra. Mientras tanto tendrían más dificultades con vistas a elucidar si en Marte alguna vez existió vida, inteligente o no. Y os dejo con la nota de prensa, ya que explica el tema de forma muy didáctica (¡felicidades!: la excepción que confirma la regla).      

 Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

Arrecifes de Coral y Ciencia Engañosa (Cambio Climático)


arrecifes-de-coral

El Coral y sus arrecifes: Fuente colaje Google imágenes

 Llaveaba ya algunos años sopesando redactar este post. Al fin y al cabo, aunque a día de hoy, no están incluidos en las taxonomías de suelos, estos tipos de estructuras, alfombran y transforman los hábitats marinos someros, por lo que debían ser contemplados. Empero este no es el asunto del que deseaba hablar hoy. No cabe duda de que las actividades humanas se encuentran afectando/dañando las estructuras coralinas de la mayor parte del mundo. Entre otras causas se habla de cambio climático, acidificación, el incremento de la carga de sedimentos que acarrean los cauces fluviales (al aumentar la erosión de la superficie terrestre emergida) y la contaminación de las aguas, ya sea producida por lo fertilizantes, plaguicidas o esa inmensa cantidad de sustancias que alcanzan los océanos por los vertidos, humanos e industriales, no depurados. Así pues es lógico que la comunidad científica mostrara una seria preocupación por entender cómo funcionan y su resistencia a las perturbaciones mentadas. Otra cuestión bien distinta estriba en que por ser considerados ecosistemas frágiles y detectar numerosos corales dañados se aceptara prematuramente que el calentamiento climático y la contaminación acabaría por extinguirlos más pronto que tarde. Sin embargo aquí va la variable que, en mi opinión faltaba en la ecuación.

Según creemos hoy los corales surgen en el periodo ordovícico, es decir aproximadamente en una horquilla que nos remonta hasta hace unos 500 o 430 millones de años. En consecuencia, a lo largo de su evolución han sufrido una enorme cantidad de vicisitudes y entre ellas eventos catastróficos de enorme magnitud. A pesar de su circunscripción actual a ecosistemas tropicales, reiteremos que la Tierra ha sufrido todo tipo de desastres naturales, y como no, cambios climáticos abruptos y más o menos bruscos. Se supone que varios de ellos indujeron la acidificación de los océanos. También las cargas de sedimentos fluviales fluctuaron cuantiosamente, incrementándose en los periodos geológicos más áridos. Por lo tanto, personalmente no podía alcanzar a entender que se les considerara como unos ecosistemas extremadamente frágiles. Y la noticia de hoy, aunque de forma lamentablemente sesgada y con datos puntuales, nos informa de que “al menos” algunas especies podrían resistir el cambio climático. Eso sí, los autores ya proponen la más que peligrosa amenaza de repoblar ciertos enclaves de manera  asistida y con algunas pocas especies, lo cual, no me cabe duda, amenazaría su biodiversidad por definición. Como siempre la incultura, junto a las ansias de protagonismo son malas consejeras. Más aún hay hace cuatro años que en otra nota de prensa se comentaba  que en la asociación coral alga, uno de los simbiontes podía cambiar para adaptarse a las altas temperaturas y otros estreses ambientales. Hasta la fecha es el alga la que sabemos que puede ser reemplazada, y tal cambio parece ayudar a la recuperación de muchos de estos corales. Por lo tanto la noticia no es nueva (reitero que muchos colegas parecen tener asco por la lectura, incluso cuando les incumbe directamente para ser buenos profesionales). Del mismo modo, su idea, como ya denuncia la Revista Nature (ver la noticia abajo) de repoblación asistida, se antoja peligrosa y descabellada, ya que podría perturbar más aun la respuesta de los corales.

