María Eugenia Monge. Investigadora Adjunta de CONICET y responsable del Grupo de Espectrometría de Masas Bioanalítica del Centro de Investigaciones en Bionanociencias (CIBION).

María Eugenia Monge. Investigadora Adjunta de CONICET y responsable del Grupo de Espectrometría de Masas Bioanalítica del Centro de Investigaciones en Bionanociencias (CIBION).


"Fue durante el período del doctorado que descubrí mi pasión y compromiso por la investigación"

Entrevista a Dra. María Eugenia Monge. Investigadora Adjunta de CONICET y responsable del Grupo de Espectrometría de Masas Bioanalítica del Centro de Investigaciones en Bionanociencias (CIBION).

¿Cómo nació tu vocación científica? ¿Cuándo y por qué decidiste que querías ser científica?

Mi vocación nació desde chica queriendo conocer la composición de los objetos de uso cotidiano. Me interesaba saber de qué estaban hechos los objetos, los alimentos y los seres vivos y por eso decidí estudiar Química. Mis primeros pasos en investigación los di en el grupo de la Dra. Rosa Erra-Balsells, cuando aún era estudiante universitaria. Una vez que obtuve el título de Licenciada en Ciencias Químicas de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA), decidí realizar la carrera de doctorado en el área de química inorgánica, analítica y química física en la UBA con la dirección del Dr. Martín Negri. Fue durante el período del doctorado y a raíz de mi primera estadía de investigación en el grupo de investigación de la Dra. Donatella Bulone en el Instituto de Biofísica de Palermo (Italia) que descubrí mi pasión y compromiso por la investigación. Durante mi formación posdoctoral también tuve el privilegio de trabajar con científicos brillantes como Christian George y Facundo Fernández que fueron estímulos y ejemplos en mi carrera. Esa vocación se concretó de alguna forma cuando en 2010, el Dr. Pedro F. Aramendía, director del CIBION, me contactó con una propuesta y un desafío muy interesante para volver al país y reincorporarme en 2014 al sistema científico nacional luego de haber vivido casi 6 años en Europa y Estados Unidos.

¿A qué te dedicas? Adentro y afuera del laboratorio.

Trabajo en un área de investigación conocida con el nombre de metabolómica utilizando una herramienta llamada espectrometría de masas. La metabolómica es la ciencia que estudia las moléculas pequeñas presentes en sistemas biológicos y los espectrómetros de masas actúan como lupas que nos permiten detectar concentraciones muy bajas de miles de estos compuestos en diferentes tipos de muestras complejas como, por ejemplo, una muestra de sangre o una muestra de agua de mar. Uno de los objetivos que perseguimos en el grupo de investigación es el descubrimiento de potenciales biomarcadores para la detección temprana de enfermedades como el cáncer analizando muestras de suero de pacientes. También estudiamos el efecto de la composición química de muestras de agua de mar en la generación de partículas de aerosoles atmosféricos implicados en el cambio climático. Además, realizamos análisis de muestras complejas, como puede ser un medicamento para determinar su composición y su calidad. En el laboratorio tenemos varios proyectos de investigación en curso y además realizamos servicios a la comunidad científica y a la industria nacional.

Afuera del laboratorio me dedico a jugar con Maite, mi hija de 4 años. Alterno constantemente entre mi rol de mamá e investigadora. Cuando ella se duerme, sigo trabajando desde mi casa. También me gusta viajar, practicar yoga, nadar, cantar y divertirme con mi familia y amigos.

¿Qué opinan las personas cuando se enteran que trabajas en un laboratorio? ¿Cuál crees que es la opinión general de los ciudadanos acerca cómo son y a qué se dedican los científicos?

Actualmente, las personas se entusiasman cuando se enteran que trabajo en un laboratorio de investigación y me suelen hacer muchas preguntas referidas a mi trabajo pero recuerdo que cuando inicié la carrera de doctorado en 2002 a la gente le parecía raro, disparatado y hasta inútil mi trabajo. Afortunadamente, creo que progresivamente se fue acortando la brecha que existía en Argentina entre la comunidad científica y los ciudadanos y hoy la gente valora nuestra profesión. Creo que la gente considera que los científicos somos personas que amamos nuestro trabajo y tratamos de contribuir con un granito de arena a mejorar la calidad de vida de la sociedad, aportando nuevo conocimiento y soluciones.  

¿Qué tienes para decirle a los jóvenes para incentivarlos a seguir una carrera científica? 

Que la curiosidad y la creatividad no tienen límites en la ciencia y que la satisfacción que produce una pequeña contribución es enorme. Las carreras científicas son largas pero al final del camino siempre hay luz.

¿Recibiste beneficios de iniciativas europeas en tu carrera científica? ¿Cómo te parece que es la colaboración científica entre Europa y Argentina?

He recibido beneficios de iniciativas europeas a lo largo de mi carrera científica desde mi formación doctoral hasta la actualidad. En 2002, al iniciar mi doctorado, recibí una beca del Interuniversity Consortium Chemistry for the Environment con fondos de la Unión Europea para participar de la 5ta Escuela de posgrado de Verano de Química Verde, que tuvo lugar en la Universidad Ca’ Foscari, Venecia, Italia. En 2004, durante mi doctorado tuve la oportunidad de realizar mi primera estadía de investigación en Europa en el grupo de investigación de la Dra. Donatella Bulone en el Instituto de Biofísica de Palermo del Consiglio Nazionale delle Ricerche (CNR), Italia, con financiamiento europeo. En 2006, realicé una estadía de investigación de 2 meses en la Universidad de Amberes a través del proyecto MEDIS Alfa II-0547-FCD del sexto round del Programa Alfa de la Unión Europea, en el que participaba mi director de tesis. En 2007, realicé una estadía posdoctoral de 3 meses nuevamente en el Instituto de Biofísica de Palermo, CNR, bajo la dirección del Dr. Pier Luigi San Biagio, con financiamiento de un proyecto de la región de Sicilia. Asimismo, entre 2008 y 2012 trabajé 3 años y medio en el grupo de investigación del Dr. Christian George en el IRCELYON, Centre National de la Recherche Scientifique (CNRS), Francia. Actualmente, soy el representante científico por Argentina de uno de los proyectos de intercambio RISE financiados por el programa Horizonte 2020 en el marco de una acción Marie Slodowska-Curie, denominado MARSU (del inglés MARine atmospheric Science Unravelled: analytical and mass spectrometric techniques development and application, http://marsu.era-orleans.org/), en el cual el CIBION participa como partner y cuyo coordinador en Europa es el Dr. Abdelwahid Mellouki (ICARE-CNRS, Francia). A través de este proyecto, 2 becarios posdoctorales de mi grupo de investigación y un profesional de la carrera de CPA en CIBION han realizado estadías de investigación en Francia y Alemania entre 2016 y 2018. De la misma forma, hemos recibido en CIBION al Dr. Christian George subdirector de IRCELYON-CNRS y a un estudiante de doctorado y una becaria postdoctoral, ambos miembros de su grupo de investigación en Francia. La colaboración científica entre Europa y Argentina es muy sólida. Por lo tanto, es importante que se asegure la estabilidad de los proyectos de investigación en curso y se promueva el desarrollo de nuevos proyectos de investigación en colaboración.

¿Qué opinas sobre la iniciativa de la Noche Europea de los Investigadores? ¿Cómo valoras que su objetivo fundamental sea acercar la figura del investigador a los ciudadanos y fomentar las vocaciones científicas y el espíritu emprendedor entre los jóvenes?

Me encanta la iniciativa. La conocí en 2014 a través de mi hermana Alejandra que vivía en Perugia, Italia, quien ha participado de esta iniciativa a través de organismos regionales que articulan los proyectos europeos con los centros de investigación italianos. Creo que su objetivo es fundamental para acercar la ciencia a la sociedad y fomentar las vocaciones científicas en los jóvenes. La ciencia se fomenta desde la primera infancia a través de la curiosidad y el juego. Por eso me alegra que este año se realice la actividad en Argentina con sede en el Centro Cultural de la Ciencia, que es un lugar perfecto para centralizar este tipo de jornadas.

¿En qué consiste la actividad que organizas en esa jornada y cuál es su objetivo?

La actividad consiste básicamente en mostrar a los ciudadanos de qué se trata un laboratorio de investigación en el cual utilizamos una herramienta muy versátil como es la técnica de espectrometría de masas. Para ello, organizamos visitas guiadas al Laboratorio de Espectrometría de Masas Bioanalítica del Centro de Investigaciones en Bionanociencias (CIBION). Las visitas serán llevadas a cabo por becarios, investigadores y personal de la carrera de CPA del CIBION, unidad ejecutora de CONICET, que participa como partner del proyecto MARSU.

¿A qué tipo de público se dirige?

Se dirige a todo tipo de público.

¿Por qué elegiste participar en la Noche?

Porque considero que es clave la divulgación científica para devolver a la sociedad de alguna forma la formación recibida a través de la educación gratuita en la Universidad Pública y para demostrar que vale la pena que el estado invierta en ciencia y educación, algo que en otros países es una obviedad hace tiempo.

 Por último, ¿Crees que la sociedad necesita más científicos? ¿Por qué y cómo te parece que se lograría ese objetivo?

Creo que la sociedad siempre va a necesitar científicos. Para ello es importante que existan políticas públicas estables y sólidas que promuevan el trabajo científico, lo cual incluye financiamiento sostenido en el tiempo destinado tanto a los recursos humanos como al mantenimiento y mejora de infraestructura e insumos, que aseguren la calidad de las investigaciones científicas para que seamos competitivos a nivel mundial. También creo que debe acortarse la brecha entre la inserción laboral en el ámbito público y privado, y este último debe promover la incorporación de científicos en su planta profesional.  En ese sentido, creo que se tiene que promover el fortalecimiento de I+D en el sector público y productivo.

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.
Los datos personales recogidos en este formulario serán tratados de conformidad con el nuevo Reglamento Europeo (UE) 2016/679 de Protección de Datos. La información relativa a los destinatarios de los datos, la finalidad y las medidas de seguridad, así como cualquier información adicional relativa a la protección de sus datos personales podrá consultarla en el siguientes enlace www.madrid.org/protecciondedatos. Ante el responsable del tratamiento podrá ejercer, entre otros, sus derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación de tratamiento.