Desde este blog pretendemos que la lectura sea una fiel compañera/o de nuestras vidas. Recomendamos libros, pero no tienen porque ser esos. Hay otros que son igual de válidos, más incluso y sobre todo mas cercanos al mundo que cada libro nos acerca.

El otro día recuperé el catálogo de una exposición que se hizo hace ya varios años en Madrid (España), en la que el libro era el protagonista, pero no el de ahora, sino el de siglos pasados. Se tituló: “Creadores del libro. Del Medievo al Renacimiento”. Y como subtítulo rezaba: Patrimonio Bibliográfico de las Bibliotecas Públicas del Estado.

Allá por el año 1994, fecha de la exposición, el libro tenía otros valores. De ellos quiero recoger una definición del mismo. Se titula “¿Qué es el libro?” y es un texto medieval de un códice de la Biblia de Toledo que ofrece una de las mejores definiciones descriptivas del libro hasta ahora conocidas. Lean y disfruten:

¿Qué es el libro?
El libro es lumbre del corazón;
espejo del cuerpo;
confusión de vicios;
corona de prudentes;
diadema de sabios;
honra de doctores;
vaso lleno de sabiduría;
compañero de viaje;
criado fiel;
huerto lleno de frutos;
revelador de arcanos;
aclarador de oscuridades.
Preguntado responde,
y mandado anda deprisa,
llamado acude presto,
y obedece con facilidad.
Compartir:

2.462 comentarios

  1. El libro es una manera de dar rienda suelta a la imaginación para crear historias con las palabras capaces de entretener a todo aquel que tenga tiempo para embarcarse en el arte de la lectura. También es una forma de evadirnos de esta realidad para desplazarnos a otra completamente diferente que solo tiene como límite la imaginación de uno mismo. Por último, también es capaz de transmitir información de generación en generación, ya que aquello que queda escrito perdura mucho más en el tiempo que lo que se transmite de boca en boca.

  2. Un libro podría parecer simplemente un objeto sobre el cual volcar nuestras ideas, expresadas en palabras y uniéndolas entre sí. Reducido a lo más simple podría serlo, pero es mucho más, se trata de poner tus ideas, tus pensamientos, de expresar tus sentimientos, uniéndolos entre sí, dándole coherencia al texto, de manera que el lector consiga meterse dentro del libro gracias a que empatice y coincida con lo que le estas contando.

  3. Un libro es una aventura, sumergirse en un mundo nuevo. Es una gran fuente de información. Libros hay de muchos tipos, pero todos tienen en común el gran aprendizaje que se puede sacar de ellos, aunque no sea para lo que principalmente se escribieron. Además los libros son una forma de compartir conocimientos, ideas o emociones. La belleza de leer un libro no se encuentra en cualquier otro entretenimiento.

  4. El libro es un portal hacía la sabiduría y el entretenimiento, cuando te sumerges en sus textos eres capaz de ser otra persona, sufrir o amar como si fueras el personaje principal. Pero lo más importante que nos puede transmitir un libro es el aprendizaje, ya no solo por su contenido que puede estar lleno de mil datos e historias interesantes, sino porque es capaz de perfeccionar nuestro vocabulario tanto oral como escrito. El libro es el arma más poderosa de los humanos.

  5. Un libro es un portal a una nueva historia y un instrumento de fomento de la imaginación, pues tanto los personajes como los escenarios son únicos para cada lector o lectora. En un libro puedes encontrar un momento de desconexión, información para mejorar tus capacidades e incluso encontrar la ayuda o el consuelo en un momento de agonía vital.

  6. No podemos decir que un libro son simplemente historias escritas en diferentes páginas, un libro es mucho más. Es la alegría de adquirirlo y esa ansia de empezar a leerlo, el tiempo que compartimos con él, lo que nos engancha, la unión que creamos hacia su universo de fantasía y realidad. Es cultura y enriquecimiento, un libro lo es todo para la humanidad.

  7. Un libro es un modo de plasmar de manera imperecedera acontecimientos, ya sean presentes o pasados, pertenezcan a la realidad, o sean producto de la imaginación. Es un modo de recopilar conocimientos y transmitirlo a generaciones venideras. Los libros evaden al lector de la realidad, son aquellos escritos capaces de generar emociones y levantar la curiosidad hacia nuevos aprendizajes.

  8. Un libro es una historia, como la tuya o tal vez la mía. Un libro no tiene porqué estar publicado, un libro es un libro y ninguna definición le hará justicia jamás. Un libro es pasión, es rabia, es refugio y cárcel al mismo tiempo cuando no te deja irte y hacer otras cosas. Un libro son textos que estamos dispuestos a leer. Un libro es como una persona, los hay buenos y malos pero no hay uno solo que esté sumido en el anonimato. Un libro eres tú y un libro soy yo.

  9. Aparentemente, un libro solo es una tapa de cartón con unas cuantas páginas. Más allá de eso, un libro es lo que usas cuando estás triste y quieres animarte, cuando estás feliz, cuándo necesitas información de ayuda para tus estudios, cuando necesitas viajar a otra realidad, cuando quieres vivir una historia de amor, terror… el mejor regalo que le puedes hacer a alguien.

  10. El libro es el lienzo de las palabras que uno quiere contar, sus sentimientos, sus pensamientos o sus memorias. Es todo aquello que uno quiera expresar; como la imaginación, no tiene final. Un libro acepta todas las palabras que existen y las que quedan por existir. Un libro puede durar hasta el fin de los tiempos, en copias o en la memoria de aquel que alguna vez lo leyó. Un libro es un pedazo de historia ficticia o no, que una vez escrita jamás podrá ser borrada.

  11. Reflexiones sobre el artículo de Laura Montero Carretero sobre “tecnologías globales” en el
    ABC EMPRESAS, del Domingo 13 de Marzo de 2022
    Laura, hay profesionales preocupados, (y ocupados), por encontrar solución a los problemas actuales de “pobreza energética” y a los que se vislumbran en el horizonte próximo del
    “cambio climático”. Mucho más silenciosas y graves que una pandemia sanitaria
    Pues bien, como muestra de que alguien lleva más de 40 años preocupado y ocupado en resolver esos problemas, por iniciativa y cuenta propia, te adjunto un resumen de una
    publicación en marcha, de lo que puede ser una solución definitiva, efectiva y económica,
    si al fin se resuelvan o no se resuelvan la totalidad de resoluciones en trámite avanzado, de
    las solicitudes de patente sobre una “energía global”
    Siempre queda el recurso del dominio público, aparte de la concesión de Sudáfrica.
    Al tratarse de 122 páginas te agradecería tu dirección de correo electrónico para enviarte el archivo correspondiente, en “power Point”.
    Y después espero tu opinión sobre la alternativa que te expongo. Solamente se necesita
    voluntad y decisión de actuar sin demora.
    Pongo todas las iniciativas imaginables a tu disposición, para meditar y publicar.
    Un cariñoso saludo
    Adolfo González Pérez
    Dr. Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos (promoción 1960)
    móvil, 609616453
    e-mail, gseolica@gmail.com

Deja un comentario