Posiblemente, (por no aseverar: “con toda seguridad”) el ser humano desaparezca de la faz de la Tierra muchísimo antes que los corales. Eso sí, como pandemia vírica que lo arrasa todo en nuestra maravillosa biosfera, dañaremos enormes poblaciones. No lo dudo. Sin embargo, debemos recordar, que son cientos los artículos que hablan sobre extinciones en masa o totales de estas bellas criaturas, desde que yo ya me planteaba que tales asertos eran absurdos y carentes de fundamento. Pero en fin (…) se publicaron en las mejores revistas del mundo, cuando por mero sentido común, habrán sido muchos los que llegaron a la misma conclusión que este humilde bloguero. Pero ¡cuidado!, ya que a las primeras de cambio como ayatolás o Torquemadas le tachan a uno de negacioncita del cambio climático y arrogan a la hoguera todo tu prestigio con las más soberanas ignorancia y estulticia. ¿Ha cambiado algo desde Galileo?. ¡No tanto como pensamos!. Ha llegado un momento en la ciencia que para publicar, más vale ser política que científicamente correcto         

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

El Problema de la Salinidad en la Agricultura: Un Interesante Portal con Contenido Divulgativo (CIDE & IVIA, Valencia)


agrosal-cide-csic

Agrosal – La Salinidad en la Agricultura

Se trata de un nuevo Portal de Internet que me parece interesante con vistas a divulgar, informar, y en “algunos casos”, ayudar a resolver los graves problemas que genera la salinización del suelo en la agricultura.  Resulta recomendable para estudiantes y agricultores que deseen aprender o ampliar sus conocimientos sobre este tema, espacialmente al visitar el contenido de las pestañas denominadas: Conceptos, Recomendaciones, Glosario y Faq. Y digo “resolver”, “en algunos casos”, ya que aunque dispone de un modelo predictivo denominado DSS-SALTIRSOIL, este ingenio, capaz de estimar la salinidad de los suelos de regadío mensualmente, ha sido  desarrollado para su aplicación en el ámbito de la Comunidad Valenciana (España), por lo que personalmente desconozco hasta qué punto pudiera ser útil en otros ambientes. También la sección enlaces muestra una compilación de otros sitios de Internet que pueden orientar a los interesados a recabar información adicional. Resumiendo, con independencia de su indudable interés regional, reitero que puede ser muy útil en general con vistas a aprender conceptos, el significado de muchos vocablos, y diversas prácticas de manejo relacionadas son la problemática de la salinidad en la agricultura. Os recomiendo pues que visitéis sitio.

Abajo os dejo la información que nos ha enviado a los socios de la SECS su secretaria Irene Ortiz-Bernat, así como la carta introductoria adjunta que explica esta interesante iniciativa. Mis felicitaciones por esta iniciativa a sus promotores.

