La biología “gris” de la transexualidad

Hace casi una década, el genetista del Instituto Nacional del Cáncer de EE.UU., Dean Hamer, se atrevió a publicar un libro titulado “El Gen de Dios”. En él, se afirmaba que las tendencias espirituales estaban, de alguna forma, determinadas genéticamente. Por otro lado, este mismo genetista, junto a otros científicos, afirmaban que ideologías políticas, sensibilidades sexuales o, incluso, la capacidad para el baile estaban, asimismo, codificadas en nuestro genoma. Personalmente, no puedo estar más… en desacuerdo…

Sin embargo, ahora, un estudio sobre la materia gris de nuestro cerebro parece confirmar que la transexualidad podría tener raíces biológicas y, por lo tanto, genéticas…

Investigadores de la UNED, en colaboración con el Hospital Clínic, la Universidad de Barcelona y el instituto IDIBAPS, han estudiado qué ocurre en la corteza cerebral de las personas transexuales. El trabajo, publicado en Cerebral Cortex revela evidencias de feminización en la corteza de los hombres que viven con otra identidad sexual, mientras que las mujeres transexuales se diferencian en estructuras subcorticales cerebrales.

Coordinados por Antonio Guillamón, los científicos analizaron el grosor de la corteza cerebral de estas personas antes y después de someterse al tratamiento hormonal. Partiendo de que la corteza cerebral en mujeres es más gruesa que la masculina -en las regiones frontales y parietales del cerebro- los expertos descubrieron diferencias en las personas que viven con otra identidad sexual. Para ello, se seleccionaron a 94 personas que incluían a 24 mujeres y 18 hombres transexuales –previamente al tratamiento hormonal- y 29 hombres y 23 mujeres controles. Mediante técnicas de neuroimagen, la investigación revela que el grosor de la corteza cerebral de hombres que se sienten mujeres es similar al grosor de la corteza femenina.

En el caso de las mujeres transexuales no había diferencias respecto a los controles. No obstante, uno de los núcleos subcorticales del cerebro de estas pacientes sí mostraba una masculinización, ya que su volumen era similar al masculino.

Según los autores, los datos indican que la sustancia gris de mujeres y hombres transexuales presenta signos de masculinización y feminización respectivamente. En ambos casos, las diferencias respecto al sexo biológico se localizan en regiones cerebrales del hemisferio derecho.

Las causas últimas y moleculares de esta distinción genérica hemisférica continúan bajo estudio…

JAL (CBMSO)

NOTA: Quiero expresar, tras conversaciones con compañeros sobre el tema, mi más profundo respeto por todas las personas, independientemente de su identidad genérica, como no puede ser de otro modo. Aunque dejaré el texto tal cual lo he escrito -a no ser que se me indique lo contrario-, sí comentar que el colectivo de hombres y mujeres aludidos en el post prefieren que la Sociedad elimine la “coletilla” de “transexual” cuando se refiera a ellos y ellas y, simplemente, ser aceptados sin ninguna especificación extra por su identidad genérica y solo por su calidad como personas. ¡Y punto! ¡NO PUEDO ESTAR MÁS DE ACUERDO! Un fuerte abrazo a todos y todas.

DIVULGACIÓN CIENTÍFICA DEL 03 DE DICIEMBRE DE 2012

MADRI+D TV (Divulgación científica con cara, e imágenes, en 3 minutos)

ENTRE PROBETAS (Píldoras científicas en 2 minutos). Radio 5

PUNTOS DE VISTA Radio Exterior de España (cada 15 días. Martes)

A HOMBROS DE GIGANTES Radio 5

RADIO UTOPÍA

RADIOSÍNTESIS

FACEBOOK (José Antonio López-Guerrero)

FACEBOOK (Departamento de Cultura Científica -Centro de Biología Molecular)

TWITTER (JALGUERRERO)

TWITTER (DCCientificaCBM)

LINKED-IN (Jal Guerrero)

.

Etiquetas: , ,

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

[...] asimismo, codificadas en nuestro genoma. Personalmente, no puedo estar más… en desacuerdo… Compromiso social por la ciencia Master Site Feed Posts Noticias Relacionadas Padre de biología molecular asistirá a Congreso en Cuba Dictará dos [...]

Que alguien que sepa más que yo sobre esto me corrija si no estoy en lo cierto, pero creo que no debemos olvidar que una cosa es que procesos biológicos, caracteres de los seres vivos, etc estén controlados por productos de los genes y otra cosa es que notemos que se “heredan”.
Por poner un ejemplo algo exagerado y pedestre, el que las personas tengan un encéfalo dentro del cráneo viene controlado por una serie de genes que actúan a lo largo del desarrollo embrionario, pero no notamos que esa disposición se herede porque cuando eso no pasa no se llega a adulto ni se pueden tener descendientes en los que mirar.
Otra complicación, si la influencia genética sobre ese carácter es pequeña en comparación con el “ruido” ambiental tampoco notaremos que se herede, pero eso no quiere decir que no esté influido por genes.

Hola Joaquín,
la verdad es que no estoy seguro de entenderte del todo, sorry. Básicamente, lo que se comenta es que se han caracterizado modificaciones estructurales diferenciales en el cerebro de aquellas personas con la identificación genérica del sexo opuesto. Esas modificaciones biológicas pueden tener orígenes diveresos: hormonales, epigenéticos -relacionado con el primero- o también genético -también relacionado con los anteriores, aunque no necesariamente de forma directa-. Creo que van por aquí tus comentarios, no? En ese caso, no estás exento de razón. No me habré expresado correctamente en el post. Un abrazo

Parece que estamos dos joaquines, así que a partir de ahora seré el 2.0

De su intervención JAL, me interesó el comentario final sobre sí los aspectos religiosos tenían un influencia genética. He leído bastantes artículos en la revista digital http://www.Tendencias21.net sobre esto, además de algún libro relacionados con con la religión y neurociencia. Básicamente, y a diferencia de la transexualidad o el hecho de tener unas tendencia un poco más marcada hacia un tipo de sentimiento femenino o masculino, la religión la encasillaría en aspectos culturales fruto de un pensamiento “mágico” de tiempos y pueblos sin cultura, antes que se desarrollara un diseño mental como el actual basado en la lógica binaria. Bueno, con estas palabras se explica los libros.

Enb definitiva, la religión es algo pasajero, como cambirá, seguramente, los procesos mentales y con ello el diseño mental actual.

Por ciento, he hecho esta página http://dafodrap.blog.com/ y por ahí lo voy colocando.

Desde luego, podríamos matizar mucho, pero también considero que las apreciaciones espirituales están lejos de la codificación genética y sí tienen mucho de evolución… cultural…
Un saludo, Joaquín 2

A las personas transexuales se nos nota a distancia que lo somos.
Nuestro fenotipo, o hablando en román paladino, el grado de amaneramiento o marimachismo ¿cree usted que es una pose?

Con las repercusiones sociales que acarrea nacer transexual (vejaciones o insultos desde la más tierna infancia), ¿le cabía en la cabeza que nuestra manera de ser, era una conducta aprendida? ¡Menudos maestros deberían haberse tenido para querer comportarse de manera que te humillen de por vida!

Que gracioso el que escribe el artículo, para lo que le interesa está de acuerdo con el resultado de experimentos científicos y para lo que no le interesa según su ideología, no está de acuerdo con los resultados de experimentos científicos. Que poca racionalidad y cuanto adoctrinamiento ya genético.

(requerido)

(requerido)


*