Células madre como obreros óseos…

Un equipo de médicos del Hospital San Carlos de Murcia y del Gregorio Marañón de Madrid han tratado un grave trastorno óseo con células madre en una sola operación y menos de dos horas…

 

Las aplicaciones de la terapia celular con base, en este caso, en células madre adultas, sigue cosechando “boletos para la rifa del bienestar humano”. Los médicos Pedro Luis Ripoll, Mariano de Prado y Javier Vaquero han tratado, en una sola operación muy poco traumática, una necrosis de la cabeza femoral de un paciente de 45 años, mediante la extracción de sus propias células madre de médula ósea (no he podido averiguar si hematopoyéticas o mesenquimales), concentración y reimplantación.

El proceso en sí no es novedoso: desde hace años, sin contar con los trasplantes de médula ósea en casos de leucemia, se están aplicando células madre, de origen adulto (de momento…) en terapias celulares. Sin movernos de casa, tratamientos de cardiopatías, en Navarra o Valladolid, fístulas perianales, en Madrid o tratamientos de pseudoartrosis, en Barcelona (estos últimos, a partir de células obtenidas de liposucción) son algunos de los ejemplos actuales de esta novedosa técnica… Sin embargo, en el presente caso, todo el tratamiento se ha llevado a cabo en una sola operación: desde la extracción de las células, purificación y vuelta al paciente; en menos de 2 horas. Desde el punto de vista clínico, todo un logro…

Ahora toca esperar los resultados. Por supuesto, quedan muchas preguntas en el aire… El propio Pedro Luis Ripoll, comentaba en un diario nacional: “Aún estamos en Altamira y falta mucho tiempo hasta que lleguemos a Picasso”. Esto está muy bien… pero… ¿Significa esto que no se controlan los posibles efectos de esta técnica? Tanto los excelentes científicos Bernat Soria como Juan Carlos Izpisúa han pedido en varias ocasiones prudencia y aprender a gatear antes de correr, cuando hablamos de las aplicaciones clinicas con células madre…

Como entusiasta de este tipo de terapias que soy, espero, por el bien de la ciencia; por el bien de la clínica, que estos experimentos tengan éxito y ayuden a tratar problemas cada vez más complejos y con difícil tratamiento actualmente… En cualquier caso, no hay que olvidar que no todos los experimentos llevados a la clínica con células madre han tenido, por el momento, los resultados esperanzadores esperados: las células implantadas en enfermos del corazón no se comportaron como se esperaba, por ejemplo… Estamos ante unas posibilidades de futuro maravillosas, de ello no hay duda; lo que hay que esperar es que cada pasito que demos en el área… se apoye sobre huellas de gigantes…

Mientras tanto… me gusta leer en la prensa noticias como éstas (bueno… y cuando se consigue un alto el fuego en cualquier conflicto que, por definición, es absurdo e innecesario… el conflicto, no el alto el fuego, claro…)

JAL

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

(requerido)

(requerido)


*