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

Almacenamiento de carbono y profundidad del suelo


secuestro-de-carbono-y-perfil-del-suelo

Almacenamiento de carbono a lo largo del perfil del suelo. Fuente: USGS

Como ya os mostramos en varios post relacionados con el tema que tratamos hoy, y que son almacenados en nuestra categoría: “Biomasa y Necromasa en los Suelos”, la ciencia del cambio climático (por llamarla de alguna manera) comete un gravísimo error al restringir la estimación del secuestro de carbono tan solo a los primeros centímetros del perfil edáfico. Se me antoja increíble que, saltándose todos los cánones científicos e ir acumulándose evidencias en contra, se persista en la idea de que basta muestrear cómodamente con una azada la parte superficial del suelo, cuando en realidad así alcanzamos conclusiones rotundamente erróneas, como mostramos por enésima vez en la nota y resumen de un nuevo artículo de investigación que avala las tesis que mantenemos en esta bitácora. Reiteremos que las conclusiones del artículo son claras en este sentido, tras once años de experimentación. Si se extraen a partir de los 30 cm superficiales nos llevamos una idea equívoca, al compararla con los muestreos hasta casi un metro de profundidad (y en muchas ocasiones deberíamos alcanzar tanta como para sondear todo el solum, ya hablemos de dos, tres o más metros). No entraremos aquí a discutir de nuevo el dudoso efecto a escala global en lo referente a que al aumentar el anhídrido carbónico en la atmósfera aumentará su concentración en el edafoclima y así se producirán cambios que (…). Del mismo modo soslayamos la coletilla repetida ad nauseam (“que falta de imaginación”: ¡siempre lo mismo!) de que estos resultados deben ser contemplados en las futuras predicciones que ofrezca los nuevos modelos de cambio climático, ya que si se hace caso a tanto cantamañanas, los modelizadores deberían modificar sus juguetes varias miles de veces al año. También resulta descorazonador que los autores defiendan que la fertilización de CO2  expandirá el ciclo biogeoquímico de los suelos en profundidad, ya que lo que pudiera ocurrir en un sitio sabemos que necesariamente no es extrapolable a otros. La Unión Europea en un alarde de generosidad considera que debe muestrearse tan solo hasta los 40 cm (antes bastaban 20). Por mucho que se empecinen políticos borricos y algunos colegas holgazanes si deseamos saber el carbono orgánico  (por no hablar del inorgánico) que almacenan los suelos, debe considerarse la totalidad del solum. Todo lo  demás es tirar el dinero y publicar conclusiones que ya solo cabe calificar de deliberadamente falsas: o somos analfabetos, o tenemos deficiencias de comprensión lectora, o no leemos, o hace falta que nos den mil y una bofetadas para que aceptemos las evidencias científicas. Como decimos en España, “hasta el rabo todo es toro” ¿Lo entendéis?.

Juan José Ibáñez    

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,

Humedades, suelos hídricos, aguas residuales tratadas y epidemia de botulismo aviar


tablas_de_daimiel-fuente-ruralia

Las Tablas de Daimiel, el último ecosistema de tablas (Torralba de Calatrava – Ciudad Real) Fuente Ruralia

 Hubo un tiempo en donde en las llanuras de Castilla-La Mancha (el hogar de Don Quijote) numerosos humedales salpicaban el paisaje. Por desgracia, el azote del paludismo devino en que se desecaran muchos de ellos con vistas a erradicar a los mosquitos que actuaban como vectores de la enfermedad. Hace más o menos una década, cuando visitaba en un momento dramático la posible desaparición de los humedales del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, debido a la sequía, observé atónitamente indignado como en varios de los campos agrícolas que lo rodeaban el agua para el riego salía a raudales, mientras que la reliquia natural parecía avocada a fallecer de sed. Ya os comentamos en algunos post precedentes, del que el siguiente es un mero ejemplo, “El riesgo de las aguas residuales tratadas,” que los tratamientos descontaminantes al uso no eliminan todos los riesgos que suponen para el ser humano y la naturaleza la reutilización de este recurso (por ejemplo, la  contaminan los acuíferos y aguas embalsadas). Empero existen demasiados falsos brotes verdes que pretenden deliberadamente soslayar tales peligros. El Parque Nacional de las Tablas de Daimiel resulta ser un tipo de humedal muy singular y de gran interés estratégico para la conservación de la fauna aviar (Convenio Ramsar) en Europa. A algún político ignorante se le escurrió la deplorable idea de suplir la falta del líquido elemento que necesitan (y que en parte le es secuestrada por la política actual de este recurso y los polémicos  trasvases), con aguas residuales previamente recicladas. Y como veremos en la noticia que os mostramos hoy  (Un estudio muestra el riesgo de verter aguas residuales en los humedales) la solución propuesta puede generar un verdadero desastre ecológico. Con tal práctica se comienzan por eutrofizar las aguas, dando lugar a la anoxia de las mismas y los sedimentos lacustres subyacentes, que a su vez favorecen el botulismo aviar. Resumiendo, las aguas residuales tratadas, contaminan la cadena trófica, produciendo una gran mortandad en la fauna aviar, al margen de la indeseada eutrofización del humedal, que no deja der ser más que otro impacto ambiental indeseable por afectar negativamente al conjunto del ecosistema (vía botulismo, causado por el archiconocido  C. botulinum, a la par que una polución química que modifica la estructura de las comunidades de organismos acuáticos). La noticia que os ofrecemos hoy se encuentra lo suficientemente bien redactada como para que todos podías entender lo que sucede. Tan solo recordaros que gran parte de los sustratos de estas “Tablas” entrarían conforme a la WRB 2006/2007, en la categoría de los suelos hídricos. Espero mostraros muy pronto, en otro post, y con resultados propios, que este tipo de modificaciones de las clasificaciones edafológicas ayudarán a un mejor inventario del recurso suelo, y como corolario a dar un gran salto en la comprensión del paisaje y su biodiversidad. Os dejo pues con la noticia, que recomiendo leáis con atención.

Juan José Ibáñez

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , ,

Acuaponia: Sistemas Integrados de Producción Agronómica y Piscícola


acuaponia-def

Acuaponia. Colaje de imágenes Google. Personalmente prefiero los sistemas y productos de abajo que los de arriba. 

La noticia que deseamos comentar hoy me llamó la atención por la rotundidad de su título y primeros párrafos. Veámoslo: “Un proyecto de la Unión Europea aborda el reto de la seguridad alimentaria con un enfoque pionero y excepcional” “La capacidad para atender esta demanda se encuentra limitada por factores como el cambio climático y el uso de prácticas agrícolas insostenibles. Los artífices de un proyecto financiado con fondos europeos se proponen remediar, al menos parcialmente, este reto tan acuciante demostrando la viabilidad de un innovador sistema de acuaponia que hace posible una producción de alimentos sostenible y prácticamente sin emisiones nocivas. Se trata del proyecto (…)” ¿Novedoso? ¡No tanto! De hecho tal técnica comenzó a desarrollarse entre los años 70 y 90 del siglo pasado, si bien, posiblemente, se halla perfeccionado mucho en las últimas décadas. Sin embargo, incluso se utilizan ya en entornos caseros. ¿Prometedor?: ¡No lo dudo, tal vez!, aunque de revolucionario nada de nada. Puro márquetin empresarial.

Una introducción muy sencilla a la acuaponía la podéis encontrar en este documento, En este otro enlace se muestra una descripción un poco más técnica, aunque no mucho. Del mismo modo, debo retrotraerme al siguiente post para recordaros que en esta bitácora ya hemos defendido algunos aspectos de los sistemas integrados agricultura/piscicultura, aunque no se trate de acuaponia en sentido estricto: “Las Granjas del Futuro: Policultivos Suelos-Agua”. No obstante habría que retrotraerse a la etnoagricultura/etnoedafología con vistas a recordar que en ciertos sentidos las Chinampas Mexicanas, ya partían de este principio. Adelantemenos que existen dos aproximaciones radicalmente diferentes a la hora de consolidar estos sistemas productivos. El más clásico y ecológico deriva de incorporar la piscicultura a los predios agronómicos, mientras que el otro que ahora intenta consolidarse estriba en promover una agricultura/piscicultura industrial intensiva y rotundamente artificial. Este es el caso al que hace referencia la nota de prensa que hoy analizamos. Pero antes de reproducir la nota de prensa, os explicaremos algunos conceptos básicos haciendo uso de Wikipedia y la información proporcionada por otros sitios de Internet.

Como hemos comentado, hablamos de sistemas de producción vegetal que incorpora la producción de proteínas animales, haciendo uso preferentemente de los peces, si bien también pudieran incorporarse crustáceos y moluscos. Veamos que se nos dicen principalmente de los sistemas industriales intensivos (…)

Seguir leyendo »

Etiquetas: , ,

Peso, masa, densidad, rigidez y otras características del microcosmos que albergan los suelos


attogramos-en-el-suelo

Estimando el peso de una proteína del interior de una célula. Fuente: Biophotonics

