La estanquera de Vallecas (Eloy de la Iglesia, 1987)

Reseña de Hugo Rodríguez Paredes:

La estanquera de Vallecas es una historia de barrio que no trata de un gran atraco hecho por profesionales, sino que es un atraco realizado por dos personajes cotidianos e inexpertos a los que las circunstancias de la vida les llevan a cometer el delito.[1] La película esta realizada en clave de humor, algo que no es habitual en su director Eloy de la Iglesia.[2] Sin embargo a pesar de ser una comedía siguen presentes los temas relacionados con una sociedad marginal compuesta por personajes marginales, algo característico en el realizador y esque La Estanquera de Vallecas a pesar de ser una comedia disparatada y en algunos casos dificilmente creíble refleja una realidad, que es analizada desde la visión crítica de Eloy de la Iglesia.[3]

 

La estanquera de Vallecas cuenta la historia de dos amigos: Tocho, un joven de la calle de unos veinte años y Leandro, un albañil en paro de entre 35 y 40 años, que deciden atracar un estanco situado en una plaza del barrio madrileño de Vallecas.

A pesar de ir armados con una pistola y una navaja, la inesperada reacción de la estanquera frustra el intento de los atracadores. Los gritos de la estanquera hacen que los dos hombres se pongan nerviosos por el escándalo y reaccionen cerrando la puerta del local, tomando a la estanquera (una mujer de unos cincuenta años) y a su sobrina (una adolescente de 16 años) como rehenes.[4]

 

Este film es una adaptación teatral de la obra de José Luis Alonso de Santos “La estanquera de Vallecas”. Eloy de la Iglesia comentó su interés por el texto teatral, desde antes de que se estrenase comercialmente.

“Lo conocí a raíz de conseguir con ella el premio Gayo Vallecano y por supuesto mucho antes de que José Luis se convirtiera en el celebre autor que es hoy. En seguida quise hacer con ella una película, pero por una parte en aquel momento me había comprometido con El pico II y por otra quienes en aquel momento tenían el derecho de autor no tenían los medios económicos para ponerla en pie como necesitaba”[5]

A su vez Eloy reconoce que gran parte del interés que le ha causado la obra de Alonso de Santos se centra en los personajes y en el tratamiento ficticio que se hace de una historia real.

“Todos los personajes son absolutamente atípicos a la vez que representativos. Alonso de Santos convirtió una tragedia en una comedia: lo que podría haber convertido en un asesinato terrible y violento de una estanquera se transforma en su antítesis y con un tono manifiestamente progresista, en el que no es inevitable la tragedia.”[6]

 

En la elaboración del guión intervinieron el propio Alonso de Santos, junto con Eloy de la Iglesia y Gonzalo Goicoechea.  Eloy de la Iglesia habló acerca de la adaptación del guión cinematográfico.

“Lo hemos hecho sin romper la esencia original de la obra, a pesar de que el número de actores se ha multiplicado convirtiéndose casi en una película de masas…”,[7] “Hay momentos en los que participan quinientos extras, algo que no es tan frecuente en el cine español. Y luego helicópteros, coches antidisturbios, cargas policiales; en la película participa casi todo Vallecas. Por supuesto que se trata de mi trabajo más ambicioso y para el que he disfrutado de un presupuesto más olgado.”[8]

 

Y es que el presupuesto de la película fue de 83 millones de pesetas, de los que el ministerio de cultura subvencionó 32. A su vez cuenta con los derechos de antena de TVE. La producción del film corre a cargo de Ángel Huete, aunque Eloy de la Iglesia también participa en la misma.

El rodaje se hizo durante ocho semanas, en los meses de agosto, septiembre y octubre de 1986, en Madrid. La plaza que sirve como escenario del atraco es la plaza de San Ildefonso, que se utilizó para  el rodaje de exteriores, mientras que el estanco y una parte de la plaza se rodó en estudio.[9]

 

Eloy de la Iglesia a pesar de haber enfadado a ciertos sectores de la guardia civil con alguna de sus películas anteriores como por ejemplo El Pico (1983), para hacer este film recibió la colaboración abierta del ministerio del interior, que cedió al equipo de producción un helicóptero dotado con un potente haz de luz, así como docenas de uniformes, cascos y escudos para rodar las escenas de una carga policial. El caso no había tenido precedentes en el cine español moderno. Esto se debe a la intervención directa del ministro José Barrionuevo, que al ser concejal del ayuntamiento de Madrid era responsable de la policía municipal. Barrionuevo ya había dado facilidades a Eloy para el rodaje de Miedo a salir de noche (1980).[10]

 

Las interpretaciones corren a cargo de: Emma Penella, en el papel de Doña Justa, la dueña del estanco. Esta famosa actriz llevaba una docena de años sin interpretar papeles protagonistas en el cine, concretamente desde La Regenta (1974). Sobre este aspecto matizó el director Eloy de la Iglesia.[11]

“ No las hacía protagonistas, porque no le apetecía. Yo la ofrecí el papel de estanquera, porque al ver la obra de teatro al instante pensé en Emma. Hace una auténtica creación”

La misma Emma Penella hablaba de la ilusión que le hizo esta interpretación y afirmaba que estaba convencida de que esta fue la gran oportunidad de su carrera en su segunda fase.

“Soy muy consciente de que mi físico no da para muchos personajes protagónicos, asique fijate con las ganas y la pasión que habré cogido a esta pobre mujer que se pasa la vida vendiendo tabaco, viendo y deseando a los hombres, pero sin atreverse a llevarse a ninguno a la cama, que para eso es la viuda de un guardia civil”[12]

*“Fijate si estoy contenta que me siento como si Eloy de la Iglesia me hubiera drogado con algún elixir para que volviera a la juventud. Mi personaje es de una humanidad increíble”[13]

 

Los encargados de representar a los atracadores son: José Luis Manzano (“tocho”) y José Luis Gómez (Leandro). El primero de ellos, un habitual como protagonista en las películas de Eloy de la Iglesia: Navajeros (1980), Colegas (1982), el pico (1983)[14] no pudo poner su voz en el doblaje del film, pues cuando comenzaron los trabajos de doblaje tuvo que ser ingresado en una clínica de desintoxicación.[15] El otro atracador, José Luis Gómez no es común que interprete papeles cómicos, como comentó Eloy de la Iglesia.

“José Luis hace una interpretación insólita en él, pues se mueve en el terreno de la comedia. En este género José Luis Gómez no había hecho nada en cine ni en teatro ante el público español”[16] “Es la primera vez que aparece en una comedia castiza y popular”[17]

A su vez el propio J.L.Gómez reconoció haberse llevado una gran sorpresa con Eloy de la Iglesia “Resulta que con la fama que tiene de tremendo, me he encontrado con un hombre de una extrema sensibilidad. Eso y que no haya leído un guión tan bueno en los últimos años, es lo que me ha decidido a hacer la película.”[18]

 

El ultimo papel protagonista recae sobre una jovencisima Maribel Verdú, que a sus dieciséis años da vida a la sobrina de la estanquera. El realizador del film muestra su felicidad con Maribel.

“Es un auténtico monstruo. A sus 16 años ya es una de las grandes estrellas con las que puede contar el cine español. Tiene una enorme capacidad para devorar la cámara”[19]

 

La historia sucede en dos escenarios: el interior del estanco y la plaza Vallecana, estos están completamente diferenciados y poseen protagonistas diferentes.

Por un lado la parte de la película centrada en el interior del estanco en un principio esta protagonizada por el enfrentamiento entre los atracadores y la estanquera, pero poco a poco esta situación se irá relajando y surgirá simpatía entre los diferentes protagonistas. Estos se  sinceran: se cuentan sus vidas y se comprenden. Las victimas sufren el conocido  “síndrome de Estocolmo”, ya que estas empiezan a verse identificadas con los atracadores, se dan cuenta de que todos pertenecen a la misma clase social, todos son proletarios de la clase baja y al conocer las circunstancias de los atracadores, comprenden porque han tenido que actuar así.[20] Con el paso de las horas todos los personajes presienten que el verdadero peligro esta fuera.[21]

Fuera, es decir en la plaza donde se situá el estanco los protagonistas pasan a ser: los vecinos, que van desde las mujeres que cotillean y no dejan de inventar cual teléfono loco, pues cada vez que relatan la historia los atracadores son más violentos, hasta un farmacéutico con vocación de Harry el sucio que junto con su grupo de currantes del barrio quieren tomarse la justicia por su mano.[22] Junto a estos se encuentran las fuerzas policiales y la aparición de políticos, que en tiempos de elecciones aprovechan el incidente para hacer campaña.

Acerca de esta idea, la coordinación entre las escenas del interior con las del exterior, es donde se centran las mayores críticas sobre el film. “Las dos películas- porque hay dos películas, la de dentro y la de fuera se anulan mutuamente en lugar de apoyarse, la acción se estira en exceso y no se siente el angustioso paso del tiempo, ni existe una progresión dramática real.” como comentó José Luis Guarner.[23]

 

La relación entre los diferentes personajes va evolucionando según avanza el film, pues por un lado Doña Justa es una mujer proletaria acostumbrada al trabajo y se siente identificada con Leandro en ese aspecto, pues los dos pertenecen a la clase obrera. Sin embargo Doña Justa no empatiza tanto con Tocho, al que ve como un joven vago y drogadicto, que ha llevado a Leandro a su perdición. Al contrario que su tía, Ángeles una joven adolescente ansiosa por vivir la vida, tendrá una breve, pero intensa relación de amor con Tocho.

Es cierto que existen diferencias entre Leandro y Tocho, pues el primero de ellos es un ser marginal a la fuerza por el paro y por el abandono de su mujer, mientras que Tocho es un joven delincuente que no ha recibido cariño y que se ha criado en un ambiente marginal y de pobreza. Sin embargo a la misma vez les une una similitud común y es que los dos han encontrado como única salida la delincuencia, al ver que la sociedad no confiá en ellos y por el contrario los margina.

Todos ellos forman un microcosmos de la sociedad española de los años 80, mientras que al otro lado de la puerta se encuentra la otra parte de los personajes, que armonizan este microcosmos.[24]

Los objetivos de los diferentes personajes van cambiando durante el transcurso de la historia, pues los atracadores en un primer lugar querían robar el dinero del estanco, mientras que luego su preocupación es salir de allí, sin ser detenido por la policía. A su misma vez las dos rehenes también cambian sus objetivos, pues a la llegada de los delincuentes su intención se centra en defenderse de estos y en pedir ayuda, mientras que luego su objetivo pasa a ser ayudar a los atracadores, de la forma en que puedan.

 

La estanquera de Vallecas tiene dos partes claramente marcadas: la primera parte del film es la mas cargada de humor y es la que más se ajustaría al genero de la comedia.

Sin embargo según va avanzando la película, esta pierde parte de su atractivo cómico, en favor historias sentimentales entre los protagonistas y de un logrado análisis de la sociedad por medio de la psicología de cada uno de estos, que se muestra en sus conversaciones.[25]

A pesar de esto podemos decir que la película en general es una comedia por su argumento disparatado en el que los atracadores se encuentran encerrados en el escenario del delito.[26]

 

Este film está cargado de una fuerte crítica, ya que la propia película es una visión crítica de la Sociedad por parte del autor. El simple hecho de que el atraco sea realizado por parados es una crítica al sistema, que ha condenado a estos dos hombres al delito porque como dice Leandro “No somo profesionales, robamos para papear” y esque las cosas no funcionan cuando un obrero roba a otro obrero porque como dice Doña Justa “es mas fácil robar a un pobre”.[27] A parte del tema del paro Eloy de la Iglesia muestra su visión acerca de la policía a la que refleja como violenta, corrupta e hipócrita y también acerca de los políticos a los que muestra como oportunistas y manipuladores, ya que se aprovecharan de este altercado para hacer campaña política. El personaje del político es real, ya que se está haciendo referencia a Alfonso Guerra. Estos temas se muestran en los personajes secundarios que están en la plaza donde se situá el estanco, a los cuales Eloy recurrió para dejar su visión particular (algo que se repite en todas las películas del realizador). sin embargo el hecho de que esta film tenga un gran componente crítico, no significa que todos estos temas estén envueltos en el humor y la comedia.

 

Otra parte de la crítica sobre la película esta centrada en la propia crítica de la sociedad que hace el autor a través de su film, a la que se describe como una pintura gruesa, caricaturesca y superficial que pronto arruina la credibilidad del cuento[28], también se la tacha como una exageración a la vez que damagogia.[29]

 

Eloy de la Iglesia es un director que por su trayectoria ha sido calificado como “provocador”, pues una gran parte de sus películas abordan temas relacionados con el mundo marginal, para llevar a cabo una crítica social, ejemplos de esto son: Navajeros (1980), Colegas (1982) o El Pico (1983). Sin embargo La estanquera de Vallecas se distancia de sus predecesoras, pues en este caso el drama se viste de comedia.[30]

El realizador ante la acusación de ser un cineasta provocador respondió:

“Uno no puede prever como va a ser la reacción del público, pero yo diría que no se provoca, sino que se recibe una provocación. Hay gente a la que no le gusta que le cuenten ciertas cosas y se siente provocada”.[31]

 

En definitiva La estanquera de Vallecas es la historia de un simple robo, hecho por personas “de la calle”, no profesionales que acaba convirtiéndose en un gran escándalo, en el cual se ve envuelto el barrio de Vallecas. En toda la película hay una fuerte componente de realidad, a pesar de que no exista credibilidad en algunas partes de la historia. Esta realidad es una muestra de la visión crítica  que hace el autor de la sociedad española de los años 80. La estanquera de Vallecas es una comedia y muestra de esto es el humor con el que esta realizado todo el film, esto no quiere decir que no este presente la esencia marginal, propia de los trabajos de Eloy, ya que como el mismo se definió es un ser marginal.

“Posiblemente yo soy un marginado. Si, yo lo soy y no me queda  más remedio que hablar de los problemas que me preocupan. Son problemas que yo he vivido de cerca por razones ideológicas y personales. Puede que otros no hablen de ellos, porque viven en un mundo ajeno”[32]

 

 

 

Hugo Rodríguez Paredes. 2012.

 

 


[1] De la Iglesia, Eloy “La estanquera de Vallecas” NUEVO MUNDO. Distribución

[2] Ferrando, Carlos “<<Esta es decididamente mi primera comedia>>” Diario 16, 9 Abril, 1987.

[3] Fernandez-Santos, Ángel “Exceso y exageración” El País, 16 Abril, 1987.

[4] De la Iglesia, Eloy “La estanquera de Vallecas” NUEVO MUNDO. Distribución

[5] Ferrando, Carlos “Eloy de la Iglesia insiste en el cine sobre marginados con <<La Estanquera de Vallecas>>” Diario 16, 27 Agosto, 1986.

[6] Muñoz, Diego “Eloy de la Iglesia define<<La estanquera de Vallecas>> como un melodrama de tono divertido y costumbrista” La Vanguardia, 10 Abril, 1987.

[7] Roig, José Luis “Eloy de la Iglesia lleva al cine <<La estanquera de Vallecas>>” Tiempo, 9 Noviembre, 1986.

[8] Ferrando, Carlos “<<Esta es decididamente mi primera comedia>>” Diario 16, 9 Abril, 1987.

[9] Muñoz, Diego “Eloy de la Iglesia define<<La estanquera de Vallecas>> como un melodrama de tono divertido y costumbrista” La Vanguardia, 10 Abril, 1987.

[10] Giménez, Antonio “<<La estanquera de Vallecas se lanzará a la americana>>” El Periódico, 31 Diciembre, 1986.

[11] Muñoz, Diego “Eloy de la Iglesia define<<La estanquera de Vallecas>> como un melodrama de tono divertido y costumbrista” La Vanguardia, 10 Abril, 1987.

[12] Ferrando, Carlos “<<Esta es decididamente mi primera comedia>>” Diario 16, 9 Abril, 1987.

[13] Ferrando, Carlos “Eloy de la Iglesia insiste en el cine sobre marginados con <<La Estanquera de Vallecas>>” Diario 16, 27 Agosto, 1986.

[14] http://www.imdb.com/name/nm0407061/ [16/05/12]

[15] Autor Desconocido “<<La estanquera de Vallecas>>” Tiempo, 29 Marzo, 1987.

[18] Ferrando, Carlos “Eloy de la Iglesia insiste en el cine sobre marginados con <<La Estanquera de Vallecas>>” Diario 16, 27 Agosto, 1986.

[19] Ferrando, Carlos “Eloy de la Iglesia insiste en el cine sobre marginados con <<La Estanquera de Vallecas>>” Diario 16, 27 Agosto, 1986.

[20] De la Iglesia, Eloy “La estanquera de Vallecas” NUEVO MUNDO. Distribución

[21] Roig, José Luis “Eloy de la Iglesia lleva al cine <<La estanquera de Vallecas>>” Tiempo, 9 Noviembre, 1986.

[22] http://www.filmaffinity.com/es/reviews/1/999824.html [16/05/12]

[23] Guarner, José Luis “<<La estanquera de Vallecas>>” La Vanguardia, 18 Abril, 1987.

[24] Crespo, Pedro “<<La estanquera de Vallecas>> de Eloy de la Iglesia” ABC, 14 Abril, 1987.

[25] Crespo, Pedro “<<La estanquera de Vallecas>> de Eloy de la Iglesia” ABC, 14 Abril, 1987.

[26] De la Iglesia, Eloy “La estanquera de Vallecas” Extras, DVD

[27] Muñoz, Diego “Eloy de la Iglesia define<<La estanquera de Vallecas>> como un melodrama de tono divertido y costumbrista” La Vanguardia, 10 Abril, 1987.

[28] Guarner, José Luis “<<La estanquera de Vallecas>>” La Vanguardia, 18 Abril, 1987.

[29] Fernandez-Santos, Ángel “Exceso y exageración” El País, 23 Abril, 1987.

[30] Mojica, Lluís Bonet “Cineasta provocador y que nunca aburre” La Vanguardia, 10 Abril, 1987

[31] Cirbián Txerra “De la Iglesia elige la comedia <<La estanquera de Vallecas>>” El periódico, 13 Abril, 1987.

[32] Muñoz, Diego “Eloy de la Iglesia vuelve al cine de denuncia social en su nueva película <<La estanquera de Vallecas>>” La Vanguardia, 3 Septiembre, 1986

EL PAIS DIGITAL

http://elpais.com/diario/1993/11/16/radiotv/753404410_850215.html

 

http://elpais.com/diario/1991/08/10/radiotv/681775209_850215.html

 

http://elpais.com/diario/1992/10/20/radiotv/719535615_850215.html

 

http://elpais.com/diario/1995/02/21/radiotv/793321203_850215.html

 

http://elpais.com/diario/1995/05/22/radiotv/801093601_850215.html

 

http://elpais.com/diario/1987/04/16/cultura/545522403_850215.html

 

http://elpais.com/diario/1998/05/14/radiotv/895096813_850215.html

 

http://elpais.com/diario/2004/06/24/espectaculos/1088028004_850215.html

 

http://elpais.com/diario/1981/12/10/cultura/376786812_850215.html

 

ARCHIVO FIMOTECA ESPAÑOLA- RECORTES DE PRENSA

 

De la Iglesia, Eloy “La estanquera de Vallecas” NUEVO MUNDO. Distribución

Ferrando, Carlos “<<Esta es decididamente mi primera comedia>>” Diario 16, 9 Abril, 1987.

 

Fernandez-Santos, Ángel “Exceso y exageración” El País, 16 Abril, 1987.

 

Ferrando, Carlos “Eloy de la Iglesia insiste en el cine sobre marginados con <<La Estanquera de Vallecas>>” Diario 16, 27 Agosto, 1986.

 

Muñoz, Diego “Eloy de la Iglesia define<<La estanquera de Vallecas>> como un melodrama de tono divertido y costumbrista” La Vanguardia, 10 Abril, 1987.

 

Roig, José Luis “Eloy de la Iglesia lleva al cine <<La estanquera de Vallecas>>” Tiempo, 9 Noviembre, 1986.

 

Giménez, Antonio “<<La estanquera de Vallecas se lanzará a la americana>>” El Periódico, 31 Diciembre, 1986.

 

Autor Desconocido “<<La estanquera de Vallecas>>” Tiempo, 29 Marzo, 1987.

 

Guarner, José Luis “<<La estanquera de Vallecas>>” La Vanguardia, 18 Abril, 1987.

 

Crespo, Pedro “<<La estanquera de Vallecas>> de Eloy de la Iglesia” ABC, 14 Abril, 1987.

 

Mojica, Lluís Bonet “Cineasta provocador y que nunca aburre” La Vanguardia, 10 Abril, 1987

 

Cirbián Txerra “De la Iglesia elige la comedia <<La estanquera de Vallecas>>” El periódico, 13 Abril, 1987.

DVD La estanquera de Vallecas 1987. Eloy de la Iglesia- Extras

 

 

Etiquetas:

Si te gustó esta entrada anímate a escribir un comentario o suscribirte al feed y obtener los artículos futuros en tu lector de feeds.

Comentarios

Aún no hay comentarios.

(requerido)

(requerido)


*

Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN PARA EL CONOCIMIENTO MADRIMASD con domicilio en C/ Maestro Ángel Llorca 6, 3ª planta 28003 Madrid. Puede contactar con el delegado de protección de datos en dpd@madrimasd.org. Finalidad: Contestar a su solicitud. Por qué puede hacerlo: Por el interés legítimo de la Fundación por contestarle al haberse dirigido a nosotros. Comunicación de datos: Sus datos no se facilitan a terceros. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, oposición y limitación del tratamiento. Puede presentar una reclamación ante la Agencia Española de Protección de datos (AEPD). Más información: En el enlace Política de Privacidad..