Angustia (Bigas Luna, 1987)

Reseña de Malco Fernández Horton:

Angustia es una  inquietante película española dirigida en 1987 por Bigas Luna. La historia en principio es la de dos adolescentes que  deciden acudir a ver la película de miedo de moda, esta película a su vez cuenta la historia de John Hoffman, un oftalmólogo que tiene la terrible afición de coleccionar ojos que arranca a sus  víctimas, todo esto se explica a través del poder psicológico que ejerce su siniestra madre sobre él (muy característico del cine de Hitchcook):

“La presencia de Hitchcook se manifiesta, de igual modo, en las figuras del psicópata y su opresiva madre, que a su vez  recuerdan a los de Psicosis.”[1]

Esta relación malsana de madre e hijo hacen que John, por orden de su madre, acuda al cine donde se encuentran Linda y Maria, que en ese momento son espectadoras de la escalofriante historia del oftalmólogo asesino. Angustia probablemente es un filme acorde a  la época,  al menos en Estados Unidos, en el que estaba muy de moda el cine de terror de serie B y gore [2], que en este caso, sobrepasa doblemente dos pantallas y nos ofrece distintos espacios perceptivos.

Andrés Peláez Paz  define la película en tres líneas en Antología crítica del cine español: “Un asesino psicópata acosa a los espectadores de una sala de cine mientras estos atienden hipnóticamente al fascinante relato que sucede en la pantalla, ajenos al horror que les rodea”. [3

La película fue grabada en Barcelona, con un elenco de actores americanos:

“En busca de una probable identificación del espectador norteamericano, todos los detalles de ambientación se cuidaron para recrear una calle cualquiera de los Ángeles”. [4]

De este elenco, destaca Zelda Rubinstein [5], ejerciendo el papel de madre psicópata. Por su lado, Michael Lerner encarnó al hijo asesino.

No es una película que tuviera un especial éxito comercial, pero resulta sorprendente los relatos de personas que vieron en su día la película, gente saliéndose de los cines por no soportar la angustia, mareos, todo el mundo miraba a quién tenía al lado y a sus espaldas mientras observaba con terror los hechos que narraba la película…[6] En España las personas no  estaban acostumbradas a un cine tan gore, y mucho menos a una película que resulta tan atrapante, en la que irremediablemente  el espectador  cae en sus redes y se convierte en protagonista junto con su propia angustia.

“Las maquinaciones de la intensidad afectiva tienden recíprocamente a absorber al espectador en la película y a ésta en el espectador. El cine es exactamente esta simbiosis: un sistema que tiende a integrar al espectador en el flujo del film.” [7]

Así, se crea un espacio alrededor de los espectadores siniestro y viciado, transformándolos en cobayas de un tétrico experimento cinematográfico.

“El mismo director ha afirmado que si esta película tiene algo de innovador es que intenta, y creo que lo consigue, que el espectador se sienta involucrado con lo que está ocurriendo en pantalla.” [8]

Bigas Luna , en un sentido metacinematográfico , va más allá que Alfred Hitchcook en La Ventana Indiscreta; En Angustia existe cine dentro del cine dentro del cine, con lo que el espacio en donde estamos viendo la película se convierte en el último campo de la percepción,  en este espacio vacío y oscuro , Angustia hace participar al espectador en una pesadilla paranoica, logrando estimular nuestra  mente  más morbosa:

“El fenómeno cinematográfico participa, de este modo, en esa condición fractal que adquiere su relevancia el momento que se trasluce en aquel la certeza de su condición voyeur, la convicción de su videncia clandestina: la conciencia de lo que el psicoanálisis llama la cuarta mirada.” [9]

 

De hecho, antes de empezar a ver la película, un hombre nos advierte de las imágenes y experiencias por las que vamos a pasar durante el visionado de la película, a nosotros y naturalmente, a las chicas.

Eso es precisamente lo que choca, la ausencia de unos protagonistas claros en la película: ¿Serían  reales John Hoffman y su madre para considerarles protagonistas? ¿Y Linda y Maria? ,dos chicas que hacen una acción tan  tan cotidiana como ir a ver una película al cine… Observamos la angustia de las adolescentes, que a su vez observan la psicosis de los protagonistas de la película a la que han acudido: “Mummy”. La congoja de las chicas es tal, que el espectador que está viendo la película empatiza con ellas y comienza a sentir esa “angustia” que da nombre al filme: El espectador siente lo mismo que sienten las chicas en la película, con el pequeño matiz que, afortunadamente, no nos acecha un asesino  que quiere arrancarnos los ojos entre las butacas; Pero eso es secundario, ya que al buen espectador de cine le gusta jugar con esa magia y tinieblas que nos brinda la pantalla, nos gusta pasar miedo e imaginarnos desprotegidos, aunque eso nos angustie.