En nuestra categoría “Biología y Ecología del Suelo”, hemos ido archivando numerosos post, la mayoría de los cuales nos hablan de la inmensa cantidad de criaturas microscópicas que alberga el medio edáfico. Del mismo modo, en la Categoría denominadas Componentes, Estructuras y Procesos, así como en la destinada a la Contaminación del Suelo, vamos incluyendo las de otros materiales de tamaños diminutos incluidas las nanopartículas. Los edafólogos nos enfrentamos al acuciante problema de extraer, clasificar y pesar etc., el universo de lo canijo que existe con una enorme superabundancia y diversidad en nuestro objeto de estudio. Empero el problema resulta ser enormemente complejo. Generalmente son muchos los colegas son de la opinión que el peso y volumen de estos objetos enormemente minúsculos puede despreciarse al compararlo con otros de mayor peso y tamaño. Sin embargo tal tópico impregnante en la literatura científica no se sostiene, a la luz de descubrimientos recientes. Por una lado, el número de partículas, ya sean biológicas, ya minerales crece potencialmente conforme disminuyen de tamaño, por lo que tal cantidad debería tender a balancear, al menos en parte, el tamaño. Por otro lado, como ya os expusimos en nuestra entrega, tamaño, forma abundancia y rugosidad,  tales variables parecen ser tan importantes como la composición, a la hora de dictar el comportamiento de los materiales, y por lo tanto de las partículas del suelo. En mi opinión se trata de uno de los mayores progresos que nos ha deparado el estudio de los denominados nanomateriales, e incluso la detección de organismos como los virus. Posiblemente algún día nos percatemos que soslayar tal hecho nos impide progresar en el conocimiento de lo que realmente son los suelos. Pues bien la noticia que os ofrecemos hoy, no relacionada directamente con el mundo de la edafología, nos informa de que ya se ha ido desarrollando la tecnología y el instrumental como para comenzar a estudiar lo más canijo entre lo canijo, hasta el nivel de los attogramos (la trillonésima parte de un gramo). Hoy por hoy muchos de nosotros no dispondremos de la infraestructura e instrumentación necesaria como para iniciar tales indagaciones, aunque quizás algunos escasos privilegiados sí. Todo es cuestión de tiempo. Conforme se comercialicen y vendan más y más equipos de esta guisa, irán bajando sus precios en el mercado,  siendo al mismo tiempo más fáciles de utilizar y versátiles. Y entonces ya no habrá escusas. Me intriga sobremanera lo que entonces descubriremos. Quizás nos percatemos que debamos cambiar muchas concepciones preconcebidas a cerca de la estructura, dinámica y diversidad y complejidad del sistema suelo. Os dejo pues con la noticia……..

 Juan José Ibáñez 

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , ,

Ecosistemas sin microorganismos del suelo: ¿Cuál sería el resultado?


bosque-roko-crenobil-blog-abadia-aljarafe

El Bosque Rojo de Chernóbil. Fuente: Blog Abadia Aljarafe

La tragedia del accidente de la Central nuclear de Chernóbil  (hace más de 25 años) ha dado lugar a que los científicos puedan testar que ocurre en un ecosistema cuando las comunidades microbianas del suelo y otros organismos descomponedores desaparecen. En realidad, no se trata de una erradicación absoluta. Sin embargo es lo suficiente grave como para monitorizar que ocurre cuando son severamente diezmadas. La Noticia que os expondremos hoy resulta ser bastante ilustrativa, por lo que merece la pena leerla detenidamente. En esta introducción tan solo esbozaremos algunos rasgos. Troncos que apenas se descomponen, ciclos biogeoquímicos severamente alterados hojarasca que se acumula sobre los horizontes órgano-minerales del suelo, etc. Todo ello redunda en un mayor riesgo de propagación de los incendios forestales y la de la propia radioactividad allí acumulada hacia ecosistemas más o menos colindantes. Por todo ello, la falta/ralentización en el reciclado de nutrientes impide o frena que crezca adecuadamente nueva vegetación, alterando toda la cadena trófica y la sucesión ecológica. Hablamos del conocido Bosque rojo o “red forest”.

