El SARS-CoV-2 circuló de forma latente en China desde octubre

Un estudio revisa la conjunción única de eventos que permitieron la expansión global de este nuevo coronavirus, que muestra un largo período de incubación, un elevado número de casos asintomáticos y una alta movilidad internacional

El coronavirus SARS-CoV-2, causante de la pandemia de COVID-19, ya circulaba de forma latente y silenciosa en Wuhan en octubre y se propagó "de manera estocástica y sin mostrar signos epidémicos", según las conclusiones de un estudio en el que han participado biólogos de la Universidad de Barcelona (UB).

El trabajo, que publica la revista 'Frontiers in Medicine', defiende que, aunque oficialmente el brote de SARS-CoV-2 se presentó de manera imprevisible en el mercado popular de animales salvajes de Wuhan (China) en diciembre de 2019, los estudios filogenéticos indican que el coronavirus circulaba en fase de latencia ya desde octubre en esa ciudad de la provincia china de Hubei.

"En esta fase de latencia, la infección siguió su curso silencioso", según el equipo de investigadores, formado por Jordi Serra-Cobo y Marc López, de la Facultad de Biología y del Instituto de Investigación de la Biodiversidad (IRBio) de la UB; Roger Frutos, del Centro de Cooperación Internacional en Investigación Agronómica para el Desarrollo (CIRAD, Francia); y Christian A. Devaux, del Centro Nacional para la Investigación Científica (CNRS).

El estudio revisa la conjunción única de eventos que permitieron la expansión global de este nuevo coronavirus, que muestra un largo período de incubación, un elevado número de casos asintomáticos y una alta movilidad internacional.

Según Serra-Cobo, para que una enfermedad infecciosa se disperse, deben cumplirse tres condiciones: el patógeno debe ser capaz de infectar y reproducirse en humanos, debe poder entrar en contacto con personas a través de un reservorio natural, y debe ser propagado a través de un amplio circuito social.

En el caso de la COVID-19, todas las condiciones exigidas coincidieron en Wuhan a finales de 2019.

Alineación de planetas en Wuhan

Según los autores, la aparición de la COVID-19 es el resultado de una excepcional "alineación planetaria", es decir, una coincidencia específica de factores biológicos y sociales que permitieron que surgiera y se expandiera por todo el mundo.

"Lo que desencadenó la epidemia es la aparición simultánea de dos celebraciones importantes en el mismo lugar -la gran fiesta de la familia y el año nuevo chino-, que pusieron en contacto a muchas personas con otros inicialmente infectadas, lo que proporcionó la fase de amplificación necesaria", según los autores, que indican que "otro paso clave fue la movilidad".

Según Serra-Cobo, "no se puede hacer nada para evitar la circulación de coronavirus en estado salvaje, es decir, durante el ciclo selvático".

El biólogo ha recordado que "las alteraciones ambientales y la antropización de los sistemas naturales inciden en la pérdida de hábitats y de biodiversidad, inciden en la dinámica de las especies reservorio de patógenos e incrementan la probabilidad de que infecten a la especie humana".

El profesor defiende que es fundamental prohibir la tenencia y uso de especies protegidas y ofrecer alternativas para evitar el impacto del mercado negro de fauna salvaje.

"Incluso si el brote de SARS-CoV-2 se originó de manera inesperada en Wuhan, se habría podido evitar", opinan los autores, que recuerdan que los inicios de esta pandemia son comparables con las de brotes anteriores de coronavirus, por ejemplo, el síndrome respiratorio de Oriente Medio o MERS, conocidas por la comunidad científica internacional.

"Habrá otras pandemias. Es sólo una cuestión de probabilidad y de tiempo. Actualmente, el riesgo de emergencia es mayoritariamente de coronavirus, arbovirus y virus de la gripe", alertan los autores del estudio, que recomiendan "un esfuerzo internacional y que los gobiernos puedan prever y se preparen para detener la próxima pandemia en su punto de origen".

Comentarios

Interesante artículo de opinión, que no de investigación, al que aquí se hace referencia. Esto tiene dos connotaciones importantes. la primera es que no aporta ningún conocimiento nuevo, sino que se basa en artículos de investigación publicados previamente (en esto coincide con un artículo de revisión) y la segunda es que puede permitirse ser especulativo (en esto difiere de un artículo de revisión). Tengámoslo, pues, en cuenta como lo que es, una opinión interesante. En este asunto del coronavirus se están confundiendo peligrosamente artículos de investigación publicados en revistas científicas tras un proceso de revisión por pares, manuscritos enviados a publicación no sometidos (aún) a revisión por pares, revisiones en revistas científicas, artículos de opinión en revistas científicas.................. E incluso artículos de opinión en prensa no especializada. Todo esto está muy bien, pero a cada cosa hay que darle el peso que le corresponde.

Estoy completamente de acuerdo con el comentario de J.E. Echevarría, en su fondo y en su forma. Me llamó mucho la atención la noticia pero no creo que se puede afirmar nada de eso desde Barcelona sin trabajo de campo en Wuham. La información titular de 'estado latente en China' y apuntar a esas celebraciones (la gran fiesta de la familia y el año nuevo chino) en concreto no hace más que generar mucha confusión al confundir publicaciones de opinión con investigaciones reales (datos objetivos). Nada se dice p.ej. de los VII Juegos Mundiales Militares celebrados en Wuham precisamente en octubre de ese año y podría (pura especulación) justificar la rápida expansión mundial

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..