Angustia es considerada una obra de culto del cine de Bigas Luna, acostumbrados a ver  pechos, sexo y carne traducidos en el lenguaje más básico del ser humano, en su único thriller de terror psicológico, Luna explora un sentimiento que todo el ser humano sufre, pero nadie en un momento dado lo puede reconocer: La Angustia, como magistralmente indica el título del filme. Se puede demostrar así que Bigas Luna domina la técnica del cine mucho mejor de lo que el público piensa, lo que ocurre es que la mayoría de las personas no conoce esta pequeña ondulación en la carrera del director.

Angustia recibió numerosos premios, como el de mejor película en el festival de cine de Bruselas, a mejor fotografía en el festival de Avoriaz, un Goya a los mejores efectos especiales y el  reconocimiento del mercado americano, que en estos momentos está pensando en realizar una adaptación de producción 100% estadounidense de la mano del mítico Sam Raimi. [10]

Como conclusión, quiero recalcar la importancia que merece tener el espectador en el cine, nosotros pagamos nuestra entrada  para  que nos cuenten una historia, pero el deber del cine en cierta forma debe de ser hacernos protagonistas de ella: Crear un espacio en el que durante hora y media nuestros sentimientos fluyan a través de las imágenes  que estemos observando; Estamos acostumbrados a salir de la sala y en seguida desconectar de lo que hemos visto, el cine debe de dejar huella y crear una conexión entre el espectador y la propia película y Angustia, sin duda, lo consigue.

 

Bibliografía:

Sanabria, Carolina: Bigas Luna. El Ojo Voraz. Barcelona, Alertes. 2010

VV.AA: Historia del Cine Español. Madrid, Cátedra. 1995

Casetti ,Francesco: El Filme y su espectador. Madrid, Cátedra. 198

Casetti , Francesco:  Federico Di Chio: Cómo analizar un film. Barcelona, Paidós. 2009

Pérez Perucha, Julio: Antología Crítica del cine Español. Madrid, Cátedra. 1998

 

Recursos electrónicos:

http://www.elpais.com/articulo/cultura/LUNA/_BIGAS_/DIRECTOR_DE_CINE/Munecas/rusas/elpepicul/19870325elpepicul_5/Tes

(Escrito originalmente por Octaví Martí el 25/03/1987)

 

Videos

Bigas Luna: La mirada entomóloga, Documental dirigido por Sergi Rubió.

10 de Abril del 2008

http://www.youtube.com/watch?v=iOzc5VQOfr8

Notas al pie:

[1] Sanabria, Carolina: Bigas Luna. El Ojo Voraz. Barcelona, Laertes. 2010, Pág. 37.

[2] Género cinematográfico de bajo presupuesto que nace en Estados Unidos y que se caracteriza por una alta recreación en escenas de sangre y de violencia.

[3]  Pérez Perucha , Julio: Antología Crítica del cine Español. Madrid, Cátedra. 1998, Pág. 182.

[4] Sanabria Carolina: Bigas Luna. El Ojo Voraz. Barcelona, Laertes. 2010, Pág. 37.

[5]  Actriz popular por su papel como vidente en la famosa saga Poltergeist; El papel de madre estaba originalmente destinado para la mítica diva de Hollywood Bette Davis, pero por problemas de salud no pudo trasladarse a Barcelona

[6]  Basado en testimonios de espectadores que vieron la película en su día.

[7] Sanabria, Carolina: Bigas Luna. El Ojo Voraz. Barcelona, Laertes. 2010, Pág.43.

[8] Sanabria, Carolina: Bigas Luna. El Ojo Voraz. Barcelona, Laertes. 2010, Pág. 39.

[9] Sanabria, Carolina: Bigas Luna. El Ojo Voraz. Barcelona, Laertes. 2010, Pág. 43.

[10] Popular director de cine norteamericano de la famosísima saga Gore y  Serie B: Evil Dead

Malco Fernández, enero de 2012.

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*