El análisis, aun siendo interesante, “parece” (por el contenido de la nota de prensa) que no han sido analizadas las comunidades biológicas del suelo, sino tan solo las repercusiones en lo concerniente a la descomposición de la materia orgánica vegetal, ya que la animal debe brillar por su ausencia. Cuando en un ecosistema desaparece o se diezma el metabolismo del suelo, su reciclado también queda severamente dañado, convirtiéndose en otro que podemos llamar “vertedero”, es decir repleto de residuos. ¡Tremendo!. Podéis seguir leyendo el estudio detenidamente más abajo.

Era de esperar, lo previsto, si bien al leerlo uno sigue pensando que las tecnologías humanas actuales son más peligrosas que las propias guerras y enfermedades convencionales (no se habla en el texto los gravísimos y a menudo mortíferos efectos de la radiación sobre la población humana que he leído y visionado en documentales televisivos). Ya veremos que ocurre en amplias zonas agrícolas de Japón, tras el accidente nuclear de Fukushima. Prefiero no pensarlo.

Juan José Ibáñez  

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , , , ,

El Cultivo de Leguminosas y la Rotación de Cultivos: ¿Un Mundo Perdido?


legumimosas-nutricion-organica-de-los-suelos

Cultivo de leguminosas: Fuente: Nutrición orgánica de los suelos Guía de Jardinería

Desde hace muchas décadas se sabe y recomienda practicar la rotación de cultivos, por ejemplo entre cereales y leguminosas. Más aun el conocimiento campesino, de una u otra forma era consciente de las ventajas de tal práctica. Y así, por ejemplo, comienza Wikipedia señalando sobre este asunto: “La rotación de cultivos consiste en alternar plantas de diferentes familias y con necesidades nutritivas diferentes en un mismo lugar durante distintos ciclos, evitando que el suelo se agote y que las enfermedades que afectan a un tipo de plantas se perpetúen en un tiempo determinado”, La rotación de cultivos ya sea convencional ya en de cobertera (es decir los destinados a preferentemente a mejorar la fertilidad del suelo) han sido llevadas en la mayor parte del planeta, siendo respaldadas y fomentadas por la FAO. En consecuencia se me han puesto los ojos como platos cuando he leído la noticia que os proporciono hoy del estado de la cuestión en Europa. Tengamos en cuenta que las leguminosas son una fuente de proteínas vegetales formidable (ricas en fibras, oligoelementos y bla, bla, bla), a la par que fijan nitrógeno atmosférico en el suelo, uno de los factores limitantes para el desarrollo de las cosechas. Más aun, su consumo resulta ser una parte especial de la afamada dieta mediterránea (Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad), una de las más saludables del mundo, según los expertos. Pues bien, cogiditos de la mano, la industria agroalimentaria y las descerebradas mentes (¿iluminadas?, perdón) de la PAC (Política agraria común), ahora resulta que en su mayoría van destinadas al consumo de ganado (¡Qué engorde!, ¡que engorde!). habiéndose reducido la extensión de su cultivo en Europa hasta un 2%, cifra muy inferior a los de China y América, por ejemplo. En consecuencia, ahora las autoridades comunitarias, como siempre: “tarde, mal y nunca”, se han percatado de su nuevo error (el enésimo, ya que perdí la cuenta) y prometen fomentar su cultivo sustentable y con bajos insumos de agroquímicos. Resumiendo se pretende demoler una política estúpida y retornar a un pasado que en la noticia la confunden con el futuro ( LEGumes for the Agriculture of Tomorrow) ¿?. ¡Mentes iluminadas!, eso sí añadiendo genómica y bla, bla, bla, cuando lo que debíamos estar investigando es preservar las múltiples variedades que atesoramos en Europa, por no hablar del resto del mundo.  ¡Dejar de tocar los genes y comer un buen plato de lentejas a ver si se os aclaran las ideas! Una de dos, o nuestros prebostes de la PAC y otras instituciones, se olvidan de las leguminosas por consumir comida basura, o simplemente por lo contrario, es decir el caviar. No puedo dejar de blasfemar ante tanta estupidez. Prefiero que leáis la noticia y nos demos cuenta de hasta qué punto los que gobiernan perdieron la cabeza decenios atrás. Hace no mucho tiempo, en otra noticia y sobre otro asunto, el entrevistado argumentaba “lo que de nuevo deja constancia de que Europa ya no queda vida inteligente”.  Pero reitero que leías la noticia (abajo) ya que habla por sí sola. En el mediterráneo siempre se cultivaron las leguminosas y si hoy en día no ocurre lo mismo, es el resultado de los interesas de la agroindustria y el descerebramiento de nuestros gestores. ¡Son lentejas!, como decíamos por aquí, tras la postguerra civil española, ya que era, a menudo, lo único que había para alimentarse. Y por eso mismo, quizás ahora hablemos tanto de sobre peso y que la comida moderna enferma.

