Una red de CubeSats para investigar las tormentas de partículas solares

Un conjunto de seis naves espaciales, ninguna más grande que un horno microondas, nos ayudará a comprender algunos rasgos de conducta de nuestra estrella más cercana y a proteger mejor a los astronautas que viajen más allá de las inmediaciones de la Tierra.

El proyecto es de la NASA y su objetivo es estudiar cómo el Sol genera y lanza al espacio interplanetario sus gigantescas tempestades espaciales, conocidas como tormentas de partículas solares. Esta información no solo permitirá conocer mejor cómo funciona ese mecanismo de influencia del Sol sobre el medio interplanetario, sino que en el futuro puede ayudar a proteger a los astronautas que viajen a la Luna y a Marte, al proporcionarles una mejor información sobre cómo la radiación del Sol afectará al entorno espacial por el que deban viajar.

La nueva misión, llamada SunRISE (Sun Radio Interferometer Space Experiment), se basará en un conjunto de seis naves del tipo CubeSat, operando como un radiotelescopio muy grande.

SunRISE está dirigido por Justin Kasper en la Universidad de Michigan en Ann Arbor y administrado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA en Pasadena, California, todas estas entidades en Estados Unidos.

El diseño de la misión se basa en seis CubeSats alimentados por energía solar que escrutarán emisiones de baja frecuencia de la actividad solar. Los seis realizarán simultáneamente sus observaciones, en ondas de radio. La Red de Espacio Profundo de la NASA se ocupará de recopilar estas observaciones.

Los CubeSats de esta constelación volarán separados uno de otro por menos de 10 kilómetros. Operar por encima de la atmósfera de la Tierra les permitirá eludir el bloqueo que esta ejerce en las señales de radio que son el objetivo de observación de SunRISE.

Juntos, los seis CubeSats crearán mapas en 3D para señalar en que zonas del Sol se originan los estallidos gigantes de partículas y cómo evolucionan a medida que se expanden hacia el espacio. Esto, a su vez, ayudará a determinar qué inicia y acelera estos gigantescos chorros de radiación.

Las seis naves también trabajarán juntas para cartografiar, por primera vez, el patrón de las líneas de campo magnético que desde el Sol se extienden por el espacio interplanetario. 

Añadir nuevo comentario

Para el envío de comentarios, Ud. deberá rellenar todos los campos solicitados. Así mismo, le informamos que su nombre aparecerá publicado junto con su comentario, por lo que en caso que no quiera que se publique, le sugerimos introduzca un alias.

    Normas de uso:  
  • Las opiniones vertidas serán responsabilidad de su autor y en ningún caso de www.madrimasd.org  
  • No se admitirán comentarios contrarios a las leyes españolas o buen uso.  
  • El administrador podrá eliminar comentarios no apropiados, intentando respetar siempre el derecho a la libertad de expresión.  


CAPTCHA de imagen
Introduzca los caracteres mostrados en la imagen.

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Publicar los comentarios recibidos y conocer el interés que suscita el boletín por áreas geográficas. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de favorecer la participación y el debate en el ámbito de la tecnología, la ciencia y la innovación, y en atención a su solicitud. Comunicación de datos: Su comentario es publicado al pie de la noticia junto con su nombre o alias. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..