Por Javier Segura del Pozo

Médico salubrista

Acaba de publicarse en el British Medical Journal un articulo firmado por David Stuckler y colaboradores, que hacen una estimación del impacto en la mortalidad que tendrán los recortes sociales impuestos por los gobiernos europeos para enfrentarse a la actual crisis financiera. El artículo titulado “Crisis presupuestaria, salud y programas de bienestar social”, calcula que por cada 80 € recortados por persona en ayudas a desempleados, discapacitados, jubilados, familias y niños, la mortalidad general puede incrementarse casi un 1% (0,99%), la debida a problemas relacionados con el alcohol puede subir un 2,8%, las muertes por tuberculosis aumentarían un 4,3% y la mortalidad cardiovascular un 1,2% (ver tabla 1)

recortes 3

Figura 1. Relación entre gastos sociales y mortalidad general en 18 países de la Unión Europea, 2000. Fuente: David Stuckler, Sanjay Basu, Martin McKee. “Budget crises, health, and social welfare programmes”. BMJ 2010;340:c3311

 

Recortar en ayudas sociales o en médicos y hospitales

A partir de los datos de la OCDE, que reflejan los gastos sociales por persona invertidos en 18 países europeos (15 de la UE, incluida España), entre 1980 y 2005, y los de mortalidad general y por causas, construyen un modelo matemático, a partir del cual hacen las estimaciones del impacto del incremento y del recorte de unidades de 80€/persona en la mortalidad[1]. Aunque los autores reconocen los posibles sesgos de causalidad implicitos en sus estimaciones, y aunque personalmente suelo tomar ciertas distancias con las predicciones que se basan en modelos matematicos construidos con mucha “cocina estadistica”, no deja de ser muy interesante este ejercicio.

La OCDE incluye en “gastos sociales” los programas de ayuda familiar (ayudas a guarderías, cuidados de niños, bajas paternales y maternales), pensiones, ayudas al alquiler de viviendas, subsidios de desempleo y políticas activas de empleo, además de las ayudas a la dependencia.

Comparan el resultado del recorte en las ayudas sociales con el recorte en ingresos o en gastos sanitarios. Esto último es de rabiosa actualidad, debido al debate suscitado en el Reino Unido por la decisión del nuevo gobierno liberal-conservador de recortar de forma importante los gastos sociales, preservando el presupuesto del NHS (Servicio Nacional de Salud). Muchas voces argumentan que las ayudas sociales son mas importantes que los médicos y los hospitales para conservar la salud.

Tabla 1  Efecto de 80€ (o 100$) de incremento en ingresos, gastos sociales y gastos sanitarios por persona en la mortalidad especifica en 15 paises de la UE, 1980-2005 (paridad en poder adquisitivo en € de 2000) . Fuente: David Stuckler, Sanjay Basu, Martin McKee. “Budget crises, health, and social welfare programmes”. BMJ 2010;340:c3311


Covariate All cause Alcohol related Malignant neoplasms Cardiovascular disease Suicide Tuberculosis
$100 in income per capita –0.14%** (0.035) –0.21% (0.12) –0.034% (0.034) –0.31%** (0.084) 0.19% (0.20) –0.59%*** (0.14)
$100 rise in social welfare spending (excluding health care) –0.99%*** (0.11) –2.80%*** (0.46) –0.065% (0.18) –1.23%** (0.31) –0.62% (0.49) –4.34%** (1.27)
$100 rise in healthcare spending –0.01% (0.43) 0.97% (0.90) –0.82% (0.47) –0.28% (0.95) –3.15% (1.50) 2.11% (2.32)
No of country-years 320 319 319 319 319 318
R2 0.906 0.773 0.535 0.901 0.239 0.716

Countries were Austria, Belgium, Denmark, Finland, France, Germany, Greece, Ireland, Italy, Luxembourg, Netherlands, Portugal, Spain, Sweden, and United Kingdom. Robust standard errors in parentheses clustered by countries to reflect non-independence of sampling.


…………………………………………………….

[1]

David Stuckler, Sanjay Basu, Martin McKee. “Budget crises, health, and social welfare programmes”. BMJ 2010;340:c3311. Accesible en: http://www.bmj.com/cgi/content/full/340/jun24_1/c3311

Compartir:

13 comentarios

  1. Interesantísimo y, lamentablemente, real. Técnicamente es un avance que merece la pena analizar en su metodología para averiguar cómo han calculado el impacto “ATRIBUÍBLE” de dichas medidas en términos de mortalidad, y en qué modelos se han basado para ello (qué otras experiencia ya ocurridas pueden servir para la comparación). Es uno de los grandes retos de este tiempo de la epidemiología: calcular cómo y cuánto inciden las medidas políticas en la salud de la gente. Como privatizar los servicios públicos de salud, por ejemplo. Gracias por la información. Un saludo
    Manuel

  2. […] Siguiendo con esta línea, Stuckler y colaboradores[9] investigaron no solo el efecto positivo de las politcas sociales, sino el efecto negativo de los recortes sociales en la mortalidad, usando la base de datos de 2000 de 18 países de la UE. Estimaron que por cada 80 € recortados por persona en ayudas a desempleados, discapacitados, jubilados, familias y niños, la mortalidad general puede incrementarse casi un 1%, la debida a problemas relacionados con el alcohol puede subir un 2,8%, las muertes por tuberculosis aumentarían un 4,3% y la mortalidad cardiovascular un 1,2% (ver en este blog: Los recortes sociales en Europa aumentarán la mortalidad). […]

  3. […] David Stuckler, investigador de Oxford publicó un artículo en el British Medical Journal relacionando la disminución del gasto de los gobiernos en servicios sociales y la mortalidad. En él establece una relación entre gasto social y mortalidad general, lo que vendría a demostrar que la protección de derechos básicos es fundamental para la población y, sobre todo, para los grupos más expuestos a condiciones de vida difíciles. […]

  4. […] El tratamiento eficaz contra enfermedades no es un lujo en el que se pueda recortar, es una necesidad que, a la larga, disminuye sufrimiento humano y gasto sanitario. Las enfermedades no dejan de empeorar por una crisis económica. De hecho, como consecuencia de ella y del estrés desencadenado, suele conducir a un empeoramiento de la salud en la población si no existen niveles adecuados de protección social. […]

  5. […]       Políticas de protección social y de empleo: Obedecer a rajatabla las directrices del Banco Mundial y el FMI en la crisis del sureste asiático (1997) tuvo un coste: la mortalidad aumentó en Tailandia e Indonesia, no así en Malasia que no había reducido su gasto social[3]. Otro ejemplo: se calcula que cuando la inversión en políticas activas de empleo supera los 140€ per capita, un aumento del 3% en el desempleo no afecta las tasas de suicidio[4]. En otro estudio, Stuckler y colaboradores[5]estimaron que por cada 80 € recortados por persona en ayudas a desempleados, discapacitados, jubilados, familias y niños, la mortalidad general puede incrementarse casi un 1%, la debida a problemas relacionados con el alcohol puede subir un 2,8%, las muertes por tuberculosis aumentarían un 4,3% y la mortalidad cardiovascular un 1,2% (ver en este blog: Los recortes sociales en Europa aumentarán la mortalidad) […]

Deja un comentario