Posts etiquetados con ‘Agricultura de conservación’

Agricultura de conservación

Si sumáramos la masa de todos los organismos vivos bajo nuestros campos, como hormigas o lombrices, casi siempre nos encontraríamos con la sorpresa de que es más importante que la masa de los que viven sobre la superficie…

Agricultura de conservación

Agricultura de conservación

Un reciente estudio de la Universidad de Lleida ha encontrado que las hormigas granívoras, algunos escarabajos, ciertos grillos, pequeños roedores y varios pájaros tienen un papel importante en los campos cosechados pues son capaces de eliminar una parte importante de las semillas de malas hierbas. Sin embargo, cuando el agricultor ara los campos para facilitar las próximas siembras, causa un daño a estas especies que solo es comparable al de un terremoto seguido de un tornado, de forma que en los campos labrados gran parte de ésta micro-fauna de hormigas, roedores y lombrices se concentra en los ribazos de las parcelas. 

Durante los últimos años, muchos agricultores han optado por no labrar el suelo, aplicando un herbicida de baja peligrosidad cuando es necesario, y luego siembran cereales, girasol o maíz con equipos especiales que solo alteran el suelo donde depositan las semillas. Esta nueva forma de cultivar, llamada agricultura de conservación, reduce la erosión y respeta a las lombrices, hormigas y aves que nidifican sobre el suelo, manteniendo en la materia orgánica del mismo una mayor cantidad de dióxido de carbono.

Claro que, como los efectos colaterales nunca se acaban, hay quien dice que las explosiones periódicas en las plagas de topillos podrían ser consecuencia de reducir las labores del suelo. Otros han advertido que el aumento desaforado en el número de topillos está relacionado con la desaparición de árboles y arbustos en los márgenes de muchos campos, los cuales ofrecen refugio y atalaya para rapaces, mamíferos y otros depredadores que mantienen bajo control las poblaciones de los topillos. Podemos concluir entonces que también en los suelos de nuestros campos “la procesión va por dentro”.

Redacción: DCC CBMSO

Etiquetas: