Posts etiquetados con ‘falsabilidad’

29) Fraude científico.

¡No todas nuestras ideas pueden ser geniales!

Llevo años reivindicando la participación de los investigadores académicos en la transferencia del conocimiento. De hecho, ese es uno de los propósitos de este blog. Por eso me causa mucha desazón cuando veo que, basándose en unos resultados científicos buenos, o incluso excelentes, transferidos a una empresa, dicha empresa está intentando vender algún producto, servicio, etc., que no sirve para nada. No resuelve ninguna necesidad sino que, más bien, pretende crearla. Y algunas veces los investigadores se implican directamente en dicho engaño. ¿Por qué ante un “resultado negativo” desde el punto de vista de la transferencia, un investigador puede verse impulsado a seguir intentando venderlo?

Buscando dar respuesta a dicha pregunta, me recomendaron un libro: “El Negocio de la Biotecnología (vender el humo para comprar chimeneas)”. Y tengo que reconocer que yo no logré enterarme de si tanto el título como el planteamiento del libro eran serios, irónicos o descarados. Lo dejo dicho por si te apetece documentarte y tienes más suerte que yo. Así que seguí dándole vueltas al asunto.

Es verdad que cuando uno tiene una buena idea, lo que llamamos hipótesis de trabajo, le apetece que sea verdad. Pero en ciencia “las verdades se demuestran con evidencias”. Es más, el método científico exige que las hipótesis sean falsables (refutables). Es decir, debemos diseñar experimentos en los que los resultados puedan ser contrarios a nuestra hipótesis. Por desgracia, hay individuos (me niego a considerarlos colegas) que manipulan los resultados para así “demostrar” sus ideas. La presión por publicar, el conseguir proyectos o la estabilidad profesional se mencionan frecuentemente como causas de dicho fraude. ¿Y de qué naturaleza pueden ser las causas que llevan a intentar vender algo que no sirve para nada? A las personales y profesionales que, como acabo de comentar, se dan entre los investigadores básicos, se unen las económicas: recuperar el dinero, normalmente mucho, invertido en el desarrollo.

El desarrollo de un medicamento tiene que superar el riguroso escrutinio de las agencias reguladoras para lograr salir al mercado. A pesar de la mala fama, en el mundo de la industria farmacéutica se vende mucho menos humo que en muchos otros ámbitos empresariales. Y, en cualquier caso, los científicos que hacemos transferencia debemos no olvidar que engañar para transferir es el mismo fraude que manipular los resultados.

Etiquetas: , , ,