Juan José Ibáñez y ¡Son lentejas! ¡Son riquísimas! ¿Sabía usted?. Pero ellos, nuestros políticos europeos prefieren las insalubres chuches y así nos va.

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , , ,

Kastanozems en Europa (Suelos de Estepas Secas)


kastanozem-europa-mapa-nuevo

Los Kastanozems en la Mancomunidad de países que forman la Unión Europea (UE) cubre muy exiguas extensiones, aproximadamente unos 3,500 km2, menos del uno por mil de sus recursos edáficos. No obstante su abundancia aumenta considerablemente en dirección al este del continente, por donde se penetra en la parte más oriental de las estepas secas euroasiáticas. Por lo que respecta a su cartografía, en la UE resulta ser el suelo dominante en once polígonos (este de Rumanía),  apareciendo como asociado en tres (Alemania) y como inclusión en 88 (Portugal y Grecia). Aunque no se encuentre en la base de datos de la UE, en España también hace acto de presencia. Tres son los tipos de suelos de este Grupo de suelos de referencia de la FAO que pueden localizarse en la mantada mancomunidad de países: Kastanozems cálcicos (95% y 3343 Km2), Kastanozems háplicos (1,5% y 46 Km2) y Kastanozems lúvicos (3,5% y 143 Km2). Los Kastanozems Cálcicos se ubican preferentemente en Rumanía y Grecia, mientras que todos los que se encuentran en Alemania son háplicos y Los Lúvicos en Portugal y España.  Por regiones biogeográficas, en el continente europeo son especialmente abundantes en el cinturón estepario (15,13%) y en menor medida en la del Mar Negro (2,33%).  También aparecen ocasionalmente (extensiones minoritarias) bajo ambientes mediterráneos, y alpinos.  En el resto de Europa, no aparece ningún tipo de suelos adicional conforme a los datos que nosotros disponemos.  

kastanozem-europa-bueno 

Kastanozems en la Unión Europea. Fuente: Buró Europeo de Suelos

 Como ya mentamos en otros post precedentes, este edafotaxa se forma principalmente en los pastizales de talla corta de las regiones Estépicas áridas del mundo, siendo especialmente representativo en las grandes llanuras de USA, México, y Pampas de Suramérica y estepas euroasiáticas, abarcando unos 4.65 millones de Km2. Se trata de suelos  con un horizonte superficial profundo y oscuro debido a la acumulación de materia orgánica, un pH elevado y otra acumulación subsuperficial de carbonato cálcico dentro de los 100 cm del perfil, estimados desde su superficie. La morfología de estos suelos no difiere mucho de la que atesoran los Chernozems (edafotaxa representativo de las praderas septentrionales estépicas más húmedas y frías) meridionales de la masa de tierras euroasiática. No obstante, hacia el sur el color del horizonte orgánico-mineral se torna más claro, al aumentar el déficit de agua estacional y las temperaturas, que fomentan la descomposición de la materia orgánica. Estas últimas circunstancias acaecen en el Sur y SE de Europa conforme nos acercamos al dominio de los Calcisoles representativos de los ambientes semiáridos y áridos.

Seguir leyendo »

Etiquetas: , , ,